En lo prohibido {Fanfic} {Capítulo 5}

ELP007

Disclaimer: El grupo se pertenece a sí mismo como a su agencia. Historia ficticia. Si tiene relación con la vida real u otro fic, es mera coincidencia. Sin ánimos de lucro.

Nota de la Autora:  Les traigo este capítulo como disculpa de demorarme tanto. En estos momentos ando, entre otras cosas, editando algunas entradas (diría que todas LOL xD). Por eso, les dejo con este cap interesante. Solo diré que se sorprenderán y ni siquiera pensarán que iba a venir eso (?) Ok, no. Supongo que ya lo sabrán jajaja.

Bueno, sin más, las dejo y comenten para saber sus opiniones al respecto ^^ ♥Twitter

Capítulo 5

Pasaron los dos días y la Sra. Lee fue a esa entrevista tan esperada, y consiguió el trabajo. Kiseop, sin embargo, se quedó en casa hasta que llegó el día en que el finiquito estaba listo. Los tres debían reunirse en el centro de Seúl, en una plaza en el que siempre iban su madre y él. Ahí había una notaria cerca, justo la que había nombrado la contadora.

─¡Hola! ─alguien lo saludó en la lejanía. Era Kevin.

─Hola, Kevin. ¿Cómo estás? ─preguntó feliz de verlo después de tantos días.

─Bien ¿y tú?

─Pues… aquí estamos… ─dijo un tanto desanimado.

─Uhmm… ¿No has conseguido trabajo?

─No es por eso… ─suspiró y miró al cielo ─. Son otras cosas… personales…

─Oh… Ok, entiendo ─sonrió y se dio cuenta de que la Sra. Lee no estaba ─. ¿Y tú mamá?

─Trabajando, pero debe estar por llegar ─miró su reloj de muñeca y casi eran las diez de la mañana ─. ¿A qué hora dijo la vieja?

─A las diez y treinta.

─Mmm… ─pensó un momento ─. ¿Por qué no vamos a comer un helado? Está empezando hacer calor…

─Claro, yo invito ─aseguró antes de tiempo.

─Kevin, no es necesario que…

─Todavía tengo tu parte de las propinas, acuérdate ─Kiseop solo se resignó a aceptar lo que el ángel decía. Kevin, en definitiva, parecía su ángel de la guarda.

Fueron al lugar más próximo a comer helados de distintos colores y sabores. Kevin eligió fresas, vainilla y unas que contenían un poco de alcohol. Kiseop eligió chocolate, menta y fresas. En algo coincidían los dos. Se sentaron cerca de la ventana para ver que pasaba en el exterior.

─No te vayas a emborrachar por el helado alcohólico ─rio Kiseop.

─No seas tonto… ─probó la primera cucharada de esta ─. Además… sabe riquísimo ─hizo su aegyo desconocido para Kiseop y este lo quedó mirando embobado ante ese actuar ─. ¿Qué?

─¿Haces aegyo? Dios mío… ─se sorprendió.

─Siempre lo hice contigo, solo que no te diste cuenta ─hizo un pucherito y movía sus pestañas tan tiernamente ─. ¿Ves?

─Claro, ya entiendo como conseguías las cosas ─blanqueó los ojos y Kevin solo rio.

Pasaron durante veinte minutos entre ver como las personas caminaban apuradas y otras relajadas, comiendo sus helados y conversando. Retomando la conversación anterior desde la parte en donde hizo los planos para su casa. Claro, Kiseop solo había dibujado el lugar y como quería que fuera. Dimensiones no sabía, así que solicitó ayuda de unos primos y con eso, comenzó a comprar los materiales necesarios para dar inicio a la construcción.

Kiseop aún recordaba cuando la casa estuvo terminada. Se hizo una fiesta en grande con todos los conocidos y familiares. En ese entonces, AJ no fue, suponía el por qué.

El gato no era de ir a fiestas muy seguido, al menos en las que estaba Kiseop. Eso no le molestaba, lo encontraba gracioso por ratos. El que sí iba, era Eli. Ese disfrutaba al máximo, él quería vivir la vida a plenitud y claro, si era el menor, los tíos de Kiseop, le daban todo. En cambio AJ, lo conseguía con sus logros y eso hacía feliz a su familia.

Por lo menos alguien que salió con un IQ alto… pensó Kiseop.

Sintió su celular vibrar y miró la pantalla. Era su madre y contestó. Ella preguntó en donde estaba y este le dijo que con Kevin en una heladería y que se reunieran en el mismo lugar de siempre. Y donde siempre era en una banca específica justo en la plaza que estuvo anteriormente. Kevin y él salieron del lugar y caminaron durante otros minutos, encontrando a la madre de Kiseop sentada en donde ella sabía.

─Hola, mamá ─saludó Kiseop.

─Hijo, por fin ─ella miró la hora en su celular ─. Son las diez y treinta justo ─y miró a Kevin ─. Hola, mijo. ¿Cómo has estado?

─Bien, señora Lee. ¿Y usted?

─Simplemente feliz.

La Sra. Lee estaba muy contenta con su nuevo trabajo. Le pagaban mejor que en el restaurant, entraba más tarde y podía salir cuando terminara de hacer todas las cosas. Ella era realmente rápida. La nueva jefa estaba muy conforme con su disposición y con su desempeño.

─Me alegro, señora Lee ─sonrió Kevin ─. Entonces… a esperar se ha dicho.

Terminaron sentándose los tres y observar a la gente pasar. La contadora, no llegó hasta dentro de veinte minutos. Por supuesto que no iría la ex-jefa, con que cara después del tremendo show que hizo.

Se dirigieron hasta la notaria y allí esperaron otros diez minutos. Estaba casi lleno y se demorarían en llamarlos.

Cuando llegó el momento, la contadora mostró los papeles. La persona a cargo los hizo leer el finiquito y si estaban conformes, firmarían. Lo más asqueroso fue el término que le puso como despedida. Ni siquiera decía que era porque renunciaban, sino porque habían fallado algunos días y todos seguidos. Excusa barata.

Kiseop no quería joderse la cabeza y simplemente firmó. Su madre no podía ver bien puesto que no llevó sus lentes, pero este le explicó de que iba el finiquito y los seguro de salud, no le dijo el motivo como despido, pero igual firmó. Kevin, sintiendo la misma necesidad de Kiseop, de no quebrarse la cabeza en algo tan insignificativo, firmó también.

Habiendo recibido el dinero, se despidieron por fin de toda esclavitud con el restaurant y esa vieja víbora.

─¡Por fin! ¡Libres al fin! ─gritó Kiseop entusiasmado y contento.

─Jajaja. Eres muy gracioso ─dijo Kevin.

─Me sentía muy atado a esa señora… Con solo firmar el contrato, me sentía ahorcado, puaj.

─Muy divertida su conversación, pero debo irme ─habló la Sra. Lee sonriendo ─. Mi jefa me dio hasta mediodía y si me voy ahora, estaré allá justo a la hora.

─Claro, mamá. Mándele saludos.

─Por supuesto, hijo, de tu parte. Que estés bien, mijo ─esta vez dirigiéndose a Kevin ─. Espero verte en casa de la abuela seguidamente.

─No lo dude, iré las veces que pueda ─aseguró feliz.

Vieron como la Sra. Lee tomaba un taxi para que la llevara a su lugar de trabajo.

Según lo que le contó su madre, es que era una casa pequeña, no había mucho por donde moverse y que terminaba las cosas tres o cuatro horas antes de salir. Es por eso que llegaba temprano durante estas semanas. Pero que después comprarían una casa más grande, por la llegada del bebé. Una casa de tres pisos y eran enormes…

─Bueno… ─suspiró Kiseop ─, nos queda toda una tarde por delante…

─Sip.

─No estás trabajando, ¿verdad? ─preguntó antes de proponerle una idea.

─Nop.

─¿Se te pegó la “P”? ─extrañado de las respuestas monótona de Kevin.

─Sip.

─¿Vas a dejar de hacer eso?

─Nop ─y otra vez. Pero ahora Kevin se echó a reír.

─Si serás maldito… ─refunfuñó Kiseop para después reír con Kevin.

─Lo siento, lo siento… Tu cara es muy graciosa…

Otro que le decía lo mismo… ¿Qué tenía de gracioso su cara? Él siempre se ve normal frente al espejo… y eso que entrena sus gestos para no parecer ridículo en público.

─Muy chistoso, muy chistoso ─bufó este ─. Mejor invítame a la película prometida.

─Oh… ¡Claro! ─expresó con entusiasmo.

Tomaron un taxi -que pagó Kevin, de nuevo- y se dirigieron hacia otra parte de la ciudad. Llegaron al gran cine y habían muchas, demasiadas películas estreno en 3D… Kevin le preguntaba a su amigo cuál quería ver, pero entre decisión y decisión, este optó por dejarle la elección al ángel. A Kiseop no le importaba que película ver, simplemente, quería pasar la tarde en la calle.

─Maldición… ¿de terror? ─Kiseop sudaba frío antes de entrar a la sala. Ahora estaban comprando popcorns y gaseosas ─. ¿No pudiste elegir otra?

─¡Esta película es genial! No es en 3D, por lo tanto te salvaste de recibir golpes, mordidas y lo que sea que lleva esta película.

─Dios mío… ─ya le flaqueaban las piernas. Una cosa era jugar a la PlayStation algo de terror y otra muy diferente ver una película en pantalla gigante frente a sus ojos y con los efectos de sonidos amplificados y con toda la gente gritando a tu alrededor.

Pero ahí estaban. Sentados a punto de que empezara la película.

Discutieron de donde sentarse y Kiseop optó por la parte superior para no tener que ver muy de cerca los efectos especiales de terror. Hasta le daba escalofríos de solo pensarlo. Escalofríos que no pasó desapercibido por Kevin y quiso preguntarle su estado.

─¿Estás bien?

─Claro. Sí. Por supuesto ─aseguró este, pero estaba demasiado nervioso y asustado… ¿Qué iba a saber Kevin lo que le daba miedo? No podía culparlo.

─¿Seguro? ─preguntó preocupado.

─Segurisísimo ─respondió aclarando su voz.

Kevin, confiado en su palabra, se sintió tranquilo… o, medio tranquilo…

La película comenzó con la música de suspenso como todo lo relacionado con el terror. La gente estaba espectante. Kevin miraba fijamente la pantalla, a él le fascinaba el terror. Miraba todas las peliculas de estreno por su computador. Mientras Kiseop… Él estaba con los nervios de punta. No sabía si taparse los ojos o los oídos. A falta de dos cosas era igual de terrorífico para él, además de cobardica.

En los juegos siempre bajaba el volumen hasta llegar a cero, solo cuando estaba solo. Pero cuando jugaba con Eli, el otro subía el volumen lo más que podía para que todos escucharan el avance. Tan creído que podía ser a veces pero tan cobarde cuando terminaba gritando como una chica y él, todo asombrado por la calidad de voz de su primo menor.

Ahora estaba más que seguro de que gritaría por cualquier cosa terrorífica que pasara por la pantalla y los sonidos… ¡Malditos sonidos y maldito volumen!

Al principio de la película era todo suspenso y averiguaciones de hechos desconocidos. Pero llegó en la parte donde aparecía el primer monstruo y con el sonido al lado, no pudo evitar gritar.

─¡Oh, Maldición! ─se tapó los oídos y cerró los ojos fuertemente. Kevin al parecer también se había asustado puesto que lo tocó… Aunque fue un toque diferente… un toque a su entrepierna y se sintió raro.

Dejando de lado el miedo a aquella película, abrió los ojos y vio esa delicada mano sobre su pantalón para luego mirar el rostro de Kevin, quien lo miraba igual.

─Kevin… ¿Qué ha…? ─no terminó de preguntar y sintió esa mano presionar más en ese lugar.

─Relájate ─dijo este.

Kevin lo había visto nervioso durante los cincuenta minutos de avance de la película. Apretando las manos en los reposabrazos y de repente girando el rostro para no ver. Entonces entendió que le tenía miedo a lo relacionado con el terror. Lo único que pensó en ese momento, es que si terminaba gritando, sería poner su mano en la entrepierna de Kiseop para relajarlo. Él siempre lo hacía y terminaba por hacer de lo otro, pero ese no era momento para pensar en esas cosas.

Kiseop lo miró a los ojos, estaba ruborizado al igual que él. Kevin por la vergüenza y él por tener esa mano en un lugar prohibido. Estaba mal, tan mal que no tenía intención de sacar esa mano y que siguiera con algún movimiento. Kevin le había leido la mente, pues empezó a mover la mano de arriba abajo levemente y parecía una tortura. Pero se había olvidado de los monstruos, de la música, de lo que decían todos los personajes, de los gritos, de la película y solamente se concentraba en el toque de Kevin.

Sentía tanta vergüenza porque en ningún momento hubiera permitido algo así. ¿Y por qué con Kevin? Eso tampoco lo entendía. Pero estaba haciendo bien su trabajo porque ya estaba empalmado y no sabía qué hacer ya que le dolía por el estrecho pantalón.

─Kevin… ─habló este extasiado.

─Dime… ─hasta la voz de él cambió con solo ver a Kiseop excitado por su toque.

─No sé que decirte… ─Kiseop no sabía que palabras emplear ante ese momento. Todo parecía tan irreal.

─Dime lo que se te venga primero a la cabeza…

─Eres jodidamente bueno con esa mano… ─fue lo primero que se le ocurrió y movió su pelvis queriendo más tacto en su entrepierna. Intentaba no gemir y no suspirar del gozo. Y se preguntó… ¿Cómo se sentiría la boca de Kevin? Que idea más descabellada ─. Demonios… ─tiró la cabeza hacia atrás.

Para su suerte, habían elegido bien los asientos, ya que además de estar muy arriba, habían elegido las orillas donde solo habían dos asientos por cada sección. Y, curiosamente, no habían personas cerca…

─¿Qué pasa? ─Kevin preguntó casi agitado. Solo ver a su amigo en ese estado, lo excitaba.

─Quiero… ─pero a este le avergonzaba preguntar.

─Dime que quieres… ─más que ángel, parecía un diablillo incitándole hacer cosas malas.

─Quiero tu boca aquí… ─señaló su entrepierna. Por fin lo dijo y ya sentía que le explotarían las mejillas.

Kevin sonrió y dirigió su otra mano para abrir su pantalón, muy lentamente. Pareciendo una tortura para Kiseop y luego bajar su bóxer, para luego ver su miembro salir tan erguido y duro. Kevin había visto muchos pero no tan perfecto como el de su amigo. Se acercó hasta la punta y lo lamió, ganándose un gemido de Kiseop. Sin demorar las cosas, introdujo el miembro en su boca por completo.

Kiseop veía a Kevin disfrutando del momento en el que le desabrochaba el pantalón y luego bajar el bóxer para ver su miembro. Él lo describiría como un niño en una juguetería. Cuando sintió esa lamida, le recorrió una electricidad por el cuerpo entero. Solo su lengua le transmitía un coquilleo en el estómago… pero su boca, lo hizo explotar de excitación.

─¡Oh! ─gritó sin evitarlo. Justo en ese momento todos los espectadores gritaron, por lo cual se salvó de ser descubierto o regañado por parte de la gente.

Le pidió a Kevin que comenzara a mover su cabeza y con el solo sonido alrededor de su miembro le estremecía más el cuerpo. Se sentía endemoniadamente bien. Acto reflejo, agarró el cabello de este, dándole la orden de que fuera más rápido. Con Kevin estaba perdiendo los escrúpulos de todas las formas. Nunca hacerlo en un cine era una de ellas, descartado ahora.

Kevin hacía que el miembro de su amigo llegara imposiblemente más al fondo y le encantaba. Él también se estaba excitando pero no le pediría lo mismo a Kiseop, tenía que aguantarse. Como le había pedido un movimiento más rápido, obedeció con gusto. Sabía que estaba a punto de llegar porque ya sentía como le salía el pre-semen de su punta. Hizo un movimiento más alocado y este trataba de mover su pelvis, consiguiendo por fin el logrado clímax, el orgasmo, el semen en su boca, para luego tragarlo todo ante la mirada de Kiseop. Este parecía no creerlo.

Sacó el miembro de su boca y lo agitó con su mano experta para ver salir un poco más de esa semilla. Lo lamió hasta que vio que no quedó nada más.

Kiseop estaba loco. Ni siquiera le pidio que parase para poder correrse en cualquier otra parte. Agarró sus cabellos entre sus manos y le aumentó el movimiento hasta correrse en esa boquita sin preguntarle si quería o no. Ahogó el gemido, dejándolo solo en un suspiro leve, aunque en ese momento quería gritar.

Dos ocasiones de excitación, una con AJ y ahora con Kevin, sin poder gritar, tenía frustración. Es como si los dos fueran algo prohibido y escondido…

Cuando vio que Kevin no le pareció importarle el hecho de dejar su semilla en la boca, estuvo algo tranquilo. Sintió esa mano agitársela de nuevo, sabiendo que quedaba aún y lo lamió como un gato por su leche… Era muy sexy… Kevin, era sexy. Así es como lo veía ahora ante sus ojos.

─Debo ir al baño… ─habló Kevin y se levantó sin recibir respuesta alguna.

Kiseop no dijo nada. Simplemente se quedó callado, viendo como se iba. ¿Qué decir en un caso como este? ¿Me gustó como me lo chupaste? No, claro que no. Eso sería como si Kevin fuera su puta y no lo era. Era su amigo… ¿Cómo llegó a eso? Demonios… No se lo podía creer… ¿Es que acaso Kevin… sentía algo por él? No lo sabía. La cabeza le estaba dando vueltas y vueltas preguntándose mil cosas que podrían haber llegado a ese momento tan vergonzoso…

Se subió el bóxer y el pantalón, abrochándoselo y la verdad… es que ya había perdido interés en la película…

En cambio Kevin, fue al baño a solucionar su propio problema, que era grande. Se encerró en uno de los cubículos y no habiendo nadie, se bajó su pantalón y bóxer para ver un miembro felizmente erguido. Feliz porque eso lo había provocado Kiseop, su amigo… ¿o quizás algo más? No, no podía pensar en eso… Esto había sido un caso fuera de lo normal, casi irreal… ¿Qué pasaría desde ahora en adelante entre ellos? Solo esperaba que todo fuera normal, olvidando el momento incómodo…

1148807_1406104662942126_1967735403_n

Licencia de Creative Commons
En lo prohibido by MKiSS [Stephanie P. Cortés V.] is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://www.amor-yaoi.com/fanfic/viewstory.php?sid=104074&chapter=1.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en https://utopiakfiction.wordpress.com/2013/12/10/en-lo-prohibido-new-fanfic-capitulo-1/

22 comentarios en “En lo prohibido {Fanfic} {Capítulo 5}

    • jajaja fue escena de la nada, así que creo quedó bien. Y que bueno que te haya gustado, muchas prefieren el 2Seop y las entiendo, yo también xD jajaja
      Actualizaré lo más pronto que pueda ^^ ♥

      Me gusta

  1. Waaaaaa x Dios casi me infarto jajajajajajaja a mi me gustan todas lasperjas sea como sean, son tan sexys, uy en el cine es algo exitante, me encanto, x mi q Kiseop disfrute de ambos jajajajajajaja

    Me gusta

  2. :o No me esperaba vinseop pero no me quejo de echo me gusto xD
    el vinseop es mi segunda couple fav. de ukiss & que este incluida hace mejor el fic.
    En serio que no esperaba esto, en pleno cine que atrevidos >·<

    Me gusto mucho *-* Ya quiero el proximo porfis :3

    Me gusta

  3. Casi chillo por la infidelidad de Kiseop hacia AJ :( jaja ok no, estubo bueno el capitulo, sere sincera no soy amante del vinseop jaja pero estubo buno … Amo tu fic esta bien genial enserio TwT espero que actualices pronto :) saludos

    Me gusta

    • Gracias por tu apoyo y sí, lo sé, este fanfic trae un poco de infidelidad pero no creo que sea por poner cualquier cosa. Es para hacer más trama xDU Tampoco soy muy amante del VinSeop pero por alguna razón los tenía metido en la cabeza y tenía que sacarlo xD!
      Actualizaré cuando pueda ^^ ♥

      Me gusta

  4. No se pero creo que AJ merece tener una aventurita como Kiseop la tuvo (?) jaja, me gustaría y mas para que AJ le pagara con la misma moneda y se ponga celoso el mugroso primo :(, creo que nunca habia comentado, pero leo el fanfic y me gusta mucho<3, el 2seop es la cosa mas adictiva del mundo :G, y el Vinseop es lindo pero como amigos, entre pareja es demasiado niñita jajaja xD wtf? bueno me refiero a que ambos son tan mujeres de la cara que no se xD, prefiero un carita tierna con un carita rudo, ya ok me volvi loca.

    Me gusta

    • Jajajaj en eso del VinSeop, te entiendo, los parecieran niñitas pero tenía que darle la oportunidad en esta ocasión xD Veremos que pasa más adelante en la historia.

      En cuanto a lo de AJ, creo que también se merece la aventurita pero vamos a ver que es lo que hace xD

      Gracias a tí por pasar, leer y comentar y dar tu opinión al respecto. Es de gran ayuda ^^

      Te creo mucho de que el 2Seop es adictivo xL ♥

      Me gusta

¡Gracias por comentar! ♥

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s