Shape Of Your Heart {Fanfic} {Capítulo 3}

shapeofyourheart

 

Disclaimer: Los miembros de UKISS mencionados no me pertenece, tan solo la trama de la historia. Sin ánimos de lucro, solo entretener.

Nota de autora: Si lo se, vengo un día tarde, lo siento…ayer me fue imposible actualizar. En fin, no tengo mucho que decir, solo que al fin tendrán lo que sus inocentes mentes quieren 8)) Espero que les guste ^^

 

 

 

La hora de su sesión personal con Soohyun se acercaba, había pensado bien en lo que haría. Sería bastante divertido ver hasta qué punto podía poner nervioso al doctor.

 

Tocó la puerta un par de veces y entro, Soohyun lo miró por un momento, le sonrió y volvió a lo que estaba haciendo. Un minuto después puso toda su atención en el menor.

 

─Me alegro que hayas llegado temprano ─le dijo, sonriéndole.

 

─No es que tenga muchas cosas que hacer aquí ─respondió y se encogió de hombros.

 

─Me gustaría que me contaras sobre ti ─intentó alentarlo, pero Dongho no parecía querer cooperar. Soohyun suspiró y se recargo en la silla.

 

─Pensé que ya sabría todo sobre mi ─dijo con sarcasmo.

 

─Bueno…he leído tu expediente ─lo señaló sobre la mesa ─, pero son meros tecnicismos, me gusta conocer a mis pacientes de una forma un poco más…personal ─Dongho rio por lo bajo, le parecía realmente irónico su comentario ─. Así que por favor, llámame Soohyun ─el menor sonrió de lado y lo miró de forma extraña.

 

Se levantó de la silla y caminó hasta el doctor, quien lo siguió con la mirada, sintiéndose de pronto nervioso por la cercanía tan repentina del menor. Dongho se movía hacia él, como un gato a punto de atrapar un ratón.

 

─Bien ─rodeó el escritorio ─, Soohyun ─dijo, al mismo tiempo que su dedo se deslizaba alrededor de su cuello, yendo de lado a lado, logrando que el doctor se estremeciera.

 

─¿Qu-que estás haciendo? ─preguntó con voz temblorosa. En ese momento sintió como los labios de Dongho rozaban su oreja.

 

─¿No es obvio? ─habló, dejando que su tibio aliento chocara contra la piel del mayor.

 

─Dongho, no… ─suspiró al sentir la humedad de la lengua del pelinegro adueñándose del lóbulo de su oreja.

 

─Si piensas detenerme, hazlo ahora —habló despacio, en un tono que a Soohyun se le antojaba malditamente seductor ─, pero yo se que te mueres por probarme, por saber que se siente tocarme ─continuó con un leve murmullo, deslizando sus manos por el pecho del castaño.

 

Soohyun cerró los ojos y hecho la cabeza hacia atrás, dejando que Dongho atacara su cuello. Por más que le costara aceptarlo, el pequeño tenía razón; moría por saber que se sentía tocar esa piel suave a la vista y besar esos labios rosados. Abrió los ojos de nuevo cuando dejó de sentir las caricias en su cuello y dio un pequeño salto en la silla, sorprendido al encontrarse a Dongho frente a él, peligrosamente cerca.

 

Dongho se las arreglo para sentarse en el regazo de Soohyun, con una pierna de cada lado, haciendo que sus miembros se rozaran levemente. Por primera vez en su vida el pequeño agradecía su elasticidad. Lo miró por un momento y después ataco sus labios, besándolo con fuerza y deseo; tomo el rostro del mayor entre sus manos y lo acercó más, profundizando el beso. Para Soohyun tener el cuerpo del menor entre sus brazos resultaba suficiente para aumentar la temperatura de su cuerpo.

 

Dongho comenzó a mover sus caderas lentamente hacia atrás y adelante; había dejado de besar al doctor para rodearlo del cuello con sus brazos, creando más cercanía y más fricción a sus movimientos. Soohyun comenzaba a gemir quedamente y apretaba las caderas del pelinegro sobre la ropa, pero deseaba arrancársela en ese momento.

 

─Dongho ─lo llamó, sin obtener respuesta, pues el pequeño estaba más concentrado en lamer y morder desesperadamente su cuello ─. Dongho ─repitió.

 

─Hum… ─balbuceó, al mismo tiempo que intentaba tomar un poco de aire.

 

─Esto es incomodo ─finalizó la frase con un pequeño gemido.

 

─Te di oportunidad de detenerme ─dijo apenas, pues se le dificultaba respirar.

 

─No, quiero decir que… ─gimió, al sentir a Dongho hacer presión en su entrepierna ─la posición en la que estamos es…incomoda.

 

Dongho entendió y asintió. Se puso de pie y sonrió al notar el sobresaliente bulto en el pantalón del doctor, al igual que en el suyo. Soohyun sintió sus mejillas arder y Dongho se echo a reír, le parecía bastante gracioso y hasta cierto punto irónico que alguien como Soohyun se sonrojara tan fácilmente.

 

El pelinegro lo tomó de la mano y lo levantó. Al mayor le resultó bastante incomodo moverse en esas condiciones, pero no podía evitar el querer seguir a Dongho a donde fuera que se moviera. Ese niño era la reencarnación del mismo demonio; su mirada arrogante y su expresión fría lo habían atrapado desde el principio, y eran esas mismas cosas las que lo habían puesto en esa situación.

 

Dongho lo sacó de sus pensamientos al empujarlo contra el escritorio y arrodillarse frente a él. Soohyun lo miro aterrado e intento levantarlo, pero Dongho golpeo la mano que intentaba detenerlo y le miro de mala gana. Desabrocho los pantalones del mayor y los bajo un poco para besar y morder los pedazos de piel ya visibles; Soohyun se mordió el labio y echo atrás la cabeza, Dongho lo tenía a su merced y la verdad era que no deseaba cambiar eso, pues el pequeño tenía unos labios y unas manos exquisitas, y entonces se preguntó si seria esa su primera vez con otro hombre. De primera mano podía decir que no, pero intentó no pensar en ello.

 

De nuevo fue sacado de sus pensamientos al sentir su miembro ser rodeado por algo caliente y húmedo. Respingó por la sorpresa y gimió. Dongho no quería perder el tiempo. Lamia, mordía y succionaba por toda la extensión de su miembro; las uñas del mayor rasguñaban la superficie del escritorio de madera y se mordía el labio para impedirse a si mismo gritar. Las piernas le temblaban y sentía que si no se sostenía de algo terminaría en el suelo. Dongho se concentraba en su tarea y el hecho de escuchar los gemidos del mayor le excitaba a sobremanera, por lo que no le quedo otra opción mas que comenzar a acariciarse el mismo, pues dolía y no sabía si podría resistirlo más tiempo.

 

─Dongho, hazte a un lado, creo que voy a ─pero no pudo terminar de hablar, Dongho hizo presión en la punta de su miembro, tomándolo por sorpresa y haciéndolo gritar por el exceso de placer acumulado que sintió en ese momento. Soohyun se llevo una mano a la boca cubriéndola y rezando para que nadie hubiera pasado por ahí justo en ese momento.

 

Dongho deshizo la presión y al momento de soltarlo, el mayor se corrió en su mano. El pelinegro se puso de pie y frente a sus ojos, el pequeño lamio los restos de semen de su mano y le sonrió para después besarlo. La boca de Dongho se sentía mas caliente que al principio y su propio sabor salado le sabia delicioso en esa boca. Se sintió un completo pervertido al pensar de esa forma, pero después lo olvido, Dongho no le daba el tiempo siquiera de pensar en lo que estaba pasando.

 

Sintió la mano de Dongho deslizarse por el poco espacio que los separaba y llevarla a su entrepierna para comenzar a acariciarse. Inconscientemente Soohyun negó con la cabeza durante el beso y se separo para mirarlo, Dongho parecía molesto por el acto.

 

Lo tomó de la mano y lo llevó hasta el sillón de piel negro que adornaba el consultorio y se sentó para después acomodar al menor sobre sus piernas, recargando su espalda contra su aun agitado pecho. Bajo  como pudo los pantalones de Dongho, quien suspiro de alivio al sentir finalmente su erección ser liberada. Fue tomada con delicadeza por la mano del mayor y empezó con movimientos suaves y lentos, sintiendo como el pequeño comenzaba a agitarse poco a poco.

 

Atrapó entre sus labios un pedazo de piel del cuello del pelinegro y lo escuchó casi gritar. Sabía que Dongho estaba casi al límite y no tardaría mucho en terminar, lo cual le parecía una lástima. Aumentó el ritmo de su mano y busco con los suyos los labios del menor, quien no dudo un momento en regalárselos.

 

Para Dongho era desesperante, se encontraba en el punto en el que sentía que explotaría literalmente. Solo podía pensar en la mano del mayor masturbándolo y en sus labios devorando los propios; llevó una mano hacia atrás y atrapo entre sus dedos el cabello del mayor, apretó con fuerza y un último y ruidoso gemido se ahogo dentro de la boca del doctor. Había hecho un desastre, manchado su playera y la mano del castaño, pero eso era lo que menos le importaba, tan solo podía sonreír mientras aun seguía recargado en el pecho del mayor intentando calmar su respiración.

 

FIRMA
shapeof

Anuncios

12 comentarios en “Shape Of Your Heart {Fanfic} {Capítulo 3}

¡Gracias por comentar! ♥

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s