Insano {Oneshot} {Único Capitulo}

10173282_845665732113966_1108535089_n

Insano por Sofy. ||(c) Póster by Saiko
2seop/Elseop {Jaeseop x Kiseop x Eli}. ||Oneshot. ||Yaoi. || Angst||+15.

Disclaimer: Los integrantes de Ukiss no me pertenecen. Este escrito fue creado sin ánimo de lucro. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.

Nota de autora: Y seguimos con el festejo. Bueno aquí vengo de nuevo a traerles este regalito 2Seop. Yo se que aquí hay muchas que aman el 2seop como yo, así que bueno que mejor regalo que este escrito, que lo hago con mucho amor. Últimamente ando medio  bipolar así que…solo disfrutenlo y recuerden dejar sus comentarios. Sus letras siempre son bien recibidas y apreciadas por todas las autoras.

Le tengo un cariño especial a este oneshot. Espero que de verdad les guste.

Esta es mi despedida… del maratón. Espero que les hayan gustado mis regalos, pero siguán pendientes de los trabajos de mis compañeras (yo también estoy al pendiente xD) Las quiero~Besos~

 

 

 

~Posiblemente me quisiera, vaya uno a saberlo, pero lo cierto es que tenia una habilidad especial para herirme~

{Mario Benedetti}

 

―Déjalo.—Eso  fue todo lo que salió de boca de su amigo. Pero… ¿como dejar al hombre que amas?

Su mente estaba nublada y tal vez hasta estaba comportándose como un verdadero idiota y masoquista, pero el solo imaginar estar sin él le carcomía el alma. Él era su amigo…pero los amigos no hacían lo que ellos, los amigos no tenían sexo. Nunca imagino que su vida cambiaria en solo dos años, hace dos años él le devolvió las ganas de vivir y ahora esa misma persona  le destruía la vida. Aún así, no podía alejarse, eran como fuego y gasolina, a pesar de que sabia que su relación era peligrosa, de que saldrían heridos, no le importaba. Siempre ardían, consumiendo todo a su alrededor, incluso a sus seres queridos. Pero el magnetismo entre ellos era tanto inevitable como catastrófico.

Su celular sonó. Lo miró por un momento mientras el artefacto se movía sobre la mesa de aquel café que tanto le gustaba. Un nudo en su garganta le hizo dar un pequeño sorbo a su capuchino de vainilla, pero el trago le supo amargo, a pesar de que minutos antes había vaciado cinco sobres de azúcar en su café. De nuevo la pantalla se ilumino dejando ver claramente el remitente, era como si las letras de su nombre lo juzgaran desde la pantalla, y la imagen de contacto lo mirara fijamente, con esos ojos penetrantes que tanto lo caracterizaban. Su amigo lo miró con ojos inquisitivos, dejando salir un ¨no le contestes¨. Pero le aterraba la idea de no hacerlo. Sus manos comenzaron a sudar y un escalofrió recorrió su columna, sonrió nerviosamente mirando de nuevo el celular. A quien trataba de engañar, nunca podría dejarlo. Tomó el celular, le lanzo una mirada de disculpa a su amigo y contesto.

―Hola.—Bajo la mirada, aunque podía sentir los ojos de su compañero fijos en él.

―¿Puedes venir en 15 minutos a mi dormitorio?.—Con solo escucharlo su corazón dio un brinco. Definitivamente ya no tenía escape.

―Ehhh…si .—Por más que tratara de negarse, siempre volvía a caer. Él era su perdición, su pecado y su infierno pero a la vez él era su paraíso.

―Ok.—Y así terminó esa llamada. Solo fueron unos minutos, pero fueron suficientes para que de nuevo su mente se nublara.

Kevin lo miró furioso, pero él solo se levanto y se despidió  como si nada hubiese pasado.  Sin saber que después de ese encuentro nada seria igual.

Corrió unas cuantas cuadras hasta llegar al campus. Sus pies se movían a tal velocidad, que hasta él se sorprendió, ¿de verdad era tanta su dependencia? Cruzo los pasillos  con agilidad, los conocía como la palma de su mano. Se detuvo en la puerta con los aburridos y sosos números #736, una sonrisa se formo en su rostro, ¿desde cuando unos feos y gastados números lo hacían sentir tan feliz? Toco suavemente la puerta, sabia que a él no le gustaba el escandalo y menos que perturbaran su espacio de esa forma.

Unos minutos después la puerta se abrió y ahí estaba, el dueño de sus pesadillas y de sus fantasías, el chico con sonrisa de ángel pero con mil demonios dentro. El hombre que él amaba a pesar de ser prohibido.

―Pasa.—Entraron en silencio. El dormitorio se dividía en cuatro partes; dos habitaciones individuales, una sala pequeña y una cocina diminuta. Conocía cada parte de ese espacio, había estado tantas de veces ahí, era como su refugio de la vida real. Caminaron juntos hasta la sala y se sentaran en el pequeño sofá negro. Se hundieron en un silencio, no incomodo pero si extraño.

―¿Jaeseop?.—El nombrado lo miró detenidamente por unos segundos y después sonrío tiernamente.

―Lo se, es extraño que te hablara y luego… bueno ya estas aquí y yo no digo nada.—Kiseop solo sonrió y asintió.—solo…solo necesito distraerme.

Jaeseop lo tomó del brazo y lo llevo hasta su habitación asegurándose de cerrar la puerta con llave. Recostó a Kiseop sobre su cama y comenzó a devorarlo con besos salvajes y posesivos. La mente de Kiseop dejo de funcionar y sin mas se entrego de nuevo  a los brazos de su ¨amigo¨

~o~

―No Jaeseop, te juro que estoy bien.—Mentira, todo era mentira. Kiseop no quería que se preocupara por él y menos que sintiera lastima. Si, claro que le dolía que su mejor amigo de la infancia Kevin hubiese roto todo contacto con él. Pero que podía hacer, Kevin le había dado a elegir, él o Jaeseop y tuvo que dejar ir a Kevin, ya que sin Jaeseop su mundo se derrumbaría.

―Entonces… me tengo que ir. ¿Nos vemos en la noche?—Kiseop limpio rápidamente sus lagrimas y sonrió, con esa dulzura que lo caracterizaba.

―Claro.—Jaeseop salió de los baños sin mirar atrás, sin darse cuenta que en cuanto cruzo la puerta, Kiseop se derrumbo de nuevo y lloró con tanta rabia. Rabia hacia él mismo por ser tan cobarde.

Minutos después decidió salir del baño y afrontar su realidad. Al entrar a su aula pudo sentir la mirada de Kevin y Soohyun, pero en cuanto los miró ellos solo lo ignoraron, como lo llevaban haciendo hace meses. Suspiró frustradamente, deseando desaparecer. Hoon entro al salón, lo miró con tristeza y sonrío con cariño, pero aun así fue directo hacia sus examigos. Estaba solo. No, se dijo internamente, aun tenia a Jaeseop ¿cierto?,  pero una vocecita insistente le decía que jamás lo tendría.

Al terminar las clases  decidió encerrarse en su cuarto y llorar, solo eso le quedaba. Llorar. Poco a poco fue perdiendo fuerza y cayó en un sueño profundo.  El sonido de su celular lo trajo de nuevo al mundo real. Tanteo en la oscuridad su buro hasta dar con el teléfono, se talló los ojos y se sentó pesarosamente a la orilla de su cama.

Me quedare ha estudiar.

Jaeseop  

 

Aventó el celular contra la pared, cayó sobre la alfombra en tres piezas, pero eso ya no le importo. Estaba débil, no solo físicamente, sino mental y emocionalmente. Quería dejarlo, sabía que él le hacia daño, pero no podía, simplemente no podía.

 

Las semanas siguientes Jaeseop no lo busco. Ahora si estaba solo. Le temía a la soledad, pero ahora que la vivía, era peor de lo que imaginaba. Las clases se le hacían tan rápidas y cuando se daba cuenta ya estaba en la cafetería, solo. Había perdido a sus amigos por él, había perdido todo por él e incluso se había alejado de su madre. Recordó aquel día cuando por teléfono le dio a entender que Jaeseop no era bueno para él, que él ya no era el mismo de antes y que su comportamiento no era normal. La ignoro y dejo de llamarla y de recibir sus llamadas. Pensó que Jaeseop siempre estaría ahí para él, pero se equivoco.

Decidió comprar algo en la cafetería y encerrarse en su cuarto y llorar, como lo había hecho desde que conoció a Jaeseop. Se preguntaba si algún día él lo amaría como  él lo hacia. Pero de nuevo esa voz en su cabeza le daba por respuesta un rotundo ¡NO!, él ni siquiera te necesita.  Y tal vez así era, pero no podía dejar de pensar en que tal vez algún día él se daría cuenta del amor que le tenía.

―¡Kiseop!.—Kiseop miró sorprendido hacia la mesa donde se encontraba Kevin. Su amigo le sonrió.—Ven, siéntate con nosotros.—Y eso hizo. Primero la plática era tensa pero poco a poco el ambiente se aligero. Kevin, Hoon y Soohyun lo recibieron como antes. Y después de mucho tiempo Kiseop rió a carcajadas, hasta que su estomago dolió, pero al ver a Jaeseop entrar a la cafetería con sus amigos, como si nada pasara… su risa se apago. Había estado preocupado, pensando lo peor, lo había llamado e ido a su habitación a buscarlo, pero nunca estaba y ahora se aparecía como si nada, riendo y gozando con sus amigos. Un pinchazo en su corazón se hizo presente.

A pesar de que siguió con la plática con sus amigos, no podía dejar de mirar a Jaeseop mientras coqueteaba con unas chicas. Las lágrimas comenzaban a  nublar su visión, se levanto, se disculpo con los chicos y salió corriendo hacia su habitación. Corrió con la vista en el suelo, evitando miradas curiosas.

Unos brazos lo rodearon desde su espalda.

―Vamos a mi dormitorio.—El aliento caliente de Jaeseop se deslizo por su cuello, erizando cada parte de su piel. Kiseop lo siguió en silencio hasta su habitación, limpiando todo rastro de su llanto previo. Al entrar a su cuarto, Jaeseop se acerco lentamente hasta él, levantando con su mano su barbilla para mirarlo a los ojos. ―¿Que ha pasado?.—Kiseop lo miró atónito. ¿De verdad no se daba cuenta del daño que le hacia?—Si Kevin te hizo algo o cualquiera de ellos, solo dímelo. Soy tu amigo y me importas Kiseop.—Kiseop parpadeo varias veces, y le dio mil vueltas a sus palabras. Nadie mas podía lastimarlo como él lo hacia. ¿Cómo era posible que la única persona capaz de hacerte feliz, fuera la misma que te hace miserable?

―Es nada Jaeseop. Solo quiero olvidarlo ¿De acuerdo?—Jaeseop lo miró, con esa mirada que le atravesaba los huesos e incluso el alma.

―Yo te hare olvidar.—Jaeseop comenzó a besarlo hasta que sus cuerpos cayeron sobre la cama. Sus manos se deslizaron por la piel lechosa de Kiseop, mientras pequeños gemidos salían de su boca. Fue dejando besos de mariposa desde su rostro hasta su clavícula, la cual beso, chupo y mordió con lujuria. Se deshizo de las prendas  que le estorbaban, hasta que ambo se encontraban desnudos sobre la cama fundiéndose para ser uno solo. Jaeseop sabia como tocarlo hasta volverlo loco y Kiseop era la única adicción de Jaeseop, siempre necesitaba más de él, hasta el punto de solo desear que las noches fueran mas largas, solo para que sus noches de amantes fugaces fueran eternas.

La lengua de Jaeseop invadió la entrada de Kiseop. La movía en círculos y después succionaba como si se tratara de una paleta. Kiseop se aferraba  a las sabanas mientras disfrutaba del placer que le otorgaba su compañero. Lentamente Jaeseop cambio su lengua por un dedo y comenzó a masajear la entrada de Kiseop con delicadeza. Siempre era así, Jaeseop lo cuidaba y se preocupaba por él, pero no sabia que le hacia un daño peor a Kiseop, lo dañaba emocionalmente.

Dos dedos más entraron haciéndolo gemir de dolor y placer. Los movimientos eran cada vez más insistentes, hasta que el miembro de Jaeseop entro. Ambos se miraron a los ojos y se unieron en un beso dulce. Jaeseop movió sus caderas con delicadeza y dulzura, salió y después de un golpe entro de lleno en Kiseop, mientras este se aferraba a su cuello, inundando los sentidos de Jaeseop con su esencia. Las envestidas comenzaron lentas hasta convertirse en rápidas, salvajes y desesperadas. El olor a sexo se expandió por la habitación, mientras los amantes nocturnos se desasían en caricias, besos y palabras incomprensibles. Kiseop se aferraba a Jaeseop, como si con solo soplar el pudiera desaparecer como polvo, como una ilusión… como un sueño. Estaba feliz y excitado pero, una sensación agridulce se instalo en su pecho. Lo amaba tanto y a pesar de que ahora estaba con él, sabia que nunca estarían juntos de la forma que deseaba, así que solo le quedaba eso, entregarse a él una y otra vez, solo para sentirlo, solo para amarlo por los dos.

Jaeseop acelero el ritmo, tomó el miembro de Kiseop y comenzó a masajearlo, deslizando su mano por la piel sensible. Beso el pecho y el vientre de Kiseop, dejando rastros de saliva por su cuerpo. Kiseop se abrazo a su cuello dejando pequeñas mordidas sobre el hombro de Jaeseop, haciendo que este gimiera de placer y aumentará más el ritmo. Minutos después Kiseop fue llenado con el semen de Jaeseop, mientras que su semen se derraba sobre sus torsos desnudos. Los jadeos y las respiraciones pesadas llenaron el lugar. Jaeseop salió con delicadeza y se dejo caer a un lado de su amante. Lo miró por unos minutos y sonrió.

―Eres hermoso.—Kiseop se sorprendió por el comentario. Jaeseop nunca le había dicho nada igual, él no era romántico ni detallista. Pero ¿Por qué tendría que serlo?, si ellos solo eran amigos. Nunca hablaban sobre lo que había pasado ni como habían comenzado con ese trato extraño, era como un secreto que compartían pero sin compartirlo completamente. Siempre todo entre ellos era así… a medias. Pero ¿acaso alguien puede amar a medias? Kiseop tenia miedo de que si decía algo, Jaeseop no lo quisiera volver a ver.

Kiseop no sabia que decir, aunque no hubo oportunidad de responder. Una voz fuera de la habitación los hizo incorporarse de nuevo y se vistieron apresuradamente.

―¿Aj?—El chido de cabello negro, los miró por un minuto mientras ellos salían de la habitación.—Oh. Hola, mi nombre es Eli.—Kiseop sonrío y le devolvió el saludo.

―Hola, yo soy Kiseop.—Eli sonrío nerviosamente.

―Soy el nuevo compañero de cuarto de Aj.

―Oh,  no lo sabia. Pues bienvenido.—Kiseop sonrío cálidamente. Las mejillas de Eli se sonrojaron. –Lo siento me tengo que ir. Nos vemos luego.—Kiseop salió apresuradamente del dormitorio. Su corazón acelerado y sus mejillas rojas lo delataban. Pero su sonrisa al recordar las palabras de Jaeseop lo hacían olvidarse de todo lo demás.

 

Los rayos de sol le pegaron justo en el rostro, pero aun así no le importo. La sonrisa en su rostro no se iba.

―Feliz cumpleaños.—Kiseop cayó de la cama dándose un fuerte golpe en su trasero. Alexander su compañero de cuarto entro en la habitación dando un fuerte grito. Kiseop solo sonrió y recibió el abrazo, minutos después Alexander se fue, dejándolo solo. Era sábado día libre así que decidió quedarse en cama más tarde. Sus padres le llamaron para felicitarlo y enviaron unos cuantos regalos. Pasado del medio día comenzó a desanimarse, ninguno de sus amigos había llamado y lo más importante Jaeseop tampoco le había llamado. Se levanto y tomó un baño para relajarse. Desde que Jaeseop había regresado a su vida después de desaparecer unas semanas, la relación con los chico se había roto de nuevo, los había perdido de nuevo. Las últimas palabras de Hoon aun seguían en su cabeza.

―Kiseop te queremos y lo sabes. Pero…

―Pero…

―Tu ya no eres tú. Te alejaste de nosotros tus amigos de hace años por…―Un nudo se formo en su garganta. Sabia de quien hablaban pero aun así quería escucharlo.

―¿Por…? 

―Por él.—Aunque ya sabia el motivo, aún así sintió un gran peso caer sobre él. Mordió su labio nerviosamente, tratando de ahogar sus lágrimas. Él, siempre era él y aun así no podía alejarse.

―Yo…―Las palabras no salían de su boca. De pronto sintió la boca seca, tan seca como si estuviera en el desierto. Las palabras se arremolinaban en su garganta formando un nudo que lo asfixiaba.

―Olvídalo. Ya tomaste tu decisión.—Hoon se alejo y desde ese día no volvieron a cruzar palabra.

 

Había perdido tanto y ganado tan poco. ¿Por qué no lo dejaba?; por que lo amaba ciegamente. El ruido sordo de su celular vibrar lo saco de sus pensamientos. Miró el mensaje y sonrió automáticamente.

Felicidades. No podre verte mi padre me necesita. Pero al regresar nos divertiremos.

Jaeseop

No importaba, Kiseop lo esperaría mil años.

Su compañero de Alexander había salido todo el fin de semana, así que decidió darse un maratón de películas. Se sentía patético, el día se su cumpleaños, solo y viendo películas, pero el pensar en el mensaje de Jaeseop lo hacia aliviarse un poco. Siempre con la esperanza de que él nunca lo dejaría y eso era aun más patético.  Llevaba cinco horas tumbado frente al televisor, comiendo palomitas y helado, ahora mismo veía Titanic mientras pequeñas lágrimas traicioneras rodaban por sus mejillas. El golpeteo en su puerta lo hizo incorporarse, se levanto rápidamente con la esperanza de que fuera su amigo especial. Al abrir se llevo una gran sorpresa. Hoon, Kevin y Soohyun se encontraban parados frente a él.

―Bueno de verdad que eres patético.—Kiseop se descoloco por el repentino comentario de Soohyun. Tal vez solo venían a burlarse y él no lo toleraría.

―Oye…

―Eres un bastardo… pero ni siquiera alguien como tú merece estar solo en su cumpleaños. Así que vístete y vámonos.—Kevin lo metió a empujones a su cuarto para hacerlo cambiar de ropa. Media hora después los cuatro partieron hacia una discoteca cerca de la universidad.

La música era fuerte y el ambiente era alegre. Kiseop se sentía bien y un poco culpable. Miró a sus amigos que platicaba animadamente mientras bebían y se maldijo por ser tan mierda, por haberlos dejado mil veces y aun así ellos estaban ahí. Poco a poco se fue integrando a la plática, pero era diferente, había cosas que él no sabia de la vida de sus amigos, nuevas relaciones, nuevas rupturas, nuevos planes a futuro, nuevos gustos. Cada minuto se sentía peor, la culpa lo carcomía, había dejado en el olvido su amistad con ellos, pero ellos nunca lo olvidaron. Sin embargo ahora se sentía un poco más ligero, le recordaba los viejos tiempos cuando salían, bebían y reían de todo. Deseó poder regresar a esos tiempos, y podría hacerlo si no estuviera atado a Jaeseop y dejarlo no era una opción para él.

―Hola.—Kibum se acerco a su mesa animadamente seguido por Eli el chico nuevo.

―Hola chicos. ¿Que hacen aquí?.—Soohyun les ofreció un espacio en la mesa. Los dos chicos aceptaron.

―Uff Jaeseop nos obligo a venir.—Kiseop aferro sus manos en el sillón. Kevin lo miró inmediatamente, solo el sabia de la relación diferente que tenían ambos.—Trajo a su novia y nos engancho con la promesa de que traería amigas, pero ellas nunca llegaron.

―Oh. No sabia que Jaeseop tuviera novia.—Hoon miró a Kiseop.―¿Tú si?.—Kiseop solo sonrió nerviosamente y relamió sus labios. Claro que no lo sabia, si lo hubiera sabido no estaría sintiendo en ese instante como su corazón se rompía en mil pedazos, casi hasta quedar en polvo. Los ojos comenzaron a picarle, síntoma claro de que las lágrimas llegarían en cualquier momento.

―Yo…

―Claro que lo sabé.—Kibum sonrió hacia él.—Llevan meses juntos, es claro que el mejor amigo de Jaeseop lo sabé, ¿cierto?.—Kiseop solo asintió con la cabeza. Su mirada se cruzo con la de Kevin, él solo sonrió dándole entender que no importaba. Pero si importaba. Solo quería salir corriendo y aventarse del primer  puente que se le cruzara en el camino, solo deseaba ser más fuerte, ser más valiente y mandar todo a la mierda.

―Y ustedes ¿que hacen aquí? ¿Ligando?.—Eli miró a Kiseop como si la pregunta fuera para él, pero Hoon fue el que respondió.

―No. Hoy es el cumpleaños de Kiseoppie y salimos a festejar.

―Oh enserio… pues felicidades.—Kibum le sonrió y le dio un sorbo a su cerveza en forma de brindis.

―Gracias Ki.

―Felicidades Kiseop ssi. Si hubiera sabido te hubiera traído un regalo pero…

―No te preocupes Eli, además aun no nos conocemos bien. No es necesario un regalo y por favor dime Kiseop solamente.

―Pues Kiseop,  a mi me gustaría conocerte mejor.—Kiseop sonrió nerviosamente mientras un rubor se expandía por sus mejillas, al igual que en las de Eli.

―Oh pues, nunca esta de más un nuevo amigo.—Ambos sonrieron.—Bueno ahora vuelvo.—Kiseop salió corriendo a los baños, había estado reteniendo sus lagrimas durante toda la conversación, pero pronto explotaría. Y así paso. Mientras caminaba por la pista las lágrimas brotaron, caminó con la mirada en el suelo, esquivando cuerpo y mujeres ebrias. El pasillo que llevaba a los sanitarios estaba lleno de parejas devorándose sin restricción y ahí lo pudo ver. Jaeseop se encontraba con una chica, delgada y de hermoso cabello negro. Sus manos estaban por todas partes. Kiseop solo acelero el paso hasta llegar a los baños, se metió en una cabina y se dejo llevar por el dolor. Tapo su boca ahogando sus sollozos y sus suspiros, a veces el dolor emocional es más fuerte que el físico. Kiseop se sentía tan pequeño e indefenso y solo, terriblemente solo. Golpeó la puerta con coraje, con furia, repitió la acción una y otra vez hasta que sus nudillos sangraron. Se preguntaba que tenia ella, por que ella. La voz en su cabeza le grito, lo que temía pero no quería aceptar; ¨por que ella es mujer.¨

―¿Kiseop?—La voz de Jaeseop lo hizo dar un pequeño salto.—Se que estas aquí… te vi entrar.

Kiseop limpio sus lagrimas y la sangre de sus nudillos. Espero unos minutos para recuperarse, galo la palanca del baño para hacer más creíble su estadía ahí. Abrió de golpe la puerta y ahí estaba Jaeseop esperándolo.

―¿Que quiere Jaeseop?—Su voz sonaba normal, pero con un deje de amargura que Jaeseop noto.

―¿Que haces aquí? ¿Estás solo?

―No.  Vine con Kevin, Soohyun y Hoon. Y… Jaeseop no tengo por que darte explicaciones ok.—Kiseop estaba dispuesto a salir, pero Jaeseop no se lo permitió.

―¿Por qué vienes con ellos? .—Jaeseop parecía molesto, pero por primera vez a Kiseop no le importo.

―¿Y por qué no?, ellos solo querían festejarme y me dieron esta linda sorpresa. Ellos solo querían felicitarme.

― Oh… cierto tu cumpleaños. Felicidades yo quería ir a verte pero…

―No importa. Una novia siempre es más importante.—Kiseop sonrió como siempre lo hacia, sin dejar ver sus verdaderas emociones.

―E-ella no es mi novia.—Kiseop cerro con fuerza sus puños.

―Si bueno… me tengo que ir me esperan.—Kiseop abrió la puerta, pero las palabras de Jaeseop lo detuvieron.

―Ella me gusta y mucho. Kiseop yo… yo no soy gay.—Kiseop se mordió el labio fuertemente y encaro a Jaeseop.

―Bueno pues deberías de presentarla a tus padres y a tus amigos. Es linda, deberías de hacerlo oficial.—sonrió de nuevo, una sonrisa falsa, pero que engañaba a cualquiera. Salió del baño a paso apresurado. Sus emociones se mesclaban, era como si estuvieran en una licuadora. ¨Yo no soy gay¨,  esas palabras le rebotaban en la cabeza. Salió de la discoteca y tomó un taxi hasta el campus. Al estar en su cuarto dejo salir todas esas emociones. Lloró, gritó, rompió, pateó, golpeó, lloró de nuevo, gritó más fuerte, lo maldijo, se maldijo y por ultimo se derrumbo. Se dejo caer sobre la alfombra, su cuerpo se agitaba por el llanto, estaba tan cansado de llorar, estaba cansado de llorar por él. Se quedo en un estado de sopor, dejando que el dolor lo golpeara como olas que chocan contra las rocas, se abandono a la miseria. Al abrir los ojos todo estaba oscuro, la habitación solo se iluminaba por la poca luz de luna que se colaba por las persianas. Kiseop se levanto y se dirigió al baño, dejo que el agua fría cubriera su cuerpo aun con ropa. Unos minutos después salió, se puso la pijama y decidió dormir. Giró y giró sobre el colchón, el reloj de su buro marcaba las tres de la mañana.  Y las lágrimas no paraban.

Después de la plática con Jaeseop y  el descubrimiento de su novia, Kiseop pensaba que nunca más dormiría con él. Que todo se había terminado. Es por eso que se sorprendió cuando vio a su amigo entrar a su recamara.

―Kiseop.—Sin decir nada más Jaeseop se acerco a Kiseop y lo beso. Desabrocho cada botón de su pijama con lentitud, disfrutando el momento, dejando que sus dedos deslizaran suavemente la prenda por sus hombros. Kiseop se dejo hacer sin oponerse, solo por esa noche lo demás no existía, ni siquiera esa sensación agridulce que le recorría el cuerpo cada vez que Jaeseop lo tomaba. Esta noche solo se dejaría amar, aunque ese amor no existiera.

Jaeseop tocaba con devoción la piel de su amante, dejando besos por toda la extensión hasta llegar al resorte de sus pantalones, los deslizo por las piernas largas y suaves de Kiseop, arrojándolos a la nada mientras hacia lo mismo con la rompa interior. Kiseop cambio de posición y se monto sobre Jaeseop. Comenzó a desvestirlo cuidadosamente. Se deshizo de cada prenda dejándola caer en cualquier parte de su recamara, eso era lo de menos. Los dos desnudos, uno frente al otro, admirando cada parte de su intimidad, reconociéndose y entregándose en cuerpo y alma. Jaeseop comenzó a succionar el miembro de Kiseop, con un movimiento lento y recorriendo con su lengua toda la extensión. Kiseop enredo sus largos y delgados dedos en la melena salvaje de Jaeseop, marcándole un ritmo que solo los dos conocían. Sus manos se exploraban mutuamente, sus labios se llamaban y se unían una y otra vez, separándose solo cuando sus pulmones se lo pedían, sus miradas se encontraban, gritándose en silencio. Sus cuerpos se unían, reclamándose, susurrándose un secreto, haciéndose una promesa que con cada encuentro se reiteraba.

Jaeseop entro lentamente en Kiseop, sintiendo como sus paredes lo recibían con un agradable apretón.

―Abrázame.—Kiseop obedeció la orden y envolvió el cuello de Jaeseop con sus brazos, mientras su piernas se aferraban  en las caderas de su compañero. El vaivén de sus cuerpos era perfecto, estaban en sintonía. Era como un ritmo que solo ellos oían y solo ellos podían seguir. No era solo sexo, ellos estaban haciendo el amor, pero nunca se dieron cuenta. Los gemidos de ambos morían en la piel ajena. Pequeñas perlas de sudor recorrían sus cuerpos, dándole un toque salado  a los besos fugaces que se robaban. Jaeseop siguió penetrando a Kiseop, aun ritmo dulce y salvaje, prolongando el clímax. Solo deseaba que la noche nunca terminara.

Al llegar el orgasmo los dos proclamaron el nombre de su amante. Jaeseop miró directamente a los ojos de Kiseop, se acerco y lo beso con dulzura. Kiseop abrazo con más fuerza a Jaeseop, quería aferrase a ese momento, deseando que el tiempo se detuviera.

Jaeseop salió de él y se recostó a su lado. Lo abrazo por la espalda, acariciando con sus manos el vientre de Kiseop. Ambos cayeron al mundo de los sueños con una sonrisa en el rostros, solo ahí la realidad no podía tocarlos. Reteniendo esa palabra que estaba prohibida decir.

 

Miró el reloj del buro, ya era de día. Se levanto cuidadosamente tratando de no despertar al chico a su lado. Resbaló por orilla de la cama, hasta liberarse del el brazo que lo aprisionaba. Caminó hasta el baño y se miró en el espejo, la imagen frente a él lo perturbo. Sus ojos grandes y brillantes ya no existían, ahora sólo eran dos puntos opacos rodeados por ojeras negras y grandes. No sabia que era peor, perder a alguien o perderse a si mismo por alguien. Al parecer la segunda opción era mucho peor. Y ahí se dio cuenta de que estaba en el fondo, de que ya no podía caer más bajo y sintió asco de si mismo. Mientras se vestía las lágrimas inundaron sus ojos. Antes de salir de la habitación se acercó y besó la frente de él hombre sobre su cama.

―Te amo.

 

 

Los dos meses restantes de clases pasaron rápido y en un dos por tres el día de la graduación llegó. Kiseop se miró en el espejo. Hace dos meses lo había dejado, hace dos meses no lo veía. Al principio había sido difícil, cambio su número de celular y se mudo a un departamento con Hoon. Comenzó a trabajar para poder pagar la renta. Evitó los lugares que Jaeseop solía visitar, en el campus todo fue más fácil pues sus facultades estaban en áreas diferentes de la escuela y no compartían ninguna clase. Evitó ir  a la cafetería escolar por miedo a encontrarlo. Comenzó a reconstruir su amistad con los chicos e incluso comenzó un a nueva amistad con Eli. Se alejo de Kibum para romper todo lazo con Jaeseop. Pero ahora era la graduación y era probable que se encontraran. Es por eso que el nudo en el estomago y garganta de Kiseop  no desaparecía.

La ceremonia fue rápida. Sus padres no dejaban de sacar fotos de él y sus amigos. Kiseop a pesar de estar relajado, no dejaba de mirar alrededor. Después de un rato se tranquilizo y siguió hablando animadamente sobre la reunión que harían en su departamento, hasta que… lo vio caminar hacia él. Jaeseop se acercaba rápidamente, mirándolo profundamente. Las manos de Kiseop comenzaron a sudar y la boca se le seco.

―Toma.—Kevin le dio las llaves de su auto.—Vete te alcanzamos allá.—Kiseop lo abrazo fugazmente y salió corriendo hasta el carro. Y esa fue la última vez que lo vio. Unas lágrimas amargas se escaparon de sus ojos, y un adiós se escapo de su boca en forma de susurro.

Era doloroso dejarlo…pero era más doloroso estar con él.

~o~

Jaeseop caminaba hacia su consultorio. Después de un año trabajando en un hospital psiquiátrico por fin había podido poner su propio consultorio. Hace un año se había graduado y había logrado su sueño, ser un psicólogo independiente. Decidió pasar antes a una cafetería y comprar algo que lo despertara por completo.

Su corazón se detuvo al ver ese rostro que le había robado la tranquilidad. Hace tanto que deseaba verlo y ahora que lo tenía a unos cuantos pasos, ni su cuerpo ni su mente reaccionaban. Al ver como poco a poco se perdía entre la multitud, su cuerpo reacciono. Corrió hasta alcanzarlo.

―¡Kiseop!.—El nombrado volteo. Su cabello ya no era rojo, ahora era castaño y largo, llegándole hasta la línea de la mandíbula. Pero eso no fue el cambio que sorprendió a Jaeseop. Sus ojos. Los ojos de Kiseop ya no tenían esa dulzura que lo caracterizaba y la sonrisa coqueta y alegre ya no adornaba su rostro.

―Hola Jaeseop.—Su nombre lo escupió como si fuera veneno. A Jaeseop eso le dolió.

―Te…t- te ves bien.—Las palabras se atascaban en su garganta.

―Gracias. Tú también.—Kiseop evitaba su mirada.

―Yo…

―Amor.—Un chico se acerco corriendo hasta ellos. Kiseop lo miró y la sonrisa regreso a su rostro al igual que el brillo y dulzura de su mirada. Como cuando estaban juntos.

―¿Eli?.—Eli lo miró confundido y después sonrió alegremente.

―Hola Aj. Oye te ves genial.—Eli se acerco y le dio un abrazo amistoso.

―Gr-gracias.—El silencio los envolvió por un momento. Jaeseop aun no podía procesar lo que sus ojos veían. Eli tomando dulcemente la mano de Kiseop, mientras este le sonreía.

―Llevamos un año.—Eli decidió hablar al ver la mirada curiosa de Jaeseop.—después de la graduación decidí decirle. Tuve que esperar mucho. Pero desde que lo vi por primera vez me enamore.—Jaeseop sonrió con amargura.—Gracias

―¿Eh?

―Si no fuera por ti Aj, jamás hubiera conocido a Kiseop y ahora no estaría con la persona más hermosa en este mundo.—Jaeseop se sintió furioso, solo quería golpear a Eli. Miró a Kiseop, pero solo pudo ver el rubor en sus mejillas, mientras su melena cubría su hermoso rostro.

―Oh pues…de nada.

―Creme que valió la pena esperar. Kiseop amaba a alguien más pero yo lo ayude a olvidar y…

―Eso ya no importa.—Kiseop sonrió y le dio un beso a Eli en la mejilla.—Ya nada del pasado importa.—Jaeseop pudo sentir como sus palabras se le clavaban como puñales en el pecho.  Quiso llorar pero se contuvo.

―Eso es verdad. Ahora ya no importa, ahora serás mi esposo.—Jaeseop abrió los ojos sorprendido.

―¿Esposo? –De repente el hueco en su estomago se volvió aun mas grande, como el de su corazón.

―Si. Nos casaremos en octubre, a Kiseop le encanta…

―El otoño.—Jaeseop termino la frase con amargura.

―Exacto así que será en octubre. Te invitaría pero como aquí no es legal viajaremos a Europa, pero cuando regresemos haremos una fiesta y estas cordialmente invitado.

―Oh pues gracias…

―Perdón pero ya nos tenemos que ir.—Eli miró su reloj.

―Demonios es verdad. Bueno Aj fue un placer verte. –Los dos chicos se despidieron con un abrazo.

―Adiós Jaeseop.—Kiseop hizo un pequeña reverencia.

―Adiós Kiseop.

Kiseop se alejo sin mirar atrás. Lástima que no lo hizo. Si lo hubiese echo, podría haber visto como las lágrimas brotaban de los ojos fuertes y profundos de Jaeseop y de sus labios se escapaba un ¨Te amo¨ silencioso que fue arrastrado por una brisa que pasaba por ahí.  Jaeseop se maldijo por haber sido tan cobarde. Miedo. Solo lo detuvo el miedo, amaba a Kiseop y siempre lo amo, pero el miedo a ser diferente lo hizo ser frio con él y ocultar sus sentimientos. Le aterraba la idea de ser gay, de lo que la sociedad diría de él y de lo que sus padres sentirían. Así que se alejo de Kiseop, pero siempre terminaba arrastrado por el magnetismo de él chico con sonrisa cálida y rostro de ángel. Sólo estando con él, Jaeseop podía sentirse vivo, cada vez que lo besaba y lo tomaba era como una bocanada de aire para su asfixiante realidad. Su corazón de piedra se hizo añicos cuando vio a Kiseop llorar por primera vez y odio a todos esos que se decían llamar sus amigos. Pero su orgullo y sus miedos lo cegaron, nunca se dio cuenta que el único que podía lastimar a Kiseop era él. Si tan solo las palabras que había dicho unos instantes al aire las hubiera pronunciado hace años, tal vez el que ahora caminaría de la mano con Kiseop seria él. Pero el hubiera no existe. Sólo existe el arrepentimiento y ese es un bastardo que nunca se va.

A veces entregarse a una persona no es suficiente, a veces hace falta algo claro, algo concreto para que una relación funcione. A veces el destino une a dos personas, cruzando sus caminos, pero   esas personas se empeñan en separarlo, rompiendo con las leyes de la naturaleza. Y cuando eso sucede solo queda esperar que en la próxima vida, el destino los una de nuevo y esta vez si estén hechos para estar juntos.

Una palabra siempre puede marcar la diferencia entre un pasado y un presente. Lástima que Jaeseop se dio cuenta demasiado tarde.

 10307217_1395419427411507_5314590435949881698_n

 

Licencia de Creative Commons
Insano by Sofy{Elena Olivares} is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://utopiakfiction.wordpress.com/2014/04/05/insano-oneshot-unico-capitulo/.

Anuncios

25 comentarios en “Insano {Oneshot} {Único Capitulo}

  1. Ahhhhh mugre gato hijo del maguey!!!! >n<)9 *le lanza las chanclas y todos sus zapatos* es un gato malo TnT…. y aun asi me encanto el fic… un final algo triste y vengativo… pero quedo perfecto .___.

    Yo también he pensado e darle un final mas menos de este tipo a alguno de mis fics… pero aun no se XD… me siento tentada pero a la vez siento feo no se… pero a la vez ahh es que AJ es tan difícil u____ú

    Bueno pues ya dije que me había gustado y ya le lance las chanclas al gato… asi que me retiro pero espero ver mas historias tuyas por aquí ^___^

    Me gusta

    • Estúpido y sensual gato, solo nos hace sufrir u_u. A veces es bueno un poco de venganza muajajja pero también duele TwT Lánzale toda la zapateria xDD
      Te entiendo… es difícil separar al 2seop. Pero a veces es necesario. Pero hazlo, el gato se merece ser dejado >< aunque se que llorare cuando lo lea. Soy masoquista xD
      Gracias por tu comentario, me haces feliz ñ_ñ Y claro que habrá más de mi y por supuesto más 2Seop

      Me gusta

  2. *Tratando de respirar*- No lo puedo creer LLORE! U_U… mi kokoro se ISO pedazos. Es el primer fic q me hace sentir esto.
    Nunca pensé q esto sucedería en realidad tengo un corazón duro.
    Aj… rayos si q lastimo a kiseop ..
    Siento el dolor de kiseop “como si fuera un dolor de verdad – q patetik soy” … pero me kedo corta de palabras..
    Triste historia y me gusto demasiado
    Te quedo triste y hermosa a la vez… jejeje siento un agujero en mi estomago aun *estoy tri te* waaaaa te felicito … sacaste una emoción en mi q casi no muestro ñ_ñ

    Me gusta

    • Perdón por hacerte llorar T_T pero era la intención muajajaj okno. Y no eres patética, yo sentí lo que Kiseop sintió, este oneshot me costo lagrimas y dolor.
      Que bueno que te haya gustado, aunque te hizo llorar u.u

      Me gusta

  3. Te juro que llore :'( Es uno de los pocos fanfic que me ha dejado TAN triste

    Aj es un tonto, nose como dejo ir a Kiseop si es tan liiindo :3 y lo hizo sufrir tanto, tenia que haberse dado cuenta mucho antes de sus sentimientos :c Ese gato si que es un idiotaa!!! ¬.¬ lo odié
    Lo bueno es que Kiseop encontró el amor nuevamente, y dejo el pasado atrás para ser feliz. ^^

    Me encanta como escribes, lo ame de verdad ♡ aunque haya quedado un poco triste :'(

    Es que…. mis sentimientos 2Seop murieron T.T

    Me gusta

    • Creo que debí poner como precaución: leerlo con una caja de clinex XDD
      Bueno es natural que Aj tuviera miedo, creo que salir del closet no es nada fácil. Pero pues su cobardía también lastimo a Kiseop u.u triste y cruel realidad.
      Que bueno que te gusto. Gracias por leer y comentar.
      Pd: Noooo.Revive tus sentimientos 2Seop TuT

      Me gusta

  4. Hola! Lo cierto, es que no suelo comentar, por falta de tiempo o porque lo que vaya a decir no resulte “interesante” en todo su contexto.
    Escribes bonito y tú idea es centrada, eso me gustó mucho, además, el claro mensaje que deseas dejar es notable y tienes eso que yo llamo ” las palabras se sincronizan” .
    Siempre me incline a Elvin y 2Seop, pero admito que, el final que le diste no me ha decepcionado en absoluto. Si tienes algo mas, házmelo saber y me leeré, soy algo asi como lectora compulsiva) XD
    Saludos :)

    Me gusta

    • Muchas gracias por tomarte el tiempo de comentar.
      Tu comentario me ha gustado mucho. Y créeme, todos los comentarios son valiosos e interesantes para las autoras. Muchas gracias por tus halagos y tus palabras, de verdad me hiciste sonreír con tu comentario. Me alegra que disfrutaras mi trabajo, y creo que toda lectura debe dejarte algo.
      Yo soy mas de 2Seop, pero Kiseop x el pueblo es una de mis debilidades y más el Elseop.
      Tengo más trabajos, la mayoría son oneshot y tengo un fic en proceso (pero es de Super Junior). Los encuentras en los menús. No tengo un estilo definido, escribo lo que me viene a la mente. Así que mis trabajos varían. Escribo lo que mi mente dañada y pervertida me da xDD
      Espero traer pronto nuevos proyectos y ojala los leas.
      Gracias por tu comentario y por leerme <3

      Me gusta

  5. pos llore :'( dios fue el mejor oneshot que lei amo el 2seop pero me encanta ver sufrir y elseop *o* -correencirculos- te salio genial
    me encanta sigue haciendo 2seop y elseop <3 y si puedes un JAEVIN casi nadie hace de eso :(
    FIGHTING UNNIE!!!!

    Me gusta

    • Muchas gracias. Me alegra que te haya gustado, se hace lo que se puede hahahaha.
      Ahjkhkhkshk ya sé, Elseop es tan…ay no sé xD, pero me gusta y mucho.
      Claro que seguiré haciendo 2Seop (soy adicta a esta pareja) y Elseop (hay uno en proceso) y pues con lo de Jaevin te quedo mal…sorry pero esa pareja simplemente no me da para trabajar, perdón :(
      Gracias por leerme ~besos~

      Me gusta

  6. omaigahhhh
    lloro , fue tan triste TToTT
    por que el condenado gato se tuvo que dar
    cuenta demasiado tarde….
    me encanto el 2seop pero al final
    gano el Elseop….
    espero tus proximos proyectos unnie
    me encanto tu fic!!!
    Fighting!!!

    Me gusta

    • Buuu no llores. Pues ya ves, cosas de la vida gatuna.
      Yo digo que el mundo (yo especialmente) necesita más Elseop hahaha.
      Gracias por leerme y por tu lindo comentario. Pronto habrá más de mi.

      Me gusta

  7. OMG!!! fuerte fue muy fuerte, me sentí triste!!, el miedo hace que uno pierda a personas especiales, no DIos q mal, pero pues Kiseop tenia q ser feliz, se lo merecia y que mejor que con Eli!!! pobre gato pero pues el aposto mal y perdio!!!

    Estuvo muy bueno!!! amo todo lo que escriban de U KISS!!!

    Me gusta

  8. me siento pasmada…… esto fue demasiado duro.. para mi…… no puedo creer esta es la primera vez q leo un oneshot q me hace ahogarme en llantos… me siento tan triste… nunk termino asi despues de leer y no…….. esto no puede ser un oneshot AJ perdio a kiseop por idiota me da rabia…. como logro kiseop olvidar a Jaeseop…. como puedo no de donde saco las fuerzas para dejarlo y aceptar a alguien mas en su corazon ?
    Este onshot me mas q enknto y facino una palabra q no existe………. buen trabajo y me alegra q hayas sacado diferentes emosiones y a la vez una misma emosion “hacernos llorar” ME ENKNTO KOMOWO POR KOMPARTIR ESTE ONSHOT KON NOSOTROS!!!
    me siento triste….. ejeej

    Me gusta

    • Lamento haberte hecho llorar (muajaja era el plan. XD no te creas, yo las amo mucho).
      Pues, lo siento, pero si sera solo oneshot. Creo que Kiseop merecía ser feliz y seguir adelante con alguien más. Pues el gato se dio cuenta demasiado tarde. Como dice el dicho; nadie sabe lo que tiene, hasta que lo ve perdido (me siento como abuelita al decir esto xDD)
      Gracias linda, yo escribo para ustedes. Nos leemos después (espero <3)

      Me gusta

  9. ~ Feliz aniversario ~

    Sofy… un 2seop muy intenso. AJ siempre tan malvado con Kiseop y a principio me dio gusto, pero al final verlo tan triste me dio mucho sentimiento.

    Me encanto que Kiseop volvió a ser feliz y me gustaría saber que tanto hizo Eli para lograrlo. Desde ahora sere pro Elseop XD.

    Saludos!

    Me gusta

    • Feliz Aniversario (atrasado, muuuy atrasado xD)
      Aj es humano y comete errores y bueno pues… Eli es un amor, ¿Quien demonios no se enamoraría de él? :3
      Únete al lado oscuro hahaha Viva el Elseop, necesitamos más de esta hermosa pareja.
      Gracias por leerme y comentar. Bye Bye

      Me gusta

  10. Gato cobarde. Debo admitir que me senti triste por Jaeseop pero mis sentimientos Elseop son mucho más fuertes asi que no pude evitar sentirme feliz con el final.
    Final Elseop lo ame!! Eli y Kiseop son perfectos el uno para el otro ♥

    Me gusta

  11. La verdad, no me gusto…………..En lo general tus historias me encantan y alegran mi dia pero este me hiso sentir triste, la verdad yo no creo que Jaeseop sea cobarde por lo contrario yo creo que daria todo por amor, bueno el dijo eso en una ertrevista……………..Lo siento pero no me gustp:(

    Me gusta

    • Que pena que no te haya gustado. Pero aun así te agradezco que lo leyeras y comentaras.
      Bueno sobre lo de Aj, lo sé, él es muy apasionado y entregado en eso del amor.
      Pero en este fic tome mucho en cuenta la sociedad y es bien sabido que en Corea, pues… son un poco cerrados (?) en el aspecto de la homosexualidad. Ademas creo que darte cuenta que te gusta un chico, en especial tu mejor amigo, creyendo que eras hetero. Es un golpe fuerte y demasiada carga emocional. Cualquier persona se desestabilizaría.
      Yo no creo que Aj sea cobarde, pero tal vez no estaba listo para tremenda revelación y descubrimiento. Y era natural que sintiera miedo y para una persona que se basa en la lógica y en la razón, seria algo muy grande para digerir.
      Y pues también aclarando, suelo modifica las personalidades, dependiendo de la situación de la historia. Pero siempre tratando de mantener su esencia personal. No es 100% seguro de que sean así en la vida real, ademas no puedo corroborarlo (por que no los conozco en persona, por desgracia TwT)
      Perdón por el rollote. Pero quería aclarar ese punto, pues no quiero que mis palabras y mis intenciones se mal interpreten. Y pues aclarar que AMO A AJ <3 y todo lo escrito es mera ficción (creaciones de mi mente retorcida xDD)
      De nuevo, que mal que no te gusto, pero gracias por leer y comentar. Todos los comentarios son bien recibidos y aceptados. Y me alegra que mis otros trabajos te hagan feliz, para eso estamos :) Espero que nos leamos después. Chao

      Me gusta

  12. Hola me encanto el one shot y pues asi ame mas el soohoon esta couple no fue la excepcion …yo aparte de kissme pertenezco a otros fandoms y quisiera saber si pudieras dar la autorizacion de adaptar el one shot y claro que te daria los creditos y dejaria en la introduccion el link de la autora original ..por favor es que quiero que otras vean tu one shot pero con sus favoritos gracias de antemano😍

    Me gusta

¡Gracias por comentar! ♥

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s