Roommate Included ☂☀ Capítulo Siete

Roommate included

☞Disclaimer:  Todos los integrantes de EXO se pertenecen a sí mismos y a su respectiva compañía. La trama y el personaje original “Oh Seyun” son de mi autoría. Con este fanfic no pretendo lucrar con la imagen de EXO.

☞Nota de autora: ¡Síiiiiiiiii! Vacaciones ♥ Lo prometido es deuda, y como a mí no me gusta deber, he aquí el capítulo 7 ♥ ¡yaaaaay! Meggie K, ARE U WATCHIN’? ohohoho. Bueno, antes que nada, un aplauso a Bada que después de siglos, se dignó a leer Roommate Included hahahaha, ojalá te guste ♥ Y como Photoshop me odia, no pude poner el título en png como es usual, pero ahí lo tienen en textito ghei :’c ojalá les guste este capítulo, recién salidito del horno hahahaw si ven horrores, díganme lol las amito ♥

capitulo 7

Son las nueve de la mañana, y Seyun siente como si sus ojos estuviesen pegados entre sí con cinta adhesiva. Baekhyun regresó tarde por la noche, y Seyun no había podido conciliar de nuevo el sueño de todos modos. Durmió a ratos, pero siempre se despertaba entre tanto y tanto, y le costaba cada vez un poco más volver a dormir.

 

Se acomoda en una de las mesas de la cafetería, y se cubre con la gorra de su sudadera, ahuecando sus brazos para esconder el rostro entre ellos. No pasan más de cinco minutos antes de que sienta que alguien más se pone junto a ella y empieza a comer. Por los chasquidos y murmullos, Seyun no necesita levantar la cabeza para ver quién es, pero tampoco quiere evidenciar que se ha despertado -o que ni siquiera ha dormido-, por lo que finge seguir durmiendo.

 

—Seyun-nie… —Canturrea la voz de Baekhyun a su lado, y Seyun no responde. Baekhyun vuelve a llamarla, de nuevo, no hay respuesta de Seyun—. ¡YAH, OH SEYUN!

 

Entonces Seyun gimotea, se remueve sentada contra la mesa y alza la cabeza, con mirada asesina y la boca torcida.

 

—¡Arg! ¿Qué cosa, qué es?

 

Baekhyun se la queda mirando con cara de shock, y agacha los hombros, acercándose a ella para verla más detenidamente.

 

—Seyun, ¿qué pasa con tus ojos? ¿Te has convertido en un mapache?

 

—¡Es todo tu culpa! No pude volver a dormirme desde que llegaste tarde.

 

Baekhyun no puede evitar sentirse un poco mal al respecto, porque Seyun le había pedido que no llegase tarde y él no había podido evitarlo. Se ve realmente cansada, y tiene círculos negros alrededor de los ojos. Bueno, no se siente un poco mal, se siente muy mal realmente. Por su culpa Seyun estaba desvelada y cansada. De repente, quiere envolverla en una cobija y ponerla en una cuna. Pero si lo hace, está claro que Seyun le acomodaría un golpe en la cara antes de intentarlo siquiera. Así que sólo le palmea un poquito la espalda.

 

—Lo siento, lo compensaré, te lo juro—Promete, y luego le sonríe exageradamente, y Seyun se detiene a ver que su sonrisa tiene forma de rectángulo. Qué chistoso—. Oye, ¿quieres ir de compras después de clases?

 

—¿De compras? Pero si he ido al supermercado hace unos días…—Responde Seyun confundida, y su frente se frunce de una manera que a Baekhyun se le antoja algo tierna. ¿Qué diablos? Pero lo deja pasar porque quizás es la falta de sueño y la culpabilidad que él mismo carga.

 

—Qué tonto mapachito—Se burla Baekhyun y le jala las orillas del gorro de su sudadera hacia el rostro con una mano—No me refiero a ésas compras.

 

⌂ ⌂ ⌂

 

Seyun se queda sin habla cuando se da cuenta de a qué tipo de compras se refiere Baekhyun, y algo en ella tiembla. Su cartera, para ser exacta. Está parada en pleno centro comercial, hay tiendas de ropa por todos lados, ropas hermosas y elegantes. Ropas caras. Seyun se muerde los labios, y hace cuentas mentales.

 

Con lo que cuesta una sola prenda, Seyun tiene para pagar el alquiler y llenar media alacena. Aunque el alquiler ya estaba pagado, y la alacena estaba llena, aún tenía que enviarle un poco de dinero a su madre para solventar los gastos que su trabajo en el supermercado no cubre. Sehun no tiene edad para trabajar, y tampoco va a permitirlo ella. Primero terminará la escuela, piensa.

 

Baekhyun camina delante de ella con total comodidad, y se gira un poco al notar que Seyun camina un poco más lento hasta detenerse. La ve frunciendo los labios y mirando hacia arriba, como si tuviese monitos invisibles jugando sobre su cabeza. Sin que se dé cuenta, Baekhyun empieza a sonreír de lado.

«Después de todo, sí es linda…». Y luego se nota a sí mismo pensando así de ella, y se frota la cara desesperado. «¡No, no! ¿En qué estás pensando? ¡Es Seyun, Oh Seyun, tu loca compañera de cuarto!».

—¿Qué…?—Murmura Seyun acercándose a él, mirándolo como si se hubiese vuelto loco, alzando una ceja—¿Qué te pasa?

—Nada, nada, vayamos.

Seyun no parece convencida del todo, pero le dedica una extraña sonrisa al tiempo que empiezan a caminar. Baekhyun es tan raro.

Entran a una tienda de ropa tan deslumbrante, que Seyun siente como si tanta elegancia la apresara, y mira los aparadores y colgadores llenos de prendas bonitas y costosas, sabiendo que nunca podría comprar una de esas. Seyun nunca ha estado en una tienda tan… ¿elegante? La verdad es que Seyun no se preocupa por dónde compra su ropa, siempre y cuando sea funcional y económicamente factible. Aunque se siente avergonzada por los tenis desgastados, los jeans deslavados y la sudadera que lleva puesta. Por primera vez en su vida, se siente demasiado fuera de lugar. O quizás es más como que por primera vez en su vida le da tanta importancia a sentirse así.

Baekhyun busca con sus manos algo en un colgador para varones, y la mira cuando ella se queda parada junto a él.

—¿Qué haces? Ve a buscarte ropa—Le dice Baekhyun distraídamente, y Seyun se muerde los labios—. ¿Sigues aquí?

—Baekhyun, nunca he venido a un…

Seyun se detiene cuando ve que una dependienta, la más elegante y arreglada, se acerca a ellos con una mueca de disgusto. No puede ser, los latidos en el corazón de Seyun se aceleran conforme avanza la mujer y se postra delante de ambos. Baekhyun dirige su mirada a ella con desinterés.

—Disculpe, joven, me temo que su compañera deberá esperarle fuera de la tienda—Le dice la mujer, y Seyun no puede hacer más que bajar la mirada cuando lo que temía que pasaría sucede.

—¿Perdón? ¿A qué se refiere? —Pregunta Baekhyun sinceramente confundido.

—Las políticas de la empresa no admiten el ingreso a personas extranjeras o de dudosa confiabilidad.

A Baekhyun le toma varios segundos comprender la situación hasta que cae en cuenta que la encargada del lugar se refiere a Seyun. Entonces se queda anonadado.

—Creo que hay un malentendido, mi amiga es coreana—Dice con una sonrisa incómoda y se vuelve para seguir hurgando entre la ropa de antes. Pero la mujer se aclaró la garganta, visiblemente irritada.

—No es un malentendido, joven. Su compañera tiene que retirarse o puede irse con ella también…

Baekhyun iba a responder, con el ceño fruncido y la boca convertida en una mueca de enfado, pero una mano fría tira de su muñeca, alejándolo con suavidad.

—Sólo vámonos—Le dice Seyun con voz apagada, y Baekhyun mira feo a la dependienta.

—¡De todos modos no íbamos a comprar nada de este mugriento lugar!

Baekhyun sigue quejándose de las absurdas ofertas y las ropas “descoloridas” aún estando a tres locales más. Seyun sigue caminando también pero le ha soltado la mano desde que salieron de la tienda.

—Oye, ¿Por qué no le dijiste nada? ¡Eres coreana, con mostrarle tu identificación bastaba! —Le espeta Baekhyun haciendo mohines, y soniditos como “ash” y “tch” entre frase y frase. Se detiene un segundo y luego corre detrás de ella—. Oye, Seyun, iremos a denunciar esto por discriminación racial.

—No digas más—Murmura Seyun entre dientes, dándole la espalda al detenerse. Baekhyun se empareja con ella, y la mira desde un lado, con expresión confundida—. Siempre ha sido así, ya estoy acostumbrada a esto. No es la primera, y tampoco será la única ocasión. Sólo dejémoslo así.

Baekhyun no está muy seguro de si es correcto hacer eso, porque el rostro de Seyun ha vuelto a su estado serio e inexpresivo de siempre. Pero no va a dejar así por así que su tarde de compras quede arruinada por una mujer tonta y una política aun más absurda, así que toma la mano fría de Seyun y tira de ella al echarse a correr. Seyun chilla por la sorpresa, y se deja llevar a pesar no saber qué ocurre.

—¡Conozco un lugar con ropas más bonitas!

⌂ ⌂ ⌂

El alivio de Seyun al entrar a una tienda mucho más sencilla es evidente. Apenas entran, los recibe una chica de cabello largo y liso, con ojos bonitos y rostro pequeño.

¡Noona! —Vocifera Baekhyun al entrar, y parece realmente alegre. La chica se acerca a Baekhyun con una amplia sonrisa, y lo abraza brevemente canturreando su nombre. Seyun ahora sí que está confundida—. Noona, ésta es Seyun-nie, mi compañera de cuarto. Seyun, ella es Dara noona, la novia de Chanyeol.

Seyun se inclina tímidamente, viendo lo pequeña y frágil que parecía la chica, pero al mismo tiempo usaba ropas holgadas e increíblemente bonitas.

—Oh, ¡así que tú eres Seyun! Chanyeol me dijo que lo golpeaste una vez. No sé qué habrá hecho, pero seguro se lo merecía—Bromea la chica guiñando el ojo, y luego suelta una risita que la hace ver como si tuviera cinco años. Seyun no puede evitar sonreír, contagiada.

—Venimos a buscar ropa nueva, y ya que tú eres maquillista profesional, ¿crees que podrías ayudarnos a corregir su estilo? —Dice Baekhyun con una sonrisa tierna y luego hace pucheros—¿Por favor?

—No lo sé…—Y Dara inclina la cabeza hacia un lado, como sopesando la idea.

—Noona, noona, noona, ¿por favor? —Gimotea Baekhyun mimoso, dando saltitos infantiles en su lugar, y Seyun lo mira horrorizada, aunque al final termina ahogando una sonrisa burlona. Las cosas que tenía que ver.

—Vale, vale. Vengan por aquí.

Seyun se siente rara, probándose tanta ropa. Volviendo a hacer cuentas, quizás le alcance para unos pantalones y una blusa, o tal vez para un vestido, pero nada más. Aun así, Baekhyun la convence de que se merece comprarse algo lindo, y que no debe preocuparse por el dinero, porque de todos modos a él le toca surtir la alacena la próxima semana.

No sabe cuántas veces se ha cambiado, pero el conjunto que se prueba ahora es un pantalón largo y holgado con una blusa de tirantes que, sinceramente, no le sienta en absoluto. Lo mismo debe pensar Baekhyun, quien la espera fuera del vestidor y niega rotundamente con la cabeza.

Seyun regresa cinco minutos después, usando un pomposo vestido floreado que la hace sentir como sacada de un manga shoujo o algo así. Demasiado rosa. Baekhyun hace esta vez una mueca poco convencida, así que Seyun vuelve dentro del vestidor.

Dara le pasa entonces un vestido negro con mangas blancas hasta los codos, y a Seyun le gusta también, aunque se siente un poco extraña usándolo. Nunca ha usado uno, para empezar. No era necesario en el trabajo, y tampoco en la escuela. Aunque éste le gusta. La hace sentir femenina, sin ser cursi. Cuando sale, Baekhyun sonríe y Dara alza su pulgar. Vale, es un progreso.

Baekhyun pasa la página de la revista que tiene entre manos. Dara lleva cerca de diez minutos trabajando en el rostro de Seyun, y él ya se siente aburrido. Aunque piensa en ese bonito vestido color negro que se probó Seyun al final y no puede evitar aceptar que se veía muy bien. Su cuerpo se ve incluso diferente. Es verdad que no tiene el cuerpo esbeltísimo de una coreana, pero tampoco la figura exuberante de una latina. Es más como una mezcla de ambos con piel acanelada. Tiene curvas evidentes, por supuesto, pero nada exagerado, y Baekhyun lo encuentra… Curiosamente atractivo.

¿Pero qué le está pasando? Baekhyun se endereza, alertado. Primero pensó que Seyun es tierna, incluso se sintió mal por haberla hecho desvelarse… ¿Y ahora piensa que es atractiva? Baekhyun traga saliva, y entonces Dara hace girar la silla donde se encuentra Seyun.

Enormes ojos delineados, pestañas largas, labios humectados, y un ligero rubor en sus mejillas. La garganta de Baekhyun se seca de repente, y él piensa que está viendo a una muñeca o algo parecido.

No puede ser… ¿Aquella es Oh Seyun?


Anuncios

17 comentarios en “Roommate Included ☂☀ Capítulo Siete

  1. ¡¡Sí, es ella!! Tan bonita y radiante. OTL
    Me sentí mal por ella, y luego me dieron ganas de denunciar a esa loca. ¿Qué le pasa? O sea, ¿qué onda con sus politicas? Tenían que ser chinos (?) Ok no.
    Lily, ya sabes que amo tu historia y bueno, que es un placer leer cada capítulo. asdfghjkl
    Ya quiero leer el siguiente <3

    Le gusta a 2 personas

    • hahahahahaha lo sé, Baekhyun no es tan gay… XD Yo también, aunque no es ninguna exageración, este fic aunque se ve muy light y así, tiene mucho tema que investigué de Corea sobre la discriminación. Más que discriminación por odio, es por temor al extranjero y eso es muy WTF MAN, y eso pasa. Mucho.
      Gracias hermosa ♥ omg ♥

      Me gusta

    • Awwww me alegra tanto que te guste, hermosa ♥ ya sé, ya sé :( sé que me odian todas /se esconde/ pero me esforzaré por escribir más rápido ♥ a veces me pierdo en otros proyectos que me surgen, pero éste es uno que me llena mucho de alegría ♥

      Me gusta

  2. Ay, Baekhyun siempre tan lento! Me causa extrañeza que siendo tan perceptivo e interpretador, no pueda hacer un análisis de sí mismo ¬¬’ tan wey.
    Esta historia siempre logra sacarme una sonrisa *u* es tan bella.
    Gracias por actualizar, cielo. Sí había leído el capítulo anterior, pero no sé por qué no comenté :/
    ¡Te amo amorosamente!

    Le gusta a 1 persona

    • Es hombre… Bueno, tiene las funciones cerebrales de un hombre XD no comentas porque no me amas T_T ¡NO HAY AMOR PARA LIA! hahahaha te amo hermosa, gracias por todo ♥ y no vuelvas a desaparecerte así o me da un infarto ¬¬

      Me gusta

  3. Sí, estoy watchiando, no sé por qué me mencionas a mí en especial pero gracias (? :v
    Baekhyun lindo, se la lleva de compras para ponerla bonita y que seduzca a su galán, solamente que el que está cayendo y siendo seducido es otro, sjfskfhs SÍ ESA ES SEYUN, ÁMALA (pero no sólo por su apariencia, no no no)
    Este fanfic siempre me saca una sonrisa, tu forma de escribir es hermosa y no me cansaré de repetírtelo cada capítulo.

    Le gusta a 1 persona

    • Muy bien, jovencita, muy bien :3 :3 hahahahaha tengo razones (?) hahahaha te amou.
      Que la ame, que la ame, que la ame \o/ *coreando* muchísimas gracias, bebé awwwnnn ♥ tú sabes que leer tus comentarios y acosos por facebook (porque sé que eres tú ¬¬ i know it all) siempre me animan a seguir escribiendo en Roommate ♥ ily!

      Me gusta

¡Gracias por comentar! ♥

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s