My Only Possession… {Fanfic} {Capítulo 9}

MOP-001

Disclaimer: Los grupos se pertenecen a sí mismos, como a sus agencias. Cualquier coincidencia con la vida real u otro fic, es mera coincidencia. Esto es sin ánimo de lucro.

Nota de la Autora: Había prometido subir este capítulo el mismo día que el capítulo anterior, pero pasaron algunos contratiempos xP Bueno, en este cap, trata más de la curiosidad de Kevin en cuanto… a lo que hace su primo por las noches, al igual que Dongho. También, estos dos se acercan poco a poco y resuelven dudas entre ellos y más, sobre las investigaciones que han hecho cada uno. Espero les guste ^^! y nos veremos en otra ocasión para el capítulo 10! ♥

Twitter

Capítulo 9: Un nuevo juego y las nuevas visitas II.

La tarde se disfrutó muchísimo y había llegado la noche.

Kevin se ofreció a comprar cosas para hacer una cena. Kiseop había aceptado ganándose el enojo del gato por que a él nunca le quería recibir nada. Kevin llenó de cosas como para un año y el ángel se enojó con su primo. Este solo le convencía de que el dinero, también era suya. Le correspondía y Kiseop no sabía si estar agradecido o no.

Después de todo, decía la verdad, pero tampoco quería ser un tipo de caza fortunas. Y pensándolo bien, con el solo hecho de estar con AJ, ya era uno. Otra vez llegó a su mente el problema de que si era algo pasajero… Estaba decidido a preguntárselo al gato en algún momento.

Conversaron por horas y Dongho siempre era incentivado por AJ. Kiseop suponía que lo veía como a un hermano pequeño, lo cual le enterneció. En cambio Kevin, siempre lo veía con odio… A su parecer, si Dongho era nieto del abuelo, no debería de ser tan malo con él. Después de todo, es de la sangre o media sangre. Eso no le importaba a Kiseop, ya que no era juez para declarar lo bueno y lo malo.

Kiseop y AJ, apoyaron la decisión de que Kevin dormiría con el pequeño en la habitación. Este se dio por vencido y aceptó. Las cosas se solucionaban hablando, pero Kevin no lo haría. En todo caso, Kiseop le advirtió que tenía que hacerlo. Así que a regañadientes dijo que intentaría hacerlo…

Por otra parte, el gato no quiso irse y llamó a Eli para que no se preocupara y que estaría en casa de Kiseop.

Eli sentía que esa relación iba en serio. El único problema era que su padre es muy estricto y estaba en contra de ciertas relaciones. Hasta llegaría al extremo de mantener conversaciones con otras familias para organizar un matrimonio arreglado. Por suerte, a él no lo controlaba y le dejó bien en claro sobre todo lo que iba a hacer. Que era ocuparse de la empresa. Más de eso, no lo podía obligar a nada. Ocuparse de la empresa era algo de lo que no se podía quejar ya que iría para el próximo heredero. A ciencia cierta, no sabía si era él o su hermano, pero podía serlo por ser el mayor. AJ todavía era un chico que debía aprender más y si fuera controlado por su padre, sufriría mucho, de eso estaba seguro…

Kiseop se tuvo que resignar a que AJ se quedara en casa y el lugar más cómodo para dormir, era en el sofá. Él optó por el más grande y mandó al gato a dormir en el más chico. Hizo tanto berriche el gruñón que no tuvo más opción que hacerle un espacio en el mismo sofá. Kiseop mirando hacia el respaldo en el rincón y AJ en la orilla, haciendo cucharita y bien pegaditos para estar más cómodos.

─Jaeseop ─susurró.

─¿Dime? ─este lo abrazó de la cintura, acercándolo más a su cuerpo y respirando el olor tan agradable de su ángel.

─Deja de hacer eso, ¿quieres? Tenemos que hablar… ─se removió pero AJ no lo soltaba.

─Está bien, yo me quedo quieto y tú hablas… ─dijo cerrando los ojos. Kiseop estaba un poco nervioso pero tenía que hablar, sincerarse en este tema, porque disfrutar el presente no era malo, pero el futuro…

─Esto… ─tomó aire y lo dejó salir como un suspiro ─. ¿Esto va en serio?… ─tenía miedo de la respuesta de AJ.

─¿Lo de nosotros? ─vio como Kiseop asentía ─. Claro que va en serio, ¿por qué lo preguntas?

─Esto es algo que vengo pensando hace algunos días… ─esperó un momento y comenzó a hablar ─. Está bien vivir esto ahora, pero… ¿qué pasará con nosotros en el futuro? A mi parecer, es posible que no haya un futuro alguno… ─esto era algo que AJ no veía venir. De repente sintió miedo, no quería alejarse de su ángel. Él era todo para su vida, sin él sería el mismísimo muerto viviente y por como hablaba, parecía que quería dejarlo.

─No digas eso. No me puedes dejar, no puedes… ─Kiseop percibió en su voz, miedo, miedo de que lo dejara ─. Kiseop, tú eres mi vida ahora. Yo sin tí sería la cosa más miserable del mundo. No quiero que te alejes de mí. Si algún día llegaras a pensar que estás haciendo bien en dejarme, yo…

─No estoy… No estoy diciendo que te voy a dejar… Solo estoy pensando en lo que podría pasar. Ahora estamos bien, ¿no? Pero qué pasará si no hay futuro, tendríamos que enfrentarlo solos igualmente.

─No, no puedo.

─Sí puedes. ¿Cómo has vivido todos estos años? Claro que puedes.

─Pero ahora es diferente. Estás tú y yo quiero vivirla contigo.

─Sabes como son las cosas de familia…

─¿Tienes miedo por lo que digan ellos? ¿Es eso? ─se apoyó en un codo para mirar a Kiseop desde arriba ─. Mi hermano me apoyaría, mi padre quizás no, pero soy un hombre mayor, puedo hacer con mi vida lo que se me venga en ganas ─aseguró.

─Pero… ─y este miró a AJ a los ojos.

─Nada. Yo… te amo y haría lo que fuera para que no te vayas de mi lado. Eres mi ángel y siempre tienes que estar cuidando de mí ─sonrió levemente.

─Sin embargo, eres tú el que me cuida. Que contradictorio, ¿no? ─igual sonrió.

─Los dos nos cuidamos. ¡Al diablo lo que diga el mundo! ─gritó bajo pero tan gracioso que hizo reír a Kiseop ─. Así me gusta. Me gusta verte sonreír, no triste… ni enojado ─hizo un puchero.

─Tú eres el que me hace enojar con tantos arrebatos que tienes. Me saldrán canas a temprana edad.

─¡Ups! Al parecer está saliendo una ahora ─y le tiró un cabello, pero en realidad no tenía nada.

─¿En serio? Entonces debo gustarte menos, soy un pelo más viejo.

─Es broma, pero no me importa lo que digas. Me gustas de todas las maneras… ─metió una mano entre el pijama de Kiseop y este trató de quitárselo.

─No seas idiota, recuerda que hay visitas ─estaba ruborizado. A AJ Le encantaba verlo así, pero lo quería ver más rojito aún.

─No me importa… ─y apretó uno de los pezones, sacando un gemido de Kiseop, quien se tapó la boca con una mano ─. Te excita esto, que tengamos sexo mientras hayan visitas, ¿verdad? ─bajó la mano metiéndolo en el pantalón del pijama y el miembro de este ya estaba erecto ─. Al parecer, la respuesta es un sí… ─acercó su boca al lóbulo de la oreja y comenzó a lamerla. Luego a su cuello y sacando la mano de su boca para besarlo. Este gemia con cada toque le daba y más cuando lo masturbaba.

─Jae… ─Kiseop tenía miedo de hablar y que así se le escapara un gemido sonoro. Le excitaba más cuando AJ lo besaba, recibiendo cada gemido y suspiro.

─Mmmm… Ya estás mojado… ─sintió el pre-semen salir y mojó sus dedos para luego dirigirlos a la entrada de su ángel. Le abrió las piernas y metió dos dedos en su interior.

─Uhmm… Jae… no seas tan bruto… ─AJ no le hizo caso y metió los dedos más adentro, lo que provocó que Kiseop gimiera aún más fuerte y por reflejo, este tapó la boca con su mano.

─Shhh… Harás que nos descubran… ─siguió moviendo los dedos en el interior y su ángel se movía contra su mano. Parecía ya estar listo para él ─. Voy a entrar… ─le susurró en el oído, mientras bajaba el pijama de ambos. Entró lentamente… Era tan estrecho como siempre, tanto que sentía se correría a penas entraba en esa entrada. Ese interior envolvía cada parte de su miembro, era fascinante ─. Ahhh… Kiseop… eres tan perfecto… ─al poco después, comenzó a moverse despacio.

Kiseop se sentía morir. Estar entre sus brazos se estaba convirtiendo en verdadera adicción. Si lo pensaba detenidamente, no se imaginaba una vida sin él. Sufrirían los dos, los dos tenían miedo de no tenerse el uno al otro. No quería dejarlo, pero… No, no quería pensar en eso. Solo se dejaría llevar por este momento y de lo que viniera. Ambos se amaban y eso era lo que importaba ahora.

Sacó la mano de su gato de su boca. Sentía que se ahogaba…

─Jaeseop… ─y de la nada, salió unas lágrimas de sus ojos. AJ se detuvo.

─No llores… ─besó cada lágrima que recorría en ese rostro hermoso ─.Yo te amo. No lo pienses mucho, vivamos el ahora y enfrentemos lo que se viene en el futuro, ¿está bien?

─Sí… ─estaba feliz. Después de todo AJ lo quería de verdad, no era usado como pensaba en un principio. Lo besó levemente y AJ lo intensificó. Arremetió un poco más rápido en su interior, como si estuviera desesperado… Y no lo negaba, él también lo estaba. Nunca se cansaba de él.

─Aaahh… ─el interior de Kiseop era tan delicioso para AJ. Era como una droga de la cual nunca se podría rehabilitar ─. Me encantas Kiseop… ─esas palabras hacían estremecer al nombrado y sentía el orgasmo cerca. También el que seguía moviéndose, sintiendo el interior estrecharse aún más. Tomando iniciativa del momento, AJ tomó el miembro de su ángel, asimilando el movimiento de las embestidas ─. Vamos Kiseop, dámelo…

Kiseop se liberó al fin de la exquisita sensación, corriéndose en la mano de AJ y sintiendo como este se corría en su interior, llenándolo completamente. AJ sacó la mano llena de esa sustancia blanquecina y se le ocurrió algo.

─¿Debería probarlo? ─mostrándole la mano a Kiseop.

─¿Estás loco? Sabe raro… ─recordando cuando se corrió AJ en su garganta. Se ruborizó.

─Tú hiciste lo mismo…

─Bueno, yo tenía “hambre” en ese momento… ─se avergonzó de las palabras salidas de su boca. AJ puso cara de sorpresa.

─Entonces debería… ─lamió su mano completamente ─. Mmm… No sabe tan mal…

─Eres un pervertido…

─No más que tú ─le sonrió y lo besó en los labios, traspasándose esa sustancia blanquecina por los labios y por sus lenguas, el sabor se sentía mejor en sus bocas.

De pronto, escucharon a alguien bajar las escaleras. Se quedaron callados de inmediato. Cuando se dieron cuenta que Dongho llamaba a Kiseop en pequeños susurros, el aludido no sabía si responderle o seguir callado. Optó por la primera opción.

─Dime, Dongho… ─daba gracias de que su voz volviera a la normalidad.

─Ehmm… ¿Puedo sacar algo para comer? ─Dongho esperaba no haber interrumpido algo.

─Claro, estás como en tu casa ─habló lo más normal que pudo porque el gato, de la nada, comenzó a mover sus caderas paulatinamente ya que todavía seguía en su interior. Le golpeó el brazo. Menos mal que el pequeño ya no estaba cerca ─. ¿Quieres quedarte… quieto? ─le regañó por lo bajo.

Dongho pasó directo a la cocina. Sacó un yoghurt con cereales, eso estaría bien para la noche. Cuando estaba de camino a las escaleras, escuchó algo raro en la sala…

─Me gusta… estar dentro de tí… ─ese parece que había sido AJ. Se sonrojó por completo y caminó de largo, tapándose los ojos con una mano.

─Perdón por la interrupción… ─dijo y se fue corriendo escaleras arriba.

─No, Dongho. No es lo que… ¡Idiota! ¡Te dije que te dejaras de mover! ─escuchó decir a Kiseop y comenzó a reír bajito.

Entró en la habitación y ahí estaba Kevin, durmiendo suponía él. Sabía que lo odiaba, pero no creía que era para tanto. También se odiaba a sí mismo aunque no era culpa suya, sino de su madre, o eso es lo que pensaba… Para calmar las tensiones, quiso bromear con lo que estaba pasando en el primer piso.

─Ufff… está caluroso allá abajo… ─Kevin escuchó y dio un salto en la cama. Dongho se sorprendió tanto que saltó del susto.

─¿Dónde? ─tenía curiosidad. Quería ver a su primo en acción.

─En la sala… Escuché algo como…: “Me gusta estar dentro de tí” o algo así ─dijo, sin darle tanta importancia.

─¡No puede ser! Voy a verlos ─entusiasmado, salió de la cama. Dongho le llamó la atención.

─¡¿Qué?! No puedes hacer eso.

─Claro que puedo, soy el primo y solo echaré un vistazo ─abrió la puerta e inconcientemente, Dongho también lo siguió.

Bajaron lentamente las escaleras, sin hacer ruido y se dirigieron hacia la sala. Para su suerte, la vista del sofá era clarísima y los que estaban en él, miraban hacia el lado contrario. Vieron como Kiseop era montado por AJ y escuchaban como este gozaba y le pedía que fuera más rápido, a lo que el otro obedeció de inmediato. Los dos lo estaban disfrutando.

─¡Lo está…! ─Dongho tapó la boca de Kevin para que no los descubrieran y este sacó la mano para poder hablar ─. Lo está montando…

─Sí, eso ví ─dijo Dongho por lo bajo ─. Mejor vámonos de aquí.

─No, yo quiero ver más… ─pero fue arrastrado por Dongho escaleras arriba. Llegaron a la habitación, cerró la puerta y soltó a Kevin.

─¿Acaso te gustaría que Kiseop te viera teniendo sexo? ─le dijo el pequeño casi irritado, hasta aparentaba ser el mayor.

─Bueno, la diferencia es que a mí no me importa si me ven.

─¿Qué? Eres un pervertido, Kevin.

─Es mi naturaleza ─dijo con sutileza y se dirigió a la cama.

─Seguramente esa cama debe estar lleno de fluidos… ─bromeó, aterrando a Kevin cuando justo estaba por acostarse.

─¿Qué? Imposible. Kiseop es muy limpio ─aseguró.

─Bueno, hay que averiguarlo… ─comenzó a buscar una cosa en su bolso y lo encontró ─Aquí esta, luz ultravioleta ─dijo entusiasmado.

─¿Llevas eso a todos lados? ─dijo un Kevin sorprendido.

─No, pero servirá en esta ocasión ─sonrió de oreja a oreja. Se acercó a la cama y sacaron las tapas de encima. Prendió la luz y comenzó a pasarla por toda la cama. Impactados estaban por la gran cantidad de fluidos que habían en ella. Revisaron las tapas anteriormente quitadas y también tenía, pero muchos más ─. ¿Viste? Y tú durmiendo como si nada ahí ─se burló el pequeño.

─¡Puaj! ¡Que asqueroso…! ─Kevin comenzó a moverse frenéticamente como si con eso se quitara todas esas cosas en su ropa ─. Ellos sí que son pervertidos. No les da vergüenza pasarle una cama llena de fluidos a los invitados… ─dijo todavía con cara de asco.

─Quizás sea… su naturaleza… ─dijo sarcástico el pequeño.

─Debe ser de familia ─dijo Kevin haciendo referencia a Kiseop y a él.

─¿Te puedo hacer una pregunta?…

─Sí, claro… ─dejando de lado el hecho, comenzó a buscar algunas mantas en el clóset. Sabiendo lo que había en esa cama, no volvería acostarse ahí.

─¿Por qué me odias? ─Kevin se paralizó con esa pregunta. Y si él se hacía esa pregunta, tampoco sabía el por qué. Solo sentía odio porque a su primo lo echaron y luego lo trajeron a él como si nada. Si era en lo personal… no lo odiaba…

─No te odio… ─dijo sincero y siguió en su búsqueda, hasta encontrar dos y acomodarse al lado de la ventana.

─He visto como me miras. Seguramente siempre andas pensando que soy un bastardo… ─el pequeño agachó la mirada ─. No es mi culpa que el abuelo me llevara a tu familia. Ni siquiera sé por qué soy el nieto…

─Yo sé… ─respiró profundamente ─. Yo sé que no es tu culpa… Es del viejo ese que tenemos por abuelo, pero… supongo que… ─no sabía en realidad que decirle ─… No sé…

─Solo dime lo que sientes de corazón ─lo observó.

─Cuando echaron a mi primo y a mi tía… sentí un odio hacia el viejo. No sabía en que desquitar esta rabia que tenía, pero cuando llegaste tú… ─lo miró a los ojos sincerándose ─. Cuando llegaste tú, asimilé que eras el motivo por el cual Kiseop se había ido de la familia…

─Ahora entiendo… ─entendía por qué Kevin lo odiaba y respetaba su decisión ─. Te quiero contar algo… y espero no me odies…

─Dime.

─Estoy… investigando a tu familia… ─eso sorprendió a Kevin, pues él estaba haciendo lo mismo ─. Más bien, mi sirviente lo hace… Solo quiero saber el motivo del por qué estoy ahí. No entiendo algunas cosas y ya han pasado cuatro años y todavía no sé nada, lo cual me tiene desesperado… ─bajó la mirada y comenzó a sollozar ─. Según mi padre, mi mamá es la culpable, pero en todos los datos hasta el momento, no coinciden en ninguna parte… ─Kevin se dio cuenta que no estaba siendo justo con el pequeño. Lástima, eso era lo que sentía por él. Se acercó y lo abrazó fuertemente.

─No llores, pequeño… ─lo mesía como si de un bebé se tratara ─. En la vida siempre hay respuestas y… creo que también tengo algo que contarte… ─suspiró ─. Estoy haciendo lo mismo que tú. Solo es para encontrar respuestas diferentes a las tuyas, pero supongo que vamos por el mismo camino. Mi sirviente… No. Mi amigo está investigando todo.

─¿Amigo? ¿Quién?

─Hoon… ─sonrió cuando lo nombró ─. Él siempre ha sido un amigo para mí. Mi primer amigo, el más fiel y confiable de todos los sirvientes que pueden haber en esa casa. Lo estoy poniendo en peligro en estos momentos con el solo hecho de que me esté ayudando.

─¿Qué harás si lo descubren? ─preguntó el pequeño, secándose las lágrimas con un pañuelo.

─No sé… Quizás que venga a cuidar de Kiseop. Ellos dos estudiaron juntos Taekwondo, así que se conocen bien desde pequeños.

─¿Sabes? Podríamos juntar la información que tenemos hasta ahora. Así sabremos si estamos por el mismo camino.

─No es mala idea… ─soltó a Dongho y comenzó a buscar sus papeles, al igual que el pequeño los suyos.

Revisaron cada detalle y en algunas cosas coincidían y en otras no. Lo cual se les hizo muy raro a los dos. Repasaron de nuevo y llegaban al mismo problema. Claro, Kevin no quiso comentar sobre lo último que le había informado Hoon, sobre el “no nieto”.

─Aquí hay algo que no coincide… ─dijo Kevin ─. Alguien está mintiendo y ocultando información ─miró preocupado a Dongho.

─Seungho no puede ser…

─¿Seungho?

─Mi sirviente…

─Ah… Hoon tampoco puede ser… ─pensó detenidamente en todas las personas que habían en la mansión, al servicio del viejo ─. La verdad es que no sé quién podría ser… ─miró al otro ─. ¿No has pensado que tu padre podría estar mintiendo en algo? Como este… ─apuntó a uno de los detalles en las hojas del pequeño.

─En realidad no se me había ocurrido… ¿Y si llamamos a nuestros sirvientes? ─Kevin lo miró confundido ─. Solo para preguntar algunas cosas…

─Yo no puedo… Hoon casi fue descubierto por Minho… Tuvimos que inventar una mentira para que lo dejara tranquilo ─recordando que era sobre el cumpleaños de Dongho. Quizás si le haría la fiesta sorpresa.

─Entonces llamaré a Seungho…

─¿Pero no estará durmiendo?

─Nah, él madruga. Como no estoy allá, vigila de noche y duerme de día.

─Ah… Parece más guardaespaldas que sirviente.

─Está como incógnito ─dijo en broma. Kevin rió un poco. Dongho esperaba que contestara y lo hizo, para su suerte ─. Seungho ─puso el altavoz para que escuchara el otro también.

─Amo, ¿pasó algo? ─preguntó asustado.

─Nada, tranquilo. Solo quiero saber como vas en las búsquedas de información.

─¿Tiene los papeles ahí?

─Sí, todos en orden cronológico ─Kevin ayudó a ordenarlos por orden de eventos.

─Bien. ¿Descubrió que algo no coincidía? ─Dongho y Kevin se miraron.

─Sí…

─Entonces sabrá que alguien está mintiendo y dandos datos erróneos.

─Asi es… Pero no sé quién… ─no sabía si decirle que Kevin estaba ahí escuchando todo. Decidió que sería lo mejor ─. Seungho, Kevin está aquí… ─este abrió los ojos como platos porque quería seguir escuchando sin interrumpir esa conversación.

─Amo Kevin…

─Solo dime Kevin y… no tengas miedo, sigue hablando de lo que sabes. Estamos verificando datos y muchas de ellas coinciden y otras no. Mi amigo, Hoon, está averiguando en la mansión, pero no creo que sea el que esté mintiendo. Al igual que Dongho, creemos que alguien está dando información errónea.

─Tiene razón, Kevin.

─Tengo… ─Kevin miró a Dongho un momento ─. Tengo otro dato más… En la última llamada a mi sirviente… él había escuchado que uno de los nietos del viejo, precisamente… no lo era…

─¿Qué? ─preguntó sorprendido el pequeño. Kevin siguió hablando.

─No tengo claro quiénes de los nietos pueden ser. Por el destierro de la familia puede ser Kiseop o… por el nuevo ingreso de la familia, Dongho…

─Mmm… Eso podría ayudar en algo con los datos recopilados, pero todavía falta una parte del principio. Sin esa parte, no se sabrá si es cierto o no lo que me ha dicho, Kevin.

─Entiendo…

─Seungho.

─Digame, Amo.

─Kevin tiene… una leve sospecha de mi padre. ¿Podrías investigarlo…?

─¿Cree que el Señor esté mintiendo?

─Es posible, ya sabes, nunca quiere hablar sobre mi madre. Y si es que algo oculta, es posible que ella ni siquiera tenga la culpa…

─Claro, Amo. Luego le llamo cuando tenga algunos datos. De momento, no he tenido nada y solo me he dado cuenta de la incoincidencia de estos.

─Gracias por ese detalle. Kevin también estará al tanto de nuestro avance ─miró al otro para que entendiera lo que iba a decir ─. Quiero que agregues su número para que le avises cualquier cosa, si es que algo llegara a pasarme…

─Debes estar bromeando, Dongho ─dijo nervioso Kevin.

─En la vida, cualquier cosa puede pasar ─le sonrió levemente.

─Amo… no creerá que algo le pasará ¿o sí? ─hasta Seungho se asustó ante tal declaración.

─Luego te mando un mensaje con el número de Kevin. Mientras tanto, investiga a mi padre. De seguro anda en cosas turbias…

─Claro, Amo.

─Nos vemos, Seungho.

─Adiós ─se despidió Kevin.

─Kevin. Amo ─y este colgó.

─No puedes hablar en serio ─le dijo Kevin al finalizar la llamada ─. ¿Si es que te pasa algo?

─Vamos, que en esto de las familias puede pasar de todo.

─Pero no creo que te pase nada. Más bien me pasará a mí, si saben que estoy investigando a mi propia familia.

─Bueno, la cosa es que… ─mandó un mensaje a su sirviente con el número de Kevin ─… alguien está mintiendo y hay que descubrir quién es esa persona.

Kevin quedó un momento pensativo… Recordando a todas las personas de la mansión y a su mente vino uno en especial… El guardaespaldas del viejo, Cheondung.

─No puede ser… ─dijo asustado.

─¿Qué es lo que no puede ser?

─Cheondung, el guardaespaldas del viejo desgraciado. Él sabe información de todas sus cosas turbias.

─Pero… ¿qué tiene que ver eso? ─dijo extrañado Dongho.

─Que si le ha estado entregando información a Hoon, es porque ya está al descubierto… ─miró con miedo al pequeño.

─Pero… Mejor llámalo. Asegúrate de que esté bien y que sigan con la mentira que estaban o no sé… Que se invente algo.

─Estará al descubierto de todas formas.

─¡¡Aish!! ─no sabían como solucionar el problema.

─Ya sé, una amenaza…

─¿A un guardaespaldas?

─Ains… ─resignado se tiró al suelo ─. No sé que hacer…

─Kevin… ¿estás seguro que Cheondung traicionaría a Hoon? Por lo que supe, son amigos de la infancia…

─¿Pero quién más?

─Tal vez… ¿Minho? Me dijiste que casi fue descubierto por él…

─Posiblemente… Voy a llamar a Hoon.

─Está bien ─Kevin tomó su celular y lo llamó. Estaba desesperado de que no contestara de inmediato, pero al fin contestó.

─Hoon ─Kevin también puso el altavoz.

─¿Amo? ─por su voz, parecía estar durmiendo.

─Lo siento… ¿Estás solo?

─No.

─¿Está Cheondung y Minho?

─Sí y no ─con eso le dio a entender que esta Dung pero no Minho.

─¿Está durmiendo?

─Sí.

─Ok… Debo preguntarte algo.

─Dígame.

─Cheondung… ¿te ha estado pasando información…? ─solo esperaba que no fuera así. Hoon no tendría problemas.

─No ─la respuesta llegó como tremendo alivio. Dongho suspiró profundamente, alegrándose de que todo iba a salir bien.

─Bien. No te involucres con él, en cuanto a datos. Sé que son buenos amigos, pero me estaba psicopateando de que el guardaespaldas le dijera al viejo y luego te pasara algo.

─No se preocupe, es de otra parte… ─no podía decir de que estaba hablando para evitar que su compañero y amigo lo escuchara.

─¿Entonces… de quién? ─los dos estaban espectantes de saber quién era el autor de dichos datos…

─De… ─pero fue interrumpido por Minho. Kevin y Dongho escucharon la voz a lo lejos, preguntándole con quién hablaba ─. Con el Amo Kevin ─y al parecer, este le había creido, entendiendo de que se trataba. Para la suerte de Kevin, no tuvo que especificar de que era o sino, el pequeño lo descubría.

─Hoon.

─Dígame.

─Duerme y luego hablamos. Me llamas cuando puedas.

─Está bien.

─Buenas noches, Hoon.

─Buenas noches, Amo ─colgó.

─¿Viste? Está a salvo ─al fin habló el pequeño.

─Sí… Eso me alivia completamente por él, pero por otra parte…

─Al parecer no es nadie de la mansión Lee, sino de otro lado…

─Bueno, eso lo averiguaremos en otra ocasión. Es tarde, vamos a dormir… ─dijo acostándose en la misma manta que Dongho.

─¿Juntos? ─dijo este aterrorizado.

─No te voy a comer… ─se dio la vuelta y se acomodó ─. Por ahora… ─bromeó.

─¡Oye! ─le pegó levemente en el brazo.

─Jajaja, estoy bromeando. Somos primos, no soy de la idea del incesto.

─¿Debería estar tranquilo con tu explicación?

─Deberías ─amenazó ─. Ahora, duerme ─ordenó. Dongho obedeció.

Por una parte, Dongho estaba feliz de que Kevin lo tratara como un primo y más que haya sincerado con él. Kevin se dio cuenta de que el pequeño no era mala persona y que el odiarlo había sido una muy mala impresión e imaginación de él. Después de todo, el pequeño no tenía culpa de nada y solo lo era del viejo.

Aún quedaba por descubrir quién era la persona que estaba proporcionando información errada y esperaban que Seungho averiguara al respecto, y que también Hoon les dijera quién le daba esa info fidedigna.

Por el momento, solo tenían que esperar y descansar lo más que pudieran esta noche, porque mañana sería el día en que Kiseop, su primo, recibiría su título de médico.

1148807_1406104662942126_1967735403_n

Licencia de Creative Commons
My Only Possession… by MKiSS [Stephanie P. Cortés V.] is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://www.amor-yaoi.com/fanfic/viewstory.php?sid=100201&chapter=1.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en https://utopiakfiction.wordpress.com/2013/09/27/my-only-possession-fanfic-capitulo-1/

22 comentarios en “My Only Possession… {Fanfic} {Capítulo 9}

  1. hermoso como siempre *-* !! asfdasdafsdasdasds keevin pervertidoooo LOOOOL! nunca me lo imagine asi jajajaaj
    que bueno que kev solucionara ese problema de “odio” hacia dongho ^^u ahora averiguaran juntos y llegaran a la verdad! sii! esta super interesante..! ah! y-y 2seop como siemprer de intensos!c :33333

    Me gusta

  2. aaaaaaaaaaaaaaaah!!!!!!!!!!!!!!!!!! esta buenisiiimooooooooo!!!! kjdhsjdhajsdh necesito la contiii porque es tan akjhdkjsd y el misterio me carcome (?? ajjajaja que perver que es Kevin ajjajajaaj me encanta! XDDD y me alegra que medianamente hayan hecho las paces con Dongho :D me facina tu fic ♥ es muy entretenido neeee ^^

    Me gusta

  3. ayyyyy aquí hay gato encerrado XD esta muuuuy bueno el fic
    no se quienes son mas pervertidos, Kiseop y AJ haciendolo en el sofa con visitras o Kevin y Dongho por ponerse a escucharlos jajajaja esas familias……
    espero lo puedas seguir pronto ^^

    Me gusta

  4. Hahahahahaha espero que con lo de la “Cama” a Kevin se le haya quitado la manía de estar de mirón XD Hahahahaha Hay mi dios he muerto con esa parte…Oh! y a mi pobre DongHo me lo están pervirtiendo XD, me encanto el capitulo, espero el siguiente ^o^!

    Me gusta

    • Gracias a ti por pasar a leer y comentar :B
      El Elvin se conoceran pronto, pero varias no saben de que forma lo harán xD lo dejaré a sus imaginaciones.
      Igual se cuida y próximamente subiré próximo capítulo ♥

      Me gusta

  5. jaja demasiado bueno la parte cuando dongho los descubre y luego cuando kevin dice que quiere verlos y desde las escaleras dice “lo está montando” jaja fue demasiado épico me encantó :D me gusta este fic

    Me gusta

¡Gracias por comentar! ♥

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s