Dolor de cabeza {One shot}{Capítulo único}

dolordecabeza

☞Título: Dolor de Cabeza
☞Autora: Jade Oshiro
☞Beteado por: Jade oshiro
☞Diseñadora de portada: CeCe
☞Extensión:One shot.
☞Categoría: Indefinido con una relación con mención a una relación hetero.
☞Clasificación:  ATP
☞Género: Tragedia.
☞Grupo: BIGBANG
☞Personajes principales: TOP
☞Advertencias: Muerte de personajes.
☞Disclaimer: Los personajes reales no me pertenecen, es sin ánimo de lucro, únicamente con el fin de entretener.
☞Nota de autora: Un one shot que ya traía ganas de escribir, espero les guste.

 

 

 

Dolor de cabeza.

Tempo caminaba por las calles de Nueva York con franco desgano. Tenía días que soportaba un dolor de cabeza que aunque no era muy intenso, si era bastante molesto. Estaba de vacaciones y se había dado un tiempo para reflexionar acerca de su carrera, estaba pensando seriamente dedicarse por completo a la actuación. Al parecer el accidente en su auto le había dejado secuelas. Pronto iría al doctor.

Mientras caminaba hacia su departamento, que había comprado varios años atrás, debía atravesar un hermoso parque; todos los días a la misma hora, en la misma banca, una chica solitaria se veía sumida en el silencio solo esperando. Cuando él pasaba, ella volteaba a verlo, era inevitable. ¿Cómo sabía esa chica que era él? No lo sabía, sin embargo era una chica sumamente agradable. Para el gusto de Tempo, ella se veía delicada, algo tímida y sobre todo se veía tan desvalida. Pensaba en ella como en la bailarina del cuento del soldadito de plomo: tan hermosa y tan frágil.

Siempre pensó que esperaba a su novio ya que siempre que la veía, siempre estaba sola.
Esta ocasión no era la excepción, ella estaba en la misma banca, estaba sola y se veía desolada. Al pasar él, nuevamente pudo distinguir como ella volteaba a verlo, la poca gente que pasaba iba enteramente en lo suyo, nadie se molestaba en voltear a verlos, o al menos a ella. Como ya era de noche, Tempo tuvo un sobresalto. ¿Y qué si algún delincuente se le ocurría asaltarla? Mientras no llegara su novio, ella estaría a merced de quien fuera. Se detuvo dos pasos después de pasar por su banca y se debatía en lo que debía hacer.
Un joven a lo lejos caminaba en su dirección y llevaba una rosa en la mano, veía hacia donde estaba la chica y supuso que era su novio. Por lo que dio la vuelta y se fue.

Al llegar a su departamento, encendió las luces y el televisor, se distrajo viendo una película muy vieja y cuando finalmente terminó, cansado y aburrido se fue a la cama.

Estando acostado le volvió a sobresaltar ese sentimiento. ¿Qué le podía importar lo que pasara con esa chica? Tenía novio, se veían a esa hora regularmente y él no era nadie para inmiscuirse en esos asuntos. Lo mejor era seguir con lo suyo. Aunque definitivamente ya le estaba aburriendo lo que hacía. Ir a un centro de arte donde el maestro no ponía atención a sus alumnos sino a lo que pedía y se podía perder entre destacar sus obras o la manera en que los grandes maestros del arte utilizaban determinada técnica, era interesante al principio pero después comenzó a ser rutinario y mortalmente aburrido. Finalmente se durmió y todo se convirtió en un sueño.

Al día siguiente salió nuevamente, el maestro parecía percibir su aburrimiento por su clase porque ni siquiera pasaba a revisarlo o decirle algún comentario a su trabajo, y como Tempo era reservado y tímido, tampoco iba a preguntar a sus demás compañeros.
Finalmente la clase acabó y él fue el primero en salir contento por poder caminar y ver cosas más interesantes que esa aburrida clase. Al recorrer las calles, los edificios y comercios no le parecían tan bulliciosos como en un principio, ya no le llamaban la atención, ni eran tan llamativos como antes.

Entonces una punzada de dolor hizo que un jadeo saliera. Se detuvo un momento. Otra más lo hizo trastabillar y tuvo que recargarse en la pared, la masa de gente iba y venía sin importar que hubiera un dragón muerto a medio camino, simplemente lo rodeaban y asunto arreglado, así era en esta ciudad. Un caos y un mar de gente que podía hacer sentir a cualquiera como si no existiera.

Siguió caminando una vez que se sintió mejor, y después de un buen rato, llegó al parque. Nuevamente estaba la joven en la misma banca de siempre, y nuevamente su rostro desolado lo hizo cuestionarse si debería ir a preguntarle si le pasaba algo.

Fue hacia ella, despacio, mientras la joven miraba al suelo evitando verlo a los ojos.

—Hola—dijo Tempo casi en un susurro.

—Hola—le respondió la joven mirándolo muy seria. Él se sentía completamente estúpido, ahora ella pensaría que él querría aprovecharse de ella. Era una situación embarazosa.

—Pasas todos los días por aquí—comentó la joven, tenía una voz dulce y armoniosa.

—No quisiera molestarte, únicamente quería saber si estás bien—le dijo mientras ella levantaba su rostro hacia él y veía unos hermosos ojos azules.

—No me molestas, en absoluto—dijo con vehemencia.

—Si esperas a tu novio, es mejor que me vaya—le musitó aunque Tempo en realidad quería saber más de ella.

—No, no espero a nadie, él… ya no es mi novio —La tristeza en su voz, le llamó la atención.

— ¿Puedo sentarme contigo por unos minutos?-No quería parecer entrometido.

—Claro, siéntate por favor—la joven de cabello castaño, tenía unos hermosos ojos azules, y facciones delicadas, su boca en forma de corazón se veía linda con el brillo labial que llevaba, un poco de delineador en sus ojos y eso era todo. Pero se veía muy bien, era hermosa, muy natural. Algo que Tempo admiraba en una mujer.

Comenzaron a conversar, él para que ella se sintiera un poco más en confianza, le platicó acerca de él, no era necesario que supiera que era un artista famoso en otros países, omitió algunas cosas y tras un breve resumen, la joven supo casi todo de él. Cuando fue su turno de hablar, ella le dijo que se llama Mary.

Le contó que había nacido en Nueva Jersey, pero se mudó a Nueva York para seguir estudiando. Le gustaba el diseño y la publicidad y le faltaban dos años para terminar la carrera. Conforme hablaba su voz se apagaba, de la misma manera como la flama de una vela que conforme se va consumiendo, su brillo disminuye. Él sintió pesar por ella. De algún modo sintió un gran pesar y una profunda tristeza.

— ¿Acaso tu novio te dejó por alguna otra chica? — Eso era algo común en la mayoría de jóvenes, no apreciar lo bueno e irse detrás de alguien que no valía la pena.

—No— respondió la joven. De pronto Tempo sintió un gran escalofrío, hacía mucho frío en esos momentos, y vio que ella llevaba una delgada blusa y una falda con unas sandalias de tacón. Se quitó su abrigo y se lo puso en los hombros a la sorprendida chica.

—Está haciendo frío y puedes resfriarte. —Ella lo miró con lágrimas en los ojos, él se sintió incomodo, no era para tanto.

—De verdad ¿No recuerdas nada? — Él la miró confundido. Un ramalazo de dolor lo hizo ver estrellas y no poder enfocar la mirada.

—Oh, lo siento, he tenido dolor de cabeza desde hace varios días y parece que está empeorando. Cuando cesó el dolor preguntó:

—Recordar ¿qué cosa? No te conozco, es la primera vez que te veo —Un ligero temblor se apoderó de su cuerpo, un sudor frío le recorrió la espalda. Y sintió temor.

—El accidente… tú ibas conduciendo, yo iba cruzando la calle cuando un auto te impactó, te estrellaste contra una barda. Moriste. -él no podía encontrarle sentido a lo que decía. No podía ser.

—Estás viendo lo que quieres ver, te has preguntado ¿por qué nadie parece tomarte en cuenta, porque nadie te ve? ¿Acaso alguien te ha llamado por teléfono? ¿Has hablando con alguien que no sea yo, anteriormente? ¿Has sentido como que todo ha perdido esa chispa, ese algo que no sabrías definir? Es la vida lo que ya no tienes. —Él se levantó del banco completamente asustado.

—Estás loca, ¡¡definitivamente estás loca!! ¡¡Es imposible!!-Entonces volteó y vio de nuevo al joven que venía hacia ellos con una rosa en la mano, Tempo se hizo a un lado cuando él llegó y lo observó en silencio.
El joven depositó la rosa roja en la banca, a un lado de Mary. Compungido, miró hacia donde estaba ella sin verla realmente.

—Mary, te extraño tanto. No me resigno a que te hayas ido. Hace dos semanas todo era maravilloso, todo estaba tan lleno de alegría, estabas conmigo. Y ahora, me has dejado solo. ¿Por qué tenías que cruzar justo en ese momento?-Ella comenzó a llorar en silencio mientras el joven simplemente lloraba. Tempo estaba paralizado, ¡¡era cierto!!

Intentó tocar el hombro del joven y su mano simplemente traspasó de lado a lado. Se horrorizó más. Comenzó a latirle el corazón como caballo desbocado, la cabeza comenzó a dolerle mucho más, y en un frenético arrebato se llevó la mano a la cabeza, cuando la bajó tenía sangre en ella. Trastabilló como un ebrio mientras intentaba asimilar toda la verdad.
Él había muerto en el accidente y no lo había notado. Él nunca se dio cuenta de eso, hasta que Mary se lo dijo, entonces recordó con pavorosa claridad: Mary acababa de cruzar la calle, cuando él, habiendo perdido el control del auto, se fue a estampar en la pared, pero antes de que se estrellara, vio como la chica era literalmente impactada contra su carro y luego contra la pared, antes de que él mismo golpeara su cabeza contra el volante y luego todo se volvió negro.

Ahora lo recordaba todo. Ahora solo era una débil copia de lo que una vez había sido.

 

firmajade

Licencia Creative Commons
Dolor de cabeza por Jade Oshiro se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
Basada en una obra en https://utopiakfiction.wordpress.com/2014/07/07/dolor-de-cabeza-one-shotcapitulo-unico.

Anuncios

3 comentarios en “Dolor de cabeza {One shot}{Capítulo único}

¡Gracias por comentar! ♥

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s