En lo prohibido {Fanfic} {Capítulo 10}

ELP007

 

Disclaimer: El grupo se pertenece a sí mismo como a su agencia. Historia ficticia. Si tiene relación con la vida real u otro fic, es mera coincidencia. Sin ánimos de lucro.

Nota de la Autora: Un nuevo capítulo de éste fanfic que ahora se está tornando las cosas un poco peligrosas. Espero lo disfruten tanto como yo al escribirlo :D

Capítulo 10.

Era domingo y Kiseop se encontraba en su habitación nuevamente pensando en si aceptar o no el trabajo que le había ofrecido su prima. Diría que sí en el instante en que ella se lo propuso, pero el problema aquí era que AJ estaría justo en el mismo lugar. Y si cada vez que se encontran, ¿AJ lo acosaba? Es por eso que tenía que pensarlo muy detenidamente.

Si se lo preguntaba nuevamente, ¿por qué tendría que detenerse ante un trabajo por un adolescente que además es su primo? Al carajo.

Marcó rápidamente el número de su prima en el celular y al quinto tono, contestó.

—Tasha.

—¡Oh! Kiseop. Espérame un momentito.

—Por supuesto.

Mientras esperaba, escuchó unos murmuros y creo que tenía algo que ver con su trabajo en la oficina.

—Ya.

—Te demoraste mucho.

—No seas tonto. Tengo muchas cosas que atender ya que soy la única secretaria aquí.

—¿Eso debería de preocuparme?

—Sí, porque las postulaciones a nuevos trabajos se acaba y quedan sólo tres cupos.

—¿Y qué te dice que yo quiero trabajar ahí?

—Lo necesitas, Kiseop. Ha pasado más de un mes que no buscas uno y mi tía debe tenerte como un cargo muy grande.

—Claro, el grande soy yo, pero no doy problemas. Creéme.

—Okey. De todas formas espero que te decidas y…

—Me decidí.

—¡Bien! —se escuchó que alguien la llamaba urgentemente —. Bueno, mi tiempo libre se terminó. Sólo tendrás que traerme lo usual: el currículum, el…

—Ya sé, Tasha.

—Entonces, adiós —cortó la llamada.

Que repentina puede ser a veces.

Por otro lado, AJ estudiaba arduamente para los exámenes de la semana siguiente y es que los maestros no le dejaban, ni siquiera, un respiro de descanso. Así que con sus amigos decidieron reunirse en casa de Soohyun que no era tan grande pero tampoco tan pequeña. Estaban en una pequeña mesa con todos sus cuadernos y algunos libros para ayudarse en el proceso.

AJ era bueno en las mayorías de las materias, asi que ayudaría a su amigos un poco. Estaba tan distraído en sus estudios que no evitaba silbar feliz de vez en vez cuando pensaba en ese momento que Kiseop le permitió darle ese beso, que sin duda, no olvidaría como algo parecido a una reconciliación.

—¿Y a éste qué le pasa? —cuestionó de repente Hoon.

Soohyun no sabía que responder, alzó ambos hombros y lo dejó, pues estaba muy concentrado y adelantando la mayoría de los contenidos. El gato ni siquiera se percató de que los otros chicos hablaban y comentaban; seguía en su mundo. AJ pensaba en cómo invitar a Kiseop a una cita. Ahora era mayor y podía hacer lo que quisiera y con quien sea. Ignoraba de lleno el tema de que eran primos.

La tarde pasó rápidamente y el más alto seguía escribiendo en el cuaderno como si la tarea no tuviera fin. Los otros dos lo miraban impactados porque seguía sin tomarles la atención y cuando terminó, miró de reojo a sus amigos.

—¿Qué?

—Bueno, ya sabes. —comentó Soohyun —. No entraría teoría, ¿te acuerdas?

Extrañado de lo dicho, miró su cuaderno. Era cierto, no entraría, sin embargo siguió empleándolo —. Ups… Supongo que se me fue la mano.

—Claro que sí —siguió Hoon —. Estabas tan distraído en lo tuyo que ni siquiera nos diste la mano con lo nuestro —hizo un puchero.

—Ya, que se me olvidó y listo. Por lo menos adelanté una futura tarea. Si quieren se las paso.

Los dos sin ser tontos y bien perezosos, pensando en un tiempo libre más adelante, aceptaron sin dudar.

—¿Dónde sería el mejor lugar para una cita? —fue la pregunta repentina de AJ. Los otros dos se miraron extrañados.

—¿Acaso tienes una cita? —lo inspeccionó Hoon.

—Algo así.

—¿Es con la chica de la otra vez? —cuestionó Soohyun —. Recuerdo bien que te rechazó y estuviste mal por semanas.

—¿Acaso no puedo?

—Claro que puedes. Eres alguien que no se detiene con nada —dijo esto último haciendo comillas con sus dedos.

—¿Por qué siempre dices algo entre comillas? —imitó con sus dedos.

—Porque no sabes lo que es irónico y sarcástico, idiota —habló Hoon, haciendo reír a todos.

—Si serás estúpido —AJ alcanzó la almohada más próxima y se la tiró al rostro de Hoon.

Con la primera almohada, se inició una guerra que se detuvo al momento que llegó la madre de Soohyun a regañarlos por tantos gritos y casi golpes en las paredes. Después de todo, la casa no era del tipo cinco estrellas por lo que decidieron cortar por lo sano y ambos, AJ y Hoon, decidieron irse a sus respectivas casas.

AJ no vio mejor idea que ir de visita a casa de su tia Lee para ver como estaba con lo de su nuevo trabajo. Así que no estando muy lejos, llegó frente a la puerta con la esperanza de que Kiseop le abriera.

Al golpear fue la misma dueña de casa quien lo hizo.

—Sobrino, ¿qué te trae por aquí?

—Nada, sólo quería hacer una visita después de tanto tiempo.

—Por supuesto, pasa —le invitó y miró todo a su alrededor.

Habían cambiado algunas cosas después de semanas. Cuadros fueron intercambiados por unos nuevos que de seguro la tía Lee decidió renovar para cambiar la ambientación de la sala de estar y debía decir que le quedó increíble. AJ siempre creyó que su tía sería una buena decoradora de interiores y que con un trabajo así se estabilizaría hasta su jibulación, pero simplemente ella diría, como en otras veces, que no se arriesgaría a que otros se decepcionaran de su extraña virtud. Así que el comentario lo dejó pasar, como en otras ocasiones.

AJ miró todo pero alguien faltaba —. ¿Y Kiseop?

—Está en su habitación. Jugando seguramente.

—Entonces voy.

—Les avisaré cuando tenga la cena lista. Si es que te quedas un poco más.

—¡Por supuesto, tía! —corrió emocionado escaleras arriba y tras ver la puerta cerca, lo abrió sin preguntar si es que estaba ocupado —. ¡Primo!

Kiseop muy asustado, le aventó una almohada justo en el rostro y demasiado fuerte —. ¡Pero que idiota eres! —agitado, se tomó el pecho y respiró repetidas veces antes de volver a la normalidad.

—Oye, eso dolió —el gato sobó su nariz —. Me imagino que estás jugando algo de terror.

—Bravo, sabelotodo —volvió a tomar el mando para continuar el juego.

Algo que notó AJ es que Kiseop estaba bastante sudado. Sería imposible que un juego lo tuviera realmente nervioso si sólo es ficción y no era un día tan caluroso.

—No me mires tanto —dijo Kiseop cuando se dio cuenta de que su primo no quitaba los ojos de encima —. Si estoy sudado es porque hace poco llegué de haber corrido —y volvió su mirada a la pantalla grande.

Sin embargo, AJ seguía en su plan de mirar tal escultura viviente frente a él. A pesar de que Kiseop tuviera sus brazos, piernas, espectorales y sixpack bien formados, y de los cuales se les veía jodidamente bien a través de esa pequeña camiseta de mangas nulas y de cuello extragrande, su rostro seguía aparentando a la de una chica.

—Ya dije que dejaras de verme —dijo molesto y concentrado en la última parte del videojuego —. Trato de pasar el maldito juego que no conseguiste finalizar.

AJ resopló —. Ni que fuera toda mi culpa. Tú fuiste el primero en quedarse dormido.

—En ese entonces, mi motivo era justificable.

—¿Y cuál era?

—Una pelea con mi madre realmente es cansadora y más con tu intento de acoso.

—Yo diría que lo fue.

—Tú lo has dicho —dijo victorioso porque AJ reconoció ese hecho —. ¿Ahora podrías ayudarme con esto? En serio que quiero finalizarlo.

—Está bien.

AJ le quitó el mando de las manos y se dispuso a continuar con el juego. Kiseop se quedó al lado de él tan observativo y meticuloso con cada detalle del juego y le decía a dónde debía ir y resolver acertijos. Kiseop era muy bueno en eso y sabía a que lugar ir, pero cuando tomaba el mando no sabía nada, ni los rumbos. En todo caso, una duda se formuló en su cabeza.

—¿Cómo conseguiste continuar el juego?

—Era fácil de decifrar. Las figuras creaban sombras y éstas eran números de celular. De veras que eres bien tonto como para no haberlo visto.

—¿No será que lo viste por Youtube?

—¿Qué? No. Me gusta pasar los juegos como se debe y no con una guía tutorial. Por qué. ¿Alguien lo hizo?

—Sí. Mi amigo Soohyun.

—Entonces tu amigo no es un gamer de verdad.

—¿Y tiene que ser así de serio?

—Pues yo creo que… ¡Mira! ¡Ahí salieron los monstruos! —gritó Kiseop asustado y ocultándose tras una almohada.

—¡Pero Kiseop, quédate quieto! —AJ lo regañó y se concentró en el juego. Los malditos monstruos iban detrás del personaje principal y estaban a punto de atraparlo.

—¡Qué idiota! ¡Tira esas cosas para que no te alcancen!

—¡Que te calles! —muy nerviosamente hizo caso a lo que Kiseop sugirió y dio resultado.

Tras unos segundos más, por fin llegaron a un punto de guardado. Ambos respiraron de alivio y se miraron fijamente. No sabían cómo romper el silencio y sólo lograron reír a carcajadas.

—Si hubieras visto tu cara —siguió AJ.

—Y el tuyo de pánico para no ser atrapado. Fue deluxe —Kiseop molestó muy sonriente.

—Mmm… Eso creo —se detuvo para observar nuevamente los labios de Kiseop y es que desde que había llegado quería probarlos —. ¿Puedo besarte? —dijo en un susurro.

A Kiseop se le encogió el estómago y se ruborizó. Él no se esperaba que su primo, de repente y con su madre abajo, quisiera hacer más que sólo venir de visita y jugar un rato a la PlayStation.

—No puedes pedirme eso acá. Que desubicado.

—Uno pequeñito, ¿sí?

—Que no, AJ. No sé qué pensar de tí: si es que te gusta molestar o realmente te gusta lo prohibido.

—Las dos cosas pero más la segunda opción.

—Sí y tengo que decirte que debes tener más cuidado. Tasha casi nos pilla y tuve que mentirle.

—¿Qué es lo que vio? —AJ lo miró espantado. Si bien hasta el momento siempre fueron a escondidas y de bajo perfil, nunca pensó que alguien los descubriera en tan poco tiempo.

—El beso en la mano y le dije que fue una actuación —Kiseop rodó los ojos.

—Bien pensado, primo —le palmeó la espalda y con un movimiento rápido, le agarró la nuca para acercarlo y plantarle un beso intenso y necesitado.

Kiseop intentó soltarse como pudo pero AJ le estaba ganando nuevamente y se dejó llevar por lo exquisito de sus labios y lengua. Cada vez que hacían esto, sus bocas parecían querer más y más, sin detenención. Incluso sacaban suspiros y AJ quería tocar un poco más de su primo.

—¡Chicos, está lista la cena!

El llamado de la madre de Kiseop hizo reaccionar a ambos, abriendo los ojos enormemente y separándose al instante. Kiseop se agarró la cabeza por lo arriesgado que se estaba tornando esto. ¿Qué si su madre hubiera subido en vez de gritar? Esto tenía que controlarse.

—¿Chicos? —volvió a gritar.

—Ya, mamá. AJ bajará primero y luego iré yo —respondió. Miró a su primo con desaprobación —. Debes controlarte, Jae. Estás arriesgando a que nos pillen —se sentó al borde de la cama.

—Lo sé, lo sé, lo siento.

—Ahora baja que yo iré después.

—Está bien.

Se fue como niño regañado y al llegar al comedor, la tía preguntó por Kiseop y le dijo que se estaba duchando.

AJ pensó muy detenidamente todo lo que su primo le dijo hoy y antes y realmente estaba arriesgando mucho. Y es que le estaba tomando la razón de que el de las consecuencias no sería él. ¿Entonces la cita sería una mala idea? De todas formas quería tener una con Kiseop, aunque sonara como berrinche.

2014F

Licencia de Creative Commons
En lo prohibido by MKiSS [Stephanie P. Cortés V.] is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://www.amor-yaoi.com/fanfic/viewstory.php?sid=104074&chapter=1.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en https://utopiakfiction.wordpress.com/2013/12/10/en-lo-prohibido-new-fanfic-capitulo-1/

Anuncios

12 comentarios en “En lo prohibido {Fanfic} {Capítulo 10}

  1. ¡por fin! POOOR FIIIN (? Tuve que leer el capítulo anterior, mi cerebro solo recordaba lo que pasó en el capitulo 8 ._.
    Que dnasddka la tardanza siempre se te perdona al momento de actualizar. Soy Hikari no Hana . Me olvidé de la contraseña y del correo 😊 así de inteligente soy.
    Seguí, actualiza, avanza, no dudes de tus habilidades al escribir. Espero el capitulo 11 con aaaansias, no tardes, pooooor faaaa ❤

    Me gusta

    • Jajaja eso de ser distraida por las contraseñas es común en mí xD (por eso lo anoto todo LOL).

      Seguiré, actualizaré, avanzaré y no dudaré de mis habilidades para escribir. Lo juro ewé (III) Desde ahora podré escribir más seguido y poder actualizar :B Espero sigas amando el fic.

      Le gusta a 1 persona

  2. Sii por fin actualización, ya estaba extrañando el 2seop, sus historias han disminuido mucho con la salida del gato (al parecer las autoras están perdiendo la inspiración) Ya quiero ver como van a hacer ese par para mantener esa “relación” sin que los descubran

    Me gusta

¡Gracias por comentar! ♥

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s