Esperaré por ti. {Oneshot} {Capítulo único}

esperareporti

Esperaré por ti by CeCe. (c) Poster by CeCe
Kiseop & Jaeseop | Oneshot | Yaoi | +17 | Romance |
Disclaimer: La historia es mía completamente, claro, menos los personajes, ellos se pertenecen a sí mismos. Esto es sin ánimo de lucro y el único fin es entretener.

Nota de autora: Sé que me he tardado bastante, lo siento, pero ustedes saben, la vida requiere tiempo (?). En fin, les traigo éste oneshot que es más fluff que nada, así que no van a encontrar lemon. Lo siento.  Espero les guste, la verdad a mí me encantó. Ya saben que les dejo mi Twitter por si quieren hacer alguna reclamación o simplemente seguirme para enterarse de mí (?). Aquí está @ue_CeCe y también, quiero decirles que eliminé mis cuentas en facebook, y ahora me pueden encontrar aquí  , ahí estaré publicando portadas y algunos avances de mis historias al igual que en la página del blog. En fin, sin más, espero se unan a nuestro grupo que está por acá.

 

—Vamos a comer —mencionó Soohyun después de haber entrado a la habitación, donde ya se encontraban los demás sentados y tratando de recuperar un poco de fuerza. Estaban promocionando su nuevo sencillo y las presentaciones eran agotadoras.

Kiseop estaba sentado frente a la ventana, mirando nada en especial. Los árboles, el viento cuando soplaba y movía sus hojas, las fans que se arremolinaban cerca del edificio para ver a sus artistas favoritos, la gente que pasaba cerca, los autos que pasaban de aquí para allá, el semáforo cuando cambiaba de luces. Estaba cansado al igual que los demás, pero se sentía un poco más cansado de lo habitual.

—¿Estás bien? —sin darse cuenta, Eli estaba frente a él —seguro está estudiando mucho, ya verás que cuando tenga tiempo libre te llamará —Kiseop se sonrojó levemente. Aún no se acostumbraba a que los demás supieran  de su relación con Jaeseop.

—Sí, lo sé —dijo casi en un susurro.

Todos los días Kiseop le mandaba un mensaje, a veces un correo electrónico. Tan solo dos semanas después de haberse separado, Jaeseop dejó de contestarle los mensajes y los correos; fue hasta un mes después cuando Kiseop se empezó a agotar más. Poco a poco sin darse cuenta realmente. Empezaba a frustrarle todo, desde que los demás notaran su sentir hasta que AJ no contestara ni las llamadas.

—Él te quiere —volvió a escuchar a Eli quien le pasaba un brazo por los hombros —sabemos que es un idiota pero… él te ama, y no lo digo por defenderlo —Kiseop lo miró a los ojos, conocía a Eli mucho antes que AJ, incluso había estado enamorado de él; un periodo corto y doloroso, pero se recuperó gracias a Jaeseop. Y así pasó el tiempo a su lado, y solo pasó unas semanas para darse cuenta de que ahora su corazón lo quería a él; había sonreído al recordar las veces que él se pasaba las noches en su habitación leyéndole historias.

AJ tenía sus momentos, Kiseop lo sabía. Un día podía ser el chico más romántico y tierno del mundo, y al otro día podía ser el chico más idiota, testarudo y cabeza hueca que jamás hubiera conocido, y aún con todo y eso lo amaba. Conocía cada gusto, cada forma de ser de él, incluso conocía a detalle cada síntoma de cada alergia.

—A veces lo dudo —Kiseop bajó la mirada a su manos y luego volteó a ver a Eli —sé que sí me quiere… pero ¿y si conoce a alguien mejor que yo?

—No te tortures con eso, tú sabes que AJ no tiene ojos para nadie más —Kiseop volvió a sonreír —tú sabes como es con los estudios, es un nerd.

—Increíble, me enamoré de un nerd ¿Cómo pasó?—ambos empezaron a reír a carcajadas. Kiseop se sentía mejor. Era algo que siempre admiraba de Eli, que no importaba la situación, siempre le sacaría una sonrisa y lo pondría de buen humor.

Después de unos minutos de risa y de intercambiar unas palabras más acerca del tiempo, se levantaron de su lugar y cada uno se dirigió a terminar de acomodar sus cosas para salir de ahí. Soohyun hablaba en voz baja con Hoon, quien sonreía ampliamente.  Ambos terminaron de hablar y se encaminaron a la salida antes que los demás.
—¿Qué les pasa? Nos acaban de dejar.

—Ahora los seguimos, no pasa nada —Eli tranquilizó a Kevin quien se acomodó su mochila al hombro. Tanto él como Eli se dirigieron a la puerta, pero esperaron a Kiseop para que terminara y les acompañara y así pasó.

Los tres amigos caminaban a paso rápido para alcanzar a Soohyun y Hoon.

Los pasillos estaban llenos de paquetes que las fans enviaban a sus artistas favoritos y de algunos regalos, también, había personal que trabajaba en el edificio. De aquí y para allá, moviéndose rápida y ágilmente entre los idols y los paquetes, apurándose para hacer su trabajo. El ruido también estaba presente; era un bullicio al que los chicos estaban muy acostumbrados.

Las puertas se abrían y se cerraban muy seguido, era un caos, pero era algo a lo que se tenían que acostumbrar poco a poco. Los tres tuvieron que tener cuidado para no chocar con una chica que iba muy apurada a dejar unos papeles. Esquivando y evitando tropezar, los tres salieron del edificio y respiraron al estar ya en el estacionamiento.

Algunas fans les gritaron y saludaron, y como siempre, ellos sonrieron y también las saludaron. Ninguna de las chicas se quiso acercar, pero desde donde estaban, tomaron muchas fotos, dando su espacio.

Una vez en el restaurante, Soohyun dedicó buen tiempo en buscar una mesa un poco retirada, y después de algunos minutos lo logró. Todos fueron tras él y se sentaron, incluyendo al manager y a algunos amigos. El bullicio pronto empezó a ser más fuerte. Hablando sobre diversos temas como sobre su desempeño en la reciente presentación hasta lo que tenían servido en sus platos. Todos hablaban animadamente menos Kiseop.

Éste intentaba ser agradable y respetuoso, pero le estaba costando demasiado. Así que se inclinó un poco para poder hablar con Soohyun, quien ya había notado su desinterés sobre todo. El mayor lo conocía y sabía el porqué estaba así: AJ. Soohyun se preocupaba por todos y cada uno de los chicos, eran como sus hermanos.

—No me siento muy bien —le comentó Kiseop mientras se encogía de hombros.

—¿Quieres que te lleve el manager? —preguntó Soohyun quien se había inclinado más. Por una fracción de segundos pareció sonreír, o al menos eso creyó Kiseop, pero también podía ser efecto del alcohol.

—No, tomaré un taxi —. Dijo mientras guardaba su teléfono móvil.

—De acuerdo, yo me encargo de todo. Ten cuidado y ve directo al departamento.
Kiseop sonrió levemente. Se levantó y antes de irse se disculpó y se despidió de todos. Una vez fuera del lugar respiró hondo. Estaba un poco más aliviado al estar solo, y no es que no le gustara la compañía, pero en esos momentos prefería estar a solas y pensar, pensar en AJ.

Tomó un taxi después de pasar a una tienda a comprar un pastel de chocolate con fresas. Lo dejaría en el refrigerador para los demás por haberse ido así. Aunque ellos, o bueno, la mayoría sabían el porqué y entendieran la situación, así lo prefería.  Kiseop era una persona centrada, sabía lo que quería y lucharía por logar y alcanzar lo que se proponía, pero con AJ todo era diferente. Ya que estaba dispuesto a estar lejos de él y esperar a su regreso.

Jamás se le cruzó por su mente aquel pensamiento lejano de que él y Jaeseop pudieran estar relacionados más íntimamente, y a decir verdad, en ése tiempo lo hubiera considerado hasta espantoso.  Aquellos tiempo fueron difíciles, Alexander y Kibum habían sido sacados del grupo y entraron Hoon y él. Para Kiseop fue difícil porque había formado un lazo especial con ambos exintegrantes, sobre todo con Kibum.

Y después, Eli fue quien se acercó más a él y poco a poco, su corazón empezaba a latir más fuerte cuando él se acercaba, cuando le hablaba o le miraba. Era difícil permanecer en la misma habitación con él a solas, y no fue hasta un sábado cuando supo que Eli ya tenía a alguien en su corazón. No le dolió, no del todo. Sabía que aquella chica lo quería en verdad, y la prueba es que aún seguían saliendo, a escondidas claro estaba y a menudo era él quien tapaba sus huidas.

Jaeseop se acercó a él, nadie le pidió que lo hiciera, salió de él. Kiseop se sentía cohibido al principio por su carácter y su forma tan seria de ser, pero pasó el tiempo junto a él y entendió su forma de ver las cosas y sobre todo la vida, entendió lo que quería. Empezaron a pasar más tiempo juntos, y cada vez más se hacían más cercanos. Entonces llegó el punto en que Kiseop ya no se sentía melancólico por sus sentimientos hacia Eli, al contrario, ahora estaban enfocados a aquella persona que lo hacía reír.

Kiseop pronto entró en sí al ver que el taxista ya le había hablado para informarle que ya estaban en el lugar indicado, entonces Kiseop pagó y bajó del auto con cuidado. La entrada del edificio estaba iluminada por las luces, el pasillo estaba decorado con algunas plantas que más bien, eran helechos. Kiseop entró directo al elevador. Presionó el botón indicado y entonces espero a que se empezara a mover.

La persona que estaba en recepción no se encontraba en esos momentos; habían algunas fallas con los timbres del primer piso y se encontraba ahí mismo junto con el eléctrico, Kiseop los vio ya que alguien había solicitado el elevador en aquel piso. Era una joven de no más de veinte años que se acababa de mudar al edificio, su nombre era Melody, era una estudiante de intercambio. Y lo sabía porque la veía seguido, ya que Melody gustaba por visitar a una amiga que vive unos pisos arriba, así que era habitual que a esas horas ella subiera a sus visitas para salir. Además, era una buena noche para salir y disfrutar de todo.

Kiseop sonrió levemente y bajó la cabeza, después levantó la mirada y vio el lento ascenso. Viendo como marcaba el número cinco, después el seis y cuando llegó al siete se detuvo. Kiseop salió del ascensor y con mucho cuidado caminó, no quería tirar el pastel que ya le tambaleaba entre las manos. Se sentía nervioso, ansioso. Quería correr y revisar su correo electrónico, pero a la vez tenía miedo de leer alguna carta en donde AJ le dijera que su relación se acabó o simplemente, no ver nada.
Se detuvo unos segundo frente a la puerta para después sacar las llaves y abrir. Al entrar, se quitó los zapatos y dejó su mochila en la mesita que tenían como recibidor, más tarde la quitaría. Fue directo a la cocina en donde se quitó el abrigo, el pastel estaba descansando sobre la encimera de mármol. Dejó su chaqueta sobre la silla y después volvió a tomar el pastel y lo metió al refrigerador. Suspiró pesadamente, no quería pasar los días así.

El teléfono empezó a sonar, pero no quería contestar y en forma automática se levantó y fue hasta la fuente del sonido, dejó que sonara. Seguro dejarían un mensaje, y si era algo importante tomaría el teléfono. Y entonces su corazón se detuvo al escuchar la voz de Jaeseop.

—¿Seguro están celebrando, no? Bueno, sólo quería saludarlos y decirles que todo está bien, últimamente he tenido mucho trabajo en la escuela, demasiado, es más, creo que me están explotando. Kiseop…

El chico no sabía qué hacer o qué decir, quería tomar el teléfono y a la vez no, pero antes de que pudiera pensar qué hacer, su mano ya había tomado el teléfono y había puesto el auricular sobre su oído.

—¿Jaeseop? —su voz temblorosa hizo que Jaeseop se sintiera angustiado.

—¿Kiseop? ¿Kiseop, estás bien?

—Yo… ha, sí, estoy bien, acabo de llegar

—Oye, sé que te debo muchas explicaciones. No te he contestado ninguna carta, no te respondí ni una llamada y…

—No hacen falta explicaciones —cortó Kiseop en seco.

—Sí, si que te las debo. No he sido justo, y sé que te preguntas muchas cosas pero quiero decirte que te he enviado un pequeño obsequio.

—¿Obsequio? ¿cómo por qué? —preguntó Kiseop curioso y sorprendido.

—Hoy cumplimos ocho meses, ¿lo olvidaste? —Kiseop se congeló —. Lamento no poder estar contigo y lamento no haberte enviado algún correo o un mensaje de texto.

—Te entiendo.

—Ve a tu cuarto —Jaeseop estaba más emocionado y no pudo evitar soltar una risa, a Kiseop le calentó el corazón escuchar su risa.

—Pero tendría que colgar.

—Entonces cuelga, y cuando estés en tu cuarto y veas lo que te mandé, márcame —Kiseop lo dudó por un segundo, pero hizo lo que él le pidió. Colgó el teléfono y fue directo a su habitación.

Estaba al fondo del pasillo, la última puerta del lado derecho, frente a su dormitorio se quedaba Soohyun. Al llegar ahí tomó la perilla con sumo cuidado y la giró lentamente; todo estaba oscuro, y su ventana también estaba tapada, así que no había ni una pizca de luz que pudiera alumbrar la habitación. Entró a tientas buscando el apagador y encendió la luz tan rápido que se deslumbro.

Del lado derecho estaba su cama perfectamente tendida, con sábanas color marrón claro, tirando más a un rosa deslavado, le gustaba aquel color aunque a los demás no. Sus almohadas blancas resaltaban muy bien.  Un poco arriba estaba una pequeña repisa en donde estaban algunos libros y un oso de felpa que AJ le había regalado en un viaje a Japón.

El suelo estaba tapizado por una alfombra gruesa de color vino, a Kiseop le gustaba el color y el diseño así como la textura le encantaban. A su izquierda estaba un mueble en donde tenía todos los libros de AJ, y justo a lado estaba la ventana. Después estaba un mueble más grande donde se encontraban la ropa de ambos.  Ambos dormían en la misma habitación tan solo dos meses después de que ellos habían iniciado con su relación y eso porque tuvieron que admitir la relación, cosa que fue bastante fácil para AJ, pero algo complicado para Kiseop.

Tomó su celular y marcó de inmediato al número de Jaeseop, no tardó mucho en entrar la llamada y entonces, de su escritorio, se iluminó un teléfono que después de unos segundos empezó a vibrar, lo cual hizo que se moviera lentamente mientras producía un sonido raro al moverse lentamente por la mesa.

Kiseop se empezó a acercar al aparato que estaba en su escritorio y vio el celular de Jaeseop que estaba sobre un papel que tenía dibujada una flecha negra, siguió con la mirada al lugar donde apuntaba. Había un ramo de rosas dentro de una cúpula de vidrio. Estaban sobre su silla.

—Espero no estés enojado conmigo —Kiseop volteó a toda prisa provocando un ligero mareo que se quitó pronto.

AJ estaba parado justo en la puerta, tenía las manos en los bolsillos y su mirada estaba gacha. Kiseop en cambio, tenía un brillo en su mirar, su corazón latía muy fuerte y entonces se acercó lo más rápido que pudo hasta él.

—No, no puedo estar enojado contigo después de esto —Kiseop lo abrazó.

—Kiseop, de verdad lo siento… quería llamarte varias veces, pero no tuve oportunidad yo…

—Calla y abrázame.

AJ hizo lo que él le ordenó. Abrazó a Kiseop lo más fuerte que pudo, respiró hondo su perfume, sintió su corazón latir fuerte en su pecho pegado al suyo. Su piel contra su piel, todo era perfecto, ahora estaban juntos y no había otra cosa que Kiseop pudiera desear.

—Espero que mi regalo sea grande —Jaeseop sonrió teniéndolo entre sus brazos.

—Jaeseop…

Kiseop se separó de él y vio sus ojos, aquellos ojos tan penetrantes. Y entonces pensó en todos aquellos momentos que habían pasado juntos, todos esos momentos en los que Jaeseop estaba a su lado para ayudarlo, para consolarlo, para hacerlo reír. A veces se burlaba de él, pero lo hacía jugando.

A pesar de que Jaeseop tuviera un genio de los mil demonios, jamás se molestaba con él, y cualquier error que cometía Jaeseop, entonces volteaba el cielo y el mar para remediar aquel error por más insignificante que fuese. Sabía que Jaeseop haría cualquier cosa por él, sabía que él lo amaba más que a nada. Después de pasar muchos días negros y de dudar de todo, ahora podía estar tranquilo, pues se había dado cuenta de que no había nada de qué preocuparse, él estaría a su lado siempre, en las buenas y en las malas.

Jaeseop se acercó más a él y pegó sus labios contra los de él, automáticamente sus labios se empezaron a mover a su ritmo. Jaeseop lo tomó por la cintura mientras que Kiseop pasaba sus manos por su nuca, presionando aquel beso pasional.

Tantas lunas sin probar sus labios y aquella luna podían devorarse si querían, y lo haría. Ambos empezaron a caminar y Jaeseop cerró la puerta como pudo, todo sin despegarse de él. No quería perder ni un segundo.

—Te amo —susurró Jaeseop entre los labios de Kiseop, haciendo que mil sensaciones recorrieran su cuerpo en ese momento. Kiseop no tenía ya ninguna duda, sabía que lo amaba más que a nadie, sabía que todo su amor era correspondido de igual o mayor manera. Y esperaría por él todo lo que fuera.

CeCe

Licencia Creative Commons
Esperaré por ti por CeCe {Rubí Hernández} se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
Basada en una obra en https://utopiakfiction.wordpress.com/2014/04/17/esperare-por-ti-oneshot-capitulo-unico.

Anuncios

22 comentarios en “Esperaré por ti. {Oneshot} {Capítulo único}

  1. Tenias razón… salio fluffoso XD pero aun asi… a mi me gusto ^^ porque estuvo romantico y lindo… el gato se queja pero ya lo conoces XD.

    Cuando AJ le dice que si quiere vaya su cuarto y lego le llame… presentia que AJ estaba ahi pero no se.. me lo imagine sentado en la cama o con en moño en la cabeza o metido en una caja enorme sobre la cama XDDDD

    Me gusta

    • ¿Verdad que sí? OTL y si pensaba en meter la escena así toda lemonosa, pero no sé, sentí que así debía de ser y pos, kdsjfmvbfd me gustó el fluff así todo lindo, necesitaba una dosis de ternura del gato ksdjvdf

      Ya sé, forever se queja él pero ni modo OTL xDDD

      Me gusta

  2. Woooooo en súper enknto y fascinó sin palabras lo q AJ hizo fue demasiado hermoso yo en lugar d kiseop tuviese roto en llanto severas la cosa es ¿ por q esto no nos puede simplemente pasar? Buen trabajo me enknto sigue así. Sin necesidad d lemon m enknto

    Me gusta

  3. Ohh lo siento este celular cambia mis palabras umm lo primero era “me” no “en súper” lo otro era “hubiese” no “tuviese roto en llanto” y lo ultimo era “deberás” no “severas” ese si fue un grave error d ortografía jejeje nuevamnt lo siento y Me enknto este oneshot

    Me gusta

  4. Ya me hacia falta leer un 2seop dulce y rosa. En los últimos que he leído Aj se comporta como un imbécil xD y me hace enojar ><. Pero ya dejando de mis frustraciones(¿?). Me encanto. Es que fue tan lindo, dulce y romántico. Ay… a veces el gato puede ser todo un romanticon.
    Ya sabes que me gusta mucho como escribes <3 y más si es 2Seop.
    Pd: Me gusto que metieras un poco de ElSeop, últimamente esta pareja llama mucho mi atención. Pero shhh no le digas al gato xDD

    Me gusta

  5. Awwww!!!! Me encantó! En verdad a pesar de todo y la distancia siempre estaran juntos <3 se aman :3 Ese gato tan hermoso y mi Kiseop tan tierno :D
    No me importa que no tuviera Lemon lo amé es tan hermoso!!!!

    Me gusta

¡Gracias por comentar! ♥

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s