Al amanecer {One shot} {Capitulo único}

1421601_435059549949840_986925427_n

 

 

 

 

Título: Al amanecer

Autora: Celine

Género: Romance, Drama, Erótico.

Categoría: Hetero

Grupo: MBLAQ

Clasificación: +18

Disclaimer: Cualquier parecido a la realidad es mera coincidencia.

Nota de Autora: Si dejas tú comentario con tu opinión me ayudas mucho a mejorar y siempre, siempre te lo voy a agradecer ♥.

 

Al amanecer.

 

Miro la habitación decorada en tonos grises y blancos. La luz de la media tarde entraba por la ventana llenándola apenas de luz. Sentado al borde inferior de la cama, tenía los pies descalzos y las manos en el regazo. Recordaba todo lo que había pasado hacia apenas unas horas.

Todavía tenía el traje del día anterior. El pantalón negro, arrugado, con un poco de polvo. La camisa blanca arrugada y desabotonada hasta la mitad; la corbata estaba mal hecha colgando de su cuello. Y  lágrimas caían por sus mejillas al saber que ya todo había terminado.

En su mente repasaba cada una de las palabras que le había dicho y no podía entender que era lo que había estado mal; intento recordar todas y cada una de sus actitudes y sus actos. Nada. En el último mes el amor de su vida había estada cada día más distante y no sabía porque, tampoco tenía la valentía suficiente para preguntárselo, mas tarde Akari iba a echárselo en cara diciéndole que no tenía interés en ella, pero no era así, simplemente había sido un cobarde.

Había escuchado que algunas personas decían que el sexo de reconciliación era lo mejor, y que después de eso, todos los problemas que pudiesen haber existido se olvidaban, porque el amor rejuvenecía y fortalecía, pero fue todo mentira, Seungho lo había experimentado de propia mano; después de hacer el amor dos veces con Akari, la madrugada anterior, se había dado cuenta de que, a pesar del amor que Akari le profesaba, el destino les tenía preparado algo diferente a lo que les había hecho creer por años. No podrían estar juntos, no eran el uno para el otro.

Se levanto de la cama, se llevo las manos a los botones de la camisa y termino por quitársela, lo mismo hizo con la camiseta y el pantalón. Camino hasta el baño solo en bóxers. Entro, se miro al espejo, se recargo en el lavabo. Abrió la llave y tomo el agua que salió entre las manos para después echársela en el rostro; el agua fría resbalo por su rostro, despertando en el todas las sensaciones que había ocultado en su largo camino a casa, le recordó el frio comportamiento de Akari cuando salió de su cama, regreso a él la fría mirada que su pequeña le había regalado antes de salir por la puerta del dormitorio. Volvió a sentir la tristeza y la ansiedad, volvió a llorar.

Termino por desnudarse y se metió a la ducha, abrió la llave de agua caliente y dejo que lo mojara por completo.

El agua caliente lo baño y el vapor se extendió por toda la habitación. La respiración de Seungho cada vez era más fuerte, estaba molesto, triste; se sentía furioso con el mismo. Recordó…

 

—No tengo humor de discutir, Seungho — Akari se giro y concentro la mirada en el televisor, estaban las noticias de la tarde noche, no estaba prestando atención pero tampoco se la estaba prestando a su novio.

—No quiero discutir, Akari. Quiero saber porque no llegaste a donde quedamos de vernos, pudiste haberme avisado. Espere ahí casi una hora — continuo Seungho con sus reclamos, casi parecía rogar por una respuesta, aunque no tuviera sentido.

—…no tenía ganas, hace frío y tuve un día muy difícil ¿Qué es tan complicado de entender? — respondió Akari, la molestia se reflejaba en su rostro. Para el…todo, no comprendía nada de lo que pasaba. Una vez más contuvo las ganas de llorar y de decirle a Seungho que ya no sentía nada por él.

—Todo, Akari, todo. Tienes días tan distante de mí, tan lejos. Me siento solo y ya no se que mas puedo hacer — se arrodillo frente a Akari, la miro a los ojos, coloco las manos sobre las piernas de su amada — Nada de lo que yo sé funciona, ¿Qué debo hacer? — las lagrimas hicieron su aparición.

—Seungho… — Akari no sabía cómo decirlo, la verdad le rompería el corazón.

 

Quizás fue el sentido común de Seungho el que le indico que ya todo estaba estropeado. No lo sabía a ciencia cierta pero supuso que debía demostrarle cuanto la amaba. Se inclino hacia ella, la miro a los ojos fugazmente pero sin restarle importancia a la mirada, con toda la intensidad del que fue capaz…con todo el amor. La beso.

 

No fue rápido, no fue impetuoso. Era amor, lo que sentía correrle por las venas, era amor y miedo. Miedo a perderla para siempre; no se rendiría. Lo daría todo. Akari lo recibió con gusto, siempre le habían gustado los besos de Seungho, siempre la había gustado la manera en la que la besaba y la manera en la que la hacía sentir. Por eso y por muchas cosas más tenía miedo de decirle que no lo amaba más. Lo extrañaría.

 

Akari coloco sus manos en la nuca de Seungho, se aferro a el, era la última vez.  Las manos de Seungho viajaron por los muslos de Akari, por debajo de la falda, pendientes de la suavidad de su piel. Lentas y seguras llegaron hasta las caderas de la chica, ella abrió los ojos. ¿Debía dejar que eso pasara? Su cerebro dejo de pensar y le encargo toda la responsabilidad a la pasión. Aun la seguía volviendo loca.

 

Seungho continuo con el beso, estaba vez estaba erguido y Akari estaba casi colgada de él. La tomo entre sus brazos y la levanto del sofá, Akari enrollo las piernas en las caderas de él. Aquel beso amoroso con el que habían empezado ya no existía mas. Ahora era todo pasión y desenfreno.

La recostó en la cama, se aflojo el nudo de la corbata. Camino hasta la ventana para cerrar las cortinas, nunca le había gustado el público cuando le hacía el amor a su chica; volvió a ella y se coloco encima, la miro a los ojos, acerco los labios sedientos de amor, “Te amo” le susurro.

Akari no dijo nada. Llevo las manos hasta el botón del pantalón de Seungho y lo desabotono, intento bajarlo sin mucho éxito, el se irguió y le ayudo. También desvistió a su chica dejándola únicamente en ropa interior. Akari sintió un escalofrió. Era la mirada de Seungho.

—Te necesito dentro de mí, ahora — la firmeza de la voz de Akari le éxito. Seungho se bajo los bóxers y tomo su miembro ya duro con una mano.

Las piernas de Akari estaban separadas, su sexo lucia brillante y listo, Seungho la penetro sin dejar de mirarla a los ojos. Ella estaba casi en cielo, encantada por la sensación. La llenaba por completo, la estremecía.

Seungho le quito la blusa y el sostén. Los senos de Akari hicieron su aparición, hipnotizando al chico. Los beso, los acaricio y la hizo estremecerse aun mas, Akari no sabía cuánto más podía soportar. Fue entonces cuando se dio cuenta de que Seungho no se estaba moviendo dentro de ella. ¿Cómo podía disfrutar tanto? “muévete” le ordeno y Seungho obedeció. Se movió lento y seguro. Gimió y casi grito, lo contuvo. Akari jadeaba, la estaba matando del placer, arqueo la espalda y tuvo su primer orgasmo. Cambio la posición. Ella arriba, recargada con los brazos hacia atrás en los muslos de Seungho. Movió las caderas en círculos y Seungho estimulaba su clítoris con lentitud; la tenía gritando.

—Voy a terminar — le advirtió el a la chica de cabello lacio, estaba perdido en el vaivén de los pechos de Akari. La amaba.

—Termina dentro — Seungho no era nadie para negarle nada.

Una embestida más, otra y otra. Termino. Se derramo dentro de ella como nunca antes, le había hecho el amor como jamás lo habría imaginado.

Akari estaba rendida, recostada en el colchón, con el cabello esparcido entre las cobijas. Lo miro. No entendía como el amor se había terminado pero el sexo jamás lo olvidaría.

—Hagámoslo de nuevo — le pido Akari.

Seungho la tomo por el vientre y la recargo en la cabecera de la cama. Akari se encontraba de rodillas dándole la espalda a su chico. Seungho le aparto el cabello de la espalda y la penetro desde atrás con fuerza. No se sentía cansado, se sentía como poseído por la belleza de Akari; se aferro a ella tomándola por los senos y jugó con sus pezones ya de por si duros.

Le beso el cuello y volvió a terminar entro de ella.

 

***

 

—Olvídalo Seungho. Ya nada es lo mismo, ya no siento nada — Seungho no lograba recordar alguna otra ocasión en la que hubiese llorado con tanta intensidad, pero menos aun que le hubiera dolido tanto.

—¿Y lo que paso hace rato? ¿Eso que fue…lo fingiste? — Akari lo miro con frialdad. Termino de ponerse la falda y el suéter en silencio.

—No fingí, lo de hace rato fue perfecto, pero fue solo sexo. ¡Seungho, ya no te amo! — grito Akari con furia. Solo quería salir de ahí para poder llorar a solas. La imagen de Seungho desnudo la estaba descontrolando.

 

 

Cerro la ducha, tomo la toalla del mueble y se seco por completo. Se envolvió la tela húmeda en la cintura y salió del baño con el cabello aun húmedo. Aquella chica lo había sido todo para el…Durmió.

El amanecer se estaba haciendo presente, igual que día anterior cuando había despertado junto a Akari y junto con la falsa idea de que todo se había arreglado. Se desperezo y se levanto de la cama. Alguien tocaba a la puerta.

—Al amanecer…siempre seré tuya — dijo ella en un susurro. Seungho podía vivir con eso.

 

1395070_425508144238314_2068964677_n

 

 

 

6 comentarios en “Al amanecer {One shot} {Capitulo único}

  1. :O quede congelada con el final (? ajajja XDD woooooo eso fue increible!!! me encanto este fic ^^ fue triste pero sexy y… skdagdahsd sin palabras XD buenisimo!! te felicito te quedo hermoso ♥

    Me gusta

¡Gracias por comentar! ♥

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s