Autumn Days {Capítulo 2}

 

ADPORTADA

Disclaimer: Los personajes de la historia se pertenecen a sí mismos tanto como a su compañía. No poseo ningún derecho sobre ellos. Todo lo narrado en la historia es ficción y sin animo de lucro. Con la única finalidad de entretener al lector. 

Nota de autora: ¡Ajá! Esta vez no tarde tanto… Ya me estoy acomodando con la universidad… Creo… Haha. Bien, aquí hago entrega del segundo capitulo de esta historia. Me gusta ver que aunque fue poco, hubo respuesta al fic y esos pocos comentarios/lectores son los que hacen que yo continué escribiendo.  ¡Muchas gracias por su respuesta, por el tiempo que se toman en leer y comentar y por estar aquí siempre bonitos lectores! Espero que este capitulo sea de su agrado, si necesitan contactarme por aquí en el blog esta mi cuenta de twitter. ¡Un abrazo apachurrador a todos!  ♡

— II —
El objeto perdido

 

La puesta de sol ese día era maravillosa. Hongbin tomó la cámara entre sus manos y apuntó en dirección hacia el sol, enfocando lento y con la mayor precisión posible.

Eran las seis de la tarde; hora de regresar. El mismo camino que le llevaba todos los días por las mañanas hasta la universidad, era el mismo que le regresaba por las tardes a casa. Los mismos edificios, las mismas tiendas, las mismas avenidas, el mismo parque. El parque, nuevamente ahí, el lugar donde había visto a ese chico… Pero ésta vez, con la diferencia de que él ya no se encontraba ahí.

Atravesó aquel lugar a paso lento, disfrutando del viento que le acariciaba las mejillas, de las hojas revoloteando a su alrededor y el olor de que alguna tormenta estaba cerca.

Pronto, habría llegado al sitio de aquella mañana, frente al lago. Caminó despacio hasta el área que unas horas atrás el chico rubio había ocupado. Dejó caer su mochila sobre el césped y entonces, lo vio.

—Maldito… —hablo con voz baja y ronca, frunciendo levemente el ceño— Maldito sombrero… —apuntó con el dedo índice al lago, pareciendo un completo demente por hablar solo. Si alguien más le hubiese visto hacer aquello, seguramente habrían creído que estaba loco. Para su fortuna, ya no había muchas personas en aquel lugar.

Sobre la orilla del lago se encontraba el sombrero que había extraviado esa misma mañana. Claro, ya no era el mismo, ahora estaba estropeado, mojado y lleno de lodo. Su sombrero de marca estaba completamente arruinado.

—Quedaste hecho un asco —continuó hablando solo al mismo tiempo que lo levantaba del suelo. Trataba de sacudir un poco todo el lodo que éste tenía, pero era casi imposible—, gaste mucho dinero es ti, maldito sombrero.

Aún hablando como loco con su sombrero favorito, regreso hasta el lugar donde había dejado su mochila; se dejó caer sobre el césped y colocó el sombrero a su lado. Había sido un día pesado, le gustaban sus clases, por supuesto que sí, pero eso no impedía el cansancio. Quería dormir, sentía los ojos arder, pesados, casi cerrándose, que importaba si tomaba una siesta ahí, bajo el cielo a punto de oscurecer…

“Estas en el parque, tirado sobre el césped.”

No, definitivamente su cerebro era bueno con él.

“Levántate ahora, vayamos a casa. ¿No prefieres dormir sobre tu cama?”

Oh sí, claro que lo prefería. Pero estar ahí le recordaba a aquel chico. Ese rubio que había robado todos sus pensamientos desde que lo vio. Todo el día había estado en su mente, con su linda sonrisa. Ojalá pudiera volver a verle pronto, ojalá le permitiera ser su amigo, ojalá…

Se levantó y dio una patada a su sombrero sucio, decidiendo no llevarlo con él a casa. Tomó la mochila del suelo, jalándola de la correa y, al separarla del suelo, debajo de ésta algo brilló.

Un pequeño objeto reluciente con un listón azul estaba ahí. Lo tomó entre sus manos, lo acercó hasta su rostro y entonces, pudo darse cuenta de lo que realmente era: un collar para mascota. La correa color azul tenia impresos pequeños peces de color verde; también tenía colgando dos objetos de ella: uno era un pequeño cascabel y el otro un dije circular de color oro, con la palabra Hikari grabada en él.

“¿Esto será de él?”

Pensó el castaño al recordar al gatito del chico rubio.

“Después de todo… él estaba aquí, en éste mismo lugar.”

Sí, podría ser del chico y también podría no serlo.

“Podría ser de cualquiera… Estúpido Lee Hongbin.” 

Sí, también podría no ser de un gato, si no de cualquier otra mascota.

“¿Y si… sí es de él? Él tenía un gato, a los gatos les gustan los peces.”

Observó cuidadosamente los pececitos que adornaban la correa. Giró el dije que tenía el nombre de la mascota y su corazón se aceleró al leer lo que tenía grabado en la parte posterior:

245 Jongno St. Seúl.

Han SangHyuk.

“SangHyuk…”

Sentía las manos heladas. ¿El chico rubio se llamaba así? ¿Era de su mascota aquel objeto? ¿Qué era lo que tenía que hacer? Mil y un preguntas llenaron su cabeza. Sabía su nombre… o tal vez no, pero la idea de que ese objeto le perteneciera a él, le hacía sentir bien. Podría volver a verlo… Claro, si es que aquella cosa realmente le pertenecía.

Guardó el collar para mascota en el bolsillo de su pantalón y caminó acelerando el paso, casi corriendo. Necesitaba un lugar para  pensar y sabía exactamente a donde ir.

Cruzó lo que quedaba del parque y atravesó algunas avenidas, hasta llegar a ese lugar. La pequeña campana en la puerta tintineó cuando Hongbin cruzó a través de ella.

—Bienvenido a Coffea. ¿Va a tomar lo mismo de siempre? —una chica de estatura baja y cabellos rizados le siguió hasta la mesa junto a la ventana, la misma que siempre ocupaba cuando iba a ese lugar.

—Por favor —se dejó caer sobre sillón que rodeaba a la mesa y metió la mano en su bolsillo para sacar nuevamente aquel objeto que había encontrado. Lo estaba observando cuidadosamente, revisando una y otra vez la dirección, preguntándose aún si era posible que ese objeto le perteneciera al rubio, o mejor dicho, a su mascota.

—Hongbin-ah —un chico alto, algo musculoso y de cabellos oscuros se acercó hasta él, sacándolo de sus pensamientos.

—Taekwoon-hyung —le hizo una pequeña venia con la cabeza y se levantó del sillón para saludarle, estrechando su mano—. No imagine verte por aquí.

—Ésta es mi cafetería, ¿recuerdas eso? —el chico de cabellos negros respondió con esa voz tan bajita y peculiar que le caracterizaba, sin ninguna expresión en el rostro.

Hongbin rió por lo bajo.

—Sí, eso ya lo sé, pero nunca estás aquí —rodó los ojos y volvió a tomar asiento. El otro chico se sentó frente a él, del otro lado de la mesa.

—¿Cómo está Suzanne? —preguntó Taekwoon al menor.

—Ella está bien. Tu prima mejora cada vez más sus técnicas de fotografía —le sonrió.

—Hace tiempo que no la veo —dejó salir un suspiro, recargándose sobre el respaldo del sillón—, antes venía seguido por aquí, ahora no, siempre dice que está ocupada.

—Pero ella habla de ti todo el tiempo y de lo maravilloso que es su primo —el castaño rodo los ojos cuando termino de decir aquello.

La chica que le recibió al llegar a la cafetería, se acercó hasta la mesa nuevamente, con una bandeja en la mano y dos tazas de café sobre ésta.

—Un Espresso cortado —hablo con su voz totalmente femenina y tan bajita como la de Taekwoon mientras dejaba una de las tazas frente a Hongbin— y un Latte sin azúcar —colocó la otra taza frente a su jefe y  se despidió con una sonrisa.

—¿Cuándo pediste eso hyung? —el menor se sorprendió de que la chica hubiese regresado también con una taza de café para su mayor.

—¿Qué parte de “ésta es mi cafetería” no entiendes? —Taekwoon bebió un sorbo del Latte.

—Uh… Parece que ahora lo tengo un poco más claro, hyung —esbozó una sonrisa amable y amplia para su mayor—. Gracias por recordármelo cada dos minutos. Tal vez sin tu ayuda no lo hubiese logrado —se mordió el labio para evadir la risa que le consumía por dentro.

—Idiota —el chico de cabellos negros suspiró, para luego observarle fijamente con los ojos entrecerrados.

—Hyung… —el menor de ambos chicos volvió a tomar entre sus manos el objeto que había encontrado en el parque y lo levantó en aire, sosteniéndolo por uno de los extremos para que Taekwoon pudiera verlo— ¿Crees que ésto sea de un gato?

El mayor de encogió de hombros.

—Los gatos usan cascabeles, ¿no?

—Algunos perros también lo hacen —Hongbin bebió un largo trago de su café. Claro, tenía miedo de que ese objeto no fuera de la persona que él esperaba.

—¿De dónde lo sacaste? —el pelinegro se estiró sobre la mesa y le arrebató de la mano el collar para mascota. Lo observó detenidamente por unos cuantos segundos, la correa con pecesitos, el cascabel, la placa con el nombre.

—Lo encontré en el parque, hyung —se apresuró a tomar otro sorbo de café.

—Aquí tiene grabada una dirección —regresó la vista hacia el chico castaño. Una mueca pensativa se instaló en su rostro y enseguida le devolvió el objeto—, tal vez deberías ir a entregarlo.

Claro que ya lo había pensado, vaya que sí. Quería hacerlo, él mismo quería  entregárselo en sus manos al chico rubio. Quería conocer como era el tono de su voz, saber si sus ojos se veían aún más lindos de cerca, si en realidad la textura de su piel era como parecía de lejos. Quería saber si en realidad ese era su nombre, quería ser su amigo, quería muchas cosas…

—Lo haré —el menor se revolvió en su asiento. Guardó nuevamente el objeto en el bolsillo de su pantalón y bebió de un sólo trago lo que quedaba de la bebida en la taza—. Ahora me voy, hyung —Hongbin se levantó de su lugar. Dejó la cantidad exacta a pagar por el café sobre la mesa y se colgó la mochila nuevamente. Hizo una reverencia para despedirse del mayor.

—Hongbin-ah, espera —la voz casi inaudible de Taekwoon le detuvo—. Dile a Suzanne, que su Latte Art, por el que prometió venir hace dos semanas, sigue esperándola.

Hongbin asintió varias veces con la cabeza.

—Lo haré, hyung —y sin más que decir, abandonó la cafetería.

Esa cafetería era uno de sus lugares favoritos. Suzanne lo había arrastrado hasta ahí meses atrás, diciendo que era la cafetería de su primo y que tenía el mejor café de la ciudad. Sin duda, no se equivocaba. El café de Coffea se había convertido en su favorito, Coffea en su lugar preferido para pensar o pasar el rato y el dueño de Coffea, TaekWoon, en su amigo.

En la oscuridad de la noche, el castaño recorrió las calles que le llevaban de regreso a su hogar, y aunque sus labios no emanaban ninguna palabra, su mente las estaba gritando todas. Esperaba con todas sus fuerzas, que al dormir, entre sueños encontrará la respuesta a todas sus preguntas… ¿Debía buscarlo? ¿Qué haría si el objeto si le pertenecía a aquel chico? ¿Qué pasaría si no era de él? ¿No volvería a verlo nunca?…

FIRMA2

Licencia Creative Commons

Autumn Days por Sajie [Stephanie Arizmendi] se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
Basada en una obra en https://utopiakfiction.wordpress.com/2013/10/05/autumn-days-capitulo-2/ .

Anuncios

12 comentarios en “Autumn Days {Capítulo 2}

  1. Wahhh… *Sufre como Leo sin latte*
    ¿Por qué no se decide? ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué? ;; Ayn…
    Soy bien desesperada bisha y lo sabes~ pero igual me gusto muchísimo el capítulo~ ^ ^
    ¡¡Gracias por escribirlo!! Esperaré pacientemente el siguiente~ ♡

    Me gusta

    • “SUFRE COMO LEO SIN LATTE” HAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHA. Me encantas, y me encanta eso, ahora será uno de mis lemas(?).

      Por que no sé, me dieron ganas de que el frijol se hiciera así de indeciso… Soy una mala persona. Bueno no– Pero no te me desesperes, ya pasará algo mejor en el capítulo siguiente, oh si~

      ¡Gracias a ti por leerlo, guapa!

      Me gusta

  2. En lugar de estarse cuestionando tanto, ¡Hongbin debería actuar de una vez! Esta historia me está gustando mucho, en especial porque es Hyukbin, y casi no hay… Escribes muy bien~ Me alegra que te estés adaptando ya a la U (a mí me costó…), así que ánimo. Esperaré a la próxima actualización.

    Me gusta

    • Cierto, cierto… Casi no hay HyukBin y los que hay, están escritos en inglés… Yo soy un asco con el inglés y sufro mucho cuando trato de leerlos haha.

      Me alegra que te guste la historia, gracias por dejarme tu comentario y ya verás que Kong se decidirá pronto, solo necesita aclarar sus ideas(?). ¡Un abrazo, bonita! ^ ^

      Me gusta

  3. wow me lo eh leído como si nada, quiero otro capitulo yaaaaa!! xD

    PD: Sajie por cierto eh buscado tu twitter y no lo encontré me lo podrías pasar? me gustaría comentarte un par de ideas :D

    Me gusta

    • Hahaha, que va rápido ¿eh? Son cortos, por eso se terminan tan pronto TT TT

      Claro, con gusto te lo paso: @AnnyCrook y @Sajiemin, aunque siempre paso mas tiempo en el primero, así que puedes buscarme mejor ahí ^ ^ estaré esperando para hablar sobre tus ideas~ ¡Un abrazo!

      Me gusta

    • Uh, yo creo que ya todos sabemos quien es el duelo del collar haha. Y si, Hongbin no pierde nada, así que mas le vale que vaya a entregarlo pronto~~~

      Gracias por tu comentario y por seguir la historia♥ ^ ^ ¡Un abrazo!

      Me gusta

  4. ¿Que? por que no se decide.
    Por dios enserio! tienes que seguirlo. Te juro por mi Hak Yeon que es el primer fic de k-pop que leo (leo solo de anime) y no puedo creer que sea de HyukBin, pero me encanto, enserio solo di “click” y aqui estoy, pidiendote, rogandote y suplicandote que lo continues.
    Soy nueva en esta paguina, y en los k-pop fanfincs asi que no se como seguir tu fic y temo no darme cuenta cuando lo actualices, ademas no se cada cuando actualizas, buuh buuh buuh quiero llorar por que quiero leer mas.
    Por fis actualiza.

    P.S: Increible fic
    P.S.2: Honbiniee decidete ya!

    Me gusta

    • ¡Hola Nana! No se decide por que así son la mayoría de las personas cuando realmente alguien les atrae… Puede ser por nervios, miedo, etc, etc, etc… Ya lo verás en los próximos capítulos.

      Muchas gracias por tu interés en la historia, no sabes lo feliz que me haces. ♡♡♡♡♡♡♡
      Espero que continúes leyendo ”Autumn Days” y sobre todo, dejándome tus comentarios… Me encanta leer lo que piensan los lectores de mis historias.

      Y por lo de los fics de K-pop, te puedo asegurar que son buenísimos al igual que los de anime. Si te gusta y si quieres, anímate a leer otros más. Si te gusta VIXX, existen otras historias de ellos aquí en el blog y también puedes encontrar fanfics de otros grupos. Si te vas a la parte de arriba de esta pagina podrás ver que hay secciones y en la que dice ”FANFICS” están todos todos todos lo que hay aquí en el blog, acomodados por las categorías de hetero o yaoi. Igual esta la sección de ”MINIFICS” y ”ONESHOTS”.

      Para ver las actualizaciones, en la pagina de inicio (www.utopiaeroticadelkpop.wordpresss.com) hay una sección del lado derecho que dice ”ACTUALIZACIONES” y ahí aparecen las historias que se han actualizado recientemente. Te prometo que no es difícil, el blog es fácil de usar… Solo muevele un poquito a todo para que puedas aprender a usarlo y te sea mas fácil localizar las historias.
      Las actualizaciones también se publican en el facebook (Incluso existe en grupo en facebook para las lectoras y ahí se publican también las actualizaciones) y twitter del blog.

      Y bueno, después de mi respuesta tan larga xd me despido chica. En verdad espero seguirte leyendo en las próximas actualizaciones de este fanfic… ¡Un abrazo apachurrador! ^ ^

      Me gusta

¡Gracias por comentar! ♥

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s