Stolen Passion {Fanfic} {Capítulo 3}

1598191_670857956294214_194852728_n

 

Disclaimer: Los integrantes de Super Junior no me pertenecen. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.

N/A: Bueno, tarde eternidades en actualizar y lo lamento mucho. La verdad es que he tenido un bloqueo mental horrible con esta historia, además de fallas técnicas y abarrotamiento de tareas, pero he vuelto. Sinceramente no es mi mejor capitulo pero ya no podía posponer más la actualización, espero que les guste y si no, se los recompensaré en en próximo lo prometo. Además les aseguro que  la próxima actualización sera pronto y que sera mejor (en serio sera pronto porque me pegan ><)

Capítulo 3.- Un poco de dignidad

{Tómame, consúmeme y liquídame.

Todo de un solo golpe.}

 

 

La vida de Cho Kyuhyun se resumía en tres partes: expectativas, dinero y vacío.

La última siempre fue la peor.

Cada parte de él estaba perdida, él estaba perdido. La incertidumbre  que conformaba su día a día era escalofriante. Era lo que atormentaba a Cho Kyuhyun por las noches.

Hasta que lo conoció.

La primera vez que lo vio fue sólo una mancha borrosa en la multitud; tan efímera e insignificante. La segunda, no fue exactamente él, sino su voz. Esa voz dulce y suave, como miel y seda que fluía de sus labios finos y rosados. La tercera vez fue cuando se dio cuenta que no importaba cuantos encuentros tuviera con él, sabía que desde el primero…

Ryeowook se había vuelto su perdición.

Y ahora estaba frente a él, entregando todo a un simple desconocido.

—Sólo relájate.—las palabras rebotaron en la habitación, mientras Ryeowook dejó salir un suspiro lleno de anticipación.

Kyuhyun acarició lentamente su cuello mientras deslizaba ágilmente su mano hasta la espalda baja. Sus ojos perdiéndose en la imagen del reflejo en el espejo frente a ellos.

Poco a poco besó cada parte de piel expuesta; desde el lóbulo hasta el inicio de la columna, probando el olor que emanaba Ryeowook. Era dulce y salado, y embriagante.

A pesar de que sólo deseaba arrancarle toda la ropa y devorarle cada trozo de piel, Kyuhyun se contuvo y decidió seguir con lo planeado. Queriendo disfrutar la noche; esa noche en que se dejaría llevar por el pecado. Por el deseo.

Tal vez ardería en el infierno, pero gozaría su pase de acceso.

Kyuhyun acercó sus labios al oído de Ryeowook dejando salir un suspiro sobre el lóbulo, mientras le mordisqueaba lenta y tortuosamente. Ryeowook cerró fuertemente los ojos y dejó salir un gritito ahogado. Kyuhyun ríe suavemente, le gusta lo sensible que es.

—Quítate la ropa lentamente.

Ryeowook abrió los ojos exageradamente y Kyuhyun contuvo una carcajada.

—¿Cómo?

La voz de Ryeowook tiembla tímidamente.

—Quiero que te quites la ropa. Lentamente.

Ryeowook mordió su labio y lo miró desde el reflejo en el espejo. Sus ojos se encontraron bajo los antifaces y pudo ver como el este le aclaraba más la piel y le oscurecía más los ojos, mientras que los de Ryeowook lo hacían ver simplemente hermoso; con los diamantes destellándole sobre la piel. Sin embargo, el brillo en sus ojos era aún más esplendido e indescifrable.

Las manos temblorosas de Ryeowook poco a poco comenzaron a abrir cada botón de su traje, deslizándolo lentamente por sus hombros, para después desabrochar la presilla del pantalón  dejándolos caer por sus piernas. Kyuhyun contuvo el aliento.

Las manos lentamente se acercaron de nuevo a los botones de la camisa. Kyuhyun no lo soportó más y termina con la escasa distancia que los separaba. Deslizó sus largos dedos por el pecho de Ryeowook y comenzó a desabotonar la camisa, mientras ambos observaban su reflejo.

Cuando la camisa acarició los hombros de Ryeowook terminando en el suelo, este cerró los ojos, suspirando cuando los labios de Kyuhyun hicieron contacto con su piel desnuda.

Kyuhyun se sintió ebrio y mareado.

Los besos de mariposa se convirtieron en mordidas y pequeñas lamidas que curaban la piel enrojecida. Sus manos recorrieron el pecho ajeno, sintiendo la calidez al tacto.  Es más de lo que había soñado.

Ryeowook era exquisito.

Kyuhyun tomó a Ryeowook en brazos y sonrió al ver al menor acurrucarse en su pecho, respirando sobre su piel. Depositó el pequeño cuerpo sobre la cama, sentándolo a la orilla de esta.

Su voz ronca y lujuriosa inundó la habitación.

—Desnúdame.

Ryeowook lo miró, pero no como en su primera petición. No, esta vez no estaba asustado.

Las pequeñas manos comenzaron a desabrochar lenta y tortuosamente la camisa negra de algodón. Ryeowook se puso de rodillas sobre la cama para poder deslizarla por sus hombros anchos; rosando con sus dedos la piel de Kyuhyun, dando pequeños besos sobre está.

Kyuhyun guió sus manos hasta sus pantalones, deteniéndolas de vez en cuando sobre su pecho. Kyuhyun solo deseaba que Ryeowook lo sintiera, que supiera que esa noche le pertenecía.

Kyuhyun cerró los ojos cuando sintió las tímidas manos de Ryeowook retirando suavemente su pantalón, tocando por ahí y por allá su piel lechosa. Le deseaba tanto.

Su respiración se volvió lenta y pausada. Miró a Ryeowook frente a él, observándolo sentado sobre sus rodillas y con sólo una diminuta ropa interior. Sabía que eso debió ser idea de Heechul, y muy en el fondo se lo agradeció.

—Te juro que quiero ser amable pero… ¡Demonios, Ryeowook te deseo tanto!

Las mejillas de Ryeowook se tornaron rojas y esa es la acción que hizo a Kyuhyun perder la cabeza. Tomó a Ryeowook de su cabello castaño halándolo un poco, haciendo que Ryeowook gimiera de dolor. Pero a Kyuhyun no le importaba, sólo le importaba estampar sus labios contra los del castaño.

Y se consumieron.

Kyuhyun sintió el fuego recorriéndole el cuerpo y el alma, estaba ardiendo. Los labios suaves y tersos de Ryeowook le quemaban cada parte de su alma dañada y vacía, dejando una huella en ella. Kyuhyun le obligó a ir más lejos e introdujo su lengua, saboreando la saliva caliente de Ryeowook, mientras caían lentamente sobre las sabanas de seda.

Las manos de Kyuhyun comenzaron su camino hasta la ropa interior del castaño, arrancándola de un solo tajo. Ryeowook suspiró sobre su boca encendiendo aún más su cuerpo y su corazón.

Las manos de Ryeowook lo tomaron de su espalda, arañándola ocasionalmente.

—Quítame el bóxer.

Ryeowook asintió y dejó sus manos caer sobre el elástico de la ropa interior. Kyuhyun se puso boca arriba para hacerle la tarea más fácil, mientras Ryeowook se arrodilla a su lado y retira el bóxer de su cuerpo.

Kyuhyun lo observó y le sonrió juguetonamente.

—Acércate.

El castaño lo obedeció y gateó hasta él.

Poco a poco los besos se volvieron más desesperados y hambrientos. Kyuhyun pudo sentir el deseo del pequeño  y eso le consoló. Nunca quiso obligar al chico a nada.

Ambos cuerpos se entrelazan al borde del abismo, en un viaje sin retorno y ninguno de los dos desea detenerlo.

Kyuhyun se posicionó sobre Ryeowook acariciando sus muslos lentamente, mientras esparcía besos de mariposa por rostro y cuello.

—Sólo dolerá un poco.

Ryeowook lo observó mientras se mordía el labio con nerviosismo. Kyuhyun pudo ver como algunas lágrimas amenazaban con salir, lo cual hizo que su corazón se oprimiera. Kyuhyun se acercó hasta el oído de Ryeowook y susurro lenta y pausadamente.

—Ryeowook, juro que cuidare de ti. Me gustas.

Ryeowook lo miró por unos instantes. Sus orbes se clavaron en su rostro, se veía confundido. Kyuhyun esperó su respuesta, puede que lo hubiese comprado esa noche pero, si el castaño le decía que no, él no haría nada para herirlo. Tenía en claro que no era un maldito violador, a pesar de que deseaba con todas sus fuerzas profanar ese diminuto cuerpo.

Ryeowook suspiró, cerró los ojos y asintió.

Para Kyuhyun todo se volvió bruma.

 

Kyuhyun lo preparó lenta y delicadamente, mientras repartía besos de mariposa por el cuerpo moreno. Pudo escuchar los suspiros y sentir el ligero movimiento de caderas del más bajo. Lo estaba disfrutando y Kyuhyun sonrió con autosuficiencia.

Las paredes de Ryeowook lo recibieron después de unos minutos, Kyuhyun gruñó bajo y mordió el hombro de su amante. El movimiento era como una danza exótica y oscura, los dos al compás, amoldados a la perfección.

Se sentía como un ritual.

El olor a sexo, vainilla y menta se mezclaba en la habitación, embriagando sus sentidos. Los labios de Ryeowook le sabían a gloria y su cuerpo era un paraíso del cual no quería salir nunca.

Ryeowook gimió y gritó su nombre mientras Kyuhyun lo penetraba con frenesí. Sus manos entrelazadas sobre la cabeza de Ryeowook, el pelo sudoroso cayendo en sus rostros y besos fugaces que saben a pecado. Todo se estaba consumiendo a su alrededor.

Kyuhyun besó furiosamente la boca del menor, rasgando con sus dientes el labio inferior y después saboreando su sangre. Ryeowook gimió de placer, mientras se retorcía entre sus brazos.

Los movimientos eran más certeros y rápidos, mientras Kyuhyun tocaba ese lugar que hizo a Ryeowook explotar de placer manchando su estómago. Kyuhyun  acercó su rostro al del castaño y lo besó desesperadamente. Y se sintió bien, se sintió correcto el tacto de ambos labios.

Kyuhyun aumentó la velocidad de las penetraciones buscando su cúspide de placer, y cuando intenta salir para terminar las piernas de Ryeowook se envuelven en sus caderas y hacen a Kyuhyun terminar dentro de él.

Y lo siente fascinante.

Kyuhyun miró a Ryeowook entre la oscuridad; es hermoso y lo sabe, pero esta noche conoció otro Ryeowook, uno que no le temía a sentir, uno que daba todo de sí. Un Ryeowook que le hacía sentir bien.

—Vamos.

Kyuhyun lo levantó  en brazos mientras que  el castaño se abrazaba a su cuello, escondiendo el rostro en la curva de este. Kyuhyun sonrió y lo llevó al cuarto de baño. El olor a rosas inundó sus fosas nasales, pero él prefiere el olor que emanaba el pequeño en sus brazos.

—Señor Cho.

Ryeowook lo observó confundido al ver la tina lista para un baño caliente. Kyuhyun le sonrió dulcemente, porque Ryeowook hacía eso en él. Le hacía sonreír.

—Es para que no duela tanto.

Ryeowook entendió el comentario y se sonrojó furiosamente.

Kyuhyun lo introdujo en la tina y Ryeowook soltó un suspiro. Kyuhyun entró minutos después, y termina haciendo que el castaño este entre sus piernas con la espalda pegada a su pecho.

Ryeowook se veía cansado, así que Kyuhyun lo ayudó a asearse, a pesar de que el contrario se resistió al principio. Pero él sólo quería hacerlo sentir bien, y regocijarse con los sonrojos que se le subían a las mejillas cada vez que rosaba con sus manos la piel del moreno.

Al salir de la tina, Kyuhyun tomó unas toallas para que ambos se secaran de pies a cabeza. Kyuhyun observaba a Ryeowook mientras este último trata de cubrir sus partes íntimas. Sabía que es ridículo que ahora sintiera pudor, pero eso sólo le recordó que Ryeowook era un chico inocente y que él se había aprovechado de eso. Lo cual le hizo sentir enfermo.

El estornudo que escapó de la boca de Ryeowook hace  a Kyuhyun volver de sus pensamientos. Observó al castaño que aún seguía desnudo de pie frente a él. Kyuhyun  lo tomó de la mano y lo guió hasta la cama.

Ryeowook se detuvo abruptamente y lo miró con rostro asustado.

—Sólo quédate esta noche. Por favor.

El castaño lo miró a los ojos por unos segundos y después desvió la mirada rápidamente.

—Sí.

El pequeño susurro hizo que a Kyuhyun le temblaran las piernas y que su corazón explotara dentro de su pecho, mientras una sonrisa surcaba su rostro. Le gustaba cómo le hacía sentir Ryeowook, pero al mismo tiempo le asustaba.

Kyuhyun se recostó en la cama y después hizo que Ryeowook lo siguiera. Las sabanas de seda rosaban su piel, pero él no quería sentir esa suavidad. Él quería la suavidad de la piel de Ryeowook.

—Ven.

Kyuhyun alzo las sabanas mientras abría sus  brazos, Ryeowook se acercó y se  recostó sobre su  pecho, con movimientos lentos y tímidos.

La calidez y suavidad de este le hicieron suspirar. De nuevo le hicieron sentir bien.

Se sentía bien estar así, con él.

Las respiraciones se volvieron lentas y acompasadas. Kyuhyun dio un último beso sobre la cabeza de un Ryeowook ya inconsciente, y sin más sólo sonríe.

Esa noche Kyuhyun durmió sin pesadillas.

>o<

Los rayos de sol se colaban por la ventana haciéndole cerrar de nuevo los ojos. Su teléfono comenzó a sonar pero sólo lo ignora. El castaño rodó por la cama y sintió en frio del otro lado de ella.

Kyuhyun abrió los ojos y se encontró solo en entre las sabanas. Se sentó rápidamente y talló sus ojos con esmero, alejando todo rastro de somnolencia.

Y cree que todo ha sido un sueño.

Kyuhyun se dejó caer de nuevo sobre la cama y rodó hasta quedar boca abajo,  tomando así una bocana de aire.

Y la esencia de Ryeowook se le atraganta en la garganta.

Kyuhyun inhaló de nuevo y sonrió, ahora sabiendo que no había sido un sueño y que él existía.

Kyuhyun se abrazó a la almohada y miró hacia al vació.

Ryeowook se había ido y de nuevo sintió el hueco en su pecho que lo consumía y lo torturaba, pero ahora dolía diferente. Ahora dolía más.

Pero pronto decidió borrar todo pensamiento depresivo. Se levantó de la cama y siguió con la monotonía de un día normal.

A media tarde la sensación de que algo le faltaba siguió presente; revisó celular, cartera, maletín y todo se encontraba en orden. Pero la sensación no se iba, recordándole que había perdido algo.

Y el vació creció minuto a minuto.

 10307217_1395419427411507_5314590435949881698_n

Anuncios

10 comentarios en “Stolen Passion {Fanfic} {Capítulo 3}

  1. ;u; que bello, Kyu de verdad lo quiere de verdad. :’) y quedo bien el capitulo no se por que dices esas cosas. :v Ya quiero saber que piensa Wook de todo, espero que el también sienta algo mas. ojala actualices pronto. :D

    Me gusta

  2. DIOS DE SIWON ilumina la para que actualice rápido que no me torture seis meses mas yo quiero el capitulo ahora ¿tu me odias? no? admítelo escribes esto y luego lo pausas quieres matarme?

    Me gusta

  3. TwT ohhh un Kyuwook con el que nunca había dado ToT porqué no has continuado se ve tan bueno ToT, por favor continualo quiero saber que pasa con Ryeowook ahora Twt, su cabeza debe estar hecha un lío mas porque al parecer encontró algo de placer en estar con KyuHyun ahora encima debe sentirse culpable ToT , pobre de mi wookie TwT
    por fa continua la historia ;w;

    Me gusta

  4. Es realmente muy bueno el fic, Kyu ama a Wook a su modo, espero Wook tambien se enamore de él. Espero tambien poder leer pronto una actualización jaja va muy interesante la historia. ~

    Me gusta

Responder a Kiseki Kyuwookholic Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s