Nuestra Historia {Fanfic} {Capítulo 4}

NH005

Disclaimer: El grupo se pertenece a sí mismo como a su agencia. Historia ficticia. Si tiene algún parecido con la realidad u otro fic, es solo coincidencia. Sin ánimos de lucro.

Nota de la Autora: Perdón por la tardanza. Aqui les traigo un nuevo cap y veremos como avanza la confianza entre Kai y Soo :B Muchas propuestas, muchas ideas para que todo lo que Jongin tiene pensado para su clase, se haga realidad. ¿Y quién tenía que incentivarlo? Tenía que ser Soo xD!!

Sin más, las dejo y espero disfruten de la lectura :B

Capítulo Cuatro

La semana pasó muy rápido. Se me hizo hasta un poco extraño, cuando los años anteriores parecían eternos. Al parecer este se iría por la borda lo más pronto que pensábamos. Y yo… bueno, milagro que no me haya acostado con nuevas estudiantes. Curiosamente, ni mis compañeros me molestaban con saber si lo había hecho con alguna. Ahora prestaban más atención a Soo, al pequeño Soo.

¿Cómo supe su nombre? Pues, me atreví a conversar con Luhan durante la semana pasada y consultar solamente su nombre, pero salió algo más.

*   *   *   *   *

Había pasado la tarde del lunes y casi era hora de termino de clases. Para ser el primer día, me sentí tan cansado que iba a llegar a casa a tomarme un merecido baño de burbujas y lo esperaba ansioso.

En ese instante vi que todos salían del salón y el último fue Luhan.

─Luhan ─volteó su rostro, así captando su atención.

─¿Si? ─cómo debía preguntarle realmente: ¿Cómo se llama tu amigo? ¿Quién es el ser que está a tu lado? ¿Qué pendejadas estoy pensando? Eso mismo me pregunté. Aish… Solo era una pregunta normal. Todo normal ─. Kai ─después él captó mi atención.

─Dime.

─¿Qué ibas a decirme? ─la cara extraña de Luhan me hizo volver a poner los pies en la tierra.

─Ah… Sí… Ehmm…

─Habla rápido, tengo que ir a buscar a Soo ─y ahí estaba Soo de nuevo y yo no sabía quién diablos era Soo. Todo Soo, Soo, Soo. Sin miedos ni tapujos, pregunté sin vergüenza.

─¿Cómo se llama tu amigo, el que siempre está a tu lado? ─no quise ponerme nervioso por la pregunta. Seguramente me tendría por tonto, pero él bien sabía que yo no recordaba nombres, al menos, no muchos. Hasta confudía a las de las chicas con las que me acosté. Se lo esperaría.

─Soo ─dijo.

Quedé paralizado. Todo el día hablaban de Soo aquí, de Soo allá y yo maldiciendo a Soo que no conocía y ahora resulta que estaban hablando de Soo, del pequeño.

Entonces, en ese instante, me di cuenta de todo. El que tuvo el accidente y casi se lo lleva la ambulancia, fue al pequeño. Entré en la cuenta de que si algo así le hubiera pasado, no lo hubiera vuelto a ver en el resto del año. Ahí me entré a preocupar por lo que pasaba.

Xiumin… ¿Qué tenía que ver Xiumin? Me pregunté y recordé que él le ayudó con los libros frente a su casillero. Seguramente ahí le recomendó el libro y, por lo que escuché, Soo fue a buscarlo a la biblioteca y como estaba muy arriba, casi cae, siendo salvado por un chico que desconocía…

¿Chico que desconocía…? Entonces me percaté que el chico que no le hablaba ni nada, no estuvo en gran parte del día. Entonces vino otra pregunta a mi cabeza…

─¿No sabes quién fue el chico que salvó al… ─estaba apunto de decir pequeño ─… a Soo?

─¿Primero me preguntas por mi amigo y luego por esto? ─estaba algo fastidiado, y claro, todo era porque le quitaba el tiempo de ir a juntarse con el pequeño… Quise decir, Soo.

─Solo responde.

─Creo que es el mismo chico solitario que ha estado tres años en esta misma carrera.

─Es por eso que no estuvo la mayor parte del día.

─Así es. Tengo entendido que no volverá hasta el próximo año, por lo cual congelaron sus estudios mientras se recupera.

¡Bien! Ya no lo vería en el resto del año, algo positivo tenía que salir de aquí, pensé para mí mismo. Aunque sentí lástima por él. Tener un accidente y que sufra la espalda principalmente, era algo de lo que un bailarín no podía darse el lujo. Era volver a bailar o nunca hacerlo en la vida.

─¿Te puedo acompañar? ─¿Qué pregunta fue esa? ¡Maldición! Me regañé, salió sin querer de mi boca. Y Luhan me miraba aún más extrañado. Nunca le había preguntado tantas cosas en estos largos años y ahora parezco como Sehun cuando me preguntaba por cada bobada que se le cruzaba por la cabeza.

─Claro… ─podía estar sospechando algo, pero lo dejó en el aire…

Salimos del salón y caminamos por los pasillos. Ya no estaban vacíos, pues la gran mayoría salían de sus estudios. Nos encontrábamos con una que otras chicas que nos saludaban, nosotros lo hacíamos de vuelta. Después de todo somos un poco famosillos por ser quienes dieron algunas que otras reglas al decano en la carrera. Ahora somos once y para mi mala suerte (o buena, no sé), el baile que quería exponer más adelante, era para doce personas. Me encantó que el chico misterioso se fuera pero… ¿A quién traer al grupo si ya estábamos en último año? Tendría que modificar el baile y no me gustaba para nada la idea.

─¡Soo! ─gritó Luhan y eso me sacó de mis pensamientos. Ahí estaba, sano y salvo. Me alegraba por dentro (claro, por dentro) porque por fuera sería muy evidente cuando no me conocía de nada. Nos acercamos a él y parecía guardar una cosa en su bolso, un libro quizás ─. ¿Estás bien? ─Luhan tomó su rostro como si lo fuera a besar y eso me descolocó un poco. ¿Sí eran novios?

─Claro que estoy bien, no seas tonto ─pero el pequeño no se negaba a su toque. Eran novios. Solo faltó el beso y quedaría con las ilusiones rotas (dramaticé un poco) ─. Oh… Hola ─me sonrió, no pude evitar hacer lo mismo, era contagioso de por sí.

─Hola… ─y entonces una pregunta vino a mi cabeza (nuevamente): ¿Me reconocería? ¿Se acordará al menos del chico en el parque?

─Él es Kai ─le dijo Luhan al pequeño ─. Kai, él es Soo ─y yo lo quedé mirando encantado por sus ojos brillantes que me llamaban a quedarse ahí para siempre.

─Ya lo había saludado en la mañana, pero no me acordaba de su nombre… ─Oh, teníamos el mismo problema entonces, pequeño ─. Me dijiste que se llamaba…

─¡Ah! Verdad. Me habías preguntado por él. Su nombre es Jongin, pero le dicen Kai ─¿había preguntado por mí? Entonces pensé que sí me reconocería o al menos se interesaría un poco por mí. Ya no eran ilusiones rotas, eran ilusiones a medias positiva.

Miré al pequeño y estaba un poco sonrojado mientras le pegaba codazos a Luhan. Era algo que no pensaba que su amigo diría y menos delante de mí. Me gustó ver su rostro sonrojado, igual que en aquel parque.

─Bueno, nos vamos. Nos vemos mañana, Kai ─se despidió Luhan y el pequeño solo movió su mano en forma de despedida, aún con sus mejillas ligeramente rojas.

Yo hice lo mismo y me permití alegrarme por un instante. Supe su nombre en un día. Bueno, sé que no es su nombre completo pero más adelante le preguntaría, talvez y al día siguiente lo sabría. Lo cual no lo supe porque Luhan estuvo más preocupado por el pequeño.

Lo único que si supe en ese momento, es que mi bañera con burbujas estaría esperándome en casa con alegría.

*   *   *   *   *

Todavía no me puedo imaginar como antes no lo tomaba en cuenta cuando en realidad era lo más bello que habían visto mis ojos. Sí, lo reconozco, me gusta. Eso me lo debatí durante la semana pasada y ahora solo sentado aquí, también. Y si comparamos la historia del Patito Feo, Soo lo representaba totalmente. Patito feo al principio, cisne hermoso al final. Pero para mí no tendría fin. Siempre lo encontraría hermoso.

No me asquea las palabras que pienso, me acostumbré un poco. Ni siquiera pienso en chicas ahora, solo pienso en él. ¿Eso es malo? ¿Eso quiere decir que en realidad soy gay? Todavía no me acerco a él como se debe, ni siquiera le he pedido una cita. ¿Debería hacerlo hoy? ¿Y si no quiere? He escuchado que es un chico bastante letárgico. Es muy tranquilo y callado, aunque alrededor de Luhan y de Xiumin no lo aparentaba.

¿Por qué Xiumin consiguió ser amigo de él y yo no? Cuando él es… bueno, es normal. ¿Yo podría tratarme como anormal? No, no me podría definir de esa forma. Soy más social que todos los de aquí. Seguro que es eso lo que no me hace acercar al pequeño. Me acordé que Luhan hablaba de Soo y que le gustaba pasar desapercibido, sin llamar la atención. En ese caso seríamos polos opuesto. A mí me gusta la atención, a él no. Pero al fin y al cabo podríamos ser atraídos. Eso es bueno, ¿no?

El que interrumpió mis pensamientos fue Xiumin y atrás apareció otra persona. El pequeño lo estaba acompañando. Nunca antes había venido y ahora lo hace con el enano… ¿tomados de la mano? Miré como los chicos se acercaron para preguntarle cómo estaba y saber los hechos por su propia boca. Él les explicó tranquilamente, siendo no muy expresivo. Aún así, me encantaba. Esas manos no me encantaba para nada. Estaba molesto. ¿Por qué tiene fácil contacto con otro y no conmigo? Claro, no somos amigos. Me golpeé mentalmente. ¿Si fueramos amigos, me tomaría la mano también? Eso era algo esperanzador.

Justo en ese momento me miró, al parecer le pareció un poco extraña mi cara y me dí cuenta de que estaba frunciendo el ceño. Pensará que estoy enojado con él. No es así, pequeño, no lo es. Vi un poco de desilución en sus ojos pero seguía sonriendo. Se despidió de todos y al final, de mí. Eso provocó que mi corazó latiera un poco acelerado. Lo peor fue que no me despedí, simplemente desvié la mirada, me arrepentí en última instancia pero ya se había ido.

Ahora que admitía que me gustaba, me sentía de muchas formas extrañas. Con las chicas era lo contrario. Si hubiera sentido algo por ellas, habría tenido más noviazgos en mi lista. Lástima por ellas porque solo era lujuria desbordante durante fiestas en el cual siempre somos protagonistas.

Solo sabía una cosa. Tenía que acercarme a él de cualquier forma. ¿Y quién me asegura que el pequeño sea el primero en mi lista de lujurías en lo referente al sexo masculino? Eso me frustraba un poco…

─Kai, deberíamos empezar con los pasos nuevos que tienes ─llamó mi atención Luhan y asentí.

Tendría que pensar en Soo en otra ocasión.

Me levanté para poder empezar lo que sería el primer baile creado por nosotros. ¿Por qué el primero? Porque en los años anteriores solo practicábamos danza contemporánea y quizás algunos que otros estilos, pero no de nuestro estilo.

Siempre fuimos calificados a final de año. Hasta en eso pudimos influenciar y como no tenemos maestro, no ponían objeción. Pero es tema aparte.

Ahora queríamos intentar algo diferente, algo de nosotros, algo que nos podría dar un futuro prometedor, el futuro para lo que habíamos soñado y por la que nuevas personas ingresarían a la universidad (que es el motivo principal). Pero más que nada, nuestro futuro.

Como era de esperarse, a todos les gustó la rutina. Están entusiasmados con mostrar esto al alumnado y al decano. Eso les haría saber que habían escogido bien a las personas en este salón. Se los demostramos anteriormente y ahora se los demostraríamos con creces que no se habían equivocado.

El más emocionado era Sehun. Toda su vida había querido bailar conmigo de esta forma, con compañeros y que todos estubieran emocionados al respecto. Luhan estaba sorprendido, pues él, siendo el mayor, no sabía como dar ideas al respecto, pero sí me felicitó por mi logro. Mis hyungs en general estaban sorprendidos por mi destreza. La verdad es que yo sabía de mi talento, para que hacerme el tonto. Siendo joven, tenía más que un futuro prometedor, era un futuro de admiración hacia mi persona.

Salimos al segundo receso, ya que el primero lo pasamos en el salón aún ensayando y teníamos bastante sed, así que nos fuimos al casino para relajarnos un momento.

─Kai, esta vez si que nos impresionaste ─habló Chanyeol. Un chico muy… simpático. Se sentó frente a mí.

─Gracias, sé que soy especial para ustedes ─dije egocéntrico.

─Claro, claro. Solo no te creas mucho el cuento. Bájate de la nube, que puedes caer bien feo ─habló Chen esta vez, sentándose a mi lado.

─Primero, ¿podrían dejarme en paz? Quiero disfrutar de mi momento de gloria.

─Sí, como no… ─dijeron los dos al unísono.

Ellos llegaron por separado, pero después de unos cuantos meses se hicieron muy amigos. Digamos que son los más chistosos de la clase. Sus bailes para pasar el tiempo eran muy entretenidos, tanto que nos hacían reír a carcajadas para relajar las tensiones.

Se levantaron y se fueron. Me fijé que Luhan y Xiumin corrían por el pasillo viendo a alguien. Ese era Soo, mi pequeño. No era mío, pero lo pensaba. Soñar no es malo, ¿no? Cuando llegaron a él, se sentaron junto a él en la mesa en la que estaba, realmente felices y algo nuevamente no me gustó. Xiumin le había tomado la mano de nuevo. Grr… tenía unas ganas de pegarle al enano y que no lo hiciera de nuevo. Luhan podía tocarlo porque son amigos y sé que no tiene intenciones distintas, pero con el enano era diferente.

─¿Huh? ¿Y a tí que te pasa? ─alguien habló a mis espaldas. Volteé mi rostro hasta ver a la persona. Era Baekhyun.

─Nada que te importe… ─respondí serio.

─Ok, algo pasa ─afirmó sonriendo ladino.

─Aish… ─me levanté y me fuí de ahí. No quería hablar con él en estos momentos.

Baekhyun… es un buen compañero de clase. No lo trataba de hyung porque era más pequeño que yo de estatura. Pero siempre hubo ocasiones en los que intentaba “seducirme” de alguna manera y eso me hacía sentir incómodo. Claramente me encantaaaaban las mujeres, se me salía hasta por los poros del gusto. Baek, pasó eso por desapercibido y no le importó, quería regalarse como una perra cualquiera.

*   *   *   *   *

Celebramos una fiesta el año pasado, cuando terminamos por fin el tercer año de carrera. Todos estábamos felices, festejando con tragos y algunos que otros cigarrillos compartidos. Hasta que claramente a algunos se les pasaron los tragos de más.

Uno de esos fue Baekhyun. Los otros eran Tao, Chen y Sehun (aunque no lo crean).

El más gracioso era Chen, que siendo gracioso en estado sobrio, lo era aún más estando ebrio. Tao y Sehun, esos no podían ni pararse los pobres. Luhan se encargó de cuidar a Sehun y yo sabía que eso le encantaba a mi amiguito. Tanto que comenzó a decirle que era demasiado bello y encantador. Por supuesto que alcoholizado, cualquiera diría eso. Los borrachos y los niños son los que dicen la verdad y Luhan, ciertamente, no se lo creyó y atribuyó eso a algo más que el trago.

Kris se encargó de Tao. Ellos son amigos, venían de la misma preparatoria. Kris parecía ser el protector del pobre Tao, pues a este se le veía delicadeza y encanto natural. En un principio pensé que eran novios, pues hablaban, se daban muchos abrazos, hasta iban tomados de la mano. Pero no, me equivoqué, ellos habían crecido juntos casi desde la infancia. Se hicieron amigos y adivinen quién defendía a quién. Por supuesto que Tao. Eso no me lo imaginaba, puesto que él había aprendido Artes Marciales y agredía a los malechores que se acercaban a Kris para así poder defenderlo. Al fin y al cabo, los dos se defienden de algo. Kris lo defiende de los tragos (que no pudo ser esta vez) y Tao lo defiende de posibles agresores (que hasta el momento no se había presentado ninguno).

Lay, Xiumin, Chanyeol y Suho terminaron en la pista de baile. No se detenían ni para beber algo.

En el lugar, siempre usaban música techno, electronic, mix que el DJ de turno se atrevía a combinar. A todos los entusiasmaba, más cuando hacía un non-stop musical que a todos les encantaba.

En eso, habían cambiado la música a una romántica y lenta. Para mis adentros pensé que los chicos vendrían a la mesa a descansar un momento, pero para mi sorpresa, hicieron parejas entre ellos. Yo creía que buscarían a unas chicas por lo menos, nada. Entre ellos y por las expresiones en sus rostros, estaban felices. Xiumin hizo pareja con Chanyeol y Suho con Lay. ¿Quién de los cuatros me daría más asco en ese momento? Parecían novios de verdad. En cualquier momento presenciaríamos un beso. Algo debían de tener los tragos pero extrañamente no me hacían efecto.

─Kai… ─que demonios. Salté espantado cuando alguien me llamó melosamente. Pensé que era una chica y me equivoqué. Era Baekhyun.

─Definitivamente algo tiene el trago ─murmuré mientras observaba mi vaso. Pero insistía en que no me hacía efecto.

─¿De qué hablas? ─veía como Baek se acercaba un poco a mí y me acariciaba la pierna con su mano. Muy, pero muy cerca de mi entrepierna.

─¿Qué… qué haces? ─me sorprendí por la acción. Nunca fuimos cercanos y menos en ese momento por tres años y unos tragos.

─Solo quisiera besarte ─¿besarme? ¡Que estupidez más grande! Lo aparté de mí como pude, hasta veía que en cualquier momento se tiraría encima mío.

─¡¿Estás loco?! ¡Los tragos te están haciendo actuar como un idiota! ─me levanté furioso. Luhan vió la situación y comenzó a reír. Le dije que se callara y así lo hizo, pero aún escuchaba su risa. Maldición, ahora tenía un motivo para engatusarme…

Después de que pasó lo de la fiesta, hablé con Luhan. Le comenté lo que había pasado, me dijo su visión de la situación y quedó más que claro que ninguno hablaría del momento incómodo. Él reía de momentos porque sabía mis gustos y que Baek hiciera el intento de tentarme y que me fuera para el lado del Fa en un solo encontrón, hubiera sido épico.

Pues bueno, no lo fue, para lástima de Baekhyun.

*   *   *   *   *

Volvimos al salón. Los únicos que faltaban era Luhan y el enano. Cuando se abrió la puerta, ellos entraron e invitaron a una persona. Este dijo que no en esos momentos porque había alguien a quien no le gustaba su presencia. Reconocí la voz, era el pequeño. Y lo primero que me pregunté fue: ¿Quién le dijo que no es bienvenido aquí? Yo nunca se lo he dicho, ahora más que nunca me gustaría que estuviera más cerca de mí. Más bien, cerca de todos. Entonces vino la segunda pregunta: ¿Quién es la persona que se lo dijo? Simplemente, tenía que averiguar al respecto.

1148807_1406104662942126_1967735403_n

Licencia de Creative Commons
Nuestra Historia by MKiSS [Stephanie P. Cortés V.] is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://www.amor-yaoi.com/fanfic/viewstory.php?sid=110365&chapter=1.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en https://utopiakfiction.wordpress.com/2013/12/05/nuestra-historia-new-fanfic-capitulo-1/

Anuncios

13 comentarios en “Nuestra Historia {Fanfic} {Capítulo 4}

  1. Apenas vine a leer este fic LoL XD , lo cierto es que apenas entre en mi racha de amar el kaisoo, así que cuando vi que actualizaste unas locas ganas de leerlo vinieron a mi.
    Me a encantado de verdad que es hermoso, espero que actuales pronto :3

    Me gusta

    • La primera vez del ver al KaiSoo me dió ganas de escribirlo XD Este es un fanfic súbito puesto que los conozco menos tiempo que U-KISS y SHINee, pero creo que está quedando como lo quería ^^

      Me alegro que te haya gustado y trataré que esté para fin de mes, posiblemente ;B ♥

      Me gusta

    • Gracias a tí por leer y comentar y pues, se continuará. Solo se hará una reestructuración por lo cual se cambiará la historia un poco, pero no se irá el tema actual por las ramas, te lo aseguro xD

      Cuando tenga todo listo, avisaré ^^ ♥

      Me gusta

¡Gracias por comentar! ♥

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s