¿Te cuento un secreto? – Cap11 Parte 2

1371716_589626627760087_2140507115_n

 

Disclaimer: Esto como ya saben es pura ficción nacida de mi ociosa imaginación

Notas de la autora: ¡Si ya e que me tarde poco mas de un año! y si he de ser sincera aun pensaba continuar este capitulo pero bueno como ya las hice esperar mucho tiempo, lo dividí y en el siguiente espero ahora si el fic llegue a u punto mas importante…. y prometo que o sera el próximo año. tomen asiento, disfrútenlo y recuerden dejarme abajo dudas y comentarios.

Cuando Dongho bajo las escaleras, ya casi no quedaba nadie en el edificio, incluso la mayoría de las fans que estaban afuera se habían ido; de las pocas que quedaban, Dongho se despidió de ellas con una sonrisa sutil y levantando la mano, Soohyun lo esperaba de pie frente a la camioneta.

-Vamos, vamos te tardaste tanto en el baño, creí que tenias hambre.- Lo recibe Soohyun con una enorme sonrisa y una palmada en la espalda.

-Mmm ya no sé si tengo hambre hyung.-

-¡¿Qué?! ¿Te sientes mal?- Lo mira sin poder creerlo.

-No es eso es que, ¿puedo preguntarte algo?-

-Si claro, por eso soy el líder ¿no?- Lo abraza.

-Mmmm preferiría más que fuera de hyung a dongsaeng-

“Beep beep”

El manager toca el claxon de la camioneta para pedirles que suban.

-Claro, si quieres, pero será después de la cena “mi pequeño dongsaeng”.- Le sonríe de nuevo y ambos suben a la camioneta, al sentarse Dongho mira a Hoon sentado atrás de él, se veía preocupado, seguramente por Kiseop; quería decirle donde estaba, pero no era el momento.

Porque lo único que existía en ese momento, lejos del mundo y de toda preocupación, eran AJ y Kiseop que seguían en la cabina de audio, sobre la mesa, abrazándose y tocándose con pequeños roces en todas partes de su cuerpo; aun besándose y sonriéndose, una palabra dulce tras otra, realmente se habían entregado y olvidado por completo de todo, simplemente eran ellos, solo querían amarse una vez más, disfrutar hasta el último instante que les fuera posible dentro de esas cuatro paredes.

Ya había pasado alrededor de hora y media y después de haber vivido esos increíbles momentos juntos, AJ comienza a sentir frio y decide que debe levantarse de la mesa, Kiseop se había quedado aun recostado únicamente con el abrigo de AJ encima, acurrucándose y cubriéndose, incluso parecía que se había quedado dormido; la ropa de ambos había quedado tirada en su mayoría sobre la mesa y el piso, AJ solo se había quedado con la camiseta blanca que llevaba debajo de la playera y la camisa; miro a Kiseop a su lado y sonrío feliz, satisfecho; se sentía tan bien, cansado, relajado  y hambriento pero feliz; así que suspiro y se puso de pie.

-Ahhh el piso esta alfombrado y aun así esta frio.- Dice AJ comenzando a recoger su ropa. –Amor levántate, ya debemos irnos.- Le dice a Kiseop aunque él ni siquiera se mueve. -¿Amor?- Se apresura a levantar las prendas tiradas encontrándose bajo ellas la pequeña nota de papel verde. ¿Debería leerla o tirarla en el bote de basura?, no sabía qué hacer, lo duda un momento pero al final la toma.

-Uuhh… uuhmm Jae… Jaeseop- Kiseop comienza a moverse, AJ se pone de pie y se coloca la ropa interior y el pantalón rápidamente.

-Vaya, despertaste.- AJ se le acerca dejando su ropa sobre la mesa y guardándose la nota en el pantalón.

-Si… yo… – Le dice Kiseop dándose la vuelta para verlo. –Ah…- Quejándose levemente en voz baja  intentando acurrucarse. –Uhmm no quiero moverme yo, yo tengo frio.-

-Jeje ¿seguro solo es eso?- Se inclina para besarle la mejilla y los labios.

-Ah… bueno  algo así.- Le responde Kiseop tímidamente, intenta acurrucarse pero comienza a temblar.

-Amor, te congelaras sino te vistes y debemos irnos.- AJ le insiste.

-Me congelare si me muevo.- Y vuelve a intentar acurrucarse encogiéndose aun más.

-Vamos, si te congelas será por permanecer desnudo sobre la mesa.- Le dice AJ terminando de vestirse. –Aunque.- Le sonríe volviendo a acercarse a él. –La idea de tenerte desnudo solo para mí sobre una mesa es francamente una idea irresistible.- Vuelve a besar sus labios. –No podemos quedarnos aquí.- Le frota suavemente los hombros y baja sus manos  por sus brazos y luego sus costados hasta su cintura. –De verdad te estás congelando.- Lo mira más seriamente y abrazándolo lo levanta lo suficiente para sentarlo.

-Ah…- Pero en cuanto se sienta Kiseop comienza a temblar más, se sintió mareado por un instante y se puso una mano en la cara.

-¿Todo bien?- Le pregunta AJ ya con la ropa de Kiseop reunida en las manos.

-Ah… si, si.- Le sonríe y toma su ropa. –Solo estoy cansado y me duele la…-

-La espalda…- AJ le sonríe traviesamente y busca su mirada.

-Ah…- Le dolía la cabeza, la espalda, el trasero… le dolía todo, se sentía mareado, moría de frio e igual que esa mañana no tenía fuerzas para moverse. –Si… me duele la espalda y… más abajo- Kiseop le hace un dulce puchero a AJ para hacerlo sonreír; finalmente lo veía tan tranquilo y feliz que no quería preocuparlo, y después de todo no le había mentido, si le dolía, pero solo evitaba decirle algo que no creía necesario. –Y no quiero moverme.-

-Jajaja, está bien, acepto mi parte de la culpa y te ayudare a vestirte.- Le dice AJ abrazándolo y ayudándolo a bajar de la mesa para ponerle la camisa.

-¿Cómo que solo en parte?- Kiseop lo mira aun haciendo puchero sintiéndose más reconfortado al tener su camisa puesta; aun así no quería soltar el abrigo de AJ, le transmitía calor.

-Claro que si, el resto es solo tuya.- Le dice aparentando una actitud seria. –Tú eres el que tiene, estos dulces labios, este cuerpo hermoso, y un lindo trasero.- Lo toma de la cintura y mete la mano por debajo de la camisa frotando suavemente su espalda baja. –Y tus piernas.- Se le acerca aun mas para abrazarlo mirándole a los ojos con una sonrisa casi maliciosa. –Amo… me enloquece perderme entre ellas.-

-Uhmmm si ya se.- Kiseop lo mira fingiendo enojo sin dejar de hacer puchero. –Eres un sucio pervertido ¿lo sabías?-

-Ah, claro..- AJ admite como lo más natural del mundo. –Soy todo eso y más, soy un sucio, pervertido y desesperado gato salvaje.- Sonríe aun más y ríe. –Pero, así me amas.-

-Jaeseop.- Inevitablemente Kiseop también sonríe. –Tienes razón, así te amo.- Y termina por cubrirse la boca tímidamente con las mejillas levemente rosadas.

-Siempre te sonrojas cuando dices que me amas.- AJ sonríe enormemente de oreja a oreja y lo abraza con firmeza sintiendo como Kiseop le corresponde al abrazo; no quería soltarlo jamás, de verdad quería seguir a su lado así siempre, y gritárselo a todo mundo, incluso pensaba en lo que habían hablado en el avión y ya no quería dejar así las cosas, no estaba aun seguro del todo, pero quería intentar algo de verdad, una relación seria con él.

Kiseop por su parte, no quería pensar en nada mas, le daba miedo, miedo de que algo pasara, que algo ocurriera y lo alejara de AJ; él no sabía lo que estaba pensando en ese momento, solo estaba dispuesto a vivir cada instante a su lado, estar con él tal y como se lo había prometido.

-Kiseop.- AJ le susurra aun sin soltarlo –No me dejaras nunca ¿verdad?- Le toma de las mejillas mirándolo a los ojos.

-Jaeseop…-

-Solo prométemelo, prométemelo y te creeré.-

-Tú… tú sabes que si.- Le besa la palma de la mano. –Estaré siempre contigo, te lo prometo.-

AJ le sonrió y le beso suavemente la frente y luego en los labios quedándose así, abrazados por algunos minutos más.

Finalmente AJ termina de ayudar a Kiseop a vestirse, ya habían tardado demasiado y a su parecer cada vez temblaba mas de frío; después solo terminaron limpiar y acomodar un poco las cosas que habían tirado de la mesa. Al salir de la sala lo hicieron con mucho cuidado de no hacer ruido y de que nadie los viera; a la salida solo se encontraron con un guardia al que AJ le dijo quienes eran y que habían regresado para buscar algo que se les había olvidado, se disculparon por tardar tanto y salieron tomados de la mano; afortunadamente ya no había fans esperándolos y pudieron caminar con calma por la calle.

Eran las 12 de la noche pero para una ciudad como Tokyo eso significa temprano y actividad contante en sus calles y negocios, había gente por todas partes y podían ir a donde quisieran, había una infinidad de tiendas de ropa, restaurantes de todo tipo, desde el puesto de ramen ubicado en un angosto callejón, hasta restaurantes costosos y cafeterías.

-Jaeseop… ¿A dónde vamos?- Kiseop le pregunta a AJ aun sin soltarle la mano, pero cada vez caminando más despacio.

-Ah en realidad no lo pensé, vamos a donde sea, solo quiero estar contigo,- Finalmente AJ se detiene y voltea a ver a Kiseop, se veía agitado y algo pálido. -¿Estas cansado?-

-Pues…- Kiseop apenas podía seguirle el paso y moría de frio, tenía su bufanda y chamarra puesta y aun así no dejaba de temblar. –Si…- Admite finalmente mordiéndose los labios y desviando la mirada. -¿Podríamos descansar en alguna parte?-

-Uhmmm está bien- AJ mira a su alrededor. –Podemos ir a un restaurante de comida italiana, está cerca de aquí a 3 cuadras, o a otro de comida internacional, o a comer ramen al lugar al que fuimos en nuestra última gira aunque esta mas lejos tendríamos que tomar un autobús, o al otro lado de la calle a un par de cuadras…-

-Aquí…- Kiseop lo interrumpe indicándole el pequeño negocio que estaba justo al lado de donde estaban de pie. –Entremos aquí, anda.- Intenta convencerlo con un puchero y unos ojitos que prácticamente le rogaban.

-Ahmmm bueno, está bien, si quieres.- AJ acepta aunque no muy convencido.

El lugar no era muy grande, pero era limpio, de piso de madera que crujía un poco al caminar, las paredes de ladrillos rojos y una iluminación sutil, algunas personas pedían un sándwich para llevar, o pizza para comer entre un par de amigos con cerveza en un rincón frente a la televisión del lugar, algunas amigas riendo escandalosamente mientras toman algún café o comida sencilla… había mucho movimiento en todo el lugar.

-Ven.- Kiseop le pide a AJ para que entre de una vez y cierre la puerta, que con el frio que hacía no creía que a los demás comiendo dentro se les hiciera muy agradable.

Cuando finalmente entran AJ lo sigue hasta una pequeña mesa, retirada en una esquina junto a la ventana donde una lámpara colgante apenas y los ilumina.

-¿Por qué aquí?- Pregunta AJ mirando la lámpara en el techo entre intrigado y no muy convencido.

-¿Qué tiene de malo? Es un lugar agradable.- Le dice Kiseop notando su incomodidad al oír a las chicas de la mesa del otro lado riendo escandalosamente. –Bueno, quizás un poquito ruidoso.-

-¿Poquito?- Levanta una ceja. –Kiseop si esta es tu idea de una cita romántica, déjame decirte que es pésima, podríamos haber ido hasta…-

-Quería sentarme…- Lo mira con ojitos tristes. –Ya sé que no es romántico y mucho menos privado, pero estoy cansado, quería sentarme un momento y tengo mucho frio.- Su estomago gruñe como avisándole que no se olvidara de él.

-Y hambre… uhmmm.- AJ levanta una ceja divertido. –Ahh ok, ok…- Suspira y sonríe. -Pero a la próxima yo elijo el lugar.-

-Jejeje está bien, a la próxima tu elijes.- Le sonríe poniendo una mano frente a él mostrándole el dedo meñique. –Llévame a donde tú quieras, no me preguntes a donde, solo llévame contigo, ¿Si?-

-Jajaja, claro que si, acepto el trato.- Cruza su dedo meñique con el de Kiseop sellando la promesa y luego toma su mano entre las suyas. -¿Aun tienes frio?-

-Uhmmm si.- Kiseop admite. –Pero menos que afuera caminando en el frío y la nieve.-

-Bueno, hagamos algo.- AJ se saca la cartera y el celular del abrigo dejándolos sobre la mesa  y luego se lo quita. –Dame tu chamarra-

-Pero…- Kiseop lo mira dudoso.

-Anda, dámela.- Se levanta, le quita la chamarra y luego le pone su abrigo. -¿Mejor ahora?-

-Si.-Le sonríe y se abraza a sí mismo. –No me darán ganas de quitármelo.-

-Jajaja entonces no lo hagas, quédatelo- Vuelve a sentarse. –Y yo me quedo con tu chamarra.-

-Uh… ¿en serio?-

-Claro, yo estoy bien con la chamarra, siento frio pero no es para tanto. –Se mete las manos en los bolsillos. –El abrigo te cubrirá mas, puedes levantarle el cuello, solo acomodas la bufanda por fuera y listo, además luce mejor en ti.-

-Gracias Jaeseop.-

-No me sorprende, por algo te eligieron como modelo principal.-

-Ah no… no me lo recuerdes, estoy tan nervioso con eso, queda tan poco tiempo y ya es la próxima semana…-

-¿Por qué?, he modelado contigo antes, eres natural, sabes hacerlo, sabes cómo moverte, a donde mirar, que ángulo es mejor, tú mismo has aportado ideas a nuestra fotógrafa, naciste para esto, las cámaras te adoran… no tanto como yo pero…-

-Jaja Jaeseop ¿Qué estás diciendo?-

-¿Qué?, es la verdad, nadie más puede quererte como yo, quiero ser el único.- Sonríe y toma nuevamente la mano de Kiseop que estaba sobre la mesa.

-Jaeseop que celoso eres.- Lo mira fingiendo molestia pero al final se queda viendo su mano entre las de AJ y sonríe levemente, aunque luego lo mira un poco preocupado. –Jaeseop… esto ¿está bien?-

-¿A qué te refieres?- Lo mira sin entender.

-A que me… a que nos tomemos de la mano frente a todos, creí que no querías que…-

-Estamos solos y nadie nos conoce aquí…-

-Pero aun estamos en Japón y alguien podría vernos, y si toman una foto entonces…-

-¡Ahhh! – Le suelta la mano, se recarga en el respaldo del asiento y se cruza de brazos. –Como quieras, sino quieres que te toque no lo hare, no vaya a causarte problemas.- Le dice molesto volteando a ver la ventana.

-Pero…- Kiseop lo mira confundido. –Pero si tú me habías dicho que nadie debía…-

-¡Ya no lo hare!- Voltea a verlo serio y enojado otra vez. –Ya no te preocupes.-

-No, no es eso.- Kiseop intenta explicarse, no entendía porque se enojaba si AJ había sido el primero en decirle que nadie debía verlos.

Justo en ese momento el celular de AJ comienza a vibrar sobre la mesa, Kiseop lo mira como esperando a que lo conteste pero solo lo ignora hasta que deja de sonar.

-¿Por qué?,. ¿por qué no contestaste?-

-Porque ya sé que es el manager.- Le responde AJ sin darle la menor importancia.

-Pero, va a preocuparse.-

-Lleva rato mandando mensajes y llamando por eso lo puse en vibrador.-

-¡Ah!- Kiseop lo mira sorprendido. –Jaeseop ¿Por qué hiciste eso?,  va a ponerse furioso.-

El celular vuelve a vibrar indicando que ahora está entrando una llamada.

-Jaeseop…- Kiseop lo mira esperando  a que conteste, pero AJ sigue sin hacerle caso y solo lo mira fijamente como diciéndole “no lo hare, contesta tu si quieres”. –Jaeseop por favor debes contestar.-

-No, no quiero hacerlo.-

-Va… va a enojarse contigo.- Pasándose una mano por el cuello, Kiseop estaba inquieto, el celular solo vibraba, pero el movimiento de ese aparato le estaba pareciendo mas estresante que si escuchara el tono a todo volumen.  AJ solo seguía viéndolo, no, no iba a hacerlo. -Ahhh…- No lo soporto mas y con la mano temblorosa tomo el celular, lo desbloqueo y acepto la llamada. Ni siquiera sabía si le iba a salir la voz. –S… si…-

-¡¡¿Kiseop?!!- Grita el manager al otro lado de la línea, Kiseop casi salta y aprieta mas el celular entre su mano -¡¡¡¿Dónde está AJ?!!!-

-Él… él esta…- Ni siquiera podía hablar fuerte. –Él está bien… es solo… si…-

Mas y mas gritos del manager, ya era casi una costumbre, no podía negar que le dolía cada regaño y ya era tan constante que tenia deseos de gritar o de llorar desesperado, pero se resistía a hacerlo, nunca se dejaba llorar en público y este no sería el momento tampoco. AJ lo miraba, su actitud seguía seria, pero por dentro estaba sorprendido, no se esperaba que Kiseop realmente contestara, no entendía claramente pero podía escuchar los gritos del manager desde su asiento, miraba a Kiseop y era como verlo el día anterior en el restaurante; solo escuchando atentamente, respondiendo como podía, con los labios temblando, las manos también; y sin pensarlo más estiro el brazo, se acerco y tomo a Kiseop por la muñeca, quien al sentir la mano de AJ lo miro nervioso y soltó el celular; AJ lo atrapo enseguida y corto la llamada.

Kiseop dejo escapar un lago suspiro, por un lado de alivio y agradecimiento, pero en su mirada estaba asustado.

-Tu… cortaste la llamada, le cortaste la llamada a…-

-Lo escuche…- Dijo AJ. –No debí dejar que contestaras.-

-Perdóname, sé que debí intentar dar una mejor respuesta es que yo…- Baja la mirada poniéndose una mano en la cabeza masajeándose las sienes. –Ne… necesitaba pensar y no podía…- Kiseop intenta disculparse.

-No, no, está bien, no es eso es…-

Vuelve a entrar otra llamada y Kiseop se pone tenso de inmediato.

-Yo contesto.- Le dice AJ aparentemente seguro, aunque la verdad es que no sabía ni que decirle al manager, pero no quería ver a Kiseop con esa expresión en su rostro, de algún modo sentía como si lo torturara. –Iré…- Se levanta. –Regreso enseguida.-

Kiseop lo siguió preocupado con la mirada hasta que AJ llego a la entrada del lugar, cuando una voz llamo su atención.

-Disculpe.- Era una mesera. -¿Van a ordenar algo?-

Por su parte AJ se apresuro a llegar a la entrada, hasta donde estaban 2 teléfonos públicos dentro del local, tomo aire profundamente, desbloqueo y acepto la llamada.

-Señor, soy yo…- Apretó los dientes, no sabía que regaños le esperaban, pero estaba listo.

-Ahhh, AJ que gusto oírte jajaja, estaba tan preocupado.-

-¿Ahh?- ¿había oído bien?. –Sí, soy yo…-

-Me alegra tanto oírte, ¿tienes idea de cuánto tiempo llevo intentando llamarte?, por lo menos me hubieses llamado ¿Dónde están?, ¿Por qué no respondías?, ¿necesitas que vaya a buscarlos?-

-Uhmmm…- Ahora AJ era quien estaba realmente extrañado, ¿no gritos?, ¿no regaños?, ¿el manager había reído feliz de escucharlo? –Ah, no, no se preocupe estamos perfectamente bien.-

-Eso es un alivio, pero no me has dicho donde están para ir a buscarlos.- Insiste el manager.

-Ah pues estamos en…- ¿Debería decirle?, la verdad es que no quería, de haber sido posible no habría contestado, incluso había pensado en no volver al departamento y pasar la noche entera solo con Kiseop, pero al voltear hacia la mesa, lo vio hablar con una mesera que había ido a atenderlos y finalmente después de un breve intercambio de palabras se había retirado. Kiseop no dejaba de tocarse la frente, seguía masajeándose las sienes, seguro estaba preocupado por la llamada, suspiraba, aun parecía tener frio, se había quedado mirando hacia la ventana, lo veía… lo veía triste… ¿de nuevo era su culpa?.

-¿AJ? responde ¿te pasa algo?- El manager insiste.

-Ah no, no es nada…-

-¿Entonces a donde voy a recogerlos?-

-Ah señor, mire estamos bien, yo solo quería hablar con Kiseop a solas de algo y pensaba en que quizás podríamos…-

-¿Hablar?, ¿para qué hablar afuera a estas horas y con el frio que hace? hablen en casa, ya es tarde y partiremos temprano en la mañana.-

-Ahmm bien entonces ¿le parece darnos un par de horas?, regresaremos al departamento enseguida.-

-Llevamos poco más de dos horas buscándolos y casi una hora esperándolos para cenar todos juntos como siempre.- Definitivamente el hombre no se la ponía nada fácil. –Si tienes algún problema debes decirme.-

-No lo hay en serio, solo ¿podría darme una hora por lo menos? solo eso.-

-AJ, siempre has sido prudente y jamás te has metido en dificultades; no vamos a tener problemas ahora ¿entiendo?, haz lo que te digo y regresen de inmediato, no puedo dejarlos solos aunque conozcan parte de Tokyo, ya es de noche y no debo descuidarlos.-

-No pero…-

-Sin peros…- Suspira. –Ahora no se si pedirte que estuvieras cerca de Kiseop en este viaje fue buena idea, lo que menos quiero es tener problemas contigo y lo sabes.-

-Ah ok ,ok ya entendí, dígame en qué lugar están y nosotros iremos lo más pronto posible.-

-Está bien, estamos en el restaurant de ramen dos cuadras de casa, ya sabes donde es.-

-Si ya sé donde, iremos para allá…- AJ finalizo la llamada, el manager definitivamente no le daba más opciones que volver o irlos a buscar; hasta ahí acababan sus planes de estar solo con Kiseop toda la noche.

Regreso a la mesa a sentarse dejando el celular a un lado, Kiseop bebía lentamente un poco de té, tenía los ojos cerrados, solo concentrándose en el calor que llegaba a sus manos a través de la taza, y el calor del té que lo recorría lentamente por dentro, se sentía un poco mejor y más calmado,  hasta que abrió los ojos y vio a AJ sentado frente a él.

-Jaeseop… todo… ¿todo está bien?-

-Si.- Le sonríe aunque no muy animadamente.

-¿Se molesto contigo?- Kiseop le pregunta preocupado.

-Ahmmm no lo sé, tal vez si lo esté pero, digamos que no me fue tan mal.- Sonríe un poco al ver los labios de Kiseop ligeramente húmedos, se inclina hacia él queriendo besarlo, pero al notar que aparta la mirada tímidamente, solo vuelve a sonreír y le pasa suavemente un dedo por los labios. Al sentir el toque de su dedo Kiseop se le queda vendo curioso, y AJ volviendo a sonreír solo se pasa el mismo dedo por los labios como si lo besara.

-Sabe dulce.- AJ le dice buscando tomar la mano de Kiseop sobre la mesa quedándose solo rozando sus dedos.

-Uhmmm quizás haya sido el té.- Le dice Kiseop con una pequeña sonrisa mirando hacia su taza.

-Tal vez si, ¿puedo probar un poco más?- Le sonríe levantando juguetonamente las cejas y Kiseop solo abre los ojos sorprendido.

-Ja… Jaeseop… ¿aquí?… tu quieres…- Intenta retroceder, pero su espalda topa con el respaldo del asiento.

-Jajajajajaja oye.- AJ ríe y se le acerca aun mas apoyándose en la mesa. -¿Estas huyendo de mi?-

-Mmm, no.- Le responde nervioso mirando a su alrededor esperando nadie los mirara raro, pero afuera estaba comenzando a nevar otra vez y nadie se detendría a mirar; y adentro todos parecían más ocupados viendo la televisión o en sus propios asuntos.

-Tontito.- AJ se aleja volviendo a sentarse correctamente, toma la taza y se la acerca a los labios no sin antes volverle a sonreír traviesamente con esa sonrisa tan “gatunamente” particular. –No sé qué pensaste tu, pero yo hablaba del té.- Aspira su aroma. Suave y dulce, no le parecía haberlo olido o probado antes, aun así el aroma le es agradable y prueba un poco, saboreándolo lentamente en su paladar. –Uhmm no está mal aunque no reconozco el sabor ¿de qué es?- Pregunta intrigado volviendo a beber un poco más.

-La verdad, no lo sé.- Kiseop admite encogiéndose de hombros y mirando divertido como AJ vuelve a tomar una y otra vez del té intentando descifrar su sabor haciendo gestos y muecas extrañas.

-¿No sabes?, ¿Cómo puedes estarte bebiendo algo que ni siquiera sabes qué es?- Dice AJ lamiéndose los labios como gato satisfecho y dejando la taza vacía en la mesa.

-Solo le dije a la mesera que me sirviera del té que más les gustara a los clientes, yo solo le puse azúcar.-

-¿Azúcar?, amor se supone que a los tés japoneses no se les pone azúcar.-

-Pero…- Kiseop le muestra la taza vacía. –Aun así te lo bebiste ¿o no?, sino no te lo habrías terminado, gatito.-

-Jaja ok lo acepto, si me gusto, aunque…- Estira su brazo sobre la mesa tendiéndole la mano a Kiseop quien dudoso acerca su mano solo para que sus dedos alcancen a tocarse, pero AJ toma su mano con firmeza. –No sabe igual al que probé de tus labios.-

-Jaeseop.- Le sonríe dulcemente bajando la mirada, entrelazando su mano con la de AJ.

-Es la verdad.- Le susurra acercándose un poco más, acerca su otra mano rozando su mejilla, llegando a su barbilla y levantándola suavemente, haciéndolos quedar muy cerca mirándose a los ojos.

Unos segundos, unos minutos; algo había cambiado en ellos, ahora siempre que se veían a los ojos, era como perderse en un mundo totalmente diferente, donde solo existían ellos.

Acercarse, rosarse con su aliento, probar sus labios, una sutil caricia de sus lenguas… y el resto del mundo, no importaba.

Hasta que el celular vuelve a vibrar, regresándolos a la “tierra”.

-Ah, que idiota.- AJ suspira mordiéndose los labios frustrado. –Debería haberlo apagado.-

-Jaeseop, no te digas eso, está bien.- Kiseop mira el celular sobre la mesa que sigue vibrando intermitentemente indicando que hay un mensaje. -¿Podemos ver?-

-Mmmm, sí, eso supongo.-

Kiseop toma el celular dejándolo entre ellos, lo desbloquea nuevamente y lee el mensaje.

-“¿Ya vienen en camino?. No tarden, los seguimos esperando”- Ahora era Kiseop quien suspiraba, no quería irse, también deseaba estar con AJ pero un mensaje del manager era algo que no podían ignorar. –Creo, que debemos irnos ya.-

-No.-

-Jaeseop, debemos.-

-¡Agh si ya lo sé!- Golpea la mesa y toma el celular de mala gana guardándoselo. –Vámonos de una vez.- Se levanta y camina hacia la salida sin esperarle.

-Ja… Jaeseop…- ¿Ya lo había hecho enojar otra vez?.

AJ se había salido del restaurante, pero Kiseop no podía ir tras él nada mas, tuvo que buscar entre la gente a la mesera para pedir la cuenta por su té e ir a pagar, había tardado un poco, incluso cuando se disponía a salir creía que AJ ya se habría ido; cuando abrió la puerta el viento helado lo golpeo de inmediato y la nieve volvía a aumentar otra vez, no sabía a dónde ir ahora.

-Estoy aquí.-

Escucho una voz cerca, volteo a ambos lados y ahí estaba, recargado en un poste frente a él.

-Jaeseop.- Kiseop suspiro aliviado y casi corre acercándose a él. –Jaeseop, me esperaste.- Le sonríe agradecido.

-¿Pues qué creías?- Lo mira levantando una ceja y sonriendo de medio lado; su voz se escuchaba molesta.

-Ahmm.-Y Kiseop lo notaba obviamente. –Es que, saliste muy rápido y…-

-¿Tenemos prisa por volver con los demás o no?- AJ lo mira serio y aun molesto.

-Sí pero.- Suspira. –Si no te hubiese insistido en contestar, quizás, quizás no tendríamos que volver ahora y no estarías molesto.-

-¡¡¿De qué habría servido si de todos modos tendríamos que volver mañana?!!, ¡¡¡Y no estoy enojado!!!- AJ grita y sin esperarlo de nuevo y comienza a caminar.

-Ja… Jaeseop, espérame.- Kiseop lo sigue, aunque por la nieve que ya más bien parecía una llovizna comenzaba a hacerse difícil el caminar. –Jaeseop.- Finalmente lo alcanza en una esquina junto con la demás gente que espera que la luz del semáforo cambie. –No puedes decirme que no estás molesto si estas gritándome en plena calle, y es lógico que tenemos que volver ¿Qué esperabas?-

La luz del semáforo cambia.

-Ya te dije que no estoy molesto.- Y sin voltear a mirarle avanza para cruzar con el resto de la gente.

-Sí, si lo estas.- Kiseop hace el esfuerzo por alcanzarle y seguirle el paso. –No te entiendo, no sé porque te enojas, si sabes que así son las cosas, y si volvemos mañana las cosas serian mucho peores.- Ya estaba cansándose de seguirlo ¿hasta donde quería llegar? –Escucha, la culpa, la culpa también es mía; si el manager te dijo algo, si está muy enojado contigo, yo podría intentar hablar…- AJ comienza a caminar más aprisa. -¡¿Podrías esperarme?!-

AJ se detiene de pronto y Kiseop casi choca con él. –No hables con él, todo está perfectamente bien.-

-Entonces dime ¿Cuál es el problema?- Kiseop le insiste.

-¡¡¡El problema es que si así son las cosas por una noche, nunca podremos hacer lo que queramos!!!- Grita y algunas personas voltean a verlos, pero ya que hablaban en coreano y no en japonés solo los miran de arriba abajo y continúan su camino sin prestarles más atención.-

-Eso, ¿era eso?-

-¡¡¡Por supuesto!!!, una noche por lo menos sin tener que pensar en que a la mañana siguiente tenemos que ir a trabajar y no poder pensar en otra cosa, ¿así va a ser siempre?.- Suspira hondo. –No, así ES siempre, ¿Cómo va a funcionar esto?-

Y justo con esas palabras Kiseop parecía entenderlo todo y la plática del avión volvía a su mente.

“Es por eso que Jaeseop no quiere tener nada serio, porque para nosotros es difícil, es casi imposible…”

Así lo veía, así suponía que era el problema; AJ hacia las cosas a su modo, y eso no cambiaria nunca y por eso le molestaba que las cosas no salieran como él quería; y tener problemas con el manager era impensable, su reputación como un hijo ejemplar, como músico y compositor siempre entregado a su trabajo se vería afectada.

Sentía que AJ intentaba se amable con él, ser considerado e incluso ser romántico, pero simplemente su posición de idols no les ayudaba en nada. Ahora creía con más motivos que AJ tenía razón y que no debían involucrarse en algo serio y solo buscarse “ocasionalmente” cuando físicamente lo necesitaran; si lo pensaba sonaba cruel pero así era más “fácil”, era “lo mejor”.

Seguían caminando sin rumbo, solo siguiendo la corriente de la gente que caminaba apresurada, Kiseop caminaba en silencio a unos pasos detrás de AJ, intentando seguirle el paso, intentando no golpear a alguien accidentalmente, intentando no tropezar ; no sabía hasta donde quería ir AJ, pero el tiempo pasaba, tenían que volver, tenía que hacerlo volver.

-Jaeseop.- Intento tomarle del brazo para detenerle.

-¿Qué quieres?- Pero AJ continúa caminando sin detenerse.

-Yo…- Suspiro y se detuvo. –Volveré a casa.-

-¿Qué?..- Y como arte de magia AJ se detiene y voltea a verlo fijamente.

-Yo volveré a casa.- Kiseop le repitió con calma y con una sonrisa amable. –Es tarde y el manager y los demás te esperan.- No quería hacerlo enfadar, así que iba a intentar ser directo y lo más amable posible, no dejándole otra opción más que hacer lo correcto. –Seguro ya todos tienen mucha hambre y han de haber esperado demasiado, y sabes que a Dongho y a Eli no les gusta esperar.- Le dice mirando a su alrededor y camina a la esquina más cercana.

-¿Que estas dicie… ¡Kiseop!- Ahora él estaba confundido, ¿irse?, ¿a casa?, ¿Por qué? –Kiseop ¿a dónde vas?- AJ lo sigue y lo detiene del brazo dándole la vuelta para verlo. -¿Qué estás haciendo?, ¿Por qué te vas sin mi?, ¡¿Vas a dejarme aquí?!-

-Ah, no, no Jaeseop- Sigue sonriéndole tranquilamente. –Solo voy a casa, te veré cuando regresen de cenar.-

-¿Qué?… Ahhh- Suspira cada vez más confundido. –No puedes irte, ¿Por qué quieres volver a casa ahora?, deberías venir conmigo, dijiste que no me dejarías.-

-Jaeseop.- Le acomoda un poco el cuello de la chamarra. –Nunca dije que te dejaría, pero, no debo ir a cenar con ustedes.- AJ lo mira a los ojos, confundido, enojado todavía probablemente pero sobre todo, ¿temeroso?, eso hasta a Kiseop le parecía extraño, casi imposible. –Yo… rompí la dieta jeje- Si, la excusa era tonta en apariencia, pero lógica hasta cierto punto. –No debí comer chocolate de los pockys ni nada, y si voy a la cena el manager seguro me diría lo mismo, que no debo comer cosas inadecuadas y comer verduras solamente es rico, pero al verlos comer a ustedes, se me antojaran muchas cosas.- Le sacude un poco la nieve del cabello haciéndole puchero. –Además quiero descansar un poco, en verdad.- Debía hacerlo o AJ seguramente iba a convencerlo de quedarse, así que miro hacia la calle y detuvo el primer taxi que vio y subió. –Es mejor así.- Se repitió a si mismo pensando que AJ se resignaría, entraría en razón e iría con los demás, le dio la dirección del lugar donde vivían al taxista e intento relajarse un poco, sin embargo…

El taxi apenas había avanzado unos metros y al detenerse en el alto, la puerta se abre de golpe.

-No vas a dejarme en medio de quien sabe donde.-

-¡Jaeseop!- Ahora era Kiseop el que no podía creerlo. -¿Corriste en plena calle para alcanzar el taxi?-

-Ja, claro que no.- Se acomoda tranquilamente en el asiento y cierra la puerta. –Corrí por la banqueta obviamente-

-Pero… ah… ¿Por qué?-

-Porque quiero que vengas conmigo, estamos juntos en esto, ¿cómo le voy a decir al manager donde estuvimos?-

-Deberías hacerlo.- Lo mira realmente serio esta vez.

-Claro, le diré que te hice el amor en la mesa de la cabina de audio. Y dos veces por cierto.-

-¡Jaeseop cállate, no estamos solos en el taxi!-

-¿Y eso qué?, oiga.- Hablándole al taxista. –Usted ¿habla coreano?- Le pregunta en japonés.

-No.- Le responde secamente el chofer.

-Vez. ¿Qué importa lo que diga?-

-Jaeseop no te hagas el tonto, cuando te dije que debías hablar con el manager no me refería a que se lo dijeras todo en detalle.-

-¿Qué le digo entonces?-

-No se, pero dile algo, lo que sea; que te quedaste encerrado en un baño, gritaste auxilio y te oí y fui a buscar a alguien, yo que se.-

-Amor, esa es una excusa muy mala.-

-Jaeseop, dile lo que sea y estará bien; te creería cualquier cosa que le dijeras mejor que a mi.-

AJ estaba a punto de reclamarle eso, pero pensándolo mejor, sabía que tenía razón; bien podía decirle que se perdió con Kiseop en el edificio y el manager no iba a decirle nada, en cambio si hacia a Kiseop explicarle, solo lo regañaría y señalaría como culpable; seguro ni le dejaría decir algo, además se había prometido que no lo haría volver a enfrentarse a una responsabilidad que no le correspondía solo.

Finalmente los dos quedaron en silencio sin saber que mas decirse, era un poco raro e incomodo quedarse así sin decirse una palabra; AJ iba mirando por la ventana y observaba que a pesar de nevar había gente que aun se divertía caminando, curioseando entre las tiendas, haciendo mil cosas, y aunque el calor del interior del taxi era reconfortante, deseaba poder caminar ahí afuera con Kiseop.

“¿Y si intento volver a convencerlo?” Pensó de pronto. De todos modos ya estaban en el taxi, simplemente podían decirle que los llevara a otra parte.

-Kiseop.-

-¿Uhmm dime?- Le responde con voz algo somnolienta, se había sentido tan cómodo en el asiento que el suave movimiento del taxi comenzaba a arrullarlo y se estaba quedando dormido.

-Estaba pensando en que quizás…-

-Uhmm… ¿Qué?- Le dice con los ojos casi cerrados.

-Deberíamos huir juntos.-

-¡¿Qué?!- Voltea a verlo de inmediato. –Jaeseop no hablas en serio.-

-Sí, si lo hago ¿por qué no?- Lo mira seriamente.

-¿Por qué?… porque no, Jaeseop ¿a dónde iríamos?-

-Lejos.-

-Es muy tarde.-

-Huyamos de Japón.- Le dice AJ como si fuese lo más sencillo.

-¡No!, ¿A dónde?… y… ¿solos?-

-Lógicamente, si vamos acompañados no sería huida.- Lo mira sonriendo y levantando una ceja dándole a entender que era obvio. –Huyamos a Corea.-

-¡¿Estás loco?!- Kiseop comienza a verlo preocupado, cuando a AJ se le ocurría algo, se decidía a hacerlo hasta el final.

-Claro que no, anda solo di que sí, yo pagare los boletos.- Le dice AJ emocionado.

-Ah, Jaeseop, mañana volvemos a Corea, ¿Qué caso tendría “huir” ahora?-

-¡¡¡Ahhhh bueno olvídalo!!!- Se cruza de brazos.

-Ah… ¡No te enojes conmigo, es solo que no tiene caso si mañana llegan todos!-

-¡¡Por eso te digo que lo olvides!!- Le da la espalda.

-¡No puedo olvidarlo!- Intenta hacer que lo mire. –Si ya tenemos problemas ahora, si nos vamos sin avisar del país será peor.-

Pero AJ sigue ignorándolo.

-¡¡Jaeseop!!, ¿Qué es lo que quieres?- Lo voltea a la fuerza.

-¡¡Quiero estar contigo!!-

-¡¿Tienen algún problema?!- Les grita el taxista mirándolos por el espejo retrovisor. –No hablare coreano pero tampoco pueden ir gritando todo el camino, si tienen algo que discutir puedo dejarlos aquí mismo-

Ambos voltean a verse y vuelven a sentarse correctamente sin decir nada.

-No tengo idea sobre que estarán discutiendo pero no pueden distraerme mientras manejo.-

-Está bien, lo sentimos.- Kiseop se disculpa. -¿Verdad Jaeseop?…- Vuelve a ignorarlo y le pega en el brazo. -¡Jaeseop!-

-Ahh… ¿Qué?- Lo mira feo y se soba el brazo.

-Discúlpate y no me ignores cuando te hablo.- Le dice como regañando a un niño pequeño.

-Ahhhh…- ¿Le gritaba?, ¿le pegaba?, lo regañaba?, venganza. –Claro.- Jala a Kiseop hacia él para abrazarlo.

-¡Jaese… mmm!- Le tapa la boca con la mano.

-Usted perdone el escándalo.- Mira al taxista y luego a Kiseop y le sonríe. –Le prometemos que el resto del viaje será tranquilo, ¿verdad?- Le quita la mano a Kiseop de la boca y lo suelta un poco.

-Si… ah…- Pero de inmediato AJ vuelve a abrazarlo. –Suelta.-

-Ni lo pienses.-

-¡Jaeseop compórtate!- Finalmente se suelta de su abrazo, lo empuja y se aleja casi hasta el otro extremo del asiento.

Finalmente con eso AJ se había quedado quieto, aunque no dejaba de verlo, enojado, triste, sentido; quizás arrepentido.

-Yo…- AJ volvió a hablar al cabo de un rato. –Yo solo… quería estar contigo.-

Al escuchar esas palabras, ese tono de voz, Kiseop volteo a mirarle, pensaba en decirle algo como “¿de qué hablas si estoy aquí?” pero AJ realmente se veía sentido, con la cabeza gacha, con un diminuto puchero casi imperceptible, seguramente ni el mismo AJ se había dado cuenta de lo que hacía; era como un gatito regañado.

AJ seguía enfadado, pero no con Kiseop, se había dado cuenta que no era con él sino consigo mismo, con la situación y no ser capaz de mantenerse en calma, no se entendía ni así mismo ni como era capaz de alterarse tan fácilmente si eso no le había pasado antes ni siquiera al presentar un examen. Pero entre toda esa confusión, de pronto sintió un ligerísimo peso extra sobre su hombro que lo hizo voltear sorprendido, solo para encontrarse con la cabeza de Kiseop recargada en él.

-Yo también quiero estar contigo…- Le susurro Kiseop en voz baja, busco y tomo su mano entrelazándola con la suya. –Aunque estemos cansados, ocupados, ya sea noche o de día, siempre estaré para ti, gatito tonto.-

-Uhmmm.- Y eso lo hizo sonreír de inmediato y recargo su mejilla en la cabeza de Kiseop. –Ya estaba sintiéndome solo de este lado del asiento, pero oye no soy tonto, tu y todos saben que soy muy inteligente.-

-Jeje si, si ya se, ok no eres tonto.- Lo mira un instante y le susurra al oído. –Pero si eres un gato enojón, berrinchudo, dramático y encimoso.-

Con eso terminaron riendo los dos, el resto del viaje fue tranquilo, silencioso pero no incomodo; debido a la nieve el taxista tuvo que tomar otro camino para evitar el trafico haciendo que el viaje tomara un poco más de lo normal pero, el chofer dudaba mucho que eso incomodara a su par de ruidosos pasajeros; hasta que llego a la casa donde vivían y se estaciono cerca, a unos metros de la entrada.

-Llegamos.- Se asoma el chofer por el espejo retrovisor y vuelve a llamarles. –Hemos llegado.-

-¿Ah?- AJ es el primero en reaccionar y suspira mirando a su alrededor, ya casi se había quedado dormido. –Ehm gracias, supongo.-

-Si lo prefiere, puedo llevarlos a dar vueltas por Tokyo toda la noche.- Le dice el taxista.

-Ahmm ¿en serio?- Pregunta AJ curioso quizás volviendo a querer retomar su plan de “huida”.

-Claro, siempre y cuando usted esté dispuesto a pagarme y me haga platica toda la noche porque su, amigo lleva bastante tiempo de haberse quedado dormido ¿sabe?-

-¿Uhmm?- AJ voltea a su lado y mira a Kiseop, estaba totalmente dormido, tanto que ni siquiera cuando él se movió para ver donde estaban se despertó; sin duda debía estar muy cansado.

-Bueno, ¿Qué me dice?, ¿los dejo aquí o seguimos el viaje?-

-Nos quedamos aquí, gracias, ¿cuánto le debo?- Saca la cartera.

-Son 6000 yens por favor…-

-¡¿Cuánto?!- Mira al taxista levantando una ceja.

-Estaba nevando más fuerte y tuve que tomar otro camino para evitar el tráfico nocturno y aun así no podía ir muy rápido, así que… –

-Uhmmm si está bien- AJ le entrega el dinero e intenta despertar a Kiseop. –Hey, amor.-

-Ah… Jae… ¿Qué pasa?-

-Estamos en casa.- Abre la puerta y el chofer le regresa el cambio. –Vamos, ven.- AJ sale primero y toma a Kiseop del brazo para ayudarlo a salir, pero esta tan adormilado que ni podía mantenerse bien en pie y se le doblaban las rodillas. –Gracias.- AJ agradece al taxista abrazando de la cintura a Kiseop con un brazo, cierra la puerta y deja que el taxi se aleje.

-Frio.- Kiseop vuelve a cerrar los ojos intentando encogerse.

-Ya estamos aquí, solo tenemos que abrir la reja, caminar a la entrada y subir los tres escalones de la entra…-

-No puedo, uhmmm.- Kiseop termina recargando en AJ, sujetándose de su chamarra, aun con los ojos cerrados, se le doblaban las piernas y casi se le iba a caer al suelo.

-¡Ehhh! vamos Kiseop, despierta ya sé que tienes frio y yo también, pero si no quieres despertar bien ni moverte ¿Cómo vamos a entrar?-

-Pues, podrías cargarme.- Lo observa con ternura.

-¿Eeehh?- AJ lo mira incrédulo. -¿Quieres que yo te cargue?-

-Si.- Kiseop le hace puchero, suspira y finalmente comienza a caminar a paso lento. –Si quisiera, pero sé que no puedes.-

-¿Cómo que no puedo?- AJ lo sigue. –Dime.-

-Ahm no es nada tú no te preocupes.- Le sonríe y sigue caminando. –Seguro soy muy pesado para ti.-

-¡¿Qué?! ¿crees que soy débil o qué? Sabes que he hecho ejercicio todos los días.- Se pone frente a él, pero Kiseop solo lo mira poniendo expresión dudosa.

-¿Todos los días? mmm ¿seguro?-

-Uhmm ok no diario pero si constantemente.- AJ intenta defenderse.

-Uhmmm yo no te he visto.- Y Kiseop sigue “picándole el orgullo” porque sabía que tenía razón.

-¡¡Ash!! Ok bueno, voy ocasionalmente, cuando puedo, o me acuerdo o, no me duelen los músculos por haber ido el día anterior-

-Ahhh, lo sabia.- Kiseop le sonríe triunfante. –Mi gatito también es un quejumbroso, pero no importa, porque así me gusta.s- Le da un pequeño beso en la mejilla. –Gracias por traerme a casa.-

-Ehhhhh, oye solo me dices gracias ¿y vas a dejarme aquí?-

-Jeje si solo eso.-

Kiseop está por abrir cuando sorpresivamente AJ lo toma de los hombros, lo voltea y lo pone contra la reja.

-Pues yo no estoy de acuerdo- Se le acerca, presionando sus cuerpos contra la reja.

-¡Aaah! ¡Jaeseop espera!-

La reja cede y se abre, AJ le quita las llaves y empuja a Kiseop aun estando de espaldas haciéndolo perder el equilibrio.

-¡Jaeseop!- Kiseop grita cerrado los ojos seguro de que caería de espaldas a la nieve, pero…

AJ lo toma del brazo, jalándolo hacia él, rodeando su cintura con el brazo izquierdo, se inclina pasándole el brazo derecho por debajo de las rodillas y lo levanta.

-Jajaja ¿Qué decías sobre no poder cargarte?- Le dice a Kiseop quien se ha quedado sin moverse, encogido, sin querer abrir los ojos y aferrado a su pecho escondiendo el rostro en su hombro. –Oye- AJ se le acerca y le susurra al oído. –Mírame.-

Aun dudoso y algo extrañado por no haber recibido el golpe al caer en la nieve, Kiseop abre los ojos y mira a AJ que le sonríe triunfante.

-Jaeseop, de verdad, ¿me estas cargando?- Kiseop lo mira sorprendido y se abraza a su cuello.

-Jajajajaja por supuesto que sí, dudabas que fuera capaz y te demostré lo contrario.- Comienza a caminar decidido hacia la entrada de la casa.

-No, no dudaba de que pudieras hacerlo, solo que no creí que quisieras hacerlo y pues…-

-Shhh, ya no digas nada-

-¿Por qué?-

-Shhh déjame continuar y no interrumpas el momento.- AJ le dice mirándolo serio, aunque de inmediato le sonríe como “niño emocionado” –Esto es divertido, y romántico.-

-Ah bueno, está bien.- Su expresión le había parecido tan encantadora que Kiseop no se atrevió a decir más y solo se tomo con más fuerza de sus hombros al sentir el movimiento de sus pasos sobre la nieve.

Al llegar frente a la puerta Kiseop le pide a AJ bajarlo para poder entrar, pero AJ se niega; el planeaba otra cosa.

-Si me bajaras abrirías la puerta más fácil.- Kiseop le sugiere pero AJ se niega.

-No.-

-Pero…-

-Yo puedo hacerlo.-  AJ vuelve a insistir concentrándose en meter en la cerradura la llave indicada sin ver, agachándose un poco, con mucho cuidado de no resbalarse ni en la entrada ni mucho menos de tirar a Kiseop, y si, debía admitir que sería más fácil abrir si lo bajaba pero no quería, su orgullo se lo impedía.

Por su parte, Kiseop se mantenía lo mas quieto posible, abrazado a AJ, con un brazo rodeándole la espalda y el otro sobre su pecho y la mano sobre su hombro, solo mirado casi embelesado  cada uno de sus gestos, su mirada al concentrarse, su seño fruncido al fallar intentar abrir la puerta y probar con otra llave, mordiéndose los labios. Podía ver incluso los músculos de su cuello tensarse al esfuerzo por no soltarlo. Se abrazo más fuerte a él, suspirando profundamente.

-¿Estás bien?- AJ voltea a verlo extrañado.

-Uhmmm sí, solo pensaba.-

-¿Si?, ¿en qué?-

-En ti.-

-Uhh eso es interesante, ¿en qué pensabas de mí exactamente? Porque bueno sé que soy irresistible de muchas maneras pero…-

-¡Egocéntrico!-

-Ajajajaja, un poco tal vez- Finalmente la puerta abre. –Ahhh lo logre, vez soy un genio.- AJ le sonríe triunfante y entra a la casa sin soltarlo; empuja la puerta con el pie para abrirla y luego para cerrarla quedándose recargado en ella completamente a oscuras, a excepción de la luz que entraba por las cortinas de las ventanas. –Por fin en casa.- Suspira aliviado.

-Lo lograste.- Le dice Kiseop en la oscuridad de la casa. –Pero  ¿y ahora?-

-Uh ¿ahora qué?-

-Ahm no se… ¿Vas a bajarme?-

-No, claro que no.- Y sin más, haciendo toda clase de movimientos raros con los pies, comienza a quitarse los tenis hasta que lo logra y los avienta por alguna parte.

-¿Qué haces ahora?- Le pregunta Kiseop abrazándosele mas fuerte pensando que con tantos movimientos esta vez si se le caería en cualquier momento. –Jae… Jaeseop, me vas a tirar.-

-Claro que no, ¿confías en mí sí o no?-

-Eh, si pero…-

-Entonces no digas nada.- Lo mira fijamente dejándolo más confundido, pero Kiseop solo asiente, hasta que AJ comienza a caminar y casi se tropieza justo en la entrada.

-¡¡¡Vas a tirarme!!!- Casi se le cuelga al cuello. -¡Jaeseop!-

-¡Agh, te dije confía en mí, mejor preocúpate porque me pegue en el pie!-

-¡¿En serio?!, en… entonces bájame.-

-¡Que no, y no discutas!- Vuelve a repetirle y aun con la insistencia de Kiseop , AJ continua su camino dentro de la casa, cruza el pasillo y de una patada abre la puerta de la habitación de Kiseop, entra y se deja caer en su cama, la litera de abajo, de espaldas aun con Kiseop en brazos. –Ahhhhhhhhhhhhh al fin.-

-Jaeseop.- Se incorpora de inmediato intentando quitársele de encima para dejarlo respirar pero AJ no lo deja.

-¡Hey! No te muevas.- Lo detiene rodeándole la cintura con un brazo.

-Pero ya me trajiste hasta aquí e hice que te cansaras demasiado, casi te caes y te pegaste y…-

-¿Y qué?, eso no importa yo quería traerte hasta aquí.- Le insiste serio y sin soltarlo. La casa entera estaba a oscuras y con la luz que escasamente entraba por la ventana apenas y podían verse, pero por el tono de su voz, Kiseop sabía que no iba a soltarlo ni pidiéndoselo por favor o rogándole.

-Ahh ok, me rindo.- Se deja caer sobre él sin oponer resistencia.

-Jejejeje.- AJ lo vuelve a rodear de la cintura, ahora con ambos brazos. –¿Significa que yo gano?-

-Sí, tú ganas.- Con sus manos, Kiseop busca su rostro y lo besa en los labios quedándose con la cabeza en su hombro.

-Ahh wow, creo que valió la pena el esfuerzo y casi caerme a medio camino.- Sonríe satisfecho.

-Jaeseop, pero te pegaste por mi culpa, debió dolerte mucho.-

-Si en efecto, pero como dije, me gusta mi recompensa- Aun en la oscuridad y solo guiándose por su voz, la sensación de su presencia y el calor de sus labios, AJ también quiere besarlo, aunque en lugar de sus labios termina casi besándole un ojo.

-Aawwww Jaseop jaja ¿qué haces?- Tapándose el ojo.

-Oye, si pudiera verte con mas luz no habría fallado.-

-Para ser un gato, que mala orientación tienes, pero eso podemos arreglarlo.- Se suelta y gatea sobre la cama.

-Ehhh ¿ah dónde vas?- Pero AJ lo detiene de inmediato abrazándose y casi colgándosele por la cintura.

-Jaja, Jaeseop ¿Qué haces?- Kiseop enciende la luz de la pequeña lámpara que tiene en el mueble que hace de cabecera al lado de su cama, voltea y mira a AJ aferrado a él.

-Pensé que te escaparías.- Lo mira, pero se niega a soltarlo.

-Gatito tonto, solo quería encender una luz y así pudieras ver mejor, además ¿A dónde iría?, estoy muy cansado y…- Se apena y baja la voz. –Ya sabes…-

-Ohh si ya se.- AJ sonríe orgulloso y mueve las cejas juguetón.

-¿Me dejaras dormir entonces?- Le pone un dedo en la nariz. –Gato pervertido.-

-Jaja quizás, seré un pervertido todo lo que quieras pero, vamos, no puedes negarme que te gusta.- Dejando a Kiseop de espaldas sobre la cama se acerca para besarlo lentamente en los labios mientras le desabrocha el abrigo. -¿O me equivoco?- AJ detiene el beso un momento y lo mira a los ojos.

-Mmm no.- Kiseop sonríe y suspira feliz. –La verdad si me gusta-

AJ le sonríe ampliamente y vuelve a besarlo, suave, lento… más profundo, más intenso.

-Ahmmm…- Hasta que escucha a Kiseop gemir y se detiene. -¿Qué pasa?-

-Ah pasa que,  si no me detengo ahora.- AJ respira profundamente. –No querré detenerme y solo pensare en arrancarte la ropa y hacerte mío.- Le da un pequeño beso en la mejilla y baja por su cuello. –Y solo pensare en hacerte el amor otra vez, una y otra vez.-

-Uhmmm bueno.- Kiseop le pasa los brazos por el cuello. –Por lo menos ahora estamos sobre una cama.-

-Ahh entonces ¿significa que si me dejarías hacerlo?- Termina de abrirle el abrigo y sube un poco su camisa para poder desabrocharle el botón del pantalón y besarle suavemente el vientre, sintiendo como Kiseop contrae los músculos de su abdomen ante la sensación de cosquillas.

-Ahmmm si.-

-¿Estás seguro?- AJ lo mira divertido aunque pensando seriamente en la posibilidad.

-Bueno una cama es más confortable que una mesa.- Le sonríe inocentemente. –Y no se me clavarían los cables y micrófonos en la espalda.-

-Jajaja bueno tienes razón pero, creí que querías dormir.- Se acomoda entre sus piernas y sube lentamente hasta recargar su peso sobre el cuerpo de Kiseop, muy lentamente y mirándolo a los ojos. –O a caso, ¿significa que te quito el sueño?-

-Ahm digamos… digamos que si.- Kiseop sonríe y abraza a AJ contra su pecho acariciándole suavemente la nuca.

-Uhmmm así… así…- AJ le dice frotando la mejilla en su pecho y suspira. –Quedémonos solo así.-

-¿Cómo?- Le pregunta Kiseop curioso al ver a AJ bajarse de él y acostarse a un lado en la cama y luego jalarlo para abrazarlo respondiéndole con un dulce beso en los labios.

Un beso tan solo en los labios, sin deseo, sin lujuria, sin robarle el aliento… tan solo…

¿Con amor?

¿Cómo un beso tan simple era capaz de sonrojarle?, dejarle sin palabras y esa… esa sensación en su pecho, esas mariposas revoloteando en su estomago.

AJ le había sorprendido con esa acción tan sencilla, pero a la vez tan sincera que ni siquiera pudo cerrar los ojos, solo miraba a AJ al frente suyo presionando sus labios contra los suyos; 5, 10 segundos, 11… y luego AJ se separo de él, abriendo los ojos lentamente.

-Así, solo tocándote, sintiendo la sensación de tu piel de mis manos.- Le dice suavemente mientras las deslizaba por sus costados  y su espalda baja por dentro de su camisa, metiendo las puntas de sus dedos por la orilla del pantalón desabrochado y rozando sus caderas.

Y Kiseop, no tenia palabras, AJ se portaba tan dulce y su rostro se veía tan brillante y contento que no se atrevía a decir una sola palabra, él mismo se sentía tan feliz y tan enamorado que no quería decir nada que rompiera ese momento. Así que solo se acerco a AJ, casi acurrucándose  en su pecho y abrazándolo, sintiendo su respiración en su cabeza y como le daba un suave beso en su frente.

Permanecieron así, uno al lado del otro sin importar el frio, sin importar el tiempo, los demás… ni el mundo.

Hasta que…

El celular de AJ comenzó a sonar y a vibrar insistentemente entre su chamarra, indicando que  había llegado un mensaje, y no hacía falta imaginar de quien.

-Ahh, oh por favor no, no.- AJ se abraza con más fuerza a Kiseop negándose a escuchar el celular.

-Jae…-

-Kiseop, te juro que… ¡¡¡agh!! No sé si reír, llorar o lanzar el teléfono por la ventana,  no es posible que…-

-Lo sé, lo sé pero… no te preocupes.- Kiseop también se abraza a AJ sintiendo como el celular seguía vibrando entre su ropa.

-Kiseop amor.- Saca el celular. – Por favor dime que lo lance por la ventana y lo hare, por ti lo hare, lo juro.-

-Mmmm no, no hagas eso.- Le sonríe y pone su mano sobre la de AJ que sostiene el celular. –Lo que quiero es que contestes y le digas al manager que no tardas en llegar.-

-Pero, pero yo no quiero ir…- AJ insiste.

-Pero ya habías prometido que lo harías y no quiero que tengas problemas por mi culpa.-

-Mmmm, pero… ¿y tú?-

-Jaeseop yo me quedare y descansare un rato, cuando todos regresen, o mejor dicho, cuando tu  regreses, vienes a dormir conmigo.-

-Ahh ¿en serio puedo?- Le pregunta casi como un niño pequeño emocionado.

-Claro que puedes.- Lo abraza por el cuello, le quita el celular y lo besa, hasta que AJ escucha el “click” de la cámara de su teléfono y sorprendido voltea.

-¿Qué haces?-

-¿Tu qué crees?- Sin soltarlo y ya que AJ aun mira a la cámara, aprovecha y toma otra foto besándolo en la mejilla.

-Amor… es que las fotos, recuerda que no debemos…- AJ intenta tomar el celular pero a Kiseop aun le da tiempo de tomar un ultima foto.

-Jeje ya lo sé, ya lo sé, solo sonríe…- Kiseop le insiste y se toman una foto mas mirando ambos a la cámara, y aunque él se veía feliz, AJ luce demasiado serio en la foto. –Mmmm te dije que sonrieras- Le hace puchero.

-Kiseop…- AJ lo mira seriamente. –Sabes que no podemos, tener fotos de nosotros besándonos es algo serio y…-

-Lo sé no te preocupes, solo quiero que las mires… anda…- No muy convencido AJ acepta verlas aunque no dice nada. –Y ¿Qué opinas?-

-Luces bien.-

-¿Solo eso?-

– Y yo horrible.-

-Jaja no es verdad, eso es porque no sonreíste cuando te lo dije.-

-Ahhh…- Suspira. –Kiseop tus fotos siempre son perfectas y tu eres hermoso y lo sabes es solo que…-

-Jaeseop, te dije que ya lo sabía.- Le vuelve a decir calmadamente sin perder la sonrisa. –Solo quería saber que se siente tomarse una foto con la persona que amas.- Le regresa tranquilamente el celular a AJ.

-Amor perdona, pero sabes que tendré que borrarlas, nadie debe saber lo nuestro.- Le dice AJ apenado, la verdad si lo lamentaba y no quería herir a Kiseop.

-Está bien, lo entiendo.- Y lo entendía, lo entendía y le dolía pero sabía que así serian las cosas y lo aceptaría. –Solo míralas y luego puedes borrarlas, porque quiero que recuerdes, que unas fotos no me interesan; no me importan tanto como estar a tu lado.-

Pero, ¿en verdad no le importaban?, ¿Cómo podía estar tan en calma?, AJ ya no sabía si en verdad a Kiseop no le importaba que tuviera que borrarlas… ¿Cómo podía sonreírle con tanta paciencia, con tanta dulzura, mientras a él se le oprimía el pecho con sus palabras?

-Bueno, ahora date prisa y disfruta tu cena.- Kiseop le dice con una caricia y un golpecito en el brazo animándolo a ir.

-Ok ya voy pero antes.- AJ se levanta y le ayuda a Kiseop a meterse entre las sabanas y cobertores, le ayuda a quitarse el saco y los zapatos dejándolos sobre una silla. –Listo.-

-Gracias.- Kiseop sonríe y se acurruca entre los cobertores solo dejando asomada la cabeza.

-Volveré pronto.- AJ le besa una vez más la frente. –Descansa.- Y sale de la habitación entrecerrando la puerta también intentando sonreírle.

Sin decir más, cruza el pasillo, llega a la entrada y busca sus tenis para ponérselos, se acomoda la chamarra y sale cerrando cuidadosamente la puerta con llave.

Camina por la calle tan rápido como puede sin resbalarse en la nieve, pensando en que quizás debió haberse puesto mejor unas botas o algo así, la temperatura estaba bajando aun mas y ya podía ver su respiración cada vez que exhalaba, eso le hacía pensar que debió ir a cambiarse la chamarra y ponerse una bufanda también, pero… ¿para qué engañarse?, no quería ir, era la verdad, tenía hambre era cierto, pero si era sincero en esos momentos, habría preferido quedarse en casa; aun así cumpliría su promesa para que Kiseop estuviera más tranquilo. No tardaría más de 5 minutos en llegar al restaurante.

Y mientras tanto , a unos metros más adelante, en un pequeño local de apariencia tradicional pero con la puerta corrediza de la entrada de vidrio con un unas letras de color blanco anunciando, “ramen, café y pastel” una curiosa combinación que remataba con una pequeña placa de plástico colgando que decía “abierto 24 horas”; era un lugar pequeño con no más espacio que para 8 mesas y a esas horas no había mucha gente a excepción de algún empleado de oficina que se detenía buscando una comida rápida antes de llegar a casa, o algún otro cliente que se animaba a salir en plena nevada para comprar un café o rebanada de pastel de la barra que estaba casi al fondo y que al parecer eran muy populares en la zona por la amplia variedad de la que disponían. Y en una mesa, cerca de la máquina de refrescos, estaban los chicos junto con el manager disfrutando de una deliciosa comida caliente, sobre todo Dongho que parecía haber recuperado mágicamente el apetito y ya había terminado con 3 platitos de takoyaki e iba por su segundo plato de ramen.

-¡Ah! qué bien se siente comer algo finalmente.- Dice Dongho terminando de beberse el caldo de su tazón. –Pero creo que debería pedir otro, podría darme hambre más tarde.-

-¿Más tarde?- Soohyun lo observa apenas a la mitad de su propio plato. –Llevas 2 tazones de ramen medianos, un sushi, un plato de carne que era para todos pero casi te la terminaste y 3 platos pequeños de takoyaki en lo que esperabas el ramen ¿y aun te cabe más comida?-

-Mmmm si, claro.- Dongho responde seguro.

-Jajaja ¿acaso tu estomago no tiene fondo?- Pregunta Hoon apenas con un sencillo tazón de gohan con verduras y carne.

-¿Su estomago? Querrás decir sus cachetes.- Soohyun acerca sus palillos y le pica uno. –Hace desaparecer un plato de comida en segundos, ¿Cómo les metes tanto?-

-Ese es solo uno de mis grandiosos talentos hyung.- Dongho responde orgulloso. –Pero en realidad no comí tanto, los platos de ramen eran medianos y el takoyaki es como una entrada para esperar el plato principal.-

-Aja…- Soohyun le responde recargándose en la mesa. Ahhh ese niño, ya llevaba mucho tiempo de conocerlo, ya se imaginaba esa respuesta pero tenía que admitir que era divertido preguntarle; sus respuestas siempre eran algo exageradas y caprichosas, pero tenían lógica. –Bueno entonces ¿qué me dices del plato de carne?, te comiste casi todo.-

-Ay hyung claro que no, solo me comí mi parte, junto con la de AJ y Kiseop.-

-¿Y porque la suya?, ellos podrían llegar en cualquier momento.- Comenta Hoon.

-Mmmm no creo que vengan.- Comenta Dongho sin importancia.

-¡¿Qué has dicho?!- Casi grita el manager y todos voltean a verlo.

-Ah…- Dongho lo había dicho sin pensarlo.

-Dongho ¿tú que sabes?, ¿Cómo estas tan seguro que no vendrán?- El manager le vuelve a insistir en tono molesto.

-No, no se.- Se le escapo. ¿Qué iba a explicar ahora? –Yo solo decía…- Se mueve incomodo en su asiento pero el manager no le quitaba los ojos de encima, así que termina por levantase e ir buscar a un mesero, o ir a pedir más comida a la misma cocina si era necesario solo para distraer la atención y pensar… o cualquier cosa.

-Hey.- Pero Soohyun lo había seguido. –Tú sabes algo.- Le dice en voz baja volteando a ver discretamente a la mesa, el manager había sacado su teléfono seguramente para localizar a AJ otra vez. –Dongho ¿qué es lo que sabes?- Le vuelve a preguntar tomando uno de los menús que estaban sobre la barra del lugar, tenía que disimular también. –Anda dime.-

-Ya te dije que nada hyung, yo solo decía.- Responde Dongho también tomando un menú.

-Vamos no me engañas, ¿Por qué no quieres decírnoslo?, ¿están en problemas?-

-¡Claro que no!… creo…-

-¿Crees?- Ahora Soohyun era quien comenzaba a altearse. -¿Dónde los viste?, ¿a dónde fueron?, hace rato tu me dijiste que tenias algo que preguntarme, ¿era sobre ellos?-

-Ah sí, pero no es eso hyung, eso es otra cosa que…-

-Dongho.- Hoon también llega de pronto. –Por favor si sabes algo debes decirnos, o el manager volverá a enfadarse, piensa… piensa en ellos, en Kiseop… yo necesito saberlo por favor.-

-Ash si está bien, está bien. – Suspira frustrado pesando que decirles exactamente.

Quizás algo como. “hyung es que los vi desnudos” o tal vez “La última vez que los vi tenían sexo salvaje y desenfrenadamente sobre una mesa, pero no quise interrumpirlos tu sabes, pero sigamos comiendo”, o mejor aun…

-¡Dongho!- Soohyun lo mira seriamente sacándolo de sus pensamientos. –Solo dilo ya.-

-Sí, si ya… es que yo los vi en el edificio de la estación de radio.-

-¿En la estación?, pero si los buscamos por todas partes- Le dice Hoon dudoso. –Además le llamamos muchas veces a su celular ¿Por qué no nos contesto?-

-Es que estaban… estaban ocupados.- Tenía que tener cuidado con lo que decía.

-¿Ocupados en qué? Y ¿dónde?- Soohyun insiste.

-Ah pues ahí, ahí en…- No sabía cómo decirles y seguramente se le saldría decir toda la verdad de lo que vio si lo seguían presionando, pero justo en ese momento para su buena suerte la puerta corrediza del local se abre.

-Ahh AJ.-

Escuchan decir al manager y todos voltean a verlo y se acercan de inmediato.

-AJ al fin llegas.- Soohyun comenta regresando a la mesa. -¿Dónde estaban?, el manager llevaba casi 3 horas tratando de localizarlos.-

-Ahm, si… lo siento.- AJ se disculpa rápidamente al ver que todos los ojos siguen puestos en él. -Se… se comenzó a bajar la batería del celular y no me di cuenta.- Inventa algo rápido como excusa esperando funcionara, él no solía hacer esas cosas.

-Ah muchacho ya olvídalo, me alegro que estés aquí pero tardaste demasiado, te dije que vinieras de inmediato, pero dejémoslo así, pasa y siéntate.- Le dice el manager indicándole se sentara al lado izquierdo de Eli.

-Bienvenido hermano.- Eli le saluda con un apretón de mano y una palmada en la espalda.

-Qué bueno que viniste AJ.- Le comenta Kevin sentado al lado derecho de su novio.

-Si…- AJ comenta algo incomodo, ¿de verdad el manager se había creído su escusa de la batería del celular? Y ¿Por qué solo se alegraba de verlo a él y no preguntaba por Kiseop?

-Hoon ¿no vas a sentarte?- Pregunta el manager al darse cuenta que se ha quedado mirando hacia la puerta.

-Ah sí, es que… AJ ¿Kiseop no vino contigo?-

-Ah, no.- Vaya, o Hoon era el único que se daba cuenta o el único que se atrevía a preguntarlo.

-Es verdad.- Comenta Soohyun con cautela. –De hecho yo me preguntaba lo mismo, ¿no estaban juntos?, Dongho dice que los vio en la estación de radio.-

-¿Qué?- AJ voltea de inmediato hacia su líder con sorpresa. -¿Nos vio?, pero…-

-Dongho, si los estuvimos buscado por una hora ¿Por qué no dijiste una palabra?- Pregunta el manager.

-No, no los vi… digo… si lo hice pero…- Mira hacia la mesa y comienza a “picar” el plato de Soohyun. –Estaban hablando por ahí y luego ya no los vi.- Baja la cabeza concentrándose en meterse tanta comida en la boca como pudiera para evitar responder más.

-Entonces ¿dónde está?- Vuelve a insistir Soohyun.

-En casa, por eso me tarde.- Responde AJ aun incomodo. –Él insistió en volver a casa porque estaba cansado y pase a dejarlo en taxi.-

-Ah, ya veo.- Dice el manager en tono pensativo. –Bueno, fue un gesto muy amable de tu parte AJ, pero ahora dejemos eso de lado y comamos anden; AJ puedes elegir lo que quieras de la comida del menú o pedir algún café y postre en la barra.-

-Si gracias.- AJ toma el menú que Eli le ofrece y comienza a revisarlo, había muchas cosas que lucían deliciosas sin embargo; Soohyun, Dongho y Hoon platicaban y picaban la comida de los platos del uno y el otro, el manager comía en silencio revisando ocasionalmente el celular, Eli y Kevin, no hacía falta adivinar que estaban en su propio mundo y en su propia platica privada que solo ellos entendían, y bueno él, no tenía muchos ánimos de comer “solo”.

Después de pensarlo un rato, nada del menú parece convencerle así que se levanta y se dirige a la barra del fondo para pedir un café o alguna bebida caliente, quizás con suerte y lograba dar con el mismo tipo de té que Kiseop le había dado a probar un par de horas antes en ese otro local, así que reviso la lista, pidió uno y se sentó a esperar, hasta que una suave vocesita llamo su atención.

-¿Unas galletas de chocolate para acompañar?-

AJ volteo enseguida encontrándose con la amable sonrisa de Kevin.

-Ahm gracias quizás las pruebe.- AJ le responde la sonrisa justo cuando el hombre que atiende la barra le entrega su taza y se retira.

-¿Tomaras un té? AJ eso es muy raro.- Observa Kevin con curiosidad.

-¿Raro?- Pregunta AJ tomado la taza y soplando un poco para dar el primer sorbo.

-Sí, tú siempre tomas café.- Kevin lo mira hacer una mueca al tomar la bebida caliente y luego más extrañado aun al ver como toma la azucarera y agrega una gran cucharada y la revuelve. –Ok, eso es aun más raro.-

-¿Qué?- Pregunta nuevamente AJ aun sin entender y vuelve a dar un sorbo a su té.

-Que tomes té y que le pongas azúcar, y sobre todo tanta, ¿en serio sabe bien?-

-La verdad- Suspira decepcionado. –Sabría bien si hubiese acertado en el sabor del té exacto, pero no fue así.-

-¿No sabes su nombre?-

-No, cuando Kiseop me lo dio sabia dulce y suave y…- AJ se detiene de pronto no sabiendo si es buena idea o no contarle a Kevin.

-¿Si?, ¿Kiseop te lo dio?, ¿Cuándo?- Pero al verlo con esa mirada tan curiosa decide no ocultárselo, además siendo tan buenos amigos él y Kiseop, suponía tenía derecho a saberlo.

-Hace unas horas, cuando el manager me llamo yo estaba con Kiseop en un pequeño restaurante y me dejo beber de su té y, no se.- Sonríe. –Su aroma, su sabor, era dulce pero era muy suave, y al beberlo no te quemaba en lo absoluto solo te dejaba una sensación cálida y…-

-¿Y?-

-No sé cómo explicarlo, era…-

-Jaja AJ.- Kevin ríe y AJ lo mira sin entender el motivo.

-¿Ahora qué fue lo que dije que resulta tan gracioso?-

-Que lo que describes, suena más como un beso.- Kevin le responde seguro y AJ queda más confundido.

-¿Un beso?, ¿Cómo puedes estar seguro de eso?-

-Fácil, porque eso siento cuando Eli me besa a mí.- Sonríe ampliamente y continúa. –Siempre es cálido, es suave, se que nunca me lastimaría y eso me da una sensación dulce por dentro y cuando me braza, su aroma es tan…- Se muerde levemente los labios con expresión soñadora. –Masculino y además…-

-Eh espera, alto, alto ok ya te entendí pero entonces ¿Qué me quieres decir exactamente?- AJ estaba tentando el terreno para decírselo, si Kevin lo deducía por si mismo sería más fácil.

-Pues yo diría que…- Kevin parece pensarlo unos segundos. –Te gusta alguien o quieres un beso.-

-Ah quizás.-

-Y déjame adivinar será caso que te gusta…- Lo mira fijamente como si lo analizara. –Ahh ya se, te gusto la mesera.-

-¡¿Que?!- AJ hace una mueca de disgusto. –Agh Kevin, no.-

-¿Por qué no?- Se termina riendo con esa vocesilla que en otro tiempo a AJ le habría parecido encantadora pero ahora le precia inexplicablemente irritante. -¿Qué tiene de malo que te agradara la mesera?, quizás era linda.-

-No insistas con eso y deja de reírte que no me gusta una mesera, ni siquiera la vi.- Le responde AJ con cierto toque de irritación en su voz. –Fue Kiseop.- Intenta hacer cierto énfasis en su nombre esperando que Kevin captara la idea. –Él pidió el té, y él me lo dio a mi.- Incluso hace ademan de tocarse el pecho, sentía que era muy obvio y su amigo debía entender.

-Bueno entonces quizá sea que, ¿te gusto alguien que viste en el restaurante?, o tal vez solo sea que tienes muchos deseos de enamorarte, pero no te preocupes eso pasara algún día y te aseguro que es la cosa más maravillosa e increíble del mundo; porque si yo te contara.-

Y de pronto, Kevin ya estaba divagando.

-Sabes yo no tenía idea de que estaba enamorado de Eli, y él de mi, y pesar que llevábamos tanto tiempo de conocernos.-

-Kevin…- AJ intenta llamar su atención.

-Todos me dicen que seguramente nos enamoramos al conócenos.-

-Kevin.- Pero este parece no escucharlo.

-Y yo creo que es cierto, aunque en ese momento no me daba cuenta o quizás no sabía cómo llamarlo pero.-

-¡Kevin!- Finalmente AJ le levanta un poco la voz. –¿Podrías hacerme caso un momento?, hablábamos de mi situación, no de Eli y de ti.-

-Pues eso hacemos ¿o no?-

-Lo dudo bastante.- Vuelve a tomar su taza de té, el sabor no le había agradado del todo pero tampoco iba a dejar que se desperdiciara. –Mejor hablemos de otra cosa.-

-Pero ¿Por qué?, prometo que si es secreto no le diré a nadie, bueno quizás a Eli si me lo pregunta, pero todos somos muy buenos amigos, o ¿es que no quieres decirme?; eso es injusto, seguramente Kiseop sabe de quién se trata y te guarda el secreto, o ¿tú qué opinas Hoon?-

¿Hoon?, AJ voltea de inmediato a su lado derecho ¿él que hacia ahí?

-¿Nos estabas escuchando?- Le pregunta AJ mirándolo fijamente.

-No, bueno no intencionalmente, yo venía a pedir algo para llevar.- Les dice Hoon mostrándole el menú de postres que tenía en la mano.

-Aquí tiene.- Justo entonces el empleado le trae 4 pequeñas cajitas. –Pastel de fresas, pay de limón, pastel de chocolate y otro de frutos rojos.- Le dice el empleado a Hoon justo antes de ponerlo todo en una bolsa de papel para regalo de color rosa con un moño blanco y entregarlo junto con su nota de compra.

-Wow, Hoonnie te compraste ¿tres pasteles para ti solo?- Pregunta Kevin curioso.

-Ahm, bueno no espero comérmelos todos yo solo.- Responde Hoon con una sonrisa algo nerviosa.

-¿No te parece algo exagerado?- Le dice AJ mirando la bolsa.

-Solo eran un par de yenes de diferencia.- Hoon le responde como no dándole importancia, mira al reloj en la pared del local y regresa a sentarse con los demás a la mesa.

-Sigo creyendo que fue exagerado, ¿para qué comprar pasteles en una bolsa de regalo si no vas a regalarlos?- Comenta AJ terminándose finalmente su taza de té.

-¡AJ! Qué buena idea tuviste.-

-¿Yo?- Mira casi asustado a Kevin que emocionado casi le pasa encima para tomar el menú de los postres.

-Sí, me gustaría comprarle un rico postre a Eli.- Mirando las opciones. –¿Crees que debería ir a preguntarle?-

-Creo que daría igual si tú lo escoges, de todos modos Eli ya se ha ido.-

-¡¿Qué?!- Kevin casi grita dándose la vuelta para mirar a la mesa, y en efecto, Eli ya no estaba. –Ah, pero no entiendo, ¿A dónde fue?- Dice notablemente confundido.

-Quizás tenía algo importante que hacer o este cansado.- AJ le dice sin darle mayor importancia, pero al ver que su amigo luce realmente desconcertado intenta animarlo. -Vamos no debe ser nada.- Se levanta de su silla y le pone la mano en el hombro. –Vamos a preguntarle al manager y de paso decido que pedir de cenar.-

Y tratándose de Eli no hacía falta preguntárselo 2 veces, porque Kevin casi corre hasta la mesa.

-Señor.- Dirigiéndose al manager. –Disculpe, pero Eli, ¿Dónde está?-

-Ah sí, se ha ido a casa.- Le responde calmadamente mientras el mesero llega con un plato de carne asada.

-¿Le ocurre algo?- Se sienta en su lugar intentando no parecer ansioso.

-No tienes de que preocuparte.- Interviene Soohyun. –Solo dijo que estaba muy lleno después de cenar y estaba cansado, así que solo se adelantaba a casa a dormir.-

-Oh, ya veo.- Kevin se queda en silencio y sin nada que hacer, solo preguntándose ¿Por qué Eli no le había dicho?, o quizás se sentía mal y no quería molestarle o quizás…

-Ah señor, disculpe.- El rostro de Kevin se había iluminado de inmediato con alguna idea que se le había cruzado en mente.

-Dime.-

-Me preguntaba si yo también podría retirarme de la mesa y regresar a casa.- Le dice con una ansiosa sonrisa, obviamente esperaba dijera que sí; sonrisa que no paso desapercibida por Soohyun y Dongho que solo se miraron como si se dijeran en uno al otro “ya sabía que lo diría”, “se estaba tardando”.

-Bueno, si tú quieres, está bien.- Dice el manager. –Ya  es tarde y de igual modo mañana partimos temprano, así que puedes ir, pero ten cuidado al cruzar las calles y mas con el pavimento congelado.-

-Yo voy con él.-  Hoon levanta la mano y todos voltean a verle extrañados por su repentino “ofrecimiento”. –Digo, sino hay ningún problema puedo acompañar a Kevin, además…- Duda un poco en que decir viendo discretamente el reloj de la pared. –Termine de cenar hace rato y también comienzo a sentirme cansado y como usted dijo, volvemos a Corea mañana temprano y…-

-Bueno, bueno ya entendí, puedes ir también si quieres y…-

-¡Gracias!- Hoon se levanta de inmediato haciéndole señas a Kevin y ambos casi corren del local.

-¡Hey!- los llama el manager y ambos se detienen justo al abrir la puerta. –No corran ya les dije, tengan cuidado.-

-¡Sí!- Responden al mismo tiempo y apenas se alejan unos cuantos metros y echan a correr por la banqueta y cruzar la calle hasta detenerse dos cuadras después.

-Hoonnie, gracias.- Kevin le agradece mientras se detienen un instante a recuperar el aliento, que con el frio que hacia se hacía difícil de respirar.

-No es nada, además yo también tengo algo que hacer.- Dice frotándose las mejillas que casi se le habían congelado.

-¿Vas a alguna parte?, creí que vidrias conmigo.-

-Jaja, vamos Kevin, si vas a casa a encontrarte con Eli, no creo que solo sea para decirle “buenas noches”.-

-Hoonnie no somos tan evidentes, ¿o sí?- Le pregunta con sorpresa, tanto él como Eli siempre habían creído que eran discretos.

-Mucho más de lo que te imaginas, y si el manager no se ha dado cuenta, es porque está inundado de trabajo últimamente.- Le sonríe. –Anda, la casa ya está solo a una cuadra de aquí, date prisa o te congelas, además Eli seguro esta esperándote.-

-Pero Hoon ¿qué harás entonces tu solo aquí afuera?, igual vas a congelarte.- Le pregunta Kevin preocupado.

-Ah yo, ya pensare en algo.- Mira su reloj. -Bueno tienes más o menos una hora y media para estar con Eli a solas en lo que los demás vuelven a casa así que, ¡suerte!- Le dice por ultimo con una amable sonrisa justo antes de cruzar la calle.

Kevin se había quedado con la duda de a donde iría su amigo, pero ya estaba lejos, si le gritaba no lo escucharía y la verdad es que si se estaba congelando, así que se froto los brazos y con un suspiro, hecho a correr el tramo faltante hasta la casa que ocupaban. Al acercarse noto que desde afuera se veía la luz de la sala, así que seguramente Eli ya estaba ahí; empujo la reja, saco sus llaves y entro a la casa.

Silencio.

-¿Eli?- Kevin cerró la puerta y miro a su alrededor, la luz de la entrada estaba apagada al igual que la del pasillo y no se escuchaba ni el menor ruido en toda la casa, se quito los tenis para dejarlos a un lado, ahí estaban los tenis de su novio, cosa que lo hizo sonreír, Eli era descuidado a veces y no se fijaba como dejaba algunas cosas, como los zapatos que siempre dejaba mal puestos o tirados en cualquier parte; había cosas que no cambiaban con los años, pero a Kevin no le importaba, eso era incluso algo que le gustaba de él; además era un buen pretexto para tomarlos y acomodar ambos pares juntos. Algún día esperaba hacerlo todos los días en su propia casa cuando vivieran juntos.

Kevin sonrío ante la idea y camino por el pasillo, se veía una tenue luz en la sala, el ambiente se sentía cálido, se asomo curioso y ahí estaba, esperándole tan solo con las luces de las lámparas encendidas, sin chamarra, sin suéter, ni nada más que una camiseta de manga corta, cómodamente sentando en el sofá, o mejor dicho casi recostado sobre los cojines con los ojos cerrados.

-¿Eli, estas dormido? Le pregunta acercándose con cuidado al ver que no le respondía. -¿Eli?- No se veía mal pero quizás en realidad si se sentía con algún malestar causado por la comida, Eli a veces comía demasiado; o podía ser fiebre, alguna gripa o algo parecido. Aun sin tener respuesta Kevin se arrodilla a su lado y acerca una mano para tocarle la mejilla, cuando Eli abre un ojo y le sonríe.

-Creí que no vendrías.-

-¡Ah Eli!- Kevin se asusta y le da un pequeño golpe en el brazo. –Eli que malo eres  ¿Por qué no me repondrías si estabas despierto?-

-Estaba cómodo.- Sonríe, bosteza y se acomoda estirado los brazos. –Te estabas tardado bonito, otro poco y realmente me habrías encontrado dormido.-

-Pudiste haberme dicho que vendrías, estaba preocupado, hasta creí que te habías enojado conmigo por algo.-

-Claro que no, eso nunca.- Le toma la mano para ayudarlo a levantarse e indicarle se sentara a su lado. -¿Cómo se te ocurre que podría enojarme contigo?-

-Bueno, lo pensé de pronto.- Kevin sonríe ya sin darle importancia. –Aun así me hubieras esperado.-

-Ok quizás en eso tengas razón pero, estabas hablando con AJ y quería que captaras la idea.- Eli le guiña un ojo. –Quería un rato a solas contigo, si nos quedábamos a esperar a que todos terminaran de cenar para volver, no tendríamos tiempo suficiente a solas; sabes que el manager está atento a todos hasta que nos hemos dormido y…- No termina de decir la última frase y se muerde los labios con una sonrisa traviesa.

-¿Qué?- Kevin lo mira curioso. –Anda dime.-

-¿No adivinas?- Ensancha su sonrisa. –Bonito, creí que tú eras el que tenía más iniciativa de los dos.- Se acerca y le da un beso suave y lento en los labios.

-Uhmm creo que ya se a lo que te refieres.- Kevin le responde el beso rodeándole el cuello con sus brazos y atrayéndolo hasta que ambos se recargan en el suave y acojinado respaldo del sofá.

-Eso me alegra.- Eli le sigue mirado con amor, pero también con deseo mientras desliza una de sus manos por una de las piernas de Kevin. –Porque te prometí que te recompensaría lo que dejamos pendiente en el avión.-

-Y no lo he olvidado.- Kevin besa nuevamente a Eli, lenta y profundamente, atrayéndolo más hacia él, abrazándolo con fuerza por la espalda, haciendo que ambos cuerpos se deslizaran hasta que Kevin queda de espaldas sobre el sofá y Eli sobre él; entre abrazos, un beso interminable y caricias poco a poco más intensas.

-Uhm Kevin.- Eli corta el beso de pronto.

-¿Qué pasa?, ¿no quieres seguir?-

-Claro que quiero Kevin pero…- Eli se incorpora un poco. -¿No preferirías ir a mi habitación?-

-Sí pero, ¿Qué importa que estemos otro poco mas aquí?, estamos solos en casa.- Kevin le insiste.

-No totalmente, recuerda que Kiseop está aquí también y está dormido.- Eli le corrige.

-Ahm bueno si, pero podemos ser silenciosos.- Rodea a Eli con sus piernas.

-Ehm… bueno, está bien tu ganas, pero solo unos minutos ¿de acuerdo?-

-Ajam, de acuerdo.- Kevin le sonríe traviesamente y sin previo aviso suelta sus piernas de la cintura de Eli, las apoya en el sofá y se impulsa hacia adelante, empujándolo haciéndolo caer de espaldas.

-¡Kevin!- Eli casi rebota sobre el sofá y sin querer su mano golpea la lámpara de a un lado.

-¡Cuidado, se va a caer!- Grita Kevin al ver que la lámpara se tambalea, pero Eli la detiene a tiempo.

-Bonito, shhh no grites.-

-Ups, lo siento. – Kevin se disculpa pero no lo resiste y termina riendo.

-Oye eso no es ser muy silencioso.- Eli levanta una ceja y acomoda la lámpara.

-Ya, ya…- Suspira. – Ya dije que lo siento.- Se acerca a Eli sentándose sobre él. – Pero hay que admitir…- Vuelve a acercarse a sus labios y recorrerle el pecho con a mano levantándole lentamente la camiseta. -Que nunca he sido muy silencioso.-

-Bueno, en eso si debo darte la razón mi dulce y pervertido angelito.-

Pronto, Eli y Kevin vuelven a llenarse de besos, caricias y pequeñas risas que sin querer aumentan de volumen mientras se van sumergiendo en su propio mudo.

Risas, suspiros y gemidos que se van extendiendo por toda la casa, por la sala, la cocina, el pasillo e incluso hasta llegar a una habitación con la puerta entre abierta.

-Ahmm…- Kiseop comienza a inquietarse, intenta volver a acurrucarse y dormir pero un repentino ruido de algo estrellarse contra el piso y romperse lo hace despertar, mira a su alrededor algo asustado hasta que escucha las voces que vienen de la sala.

-Kevin, te dije que fuéramos a mi cama.-

-Ah, lo siento, solo estire la pierna un poquito, la tire sin querer.-

Al reconocer las voces de sus amigos, Kiseop sonríe y se cubre la boca con las sabanas para no reír, ¿Qué estarían haciendo sus amigos que terminaron rompiendo algo?

-Ahhh Eli, espera… me dolió. –

Ok, pensándolo bien Kiseop si podía imaginarlo y mas porque Kevin no parecía ser muy discreto, pero ¿ahora que debería hacer?, ellos estaban tan concentrados en sus propios asuntos que no parecía importarles, y él se sentía incomodo de permanecer en cama fingiendo que dormía y no pasaba nada.

-Que crueles son al no pensar en mi.- Kiseop murmura haciendo un pequeño puchero y comenzando a pensar que si Eli y Kevin están dándose un tiempo juntos en casa, y en la sala, significaba que los demás no habían llegado, ¿estarían aun cenado?

“Cena”

Solo esa palabra bastaba para que su estomago volviera a reaccionar y recordar que en su estomago solo había un palito de pocky y tres sorbos de té, porque AJ se había terminado lo demás, tenía hambre e ir a la cocina era impensable, no podía hacerlo como si nada y sus amigos en la sala teniendo… un momento más que romántico.

Pensado en que quizás podría resistir un rato mas hasta que los demás volvieran, se acomoda nuevamente de lado y voltea a ver hacia su reloj despertador que indica que son las 2:35 am, en definitiva estaba cansado pero no se sentía cómodo de dormir en ese momento y comienza a meditar si debe quedarse en cama y esperar o levantarse.

-Uhm, Kevin detengámonos un momento…-

-No Eli ahora no, sigue por favor.-

Eso era suficiente, en definitiva no podía quedarse en cama, Kevin parecía ser más atrevido que Eli y siempre creyó que sería al revés; y al parecer le gustaba arriesgarse y sentir la sensación de peligro, aunque vamos ¿quién era él para pensar en esas cosas? si él mismo había tenido relaciones con AJ hace un par de horas en un sitio para nada apropiado.

-No dejare que Jaeseop vuelva a convencerme de hacerlo en un sitio publico.- Kiseop se decía a si mismo mientras se levantaba y acomodaba la ropa; no podía evitar recordar como AJ lo abrazaba, lo tocaba y lo besaba casi con desesperación y él lo había aceptado, le había correspondido a todo, absolutamente a todo. Sus mejillas se sentían calientes nada más de recordado y se mordió el labio con una pequeña sonrisa. Ok debía aceptar que no estaba seguro si sería capaz de negarse si llegase a haber otra ocasion.

Increíblemente al amar, se pierde el miedo, el sentido del tiempo, el espacio… y el sentido común.

Se acomodo un poco el cabello, tomo el abrigo, saco una bufada de su maleta, tomo sus tenis que AJ había dejado en la silla y salió silenciosamente al pasillo.

Suspiros y gemidos se hacían más intensos a cada paso que Kiseop daba, no podía evitar apretar los labios y mirar al piso o a la pared; no quería ver ni por error, esas cosas se supone debían ser privadas. Afortunadamente logra mantenerse oculto agachándose atrás de uno de los sofás y luego simplemente gatea hasta la puerta, ahí la luz estaba apagada y no lo verían al momento de abrir silenciosamente la puerta, recibir la brisa helada unos segundos y salir.

-Awww debí ponerme guantes.- Decía Kiseop mientras se agachaba para amarrar las agujetas de sus tenis y bajaba los escalones para caminar hacia la reja de la entrada; ya estaba nevando otra vez.  –Tengo hambre ¡y no traje dinero, deje mi cartera!- Abre la reja, sale y la cierra recargándose en ella. –Y me niego a intentar volver a entrar.-

-¿Y qué tal una orden de comida a domicilio?-

Escucho de pronto una voz conocida, una sombra de un paraguas cubriéndolo de la nieve se aproximaba haciéndolo voltear hacia arriba, y luego hacia el lado, hacia el dueño de aquella voz.

-Hoon…- Dijo Kiseop algo sorprendido de ver ahí a su amigo.

-Jaja claro, ¿esperabas a alguien más?- Le responde sonriente.

-Ahm, no.- Kiseop le dice aun algo sorprendido.

-Que bueno porque creí que ya habías olvidado que quería verte y lo que te prometí.-

-Oh no, no lo olvide pero… por la hora que es, creí que ya no te acordarías o lo dejarías para después.-

-Oye, para nada, una promesa es una promesa.- Le sonríe. –Y bien, ¿A dónde quieres ir?, porque por lo que decías de negarte a volver a entrar es porque seguro Eli y Kevin estaban…-

-¡No lo digas!- Niega una y otra vez con la cabeza. –No sé que habría hecho si me veían, pero tampoco quería quedarme escuchando desde mi habitación.-

-Jaja bueno, olvídalo saliste de ahí y es lo que importa así que ahora.- Lo toma de una mano. -¡Wow! Te estás congelando, te invito un café del minisúper.-

-¿Pero y los demás?- Duda en ir aun no muy convencido.

-Siguen cenando y AJ no se decidía que pedir así que seguro tarda un rato.-

-Ah… Hoon, no lo sé tal vez debería esperar a que Jaeseop regrese, se lo prometí.-

-Tal vez, si tu quieres está bien pero, ¿vas a hacerlo aquí afuera congelándote?- Le acomoda un poco el cuello del abrigo. –Aunque estés bien ahora, una temperatura de -15 °c no es para estar de pie en la calle como si nada, podrías enfermarte, además…- Lo mira y le pone un dedo en la mejilla. –Apuesto a que tienes hambre.-

Y antes de que Kiseop se atreviera a contestar, su estomago vuelve a rugir escandalosamente como si gritara “¡Claro que si!”

-Ajajaja, tenía razón.-

-Bueno si, si tengo.- Kiseop acepta avergonzado. –Pero si vamos y lo demás regresan…-

-Oye ¿Qué importa eso?, solo estamos hablando un rato y somos amigos, además que no puedas cenar como siempre, no significa que tengas que quedarte encerrado en casa, y no creo que AJ te lo prohibiera.- Lo toma de la mano.

-No pero…-

-Entonces vamos, no será lejos.- Hoon comienza  a caminar, aunque Kiseop parece resistirse un poco. –Sino vienes no te daré tu regalo.-

-¿Re… regalo?- Kiseop parece sorprendido pero ante la curiosidad comienza a ceder y caminar al paso de su amigo. -¿Y qué es?- Lo mira curioso sin detenerse.

-Ya lo sabrás, ¡vamos que me está dando frio!- Hoon acelera el paso y esta vez Kiseop le sonríe y lo sigue mientras caminan a paso rápido por la calle.

Estaba bien, unos minutos, solo un par de minutos al lado de un amigo; eso no podía causar ningún mal a nadie.

¿No es así?

 

Continuara…

registro copia

Licencia de Creative Commons
¿Te cuento un secreto? by Niikiss (Eurídice M. Lozano A.) is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://utopiakfiction.wordpress.com/2012/05/09/te-cuento-un-secreto/.

Anuncios

25 comentarios en “¿Te cuento un secreto? – Cap11 Parte 2

  1. Ahhhh! Estuvo tan lleno de emociones! Casi lloró porque lo continuaste xD Tengo una relación amor odio con Aj, amo a Kiseop pero es un bobo enamorado y simplemente quiero hoonseop (si, soy mala, lo sé) A Dongho me dan ganas de golpearlo en la cabeza pero a la vez me saca sonrisas xD Y detesto a su manager. ¡Continua pronto! O si no te lincharé ;)

    Me gusta

    • El gato se enojara porque quieres Hoonseop o_______o ya sabes que asi es de celosito pero ya esta aprendiendo ^^ por lo menos ya acepto que realmente ama a Kiseop y… ya es ganancia ¿no? ^^u
      Lo de Kiseop no te lo negare, si esta demasiado enamorado de AJ ¿que le habra visto a ese gato?, creo que debería decirnos mas adelante porque cayo bajo sus encantos ^^ ¿o serian sus bigotes? XD
      Dongho bueno es un “niño no niño” XD ve las cosas muy simples y para él es el mundo el que se complica; y sus hyungs se complican mucho! o eso es lo que el cree, pero a su modo los ayuda ^^
      Y el manager… pues… es el manager o tengo mucho que decir al respecto XD

      Me gusta

  2. Excelente!!!! Lo había esperando por mucho tiempo!!!! Definitivamente pobres chicos no pueden ser libres, Kiseop está enfermo Dios santo se va a morir si no hace nada, AJ por fin!!! Jajajajaja, Kevin y Eli ellos si que están es su mundo felices, Hoon tan lindo!!! Pobre Dongho casi suelta todo!!! Y pues el manager definitivamente es un lío!!!

    Pero enserio espero con ansias la continuación esta genial!!!!

    Me gusta

  3. wow!!!!!! por fin actulizas, no sabes lo ansiosa que estaba por leer la continuación, incluso llegue a pensar que ya seguirías escribiendo… pero lo bueno es que me equivoque.
    estuvo super el cap!! quiero saber que le quiere preguntar Dongho a Soo!!!! pero descuida.. sere paciente y no te presionare.. mucho
    bueno… pobre del gato.. se siente frustrado (o eso me parecio a mi..) espero que eso no traiga muchos problemas a su… relación(?
    tengo que decirlo.. odio al manager!!!!! como puede ser asi con kiseop??? para mi que tiene algo en su contra ¬¬
    sabia que los pasteles que compro Hoon eran para Kiseop!!!! wiiiiiiii!!!!! soy una genio!! okno.. ignora eso XD
    espero que el gato no haga un drama por que se fue tomar un café con Hoon.. pero.. ahhh
    ahora que recuerdo.. que dice la nota que le dio Hoon a Kiseop?? es lo que me imagino y decía que se vieran después de la cena o algo asi??? kyaaaa!!! quiero saber!!
    ahora pasemos con el Elvin… bueno, creo que no hay mucho que decir sobre ellos, siguen igual que siempre no?
    es Dongho.. jajjajjjjajajajaja casi se le sale jjajaja pobre, lo bueno que llego Aj a “salvarlo”

    creo que ya le corto aquí jijijiji espero que no demores tanto como con este… en fin.. lo espero ansiosa!!
    bye bye!

    Me gusta

  4. Waaaa me mori jejejje ya queria cap nos tenias desesperadas. A todas jajajajjaja…. No se pero tambien me gustaria q pasara algo asi sea leve entre hoony y kiseop amoo a aj aunbq a veces me enoja jajajaj ademas estoy pensando q al manager le gusta aj jajajaja enserio, dongho como siempre un niño mimado pero me encanta…. Todos me tienen enamorada hasta el elvin con todo lo pervertidos q salieron .. No te tardes mucho en actualizar porfa

    Me gusta

  5. Jjejejejejeje no sabes la alegría que me causas al actualizar :’3

    Más o menos así fue mi experiencia:
    Como todos los días, busqué el fic para ver si ya habías actualizado. Normal vi que decía: ”¿Te cuento un secreto?-cap11 parte 2”, y, como siempre, cerré la ventana triste porque no habías actualizado; (…) Analizo por unos cuantos segundos y, ¡PARTE 2!, ¡PARTE 2!, literal casi muero de la emoción, es que tanto tiempo esperando y por fin :’3
    * No te recrimino ni nada, tenes tus razones para demorar tanto y todo, y además, tanta espera jamás podrá cumplir con la equivalencia por tan hermosa historia que nos das.

    Ahora centrándonos en la historia, amé el que Jae expresará sus sentimientos abiertamente y pudiera mostrarle a Kiseop que lo ama mucho y que no quiere perderlo nunca; por otro lado no deja de preocuparme la saludo de Kiseop, siento que solo es cuestión de tiempo para que colapse, … malditas mujeres del bar hijas de su … señora madre .-.

    Sé que sonará cruel, pero es que siento que Hoon les traerá problemas más tarde, también sé que solo trata de ser un buen amigo pues conoce los sentimientos de Kiseoppie, pero es que no me gusta e.e

    Solo espero que actualices antes de que muera, para poder saber que giro le darás a la historia, y me dejas la intriga del punto importante al que queres llegar.

    P.D: No sé si agregarás todo este tema de Dongho y eso u.u

    Por cierto, ¡FELIZ AÑO! ._./

    Me gusta

  6. woouuu, valio la pena la espera . realmente me encanta leer la situación de kiseop y AJ- ( 2seop) :3 gato q no sabe como expresar lo q siente,posesivo,inseguro, . ,, ver a un kiseop preocupado por su relación , y a hoon quien no pierde la esperanza – con pequeños detalles puedes lograr grandes cosas <3 – ha me senti confundida , AJ se siente inseguro de exponer su relación con kiseop?si es asi xq se enoja cuando kiseop trata de ser cuidadoso ?

    Me gusta

    • Holaaaaa *————-*)/ gracias por leer y agradezco la espera ^^ y bueno de tus preguntas.

      AJ si es inseguro porque el amor como tal es nuevo para él, son muchas emociones donde por un lado quisiera gritar y explotar de felicidad y decirle a todo mundo que alguien lo ama y él también; pero por otra parte sabe que no puede decírselo a todo mundo asi de fácil, sus amigos son una cosa y decirlo a los demás es otra; es obvio que no todos reaccionarían felices. También esta el hecho de que siente cierta envidia por Eli y Kevin que estan tan enamorados que ni se fijan si alguien los mira o lo que puedan opinar de ellos como pareja y no porque no les importe sino porque, ¡no se han puesto a pesar en eso! en verdad, estan en una fase de enamorados que no ven a su alrededor, pero en algún momento tendrán que hacerlo.

      Y sobre Kiseop, es cuidadoso en lo que hace o dice para que AJ no se enoje, porque AJ lo confunde; le a dado a entender en todo momento que nadie debe saber que tienen algo y que no sea algo serio; esa es la parte racional de AJ que le dice “cuidado con lo que hacen” pero la parte emocional de AJ quiere cariño, quiere poder darlo y recibirlo, y constantemente es una “pelea” de AJ entre “hacer lo que siente y hacer lo que debe”.

      Ademas, si lo has notado, AJ es muy celoso y algo posesivo; pero lo hace igualmente porque es inseguro todavía; él no duda ya de que siente algo por Kiseop, el problema es su debate interno que ya te mencione, y teme que por ese motivo Kiseop en algún momento ya no lo quiera o que alguien mas llegue y este dispuesto a enfrentar lo que sea y a quien sea por Kiseop y lo aleje de su lado, y si eso pasa todo el mundo de emociones, ilusiones y de amor que AJ encontró se haría pedazos, y si de por si no sabe como reaccionar ante el amor, menos sabría que hacer sin el.

      Y espero haber resuelto tus dudas y esperes al capitulo siguiente XD

      Me gusta

  7. podrian pasar 10 años mas antes de la proxima actualizacion pero siempre haces que valga la pena la espera *-* amo este fic con todo mi kokoro ^_^
    me demore hora y media leyendolo ._. estuve al borde del asiento.
    yo…yo solo quiero que Aj y Kiseop queden juntos u.u sin importar las peleas que hayan de por medio, ese es el final que me gustaria para ellos. soy una 2seop shipper de kokoro.
    ya quiero que Aj vuelva con Ukiss u.u

    Me gusta

  8. Kyaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!! no lo puedo creer, pero estoy happy…………..sabes me encanto este capitulo como todos en general bueno siendo sincera mi preferido es el cap3, es el que mas me gusta………….pero este capitulo es especial por que Jae sabe que quiere a Kiseopi mas de la cuenta y Kiseop el es un amor completo.
    No importa cuanto tempo pase pero esperare el siguiente capitulo con muchas ancias, pero porfa no te olvides del fanfics (Dejame decirte) esa historia me tiene en agonía.
    Saluditos y muchas gracias por actualizar esta linda historia.

    Me gusta

  9. Holiiii ^^ no puedo creer que actualizaste hehe casi me da un infarto, literal, ^^ ahhhwwww en verdad amo el 2seop es tan lindo, son todo amor, pero ese Hoon siempre metiendose, es cruel, esperare el siguiente capitulo. Eres increible ^^

    Me gusta

  10. AHHHHH que te puedo decir!!!!!!! Valio la pena la espera la verdad aunque mmm ahora me pregunto que pasara con el invitado de dongho al desfile??? cancelara dongho???? Al que en vdd detesto un poco es al manager, desprecia mucho a mi Kiseop :( como que siento que no lo valora :( esa parte no me agrada y tambien tengo dudas sobre lo que tiene kiseop, de que esta enfermo????

    Me gusta

  11. Estuvo increíble y romántico, realmente me gusta mucho mas Aj cuando no es un idiota celoso, el manager es alguien que realmente odio en este fic simplemente no soporto como trata a Kiseop de esa manera tan cruel y AJ le permite lo que sea, una razón mas para que Jaeseop sea el que rinda cuentas cuando algo pase, en fin y al cabo no le van a decir nada. Kiseop salio con Hoon por lo que probablemente vamos a ver de nuevo al AJ idiota hmm espero que no trate muy mal a mi Seopi (que por cierto me esta preocupando mucho con todos eso síntomas que carga) espero leer una actualización pronto Bye

    Me gusta

  12. Ay, no había podido leerlo TT Fue tan lindo y boneto.
    Jaeseop es tan voluble que me da dolor de cabeza, si fuera mi novio ya lo hubiera mandado al caño xD Pero Kiseop lo ama demasiado, y tiene que aguantar sus cambios de humor peores que los de una embarazada.
    Espere mucho por el capitulo y estoy feliz, y furiosa por no haberlo leído antes. Llego tarde para darte amor, pero llegue y eso es lo importante.
    Yo quería Hoonseop, porque Aj se estaba comportando como un gran imbécil, pero ahora ya no sé. Es que el estúpido gato me tiene feliz, en el fic y en la vida real xD Pedí que diera señales de vida y ¡bam! sube fotos a twitter, lo tengo controlado ¬u¬ Bueno, regresando al fic, quería Hoonseop, pero… ash ahora estoy confundida (y más porque ahora me inclino por el JunSeop más que por cualquier otra pareja Junseopseop/jun2seop es lo de hoy. Oh si baby xD)
    Espero que no vuelvas a tardar mucho o te dan con el látigo.
    Bye ^^
    P.d: Que no sufra Hoon, él es amor. Aunque si sufre Aj no me molesto, pero si sufre Aj sufre Kiseop, shit. Que no sufra nadie y punto jajajaja okno

    Le gusta a 1 persona

    • Oye noooo ¿como que Jun2Seop? o.o eso ya es muy rudo para el pobre niño XD… dejen que su inocencia dure… lo mas que se pueda XD
      Este pues… si el gato es raro, pero asi lo amamos XD… intento que nadie sufra lo juro pero a si sale la cosa ¬3¬

      Sospecho que me latigueara porque no he podido continuarle al capitulo XD… tratare de evita los golpes

      Me gusta

  13. DIOS! Como queria la continuacion de este fic… lo lei en el 2013 y de hay estaba esperando el siguiente capitulo. GRACIAS GRACIAS GRACIAS estaba muy ansiosa por saber que pasaba luego. Espero que el capitulo doce no demore otro año, porfavor publica antes de que muera mi pasiensia. y si: tengo la peor ortorgrafia del mundo.

    Me gusta

  14. wwwaaa!!!!!!! al fin actualizasss <3 estoy feliz leer el fic despues de un año me hizo muy feliz!!!!!
    pense que ya lo habias abandonado….. GRACIAS!!!!!!! por volver extrañaba muuuucho el fic
    porque tu fic es muy bueno!!!!
    el fic no perdio el rumbo que tenia <3 jeje aaaawwww!!!! encerio que extrañe tu fic!!!!! <3 <3
    este capitulo me mato jeje el ELVIN sigue feliz xD <3
    espero que actualizes mas seguido
    FGHTING!!!!!!!

    Me gusta

  15. Me encanta,me recontraencanta tu fic *w* !!! Me he tenido que releer los capitulos anteriores, u.u ya paso mas de un año y no subes capi,porfis ,ojala vuelvas a subir otro capi,estare esperando asi pase otro año xd

    Me gusta

    • Y yo también me acuerdo!!! la verdad es que no me e olvidado de esta historia, pero como todos tenemos ocupaciones en la vida y hasta incluso ellos mismos.. Ukiss a pasado por muchas cosas y ciertos cambios que… llegue al momento de no saber como continuar la historia porque ellos mismos era los que me inspiraban dia con dia y las noticias que nos daban y ahora pues… ya saben que muchas cosas son diferentes en el grupo… así que debo darle continuación a esta historia pero buscando nuevamente ser creíble y no sacarme cualquier cosa de la manga…

      Me gusta

¡Gracias por comentar! ♥

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s