Quédate a mi lado {Oneshot} {Capítulo único}

quedateamilado

Quédate a mi lado by CeCe. (c) Poster by CeCe
Eli & Kiseop | Oneshot | Yaoi | ATP | Romance, drama, AU.
Disclaimer: U-Kiss no me pertenece. Ésto es sin ánimo de lucro, el único fin es entretener.
Nota de Autora: Siento, en lo personal, que les tengo muy abandonados. Lo siento, últimamente me metí de lleno a la administración del blog y bueno, no me he puesto a escribir.
Pero ya lo haré, y para que no se pierda la costumbre, les dejo un poco de spam antes de que lean mi oneshot. Ya saben que tenemos nuestro grupo en fb –aquí-. Por cierto, ya tengo mi LJ, un blog en donde subiré cosas mías, incluso algunos oneshots y cosas que son menos hot (?)  por acá se los dejo –blog-.

La brisa del mar refrescaba. El sonido de las olas al chocar con la orilla era tan relajante, tan melodioso que decidió sentarse cerca de la orilla, así sentiría el agua tocar sus pies. Al principio fue una sensación extraña, podía decir que sentía como si el agua acariciara sus pies. Después, se convirtió en un conforte.

Sintió aquella presencia tan conocida que no hizo el menor intento por moverse o voltear a ver si quiera. Sabía quien era… Incluso podía sentir aquella sensación de tristeza nuevamente tocar su corazón.

—¿Sabes? … no es bueno que vengas…

—¿Por qué?—cuestionó mientras se encogía de hombros, no dejó de ver aquel horizonte.

—Sufres… y no me gusta que sufras.

Silencio. Las olas seguían haciendo ruido al llegar a la orilla, pero ahora, ahora era como si supieran lo que pasaba frente a ellas; bajando de intensidad de vez en vez, así, dejaban que las palabras fluyeran tranquilamente, sin necesidad de levantar la voz.

—¿Me amas?—preguntó mientras sentía aquella necesidad de llorar, él volteó a verla, tratando de descifrar su gesto—¿Alguna vez me amaste?

Ella bajó la vista, viendo la fina arena bajo sus manos. Sabía lo que significaba aquel silencio tan sepulcral e hiriente.

—El rubio te sienta bien—comentó por fin. Eli volteó a verla, tenía los ojos acuosos, quería llorar, pero se estaba reprimiendo.

—Gracias—suspiró mientras estiraba las piernas.

El sol estaba empezando a ocultarse, rozando apenas la orilla del mar, creando una vista de lo más hermosa, mezclando colores entre naranjas, rosas y azules. Eli se limitó a verlo, ver aquella infinita luz, aquel horizonte… aquellos matices tan nítidos y hermosos que iluminaban el cielo.

—Abi… yo… jamás quise lastimarte…

—Lo sé—ambos bajaron la mirada, ella tomó aire y fuerzas para continuar—, en cierta manera… creo que yo también te he lastimado.

—¿Qué quieres decir? …

—Al principio… yo sólo quería que tú estuvieras conmigo, y sólo conmigo… no quería verte con nadie más y…—sus miradas se encontraron por unos segundos, pero Abigail bajó la vista—No quería que estuvieran juntos… tenía tantos celos… siempre te hacía sonreír… te alentaba… Y yo en ningún momento te apoyé… te fui alejando poco a poco.

—Y yo no traté de acercarme más a ti…—dijo él mientras tomaba su mano—fue culpa de ambos, pero vamos a salir adelante.

Ella sonrió levemente, dejando que él tomara su mano entre las suyas, sintiendo esa calidez. Quería que ese momento jamás terminara, que durara toda su vida… y un poco más. Desgraciadamente eso no era posible, tenía que irse… y lo sabía. El dolor de tener que dejarlo la agobiaba, pero así tenía que ser. Algún día lo dejaría de amar… o eso esperaba.

—Tengo que irme—anunció ella mientras bajaba la vista.

—De acuerdo… mañana iré a dejarla a tu casa—comentó él.

Abigail se puso de pie, empezando a sacudirse la poca arena que se había ido con ella.

—Sólo… cuídala bien— pidió ella mientras pasaba saliva—ella te necesita mucho.

No sabía qué contestar, así que simplemente se limitó a asentir con la cabeza y mirar como ella se marchaba. El andar lento de sus pasos, dejando leves huellas en la arena que pronto serían borradas por las olas.

—Lo siento…

Susurró él, dejando que las palabras se las llevara el viento, mientras el sonido del mar intentaba tranquilizarlo. La había amado alguna vez… sí, y mucho… pero eran tan diferentes, eran como agua de mar y agua de río… No podían ser uno, simplemente no podían… Era especial, pero no era para él.

A veces se sentía tan mal consigo mismo, ¿por qué se tuvieron que alejar? Se preguntaba cada noche que pasaba. Había pasado momentos inolvidables con ella…
Podía sentir una presión en su pecho, una sensación que había sentido muchas otras veces… No podía olvidar lo que había pasado con ella tan fácilmente, a pesar de que ya no la amaba como antes lo había llegado a ser. Ya no era esa persona especial que hacía que su corazón latiera a mil por hora. Sí, había sido una chica de una noche… pero después se convirtió en la chica de cada mañana. Y poco después, simplemente se convirtieron en extraños, en dos personas completamente diferentes.

—¡Papi!— Eli volteó al escuchar aquella melodiosa voz, sus pensamientos se esfumaron lentamente como la espuma de las olas cuando tocaban la arena.

Una pequeña de apenas tres años corría en su dirección. Sus ojos eran tan azules como el mismo mar, mientras que su cabello era de un castaño que brillaba con los últimos rayos del sol, sujetado en una pequeña coleta. En sus manos llevaba conchas y piedras que había encontrado en la orilla junto con Kiseop, quien venía atrás de ella.

—¡Mira, mira!—decía ella tan alegremente, mostrando todas las piedras perladas y aquellas conchas, dejándolas caer a un lado de Eli.

—Son hermosas—comentó mientras tomaba a la pequeña en brazos y la sentaba en sus piernas.

—¿Todo bien?—Preguntó Kiseop mientras Eli seguía observando las piedras. Lentamente negó con la cabeza.

—Hablamos después…—comentó él para seguir escuchando lo que la pequeña decía.

—Hoy vendrá mamá con nosotros—La pregunta de la pequeña hizo que ambos se vieran incómodamente. No sabían cómo explicarle la situación, ella era tan inocente…

— — —

La cabaña en donde se estaban quedando por unos días quedaba muy cerca de la playa, lo cual favorecía a la pequeña, quien estaba tan fascinada por el mar como el pasar tiempo con su padre.

—¡Akemi!—gritó Hoon quien de inmediato tomó a la pequeña en brazos, provocando que ella riera mientras era elevada.

—Creo que está más feliz de verla a ella que a nosotros—comentó Eli mientras dejaban las cosas en la entrada.

—Sí, creo que sí—comentó Dongho mientras miraba como Hoon hacía reír a la pequeña.

—Algún día tendré una niña tan linda como ella—declaró Hoon mientras se sentaba en el sillón, sentando a Akemi en sus piernas mientras ella le contaba su recorrido por la playa.

—¿Tendrás?—interrumpió Soohyun mientras volteaba a verlo seriamente, dejando a un lado la pantalla con los videojuegos, dejando que AJ tomara la delantera.

—Bueno, tendremos…—Hoon rodó los ojos tratando de no darle tanta importancia al comentario de Soohyun.

—Así suena más bonito.

—¿Y quién de los dos será la mamá?—preguntó Dongho con tono de burla y sarcasmo que provocó que todos rieran.

—No lo provoques—dijo Kiseop mientras se sentaba junto a Eli.

—¡Ya vine!—Anunció Kevin mientras traía en una bandeja las bebidas de los chicos—Eli, Kiseop… no sabía que ya habían llegado—confesó algo apenado.

—No te preocupes, estamos bien—se apresuró a decir Kiseop, quien de inmediato tomó la mano de Eli presionándola levemente, intentando animarlo.

—Creo que ya tiene sueño—dijo Hoon mientras veía como Akemi se tallaba los ojos—¿Ya tienes sueño?

La pequeña asintió lentamente al tiempo en que se acomodaba entre sus brazos. Eli no dudo ni un momento para levantarse y tomar a la pequeña, quien volvió a acurrucarse ahora, en los brazos de su padre. No dijo nada, pero los demás ya intuían la situación, por lo que evitaron hacer algún comentario.

Eli llegó a la habitación en donde se quedaba Akemi. La recostó en la cama, intentando ser lo más cuidadoso posible; ella simplemente se dejó acomodar. Quitándole sus sandalias y arropándola.
Su respiración tan tranquila y pausada le era algo curioso, algo tierno…

—Te pareces tanto a tu madre…—dijo mientras acariciaba su cabeza. Lentamente se inclinó y besó su frente para luego seguir observando aquel dormir tan tranquilo.

—¿Qué pasó?—Kiseop estaba parado cerca de la puerta, cerró tratando de no hacer ruido.

—No lo sé…

—¿Aún la quieres?—preguntó Kiseop mientras se acercaba a él.

—Ahora estoy contigo… eso es.

—No Eli, eso no tiene nada que ver… ¿aún la quieres?—Kiseop interrumpió a Eli, quien miraba fijamente por la ventana, viendo el mar y el cielo estrellado. Kiseop tomó su rostro entre sus manos, obligándolo a que lo viera a los ojos.

—Hace un tiempo lo hice, ahora te amo a ti…

Kiseop acarició su mejilla lentamente, Eli había derramado una lágrima.
Se acercó a él y lo besó, dejando que sus labios se unieran en un suave beso, mientras dejaba que todo lo demás se esfumara a su alrededor, dejando que los problemas se fueran tan lejos como fuera posible, ya no quería sentirse así…

—Eli…—susurró Kiseop mientras sentía su mano recorrer su espalda—No ahora.

—Me dejé llevar.

—Lo sé—Kiseop volvió a besarlo, esta vez un beso más corto—. ¿Ya decidieron quién se quedará con ella?—preguntó Kiseop, la curiosidad lo estaba matando y necesitaba saberlo.

—Se quedará conmigo… mañana la llevaré con Abi para que pasen el día…

—No te veo muy feliz que digamos.

—Me preocupa Akemi… y tú…

—Eli… yo estaré bien, claro, siempre y cuando tú lo estés—Kiseop se recargó a lado de Eli, acomodando su cabeza sobre su hombro.

—Kiseop…

—Sí.

—Te amo.

—Yo también te amo Eli, jamás lo olvides…

 

CeCe

 

Anuncios

26 comentarios en “Quédate a mi lado {Oneshot} {Capítulo único}

  1. Me gusta esta pareja, mucho, ojala pudieras hacer un fic con ellos!!!!! No q situacion tan complicada, pero el corazon quiere lo q el corazón quiere y ahi si ni modos.

    Mas amor yaoi jijijiji es hora de un cambio ya no mas Eli-Kevin y Kiseop-Aj jajajajajajjjaja mi voto es x Eli y Kiseop !!!!!!!!!

    Me gusta

  2. me enknto todo lo cual es increible por q no puedo imaginarme a Eli como papa pero esta historia fue diferente a las demas y eso me gusto buen trabajo me enknto y mucho

    Me gusta

  3. No sabes como te quiero, Elseop!! Elseop!! mi OTP, mis bebes~!! Hay tan poco Elseop en español. Gracias, gracias, mil gracias por escribir esta historia es hermosa, hacia un tiempo que no visitaba el blog y no la habia leido.
    Me encanta como escribes el Elseop~♥

    Me gusta

  4. Me arrepiento de no haberlo leído antes. ElSeop últimamente me esta acosando, quiero mucho Elseop xD (espero que el gato no se entere). Me encanto, es una historia muy linda y Eli de padre es tan perfecto. Quiero más Elseop por favor (ya intente escribirlo, pero el 2Seop siempre se cuela en la historia XD, soy débil ante Aj)
    Ya sabes que me encanta como escribes♥ y si no lo sabes pues te lo vuelvo a recordar jajaja.

    Me gusta

  5. Me gustóna a de tus frases “habia sido una chica de una noche y se convirtió en la chica de cada mañana” tiene algo de lindo y de algun modo me llega…cofcof…
    este es un verdadero fic romantico y me conmovio… ya te dije que me gusta como escribes? espero que si, si no aqui te dejo mi coment. hasta la proxima.

    Me gusta

¡Gracias por comentar! ♥

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s