My Only Possession… {Fanfic} {Capítulo 20}

MOP-001Disclaimer: Los grupos se pertenecen a sí mismos, como a sus agencias. Cualquier relación con la vida real u otro fic, es mera coincidencia. Esto es sin ánimo de lucro.

Nota de la Autora: Y les presento el capítulo veinte para ustedes xD Este era prometido a finales de febrero pero con tanto ajetreo no había podido subir (hasta me desaparecí por casi dos semanas xDU). Sin embargo, aquí estoy para entregarles un capítulo revelador y misterioso °w° Al fin se va incluyendo una persona más en esta historia y no es nada menos QUE!! Lean la historia xD

See ya!!! *3*

Capítulo 20: Futuras consecuencias.

─¿Y crees qué algo está pasando? ─preguntó AJ dudoso.

─Yo creo que está todo pasando…

─Pero… es que me parece extraño lo que me dice. ¿Quién te mandaría a matar?

─No es a mí, es a Kevin, idiota.

─¿Y porqué estás tan seguro de eso?

─Por la reacción que tuvo al momento que todo pasó.

─Pero es extraño, porque según decías que Kevin tuvo un intento de “matarse”. ¿Entonces por qué tendría miedo a que lo hiciera ese hombre que dices? ─le miró de reojo.

─Quizá si lo tuvo; sabiendo que no todo es un juego. No tengo idea del por qué antes no reaccionó de la misma forma; solo decía incoherencias para mí ─explicó un tanto incómodo.

─Me es más extraño que ese señor pusiera a Dongwoo de guardaespaldas ─refiriéndose a “señor” por su padre ─. ¿Por qué lo haría?

─Para tenerte vigilado, es obvio ─espetó el palomo ─. Aunque no creo que esté del lado de nuestro padre. Ten por seguro que te es fiel y a mí también ─Eli había omitido la parte de las fotos y suspiró fastidiado al recordarlo nuevamente ─. Key estuvo sacando fotos de mí y de Kevin. Fotos comprometedoras…

─¿Estaban teniendo sexo en público? ─el gato fue directo y de recompensa, recibió un palmazo en la nuca ─. ¡HEY! ¡Que estoy conduciendo, estúpido!

─Ups. Lo siento ─se disculpó ─. ¿Cómo se te ocurre que yo tendría sexo en público? No me gusta eso ─el palomo se cruzó de brazos y AJ rodó los ojos.

─Sí, como no… No me digas que no lo intentaste con algunas chicas.

─Como tú dijiste: lo INTENTÉ. Pero eso no es tema porque saldrías perdiendo, hermanito ─le desordenó el cabello.

─Prefiero no hablar de eso. Omitamos el tema. Finito ─finalizó AJ.

AJ siguió conduciendo por las calles de Seúl hasta llegar a casa de Kiseop y subir todas las cosas a su auto, y así dirigirse directamente al aeropuerto.

*   *   *   *   *

Por otro lado, un chico rubio había llegado enojado a casa; tirando su cámara de los más nuevos al piso por el intento fallido de acosar a Eli y vengarse. Maldito el sirviente (que ya no lo era) en meterse en sus asuntos; ni siquiera lo había reconocido. Se tiró en la cama de la habitación de invitados que le asignaron, para dormir una siesta de largas horas, pero fue interrumpido súbitamente por su tío unos minutos después.

─¿Qué pasó? ─preguntó Key preocupado de que haya hecho algo malo y más tratándose de sus primos.

─Supe por una fuente cercana, que estabas sacándole fotos a Ellison… ─habló desde la puerta, apoyado en el marco de ésta. Key se esperaba lo peor; ya que supo, su tío, cambió mucho durante los últimos años ─. ¿Es cierto eso?

El rubio dudó unos momentos en responder; más que nada porque podría echarlo a patadas de la mansión. Siendo tan orgulloso y sin importarle las consecuencias de sus actos, habló sinceramente.

─Sí ─afirmó ─. ¿Hay algún problema con eso? ─y fue directo.

─¿Por qué lo habría? ─el tío alzó los hombros sin importarle mucho el tema que él mismo había sacado.

─Por que son sus hijos; es obvio.

─¿Y qué tiene que ver eso? ─sonrió ladino y eso fue algo que le dió un mal presentimiento a Key. Éste solo negó ─. Solo vine a preguntar, es todo.

─¿Solo eso? ─preguntó dudoso. Algo más había detrás de todo esto; no era tonto ─. ¿O viene por otra cosa? ─el Señor Kim rió.

─Eres listo, Kibum ─se acercó lentamente a las orillas de la cama y Key retrocedió en la misma como reacción ─. He venido a proponerte algo y espero no te niegues.

─¿Qué cosa?

─Eres un buen fotógrafo; un profesional. Por eso, mi propuesta es que “trabajes” para mí.

─Esa es mi carrera, trabajo de esto ─aseguró.

─Entonces no te negarías a un trabajo que pida tu tío, ¿verdad?

─No, por supuesto que no… ─respondió bajo, pero que fue audible para el contrario.

─Bien… Entonces comencemos con el primer trabajo ─lo pensó un momento, golpeando sus labios con su dedo índice ─. Qué tal si investigas a Ellison y a Jaeseop. Te pagaré todo lo que quieras y lo que pidas estará a tu disposición. ¿Qué te parece? ─Key alzó una ceja.

─¿Investigar? Tío, son sus hijos. Ahora debería de estar regañándome por haber ido a fotografiar a uno de ellos, solo por una pequeña venganza; no que fuera el Inspector Gadget por las calles, persiguiéndolos a todo momento. ¿Acaso me cree investigar privado? ─no recibió respuesta alguna ─. ¿Qué conseguirá con esto? ¿Qué es lo que está pensando? ─cuestionó.

─Vamos, Kibum ─el Señor Kim se acercó al rubio, tomando del brazo fuertemente. Key emitió un sonido de dolor ─. Sé que eres una persona además de orgullosa, codiciosa. Te daré un buena recompensa si haces lo que te digo y si no le dices a nadie lo que te propuse ─lo miró a los ojos de forma penetrante ─. Esto será algo entre nosotros, nadie más lo sabrá. Sí o no ─amenazó, tirando del brazo ─. Cada respuesta tendrá sus consecuencias… ─caminó hacia la puerta de la habitación, parando en el proceso; dándole la espalda a Key ─. Dime.

Key dudó un instante. Sí era una persona codiciosa; sobre todo cuando le pedían trabajos y él simplemente cobraba el doble de lo que haría otro profesional, solo para tener buen dinero en sus manos y para sus lujos. Pero esto que le estaba pidiendo su tío, le parecía extraño. ¿Y qué si decía que no? No quería pensar en las consecuencias que estaba pasando por su cabeza en esos instantes…

Con miedo del cual no había sufrido durante muchos años, aceptó.

Su tío le ofreció las mejores cámaras, de todos los tipos si quería. Key asintió a todas las condiciones que le dictaba el Señor Kim y no tuvo más que aceptar que había entrado en un juego que quién sabría cúando iba a salir.

Y si es que llegaba a salir algún día…

*   *   *   *   *

En el aeropuerto, los chicos estaban esperando a que llegara la hora de abordar el avión. Más de alguno estaba bostezando por la hora de salida que era casi a la medianoche.

Kiseop y AJ estaban sentados juntos mientras se daban calor en unos abrazos y conversaban de algo que no entendían bien: quién mandaría a matar a Kevin. Por lo que Kiseop sabía, Kevin es un chico que estudia Gastronomía y que no le haría un mal a nadie, y menos meterse en cosas de tráficos de drogas o de dinero. AJ no lo conocía muy bien, pero se notaba que no era un mal chico. De hecho, era igual de inocente que su querido al lado suyo, aunque más atrevido debería decir.

Mientras se hacían arrumacos el uno al otro, otros chicos sentados más lejos conversaban un poco de sus cosas. Kevin debía admitir que Eli era realmente interesante, además de hermoso; si es que lo podía clasificar de esa forma y Eli pensaba lo mismo del contrario. Sus sonrisas lo tenían embobado aunque las risas tontas que tenía de repente no eran nada atractivas, igual le gustaban.

Kevin tenía ese peluche entre sus manos mientras se acurrucaba de la fría noche, recordando todo lo que pasó después de ese bello momento junto al palomo.

No tenía idea de quién tendría intenciones de asesinarlo; aunque suponía que podía ser ni más ni menos que el vejeztorio Lee, ya que por lo escuchado en la habitación aquel día, sabían que él estaba investigando…Y una duda pasó por su cabeza: quién más sabría al respecto, porque Thunder dejó bien claro que no era peligroso.

¿Entonces quién lo quería realmente muerto? Eso lo tenía un poco confundido.

Eli se dió cuenta de que el castaño se dejó llevar por sus pensamientos en el momento en el que le dejó de hablar y sin embargo no quiso interrumpirlo. Se permitió pensar también y en cómo haría para poder defender a Kevin de futuros “accidentes”. Incluso pensó que en el propio avión pasaría algo pero descartó eso de su cabeza. Si viajarían, sería para mejor.

Él defendería a Kevin de quién sea y de seguro su hermanito por Kiseop.

Eli admiraba a Jaeseop en momentos como este. Estaba decidido a ir con el pelirrojo a dónde fuera, sin importar que le dijera su padre; así como lo hizo hoy. Debía reconocer que tenía valor el pendejo a pesar de su corta edad pero de tan larga trayectoria con sus relaciones.

Bien sabía que esas cruzadas con chicas no duraron mucho porque a AJ le astiaba que lo acosaran todo el día. Ahora él parecía acosador detrás de Kiseop y se dió cuenta que el sentimiento de amor había calado muy en el fondo del corazón de su hermanito y en Sophie; tanto así que el mayor quería el bien de AJ, en vez del suyo y sacrificar sus sentimientos por el gato.

Eli miró al lado suyo y podría decir que le gustaba Kevin. Le había propuesto algo súbito por no saber como controlar sus pensamientos y el que el castaño haya aceptado, le desconcertaba un poco. ¿Realmente esto era lo que quería? ¿Y si pasaba lo mismo que las otras chicas? Estaba la duda latente en su mente.

Dongho se encontraba en un asiento solo, mirando su celular. Cualquiera podría pensar que estaría viendo videos, chateando o cambiando la música que no le gustaba por el movimiento de sus dedos en la pantalla táctil, pero no. Él había fotografiado todos los papeles y las estaba analizando nuevamente.

Ese papel en particular le dejaba duda y se preguntaba como era posible algo así y no de la manera que él sabía que era. No le contó nada a Kevin mientras viajaban en el auto y menos le diría en el avión, ahora que Eli parecía meterle conversa de vez en cuando. Tampoco le diría a su primo Kiseop…ya que esto se trataba de él…

─¿Cómo es posible? ─se dijo así mismo nuevamente.

Escuchó el llamado en el megáfono del aeropuerto a la puerta correspondiente para el vuelo a las islas Caribeñas; ojalá pudieran ir ahí. En Seúl ya estaba comenzando a hacer frío y a él no le gustaba del todo. Suspiró frustrado, cuando Kevin se le acercó de improvisto y, por su distracción, no lo vió a su lado. Aún tenía la vista de los documentos en su celular.

Lo apagó rápidamente, extrañando a Kevin.

─¿Estabas viendo… porno? ─dijo risueño y Dongho rió para pasar sus nervios desapercibidos.

─No, obvio que no. No seas tonto ─le pegó en el brazo levemente.

─Está bien… Debemos irnos ─le animó Kevin, tomando de la mano y el equipaje del pequeño.

─¿Qué?

─Que debemos irnos, sordo ─caminaron hacia la fila del viaje correspondiente, desconcertando más a Dongho. Los chicos también iban caminando junto a ellos.

─Pero si el único vuelo de salida es al Caribe.

─¡Que allá vamos, tarado! ─le gritó Eli sonriente.

─¿QUÉ? ─gritó emocionado ─. ¿En serio? ─miró a Kevin para comprobar si era cierto; éste asintió.

─¡Wuuujuuu! ─tomó el equipaje de las manos de su primo y se fue corriendo a la fila, queriendo ser el primer lugar.

El 2Seop lo vió y rieron por la emoción desbordante del pequeño. Claramente se habían dado cuenta de que estaba demasiado distraido y pensativo en el auto. Esto parecía gustarle a Dongho.

─Es bueno que tomes un poco de color en tu piel, Kiseop ─comentó Kevin.

─¿Color? Por favor, no lo necesito ─soltó risueño.

─Que sí. Estás más blanco que la leche y el invierno no te ayudará.

─Kevin tiene razón ─habló AJ a su lado ─. Pareces un enfermo salido del hospital ─bromeó. Kiseop lo fulminó con la mirada.

─¡Ja! ¿Eso piensas? ─soltó su mano y junto con su equipaje se adelantó, desconcertando a los dos con los que hablaba.

─Auch… Está enojado, más vale que hagas algo… ─canturreó Kevin, adelantándose para ir al lado de Eli.

AJ paró en seco por la actitud de Kiseop. ¿Qué pasaba ahora? ¿Es que acaso Eli tenía razón cuando le dijo que su ángel estaba en esos días? Un poco frustrado, se acercó a la fila pero no a su ángel. Esperaron a que tomaran sus boletos para chequearlos y darles pase al abordaje al avión. Por suerte, Kevin había comprado todos los pasajes de primera clase para no ser interrumpidos por nadie “extra”; por lo cual eran cinco personas en una cabina de treinta pasajeros.

─Kevin, ¿no crees que es mucho? ─reclamó Kiseop al entrar.

─No te preocupes por eso ─le sonrió ─. Esto es para evitar… cosas ─le palmeó el hombro y se fue a sentar junto a Eli.

Kiseop se quedó de pie sin saber en dónde sentarse. Que tonto, pensó para sí mismo. Sin embargo, AJ pasó por su lado y se fue a sentar directamente al frente, sin tomarle en cuenta. Bueno, estaban enojados y todo por culpa de ese gato que cree que todo es broma.

Dongho se sentó en uno próximo a la ventana para ver el exterior y vió que Kiseop se sentó unos asientos más adelante. Decía un mantra interno para que no se sentara a su lado, pero no lo hizo y eso lo alivió. Quería seguir analizando esos archivos tranquilamente en el avión. Solo serían unas largas diecisiete horas aproximadas, así que se concentraría en su investigación un poco más.

*   *   *   *   *

Mientras en la ciudad de Seúl, ya de noche, un chico llegó a casa totalmente magullado por aquel hombre que se encontró de improviso. Odiaba cuando no le dejaban en claro totalmente el asunto; siempre salía perdiendo.

Fue a urgencias diciendo que alguien le había golpeado en la calle y que casi le robaron, para tener así su cuartada. No se demoraron en atenderlo y despacharlo con algunos medicamentos para desinflamar y calmar el dolor.

─Auch… ─tocó su mejilla, se había inflamado más de lo que esperaba.

Llegó hasta su casa y caminó a la cocina, tomando un paquete de hielo para después envolverlo en un paño y ponérselo en la herida.

En ese instante, alguien golpeó la puerta emitiendo sonidos contra esta que solo una persona podía ser. Fue a abrir y ahí estaba él. Su cliente.

─¿Cómo te ha ido? ─entró sin permiso, yendo directamente a la cocina ─. Aunque debo preguntar cómo estás ─rió.

─Cállate, estúpido. Tú y tus malos datos me tienen en este estado ─el otro alzó una ceja, extrañado.

─¿Malos datos? Te dí todo lo que querías saber, así es como debía de ser.

─Pues verás que un maldito se apareció de la nada y me dejó así ─alejó el objeto de su mejilla para mostrarle y ponerlo nuevamente en su lugar.

─¿Qué? ─rodó los ojos. O el otro era realmente estúpido o se hacía.

─Dijiste que los chicos estarían solos. Pues no, alguien los estaba acompañando y yo no me percaté.

─¿Y quién era ese?

─¡No te sabría decir, porque no lo sé, idiota! ─emitió sonido por el dolor en su mandíbula.

─Te ha dejado bien mal ─rió el intruso.

─Es mejor que te vayas ─pidió sin más. Estaba cansado y solo quería dormir unas largas horas para recomponerse.

─¿Cumpliste con tu parte?

─No ─aclaró serio ─. Con el otro golpeándome y gente alrededor de nosotros, no pude concentrarme en matarlo.

─Entonces dejaremos este caso pendiente… Debes tener en claro que lo quiero muerto, ¿entendiste?

─Sí, “jefe”. Vete ahora, que quiero descansar, ya ─le indicó la salida.

─Por supuesto ─sacó una manzana del refrigerador y cerró la puerta. Masticó un pedazo ─. Recuerda que no sabes nada de mí y…

─Ya me sé las condiciones; te estás yendo por las ramas ─el otro emitió un sonido de desaprobación y se dirigió a la salida. El chico estaba inquieto con este tema, casi inseguro y debía decirle algo al respecto ─. Si lo “matas”, harás sufrir a tu Amo… ─fue directo y el otro se detuvo en seco. Él lo sabía ─. ¿Seguro que esto es lo que quieres?

─Estoy seguro; muy seguro de que ya ha descubierto que he estado mintiendo y no quiero que mi Amo crea que le soy infiel.

─Le estás siendo infiel desde mucho tiempo ─aseguró risueño.

─Eso no te incumbe. Como amigo y como tu jefe de turno, deberías cumplir con lo que te pedí al pie de la letra, sin rechistar ─asintió.

─Lo sé, lo sé. Solo te lo digo porque cosas así tienen consecuencias de las cuales te arrepentirás en el futuro y todo por seguirle el juego al señor ese.

─El señor ese me pagaba bien y… es un juego del que no puedo salir… No tan fácilmente… ─suspiró frustrado, dejando al de mejilla hinchada en la soledad misma de la habitación andrajosa de la parte más alejada de Seúl, al cerrar la puerta tras de si.

Suspirando igual de frustrado, se acostó en el sofá pasado de años pero que estaba en perfecta condiciones; esa era también su cama. Se estiró en esta y soltó por último, antes de dormir…

─Amigo, te estás metiendo en un gran lío que de verdad no te concierne… ─dijo Lee Joon por último antes de cerrar sus ojos.

1148807_1406104662942126_1967735403_n

Licencia de Creative Commons
My Only Possession… by MKiSS [Stephanie P. Cortés V.] is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://www.amor-yaoi.com/fanfic/viewstory.php?sid=100201&chapter=1.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en https://utopiakfiction.wordpress.com/2013/09/27/my-only-possession-fanfic-capitulo-1/

Anuncios

24 comentarios en “My Only Possession… {Fanfic} {Capítulo 20}

  1. Waaa Lee joon !!!! si lo veo de malo me gusta jejeje ……
    Maldito el papa de jae y eli ¿sera q les ahara la vida imposible?.. aunq mas MALDITO el viejo abuelo ese.. shh!! me cae mal jejeej—- Esta super la historia y si me alegrarias mucho mas si hay accion con Elvin y claro 2seop :D

    Me gusta

  2. Me gusto mucho el capítulo y aunque salga poco me gusta leer las cosas de Dongho♥. Espero que AJ le cuente a Kiseop sobre el matrimonio arreglado que planea hacer su padre, no debe ocultar ese tipo de secretos que luego pueden causar problemas en un futuro(?), espero que no lo deje pasar y se lo diga, se que ambos pueden luchar contra eso. Y bueno amo leer Elvin y espero muy pronto suceda acción wuahaha, te mando un abrazo:*

    Me gusta

    • Dongho seguirá siendo nuestro investigador x3
      Esperemos que AJ no se vaya por lo del matrimonio y no se haga bolas (?
      Habrá más Elvin para el próximo capítulo ^^
      Un abrazo para tí también y gracias por comentar :B ♥

      Me gusta

    • Más Elvin habrá, prometido xD El tiempo si que no te puedo prometer ;w; Últimamente estoy… estresada por así decirlo y no me queda tiempo para mucho, pero espero tenerlo lo más pronto que pueda ;W;
      2Seop también habrá en el siguiente capítulo xD

      Me gusta

¡Gracias por comentar! ♥

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s