Aunque sea a escondidas {Oneshot} {Capítulo Único}

1390745_1423754517843807_1100321569_n

Aunque sea a escondidas por Gisaram. ||(c) Póster by CeCe.
Kris Wu. ||Oneshot. ||Heterosexual. ||Romance, Infidelidad. ||+16.

Beteado por: –

Advertencia: –

Declaimer: Lo aquí narrado es simplemente ficción.

Nota de la autora: Gentecita bonita que visita el blog, lo prometido es deuda y pues aquí les dejo este oneshot que escribí para ustedes. Recuerden que sus comentarios son valiosos para mí y sean o buenos o malos se aceptan. Gracias por tomarse el tiempo de leer. ♥

Sinopsis: “Porque en la guerra y el amor todo se vale. Es mujer prohibida, pero cuando el deseo es grande no se puede evadir.”

 

I.- Aunque sea a escondidas

Revisaba el móvil mientras el ascensor subía hasta el piso en el que se encontraba el departamento que compartía temporalmente con Lay. Tenía entendido que no había nadie allí, pues YiXing llegaba de China hasta la noche.

Estaba un poco cansado, la junta a la que le llamaron fue de lo más estresante, jamás se había relacionado con personas tan tercas como las que acudieron a la reunión de esta mañana. Necesitaba descansar o por lo menos estar en un lugar tranquilo y relajado como lo era el departamento.

Al estar frente a la puerta del departamento introdujo la clave en la llave digital y abrió la puerta despacio. Repentinamente unas manos pequeñas, finas y delgadas le tomaron por las mejillas y plantaron un beso en los labios. Los ojos de Kris se abrieron grandemente ante la sorpresa y rápidamente se apartó. La novia de su compañero de departamento le besó y, al igual que él, estaba en un shock total, pues se había confundido de persona, ¿acaso Lay nunca le platicó que desde una semana atrás vivía con él?

—Yo… yo lo siento mucho —comentó la fémina en un tono bajo, las mejillas sonrojadas y con la cabeza gacha. —Pensé que eras YiXing.

Kris no sabía que contestar, su pulso se aceleró y el que esa chica le besara había sido una tremenda sorpresa, una sorpresa  que le alteraba los sentidos, pues ella le gustaba, la amaba en silencio y una de sus fantasías más profundas siempre había sido besarla.

—Kris, lo siento mucho… en serio.

—No, no te preocupes por  lo sucedido. —Alegó el chico después de unos segundos en silencio, se sentía un poco incómodo—. Iré a mi habitación, te quedas en tu casa.

La chica  tan sólo asintió con la cabeza y se mordió el labio inferior mientras le miraba irse. ¿Cómo era posible que se equivocara? ¿Por qué YiXing no le quería decir la hora en la que volvería?… Por otra parte, una vez que Kris entró a su habitación se dejó caer en la cama, con la vista puesta en el techo y su mente hecha un caos. Por fin había hecho realidad su fantasía más anhelada, pero se la imaginó diferente y no por un error, aunque aun así le gustó.

También, sus emociones se encontraban a flor de piel y el saber que ella estaba en el mismo lugar que él le inquietaba demasiado. Ciertamente, estaba colocando toda su voluntad para no hacer una estupidez, pues tenía en claro que su amigo podía llegar en cualquier momento y además no se atrevería a traicionar esa amistad, ¿o sí?

Se encontraba sumergido en sus pensamientos, dándole vuelta a las cosas una y otra vez hasta que tocaron la puerta de su habitación y fue interrumpido. Rápidamente se levantó para atender. Era ella.

—Hola —Comentó él en un susurro.

—¿P-Podemos hablar?

—Seguro.

—¿Puede ser aquí?

—¿En mi habitación? —preguntó el chico ante la inesperada sugerencia. Sería un gran castigo tenerla ahí, pero no encontraba la forma de negarse.

—Sí, si no te incomoda, claro.

El rubio se apartó de la puerta, dejando a la chica adentrarse a la pieza. Se acomodó de tal manera que quedaba semi-sentado sobre su escritorio e hizo una seña para que ella tomase lugar en la cama.

—¿Y bien? ¿De qué quieres charlar?

—El beso.

—Si es por eso, no te preocupes, no le diré nada a Lay y por mi parte haré de cuenta que nunca sucedió. Puedes estar tranquila.

—Pero… ¿estaremos bien?

—¿Qué quieres decir?

La chica se levantó y dio algunos pasos hasta quedar frente a él, fijando su mirada en esos ojos tan profundos y obscuros. Kris se sentía mucho más nervioso, esa cercanía era demasiado peligrosa y no sabía cuánto tiempo iba a soportar. Era la primera vez, en mucho tiempo, que una chica lograba ponerle así, afectarle demasiado y alterar su sistema por completo.

—Kris… ¿No nos va a afectar, verdad? Quiero decir, nuestra amistad seguirá tan buena como hasta ahora, ¿cierto?

Fue demasiado para él, tanto que dejó de prestarle atención a lo que decía pero estaba concentrado en el movimiento que sus labios tenían. En un impulso, le besó nuevamente, tomándose la oportunidad de colocar sus manos sobre su cintura y traerla hacia él. La fémina no respondió el beso en un principio, pues su subconsciente le advertía de lo que estaba haciendo, pero poco a poco se dejó llevar por el movimiento que los suaves labios contrarios ejercían sobre los propios, no podía engañarse, muy en el fondo aún gustaba de él.

Aquel húmedo contacto no fue tan prolongado, pues dominado por sus emociones e impulsos, Kris había guiado sus labios hasta la tersa piel de su cuello. Ante cada beso o roce su piel se erizaba y al chico le gustaba ver que tenía efecto en ella.

—Kris… Kris, esto está mal —murmuró mientras echaba la cabeza hacia atrás y sus manos subían por los brazos ajenos hasta llegar a sus hombros.

El tono que usó al mencionar su nombre fue el último estímulo requerido para que él no pudiese detenerse. Tenía en claro que estaba mal, estaba traicionando la confianza y la amistad que tenía con el otro chico, pero ella era la mujer que le gustaba y a la que más deseaba. Si no la hubiese rechazado cuando ella lo pretendía las cosas serían diferentes, pero bien dicen que una persona nunca sabe lo que tiene hasta que lo pierde…

Sus manos  empezaban a dejar pequeñas caricias por sus costados, contorneando su bien formada figura y su nombre se hacía presente con más frecuencia en el mismo tono que se hubo escuchado con anterioridad. La chica se encontraba sentada al borde del escritorio, tenía las piernas abiertas, a Kris en medio de ellas y los brazos rodeando el cuello del apuesto joven al que tenía la dicha de besar. Por su parte, Kris no tenía  nada quietas las manos, aquellas se paseaban a lo largo de los mulsos femeninos y subían por su cuerpo hasta llegar a sus pechos, con los que juguetearon por un momento antes de comenzar a desabotonar la blusa que la chica portaba, pues le incomodaba que le impidiera tocar su piel.

–Kris –se escuchó en un gemido—. Kris, no puedo más…

–Te deseo, nena –murmuró el nombrado muy cerca de su oído y le mordió el lóbulo.

Las manos de Kris bajaron hasta el trasero de la chica para atraerla hacia su cuerpo y que lograse sentir lo que había causado en él; sí, una erección. Ante el pequeño roce dado entre sus intimidades la chica gimió y enredó las piernas en la cadera del más alto, quien entendió que era momento de estar en un lugar más cómodo y no había nada más cercano y amplio que la cama, a la cual no tardaron nada en llegar…

De un momento a otro casi todas las prendas ya habían desaparecido (excepto los pantalones de Kris que seguían vistiendo la parte inferior de su cuerpo), eso le facilitaba el recorrido que sus manos hacían en el cuerpo de la mujer que tenía bajo él. Su lengua lamía la extensión de su abdomen lizo hasta llegar a su vientre, donde dejó una pequeña mordida antes de subir a besarla una ves más. Una sonrisa ladina y traviesa apareció en sus labios cuando una de sus manos bajó hasta aquella zona tan delicada para ella, su intimidad, y se encargó de hacer pequeños roces por allí. Necesitaba estimularla lo suficiente antes de dar el último paso y al parecer no tardaría mucho en ocurrir…

Y se dio, después de un par de caricias en las que se vio obligado a deshacerse de las prendas que aún cubrían su cuerpo, la penetró lentamente y comportándose lo más sutil que podía, pues tampoco era un enfermo como para lastimarla. Permaneció quieto un corto tiempo, dejando que ella se acostumbrase a la intromisión que su miembro hacía en su interior. Comenzó a moverse de adentro hacia afuera, poco a poco, hasta que las estocadas se hicieron más rápidas y constantes.

En la habitación tan sólo se podían escuchar los gemidos y la dificultad que se presentaba en sus respiraciones, se estaban entregando el uno al otro, estaban siendo uno mismo sin importar que estuvieran traicionando un noviazgo y una amistad. Nada importaba. De todas maneras, era lo que ambos querían, ¿no? Sino no hubiesen alcanzado ese punto en el que ninguno de los dos quería perderse la oportunidad de conocer más íntimamente al otro.

Estaban llegando a su límite, el éxtasis estaban más cercano de lo que creían. Sus cuerpos se encontraban tensos, la excitación era demasiado fuerte y necesitaban liberarla. Un gemido ronco salió de la garganta de Kris cuando se corrió dentro de ella, aunque este también fue acompañado de uno más agudo y más sonoro que fue emitido por la chica. Demasiado habían luchado contra su voluntad para disfrutar de aquel encuentro lo mayor posible, pero tenían un límite. Dejó caer su cuerpo sobre el más frágil cuando se sintió más relajado y acomodó la cabeza sobre sus pechos, buscando regular un poco más su respiración.

–Lo sé… sé que va contra las reglas –comentó Kris después de rato–. Pero no pude evitarlo.

–No digas más…

–Maldita sea, te deseo. Quiero que seas mía… no me importaría verte de vez en cuando, si así es la única manera… quiero tenerte… aunque sea a escondidas…

 

oVCRMHh

 

 

Licencia de Creative Commons
Aunque sea a escondidas by Gisaram {Libni Ramírez} is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://utopiakfiction.wordpress.com/2013/10/06/aunque-sea-a-escondidas-oneshot-capitulo-unico/.

Anuncios

19 comentarios en “Aunque sea a escondidas {Oneshot} {Capítulo Único}

  1. LO AME!!! *O* Tenía tiempo queriendo leer uno de Kris y cuando encontré este me emocione así que corrí a leerlo y déjame decirte que la temática me encanto y tu narración fue estupenda. Debo admitir que lo único que me dio penita fue Lay u_u pero fuera de eso, excelente (:

    Me gusta

  2. Sdoñkijijhiug debo decirte que estaba buscando como una psicópata un oneshot así. Me gusta mucho como escriben todas aquí. Tanto así que me he leído todos los oneshot primero y ahora voy dejando comentario uno por uno )? Buaaaaano como sea sentí feo por Lay, es mi bias xD pero ni modo, esta vez Kris fue más sensual.

    Me gusta

    • Para mí y para todas las que formamos parte del grupo de autoras es muy bonito recibir este tipo de comentarios ;; y sé que temitas como el que manejo aquí dan penita, pero no puedo evitarlo :P me gusta hacer uso de ellos y me alegra el saber que te ha gustado <3

      Me gusta

  3. ¡OH POR DIOS! Leer esto a las 11:11 p.m, cuando tengo examen de física no es una excelente idea, sin embargo el oneshot merece toda mi atención y amor. Lo amé. Fin. Jajaja~ me encantó la trama y el final aunque sentí algo de pena por Lay…pero baaah mientras no se entere todo está bien (?) en fin, no sabes lo bonito que es leer un oneshot de tu bias♥ Los fanfics de aquí son muy buenos *-* sin duda no dejare de leer y pasar siempre por aquí…
    ¡Espero encontrar más sorpresas con Kris!

    Un saludo y un besote♥

    Me gusta

  4. Ueeeeee amor infinito a este fic. Me ha hecho mucha ilusión encontrar uno de Kris que aún que no es mi bias es la “pareja” de este, el caso es que ksksosiwbldksbabskdkannwksodkdpvgdkkanwbsldorjnendkd Enhorabuena es genial ^^

    Me gusta

¡Gracias por comentar! ♥

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s