Vuelo 0221 {Oneshot} {Único Capítulo}

vuelo0221(2)

Vuelo 0221 por Sajie. (c) Poster Sajie.
Leo x Ken. Oneshot. ATP. Yaoi. Romance.

Advertencias: Ninguna

Disclaimer: Los personajes que se mencionan en la historia se pertenecen a si mismos, lo único que me pertenece a mi por desgracia es la historia. Todo lo narrado es sin ánimos de ofender, con la única intención de entretener a quien lo lea. 

Nota de autora: Uuuuuuuuuuh, pues que se me ocurrió ésto. Todo sucedió mientras mi mejor amiga y yo teníamos un divague nocturno. Me ha quedado super… Meloso, meeeeeh whatever. Espero que la historia les guste y pues… ¡A leer!(?)

Vuelo 0221

 

“Pasajeros del vuelo 0221 con destino a Francia, favor de abordar por la puerta de salidas internacionales… Pasajeros del vuelo 0221 con destino a Francia, favor de abordar por la puerta de salidas internacionales…”

Una voz femenina proveniente de los altavoces resonó por toda la sala de espera del aeropuerto. Taekwoon, que se encontraba leyendo una revista el sofá más alejado de todos, se puso de inmediato de pie al escuchar que era su vuelo el que estaban avisando.

—Estúpido Jaehwan… —refunfuñó en voz baja. Dejó la revista de lado, tomó su chaqueta y comenzó a avanzar hacia la puerta de salidas internacionales.

—¡Wonnieeeeeeeeee! —la voz proveniente del menor llegó hasta los oídos de Taekwoon e incluso, hizo que algunas de las personas que se encontraban en la sala de espera voltearán a verle— ¡No te vayas, espérame! —seguía gritando aquel chico de cabellos cobrizos mientras corría detrás de su hyung.

—Llegas tarde —el mayor murmuró serio, sin detenerse siquiera ante los gritos del otro muchacho. Le observó por el rabillo del ojo, dejando salir su pesada respiración a través de las fosas nasales.

—Wonnie… Tengo necesidades. Tenía que ir al baño —alardeaba mientras trataba de seguirle el paso acelerado al mayor.

—Rápido Jaehwan-ah, tienes tu pasaporte contigo… ¿Verdad? —se detuvo en seco y le observó fijamente.

—¿Eh…? Mi pasaporte… —el chico tocó los bolsillos de su chaqueta por encima de la tela— ¡¿Dónde está mi pasaporte?!

—¡¿Perdiste tu pasaporte, imbécil!? —por primera vez en el día, levantó la voz. Nuevamente estaban llamando la atención de las personas que estaban cerca. En especial, la de una pequeña niña a la cual su padre llevaba en brazos y que al escuchar semejante grito, no pudo evitar clavar su mirada en la pareja.

—Naaaaaaah  —Jaehwan sonrió, mostrando la sonrisa más estúpida que tenía—, aquí esta… ¡Te engañé! —sacó el pasaporte de uno de los bolsillos para mostrárselo al mayor, pasándoselo de un lado a otro frente a los ojos.

El mayor le dio un fuerte golpe en la cabeza, incluso haciéndole tambalearse un poco. ¿Cómo pudo enamorarse de una persona así? Por Dios, era un tonto… Su novio realmente era un estúpido. Y esto, solo era el principio del viaje… Aún no salían del aeropuerto y Jaehwan ya le estaba sacando de sus cabales. ¿Podría realmente Taekwoon sobrevivir una semana con Jaehwan en un país que jamás habían visitado?

— O —

Febrero 19 de 2014; 22:15 HRS

—París, la ciudad del amor… La ciudad más romántica del mundo, la ciudad más…

—Cállate —Taekwoon interrumpió al menor. Era la vigésima vez que repetía eso desde que habían abordado el avión, de lo cual, ya habían pasado alrededor de unas cinco horas—, vas a despertar a todos… ¿Qué no ves que están descansando? ¿No te has cansado de repetir eso?

—Vamos, amor… —se colocó una voz ultra melosa. Recargó la cabeza sobre el hombro de su novio, aferrándose a su brazo— ¿Es qué  no te das cuenta de que todo esto es perfecto?

El mayor dio unos pequeños golpecitos sobre la cabeza del chico, como tratando de decirle “Sí, sí… Cómo sea.” Pero eso no fue suficiente para que el menor dejara de hablar, así que prosiguió con aquello que estaba diciendo.

—Mira, vamos rumbo a París, a celebrar nuestro tercer aniversario. Y… —hizo una pequeña pausa, como si lo siguiente que fuese a decir, fuera realmente relevante— estamos juntos, es nuestro primer viaje en pareja. ¿No estás feliz, Taekwoon? Y nuestro numero de vuelo… El numero de vuelo formaba la fecha de… ¿Taekwoon? —volteó a ver el rostro de su acompañante, solo para percatarse de que ya estaba dormido y que había estado hablando solo todo ese tiempo— Taekwoon… —dejo salir un suspiro, sabía que su novio estaba cansado, así que decidió no molestar mas por esa noche.

— O —

Febrero 20 de 2014; 06:25 HRS

El vuelo estaba por terminar, ambos chicos estaban por llegar a su destino. Ningún tipo de contra tiempo había surgido durante el viaje. Los primeros rayos de sol comenzaban a filtrarse por entre la cortina de la ventanilla del avión.

—Buenos días… —susurró el menor de los dos sobre la mejilla de su novio.

Un adormilado Taekwoon abrió solamente uno de los ojos, observándole fijamente. Segundos después volvió a cerrarlo, aún tenía sueño, los asientos del avión eran cómodos, pero nada se comparaba con dormir como Dios manda.

—Hyung… —Jaehwan volvió a hablar, esta vez un poco más alto— Despierta, creo que ya casi llegamos…

—Deja de molestar Jae… —se frotó los ojos, tratando de despejar un poco la vista.

—Hyung…

—¿Cómo sabes eso? ¿Cómo sabes que ya casi llegamos?

—Porque he contado las horas, no debe faltar mucho… París está cerca, hyung —una sonrisa amplia se formo en su rosto. Jaehwan realmente estaba emocionado.

—Tonto… —susurró para sí mismo, de manera que el otro chico no pudiese escucharle.

Minutos más tarde, la voz del piloto se escuchó por los parlantes. Llamó a todos los pasajeros, diciendo que estaban a punto de aterrizar y que debían colocarse los cinturones de seguridad. Todos los pasajeros atendieron las indicaciones. Taekwoon se encargó de colocarle el cinturón de seguridad a su novio y éste, le sonrió en agradecimiento.

—Vamos, Jaehwan… —el mayor de ambos chicos se levanto de su asiento, ya había llegado el momento de descender del avión— Y deja esa almohada ahí.

—Pero… Quiero quedarme con la almohada —decidió que tal vez si ponía una mueca tierna, su novio accedería, así que formo un puchero en los labios.

—¿Para qué quieres una maldita almohada de avión? —se giró para encarar al otro chico, quién se encontraba abrazando aquella almohada como algo realmente valioso.

—Es la almohada de nuestro primer viaje juntos… —se le escapó una risita cuando Taekwoon suspiro bajo, él sabía que esa acción tenía un significado. El más grande se estaba rindiendo y podía quedarse con la almohada.

— O —

Febrero 20 de 2014; 13:10 HRS

Era su primer día en la ciudad. Taekwoon insistía en ir en taxi, mientras que su novio quería viajar en metro. Taekwoon sólo quería beber café de Paris, Jaehwan quería visitar uno de los mejores restaurantes. Taekwoon quería visitar museos, su novio quería ir al cine. Parecía que no coincidían en nada y eso estaba frustrando al mayor de ambos chicos.

—Podemos hacer todo, tenemos muchos días —hablaba Jaehwan mientras se llevaba a la boca el último trozo de tartine que habían comprado en una cafetería cercana. Ambos estaban caminando por lo que parecía, una de las calles más visitadas de París. Había una gran cantidad de árboles enmarcando la acera.

—Sí —sólo asentía como aprobación a las ideas del chico. Lo único que quería era verlo feliz, aun si no podía visitar los museos por acompañar a su novio al cine; todo eso estaba bien si Jaehwan le iba a regalar una sonrisa a cambio. Quería verlo sonreír de esa manera tan linda como normalmente lo hacía y compartir en su totalidad el viaje con él. Después de todo, era un viaje de aniversario, debían hacer todo juntos.

—Me duelen las piernas. ¿Por qué no podemos regresar al hotel? —se sentía cansado, esa mañana al llegar de viaje solo se dieron tiempo para ducharse, dejaron las cosas en su habitación y salieron a la ciudad. Todo a insistencia de él mismo, que le repetía a su novio que no debían perder ni un solo segundo.

—Por que fuiste tú quien dijo que saliéramos a conocer París.

—Pero ahora quiero regresar a dormir.

—No.

—¿Por qué no, hyung?

—Porque no.

Todo eso le recordaba a Taekwoon, la celebración de su primer aniversario. Jaehwan siempre tan acelerado, tan tonto. Aquel año, el menor le pidió que le llevara al parque de diversiones y aunque él no quería eso, terminó accediendo por tanta insistencia de su novio.

Después de pasar todo el día montados en juegos mecánicos, el menor cayó rendido. Sí, se quedó dormido cuando estaban sobre el carrito de la montaña rusa. ¿Quién demonios se queda dormido encima de la montaña rusa? Ni un sólo movimiento lograba despertarle. Al principio, Taekwoon pensó que Jaehwan se había desmayado, pero cuando trato de despertarlo, el menor solo musitó: “Deja, tengo sueño, no molestes.” Y entonces, sintió que quería matarlo, no estaba  desmayado, en verdad se había quedado dormido.

Aquella tarde, tuvo que cargar a su novio como si fuese un bebé… Aunque un bebé de bastante peso.

— O —

Febrero 20 de 2014; 19:40 HRS

—Así que ésta es la famosa torre… —comentó Jaehwan al estar al pie de la Torre Eiffel— Uuuuuuh, de lujo —observaba por todos los ángulos posibles, estaba sorprendido. Tomaba más de dos fotos por minuto, algunas a la hermosa estructura frente a ellos, pero la mayoría de las fotos se las sacaba a Taekwoon distraído—. ¡Es muy grande!

—Claro, ¿qué esperabas? —una pequeña sonrisita se formo en sus labios, cosa que Jaehwan no desaprovechó y presionó el botón de la cámara, capturando el momento— Deja de tomarme fotos, Jaehwan…

—¡OOOOOOOOOOOOOOOH! ¡VAYAMOS A LA CIMA! —señaló a unas cuantas personas que estaban subiendo al ascensor de la torre.

—¿Qué? No… Yo no voy a subir.

—Por favor, Taekwoon… ¡Sube conmigo!

—Jaehwan-ah… No hagas esto. Odio las alturas —cerró los ojos unos momentos, la sola idea de imaginarse en lo más alto de la torre le causaba nauseas—. Jae… Está obscureciendo… Regresemos mañana ¿Sí?

—¿Si volvemos mañana, subirás conmigo hasta lo más alto?

El mayor dejo salir un suspiro pesado.

—L-lo prometo…

— O —

Febrero 20 de 2014; 23:50 HRS

Después de visitar algunos otros lugares, ya era hora de regresar al hotel. Claro que existía una razón más ecuánime por la cual Taekwoon no había querido que volvieran antes. Tenía una sorpresa para su novio, algo que habla planeado desde que estaban en Corea…

Avanzaron hasta su habitación, recorriendo los pasillos del hotel. El chico de cabellos cobrizos arrastraba los pies por el cansancio. Al llegar a dicho lugar, él mismo pudo percatarse que la puerta estaba abierta, notificándoselo de inmediato a su novio.

—Taekwoon… La puerta de la habitación está abierta —anunció el chico, deteniéndose frente a ésta. El mayor se encontraba a su espalda—. ¿Nosotros la dejamos abierta?

—Uh… No, yo mismo la cerré al salir.

—¡¿Entonces?! —observó el número de la habitación que estaba grabado en letras color oro en la puerta— ¡1001! ¡Sí es nuestra habitación!

—No grites… Entremos, tal vez no nos falte nada. —le tomó de la cintura, empujándole hacia el interior de la habitación.

El pequeño terminó de abrir la puerta. La habitación estaba obscura, únicamente iluminada por unas pequeñas velitas que alumbraban el pasillo que iba desde la puerta de entrada hasta la cama que ocuparían.

—Hyung…

—Jaehwan…

Recorrieron juntos el camino hasta la cama, sin decir ninguna otra palabra.

Jaehwan sonrió como tonto al ver lo que había ahí. Sobre las sabanas de la cama, pequeños trozos de chocolate formaban el numero “0221”. Se sentía conmovido, jamás imagino que Taekwoon, con el carácter que poseía, fuera capaz de planear algo como aquello.

— O —

Febrero 21 de 2014; 00:00 HRS

El contador marcó ceros. Las doce campanadas del reloj que se encontraba en el living de la habitación hicieron eco en todas las paredes.

—Feliz vuelo 0221… —Taekwoon se acercó al menor, hablándole en voz bajita cerca del oído.

—Tú… ¡Te diste cuenta! —rodeó la cintura del mayor con ambos brazos, atrayéndole hacia él. Le beso suave, con calma.

—Me di cuenta… —asintió sin separarse del chico, musitando aquellas palabras sobre sus labios.

—Feliz aniversario…

—Feliz aniversario, Jaehwan…

FIRMA2

Licencia Creative Commons

Vuelo 0221 por Sajie [Stephanie Arizmendi] se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
Basada en una obra en https://utopiakfiction.wordpress.com/2013/12/13/vuelo-0221-oneshot-capitulo-unico/ ‎.

Anuncios

15 comentarios en “Vuelo 0221 {Oneshot} {Único Capítulo}

  1. asdgsddffdahs!!! *corre como loco por todos lados agitando las manos en alto* Demasiado para mi corazonsito de shiper(?) >w< *funde el botón de me gusta* :3
    Hahaha, ahora en serio Anni, ame como reflejas la personalidad de ambos, me rei mucho!
    Además es como si me hubieras leído el pensamiento, yo tambien los veo asi!!! Cx
    En fin, me encanto, definitivamente un buen One Shot q leería una y otra vez ^ ^ *le da al botón de favoritos* C:

    ~~ 1° en comentar!!~~

    Me gusta

    • ¡Neeeeeeeeeeeeeeri! A veces siento que eres mi lector numero uno… Hahahahaha. Muchas gracias por leerme, por leer todas y cada una de las cosas que escribo. También gracias por siempre dejarme tus bonitos comentarios<3. Me hace feliz que te haya gustado tanto °^° *quiere llorar*… ¡Muchas gracias por todo el apoyo! ^ ^ Un abrazotototototote♥.

      Me gusta

  2. Excelentemente bien redactado y simple. Rápido de leer y divertido.
    Además que no era tan fluffy como pensé, sino que lo justo y necesario.

    Btw, sus personalidades las has marcado bien; muy bien.

    Gracias por la buena lectura. Esperaré por más.

    Saludos.

    Me gusta

¡Gracias por comentar! ♥

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s