Compartimos una locura {Capítulo 3}

COMPARTIMOSUNALOCURASAJIE

Disclaimer: Los miembros de U-Kiss se pertenecen a sí mismos tanto como a su compañía. No poseo ningún derecho sobre los personajes reales. Todo lo narrado en la historia es ficción y sin animo de lucro.

Nota de Autora: Pido una disculpa enorme por haber tardado tanto. Espero que su espera sea recompensada con este capitulo haha. Gracias a todos por sus palabras tan bonitas y por esperar pacientemente. Nos leemos la próxima vez ^^

 

 

Compartimos una locura – Capítulo 3

“Cuando creíamos que teníamos todas las respuestas, de pronto, cambiaron todas las preguntas…”

  

Todo se lleno de nubes; Nubes abultadas y grises que cubrieron cada hueco azul del cielo, eran escasos los lugares por donde lograba colarse un rayo de sol. En los últimos días había sido normal ver el cielo así, la lluvia se hacía presente de un momento a otro justo como en ese momento, porque aunque el sol se había mostrado al amanecer aun hacía frío y en un instante todas esas nubes se hicieron presentes.

Después de salir de casa, KiSeop bajo tan rápido como pudo hasta el estacionamiento y se dirigió hasta su auto; Presiono el botón en las llaves para abrir la puerta y entro en él colocando su mochila y su celular en el asiento del copiloto para después introducir la llave en el switch, la giro para encenderlo, pero el auto no arranco y en su lugar solo hizo ese sonido de arranque para después quedar nuevamente apagado.

— Maldición…- Giro nuevamente la llave esperando que esta vez encendiera. — ¡No puede ser!- El coche nuevamente hizo ese sonido y se apago enseguida; Golpeo el volante con ambas manos y se recargo en el respaldo del asiento cerrando los ojos. — ¿Porqué me haces esto justamente hoy?- Hablaba con el auto como si este fuera una persona.

Saco la llave del switch y tomo nuevamente sus cosas, salió del auto y cerró la puerta colocando la alarma con el control de la llave. Se colgó la mochila en los hombros y guardo las llaves y el celular en el bolsillo de su chamarra y se echó a correr en dirección a la calle.

— Que mala suerte tengo…- Salió del edificio y se quedo de pie unos segundos ahí junto a la puerta cuando una gota de lluvia cayó sobre su fina nariz.  — ¿PERO QUE ES LO QUE TIENE EL MUNDO CONTRA MI HOY?- Dijo al mismo tiempo que levanto la vista hacia el cielo al sentir como otras gotitas caían sobre su chamarra, se limpio la gota de la nariz con el dorso de la mano derecha y corrió hasta la esquina más cercana esperando ver un autobús o un taxi pronto.

Pequeñas gotas seguían cayendo sobre cabello, su ropa y el suelo mientras corría pero no se detuvo hasta llegar a una parada. Se sentó esperando a que el bus pasara pronto, pero era tanta su desesperación que no pudo resistir más de 5 minutos de espera, se levanto y alzo la mano para hacerle una señal a un taxi que pasaba justo enfrente, abrió la puerta, entro y saludo al conductor dándole la dirección a donde tenía que llevarlo. Se quedo sentado junto a la puerta, observando por la ventana los edificios, los otros autos y el cielo cubierto de nubes.

— El clima cambio de pronto ¿No?- Hablo el conductor del taxi sin quitar la vista de la carretera.

— Ah… Si, hoy por la mañana había algo de sol pero ahora están cayendo esas pequeñas gotas de lluvia.-

— Probablemente llueva más fuerte en unas horas…-

— Toda la semana ha llovido demasiado, aun faltan algunos días para que la primavera llegué y hace bastante frío.-

— Pues eso es porque invierno aun no termina muchacho… No me sorprendería si comenzara a nevar en este momento.-

— ¿Nevar? ¿A finales de febrero?- Le miro un poco confundido.

— El estado del tiempo se volvió loco y nunca sabes que pueda pasar jaja.- El hombre río un poco.

— Jeje tiene razón y como el invierno aun no termina sigue habiendo posibilidad de nieve…- Frunció los labios. — Pero ojala y no sea así, no vengo preparado para eso.- Agacho su cabeza y se miro el torso, viendo con cara de desilusión que lo único que traía puesto era su playera y esa chamarra de piel.

— Pues no estoy seguro de la nieve pero si de que una gran tormenta se acerca.-

— Ohhh…- KiSeop regreso la vista hacia la ventana, viendo nuevamente hacia el cielo tratando de intuir que era lo que pasaría realmente con el clima mientras el taxi seguía recorriendo el camino hasta la casa de su amigo.

1separador

Después de haber conducido por varios minutos, los chicos llegaron al lugar donde tenían pensado pasar el resto del día: Un gran mall de esos a dónde van los jóvenes y las familias a pasear los fines de semana, donde hay salas de juegos, tiendas, cine y algunos restaurants de comida rápida y otros más donde se puede comer cómodamente dentro del establecimiento. No había tanta gente en el lugar por ser mitad de semana, lo que les permitía ir por ahí casi sin ninguna preocupación.

— Estacionaré aquí el auto, así no nos mojaremos tanto.-  Dijo Hoon al mismo tiempo que se estacionaba cerca de la puerta del lugar para poder entrar lo más pronto posible.

— Gracias Hoonie…- SooHyun que iba en el asiento del copiloto sonrío mientras se quitaba el cinturón de seguridad. Abrió la puerta y corrió hasta la entrada del mall cubriéndose el rostro de las gotas de lluvia con las manos para poder ver mejor.

— ¡ESPERAME HYUNG!- DongHo que iba entre Eli y AJ en el asiento trasero se estiro hasta alcanzar la puerta para abrirla y le paso encima a AJ, dando un salto hasta afuera del auto para así poder correr tras SooHyun.

— Ouch… Yo insisto en que ese niño es muy pesado…- Resoplo AJ mientras se sobaba las piernas con ambas manos.

Todos se rieron, les resultaba gracioso que ahora todo el tiempo AJ se quejará del peso de DongHo, pero como no hacerlo cuando le había pasado encima con todos sus pesados huesos. Hoon abrió la puerta para bajar también y AJ lo siguió, ambos corrieron tan rápido como pudieron hasta alcanzar a DongHo y SooHyun que estaban esperando por ellos.

— Kevin cúbrete bien, no quiero que te enfermes.- Eli le coloco y acomodo el gorro del suéter que traía puesto y le subió el cierre hasta el cuello.

— Jeje si Eli pero… – Señalo por la ventana. — Bajemos ya si no quieres que DongHo venga por nosotros…- Sonrió.

— Tienes razón.- Río un poco al ver como DongHo desde la entrada les hacía señas desesperadamente para que bajaran.

Eli abrió la puerta, bajo haciéndose a un lado para que Kevin bajara también y cerrando la puerta le tomo de la mano y corrieron hasta donde estaban todos los demás.

— Perdón…- Dijo Kevin mientras se sacudía un poco la lluvia del suéter.

— Si se querían quedar allá adentro nos hubieran avisado, yo si tengo hambre…- DongHo volteó a ver a Eli y le sonrió de medio lado sarcásticamente.

— Tonto…- Eli soltó a Kevin para acercarse hasta DongHo y pasarle el brazo por el cuello simulando una llave de lucha.

— Ya niños… dejen de hacer eso, entremos.- Hoon se acerco para separarlos y luego le dio unas palmaditas a Eli en el hombro.

— Ya verás cuando lleguemos a casa DongHo…- Eli sonreía mientras lo amenazaba apuntándolo con su dedo índice, aunque realmente no le haría nada a su amigo, lo quería muchísimo a pesar de todas sus bromas y tonterías.

— ¡¡¡Yo también te quiero Eliiiiiiii…!!!- DongHo hizo un corazón con sus manos y luego corrió hasta donde estaba SooHyun mas adelante. Si que era latoso, pero no imposible de aguantar. Sus tonterías siempre terminaban causando sonrisas a todos.

Eli pasó su brazo por los hombros de Kevin y caminaron juntos, detrás de todos los demás, iban jugueteando y Kevin solo reía por las cosas tontas que él le decía. Caminaron hasta llegar a las escaleras eléctricas y después cuando estuvieron en el segundo piso se dirigieron hasta el área de restaurantes mientras veían tiendas y platicaban.

Que tranquilos y divertidos podían ser los momentos que pasaban juntos, el simple hecho de compartir momentos de libertad sin preocupaciones del trabajo los hacía sentirse muy relajados.

— Aquí…. ¡Hay que comer aquí!- Señalo DongHo una pizzería, una muy infantil que tenía un área de juegos y mesas pequeñas para los niños.

— Claro que no, eso es para niños.- AJ le dio un golpe en la cabeza con la palma de su mano.

— HYUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUNG….- Volteó a ver a SooHyun haciéndole puchero.

— DongHo… eso realmente es infantil, seguramente ni cabemos en los asientos…- SooHyun se cruzo de brazos.

— Pero…- Suspiro y cerró los ojos en señal de fastidio.  — Ash, entonces allá…- Dijo señalando un restaurant de comida internacional.

— Umm… sí, eso se ve mejor… ¿Qué opinan?- SooHyun se giró para preguntarle a Eli y Kevin.

— Si hyung, como sea…- Eli se encogió de hombros.

— Bien entonces vallamos a comer primero y ya cuando terminemos vamos al cine…- Termino de hablar Hoon y todos comenzaron a moverse en dirección al restaurant.

Realmente estaban hambrientos, sus estómagos les pedían a gritos algo de comida por que no habían probado bocado desde el desayuno de esa mañana, claro que ninguno hacia tantos sonidos como el de DongHo que tenía más hambre que todos juntos… Era como un hoyo sin  fondo, nunca se llenaba y podía comer tantas veces en un solo día sin sentir algún malestar.

Cuando entraron en el lugar tomaron asiento en una de las mesas cerca de la puerta, AJ primero, luego DongHo seguido de SooHyun y del otro lado de la mesa frente a ellos Hoon, Eli y Kevin. Un joven muy apuesto y con el uniforme del lugar se acerco para dejarles sobre la mesa los menús y se retiró por unos minutos para que pudieran decidir qué era lo que comerían.

— Yo quiero pizza…- DongHo dejo el menú sobre la mesa e hizo un puchero.

— Puedes pedir pizza, mira…- Eli le señalo el menú. — Esta aquí, en la comida italiana.-

— Yo pediré algo de sushi…- Hablo Hoon sin dejar de ver el menú.

— Este con atún se ve bien.- SooHyun puso cara pensativa. — ¿Tu qué vas a pedir AJ?-

— Ehmm… Pollo frito y pasta.-

— ¿Y ustedes?- Preguntó a Eli y Kevin.

— Comida mexicana hyung, esto…- Eli levanto el menú para que su líder pudiera verlo. — Tacos…- Sonrío complacido y con cara de triunfo.

— ¡Oh siiiii! ¿Me dejarán probarlos verdad?- Sonrío de una forma malévola y comenzó a mover sus cejas juguetonamente.

— Claro que no hyung… Tú vas a tener tu comida.- Dijo Kevin mientras que Eli alcanzaba con su mano una servilleta para arrojársela a SooHyun en la cara.

— Agh… pues eso lo veremos.- Frunció el seño y les saco la lengua a ambos.

1separador

La lluvia era ahora más fuerte, grandes gotas de agua helada se estrellaban rápidamente contra el suelo. KiSeop bajo de taxi y corrió tan rápido como pudo hasta la entrada del edificio. El lugar donde estaba el departamento de Alexander no era muy grande, tenía 5 pisos llenos de departamentos espaciosos y muy bonitos. Atravesó la puerta giratoria y agito un poco su cabeza para sacudir su cabello, haciendo volar unas cuantas gotas por el lugar. Corrió al elevador en el que estaba entrando una persona y con una de sus manos detuvo la puerta para que no se cerrara.

— ¡Ajumma!- Entro sonriente al elevador e hizo una pequeña reverencia inclinando su cabeza.

— ¡Ohhh… muchacho! ¿Cuánto tiempo? Que gusto me da verte… ¿Cómo has estado?- Una mujer de ojos verdes, piel muy blanca y cabellos rizados y un poco desgastados por la edad estaba ahí, cargando unas bolsas del supermercado con ambas manos y un paraguas bajo el brazo.

— ¡Igual me alegro de verla!- Tomo las bolsas de la señora para ayudarle. — Realmente ha pasado mucho tiempo desde la última vez que nos vimos ¿Verdad?- Sonrío de medio lado.

— Oh Gracias… Si, han pasado meses.- Presiono el botón del piso indicado. — Has crecido bastante en este tiempo jaja…- Levanto su cabeza hacia arriba para poder ver el rostro de KiSeop.

— Bueno, supongo que han sido solo unos cuantos centímetros jeje…- La puerta se abrió y la señora salió primero y KiSeop después de ella, siguiéndola hasta la puerta de su apartamento.

— Tal vez, pero por la edad que tengo ahora yo te veo como si fueran metros.- Sonrío y coloco la llave dentro de la cerradura abriendo la puerta. — Pasa, pasa…- Se hizo a un lado para dejarlo entrar con las bolsas.

— ¿Las pongo sobre la mesa?-

— Sí, claro.- La mujer estaba sacudiendo su paraguas un poco y lo coloco en un estante cerca de la entrada.

— Me dio mucho gusto saludarla, espero que no pase mucho tiempo para volver a verla.- KiSeop le sonrío a la mujer mientras acomodaba las bolsas en la mesa del comedor.

— Eso espero… No abandones tanto a tu amigo, mi Alexander me ha dicho en varias ocasiones cuanto te extraña…- La mujer lo apuntaba moviendo su dedo índice como dándole alguna indicación. — Toma, llévale esto de mi parte y dile que luego paso a ver que necesita.- Le entrego una cesta pequeña llena de verduras. — Y esto es para ti…- Le puso en la palma de la mano una moneda dorada que tenía grabado algunas figuras en el centro y en la parte de abajo las iniciales “KS”. — Es de la suerte, lo compre especialmente para ti en mi último viaje a Japón, aunque realmente no sabía si podría dártelo algún día… Creí que no ibas a regresar, tardaste mucho tiempo…- Le dedico una cálida sonrisa y tomo la mano de KiSeop para cerrar sus dedos sobre el objeto. — Cuídala mucho, espero  que realmente te traiga suerte en todo lo que hagas… Y ahora vete, seguramente Alexander te esta esperando.- La mujer camino hasta la entrada y le abrió la puerta.

— Muchas gracias ajumma… Y ahora me voy porque tiene razón y estoy un poco retrasado con Xander… ¡Hasta pronto! ¡LA EXTRAÑARE MUCHISIMO!- Sonrió una última vez y empezó a correr en dirección al apartamento de Alexander.

— Hasta pronto muchacho… ¡No tardes en volver!- La señora se quedo junto a la puerta de su apartamento despidiéndolo con su mano y una sonrisa en el rostro.

La señora Kang HyeSook, era una mujer de edad avanzada que vivía sola tras haber quedado viuda diez años atrás y la única familia que ahora le quedaba era su hermana que vivía en Japón. Cuando Alexander llego a vivir al edificio, ella lo recibió con mucho cariño y fue la más atenta de todos los vecinos a su llegada, aun sin saber que él era un idol, aun sin saber absolutamente nada de él. Ella le ayudo a decorar su nuevo hogar, cocino algunas veces para él e incluso fue ella quien lo convenció de adoptar un cachorro y fue con él a buscar uno dando así con el pequeño bebé de Alexander, también fue ella misma quien escogió el nombre de “Mongo” diciendo que era como uno, por lo pequeño que era el cachorro cuando Alexander lo adopto.

Una mujer sumamente tierna y amigable, siempre atenta a lo que Alexander necesitaba, nadie había logrado robarse su corazón como él lo había hecho con esa sonrisa, le tomo un cariño inmenso en muy poco tiempo, un gran cariño como el que una madre tiene por un hijo y al igual que para la señora él comenzó a formar parte de su familia para Alexander la señora Kang se convirtió en una madre y amiga que siempre le brindaba cariño y protección, que siempre estaba al pendiente de él y lo ayudaba a pesar de todo, como cuando se sentía triste o enfermo, o como cuando cuidaba de su casa y de su pequeño Mongo cuando tenía que viajar por el trabajo.

Alexander se encargo de que la señora Kang conociera su mejor amigo KiSeop, al que también rápidamente le tomo un cariño muy grande, ella sabía lo mucho que Xander quería a KiSeop y sabía también lo muchísimo que extrañaba al grupo, lo había consolado y escuchado muchísimas veces, realmente era una mujer única.

“Me va a matar por haber tardado tanto…”- Pensó KiSeop mientras tocaba la puerta del apartamento de su amigo.

La puerta se abrió y enseguida un  Alexander muy emocionado salto a los brazos de KiSeop.

— ¡¡¡¡KiSeopie, KiSeopie!!!!- Se aferro a su cuello, rodeándolo con sus brazos.

— Hyung… te extrañe mucho…- KiSeop lo abraza por la cintura y lo aprieta fuerte para cargarlo un poco y rápidamente volverlo a poner en el piso.

— ¡wooof! ¡woooof!- El pequeño Mongo llega corriendo por el pasillo hasta que choca con las piernas de KiSeop y cae por el golpe.

— Ahhh… Pequeño tonto, también a ti te extrañe…- Se pone en cuclillas para cargarlo tomándolo entre sus brazos y entra al apartamento.  — Me extrañaste también ¿Verdad?- Lo levanta hasta dejarlo a la altura de su rostro y el pequeño lo llena de lengüetazos. Su cuerpo se sentía muy agitado y su colita se movía con muchísima fuerza, realmente se sentía feliz de ver nuevamente a KiSeop. — Jeje… Yo también estoy feliz de verte…- Lo estrecha contra su pecho y le acaricia suavemente la cabecita para después ponerlo nuevamente en el piso.

— ¿Cómo es que no vienes mojado? Está lloviendo muy fuerte afuera.- Alexander se cruza de brazos y arquea una de sus cejas.

— Ahh eso…- Se quita los zapatos y los coloca con su mochila en una repisa junto a la puerta. — Llegué antes de que comenzara a llover así de fuerte pero me encontré con la señora Kang en el ascensor y la acompañe a su apartamento a dejar las cosas que había comprado, por cierto… Ella te mando esto.- Le entrega la pequeña canasta. — Y dijo que pasaba luego por aquí.- Sonríe.

— Waa que linda…- Camina hasta el comedor y deja la cesta sobre la mesa. — Aun así tardaste mucho KiSeopie…- Le hace un puchero.

— Ah bueno, es que también paso otra cosa…- Se rasca la cabeza. — Mi auto no funciono.

— ¿Queeeee? ¿Y cómo llegaste hasta aquí?- Dijo con una voz dramática, esa tan peculiar que lo caracterizaba.

— En taxi jeje…- Camino hasta la sala para sentarse en uno de los sofas.

— Uhmmm… ¿Y cómo vas a regresar?- Nuevamente se cruza de brazos.

— Amm… En taxi o no sé, tal vez pronto deje de llover. Deja de preocuparte Xander…- Da unas palmaditas en el asiento de al lado para indicarle que se siente. — Ven acá…

1separador

Los chicos habían terminado de comer y ahora caminaban en dirección al cine. Todos estaban llenos a reventar, con una pequeña excepción… DongHo.

— Hyuuuuuuuuung…. ¿Me comprarás palomitas de maíz?- DongHo se abrazo a SooHyun.

— ¿QUÉ? ¿Estás loco? Ya comiste suficiente… ¿Enserio tienes espacio aun para eso?- Lo vio frunciendo el ceño.

— Ahhh, ya sabes como es hyung… Él nunca se llena jajaja…- Todos rieron junto con Eli. Eso era realmente cierto, aun nadie lograba descifrar el misterio de como DongHo podía comer tanto.

— Aghhhhhhhhh…- Volteó a ver a Eli con cara de repulsión. — Entonces… ¿Me comprarán mas comida o no?

— ¿No quieres también dulces y un refresco?- AJ le dijo sarcásticamente.

— Siiiiii… Me parece perfecto, Gracias AJ.- Levanto sus brazos en señal de victoria.

— Era sarcasmo DongHo…-

— No, que sarcasmo ni que nada… Ahora me los compras.-

— ¿Entonces ya no quieres palomitas verdad?- Pregunto SooHyun.

— ¡CLARO QUE SI! Qué te pasa hyung…- Ya habían llegado a la entrada del cine. — Anda anda, vamos a comprar todo, mientras que ellos compren las entradas.- Jalo a AJ y a SooHyun con él.

— Escojan una buena película… Nos vemos ahorita.- Grito SooHyun mientras era arrastrado por el maknae.

— Jeje… DongHo no tiene remedio…- Kevin camino hasta la taquilla del cine. — Hola, me da siete entradas para esa película.- Señalo el cartel que estaba detrás de la chica.

— Seis… KiSeop no vino con nosotros.- Eli se abrazo a la cintura de Kevin por detrás.

— Uhmm…- No pudo evitar suspirar al sentir su aliento en el cuello. — Si, perdón… Solo serán seis entradas.

— ¿Por qué escogiste esa película? Ni siquiera nos preguntaste…-

— Ya verás porque Eli.- Giro un poco su cabeza y le dedico una sonrisa traviesa.

— Me pregunto si debí haber ido con los chicos a comprar la comida de DongHo…- Hoon resoplo, estaba de pie tras ellos, escuchando toda su conversación y viendo lo que hacían.

— Ahhh… No Hoon no, perdón…- Las mejillas de Eli estaban algo sonrojadas, se sentía un poco apenado.

— Aquí están sus entradas, la función comienza dentro de quince minutos en la sala dos. Gracias por su visita, que disfruten la película.- La chica detrás de la taquilla sonrió amablemente mientras le entregaba las entradas a Kevin.

— ¡Listo!- Kevin los paso de largo. — Vengan, vallamos a donde los chicos…- Se giro para indicarles con la mano que caminarán mas rápido.

Eli y Hoon caminaron detrás de Kevin hasta llegar a la dulcería del cine.

— Mira… ¡¡¡Mira todo lo que me compro hyung!!!- DongHo le enseño a Hoon con una gran sonrisa en su rostro la gran charola que tenía entre sus brazos, en ella había una caja de palomitas, unas cuantas barras de chocolate, gomitas, muchos otros dulces y un gran vaso de refresco.

— Te vas a enfermar con tanta cosa que comes DongHo…- Hoon realmente se preocupo de que ese maknae tragón fuera a comerse todo eso él solo.

— Claro que no…- Le saco la lengua y se giro dándole la espalda.

— Tomen, les compre esto…- AJ le entrego a Eli, Kevin y Hoon un vaso de refresco a cada uno y dos cajas de palomitas de maíz, una para Hoon y otra para Eli y Kevin.

— Ohhh… Muchas gracias…- Kevin sonrió amablemente.

— Gracias bro.- Eli se acerco y le dio unas palmadas en el hombro

— ¡¡¡¡Entremos ya!!!!- Grito DongHo haciendo berrinche desde la puerta de la sala.

Todos caminaron hasta donde estaba DongHo. Subieron las escaleras observando cual era el mejor lugar para sentarse. Kevin arrastro a Eli hasta la última fila de asientos, en lo más alto de la sala, mientras que DongHo, SooHyun, Hoon y AJ prefirieron sentarse  unas cuantas filas mas abajo.

— Hey ¿Seguros que van a sentarse allá arriba?- SooHyun se giro un poco sobre su asiento para poder verlos.

— Amm… si…- Eli respondió.

— Baaah… como quieran tortolitos…- Les hizo una sonrisa burlona.  Después de todo los entendía, para él no pasaba desapercibido que esos dos se querían, incluso aunque no lo hubiesen dicho nunca e incluso aunque nadie supiera aún lo que pasaba entre ellos.

La sala del cine estaba completamente vacía, obviamente a excepción de ellos y una pareja de novios que estaban muchas filas más abajo. Pocos minutos después las luces se apagaron y la película comenzó.

— ¿Una película de terror?- AJ pregunto a Hoon al ver las primeras escenas de la película.

— Ahhh… Fue decisión de Kevin…-

— Agh, Kevin…- DongHo se quedo perplejo cuando se dio cuenta de que era una película de terror. Realmente no eran de su agrado, siempre se asustaba. Se hundió en el asiento y comenzó a comer poco a poco las gomitas que había en uno de los paquetes.

Dos asientos más a su derecha, alguien tampoco quería ver esa película…

—Soo… ¿SooHyun?- Hoon se inclino sobre su asiento un poco para acercase mas a él.

— ¿Uhhhm?- Respondió mientras se llevaba un montón de palomitas de maíz a la boca pero no despego la vista de la pantalla.

— ¿Podemos hablar de lo que paso con DongHo?- Que tonterías estaba diciendo, pero después de todo no tenía una excusa mejor para distraerse de la película.

— ¿Ahora?- Volteo a verlo y le metió en la boca un montón pequeño de palomitas de maíz.

— Sffi…- Bajo la mirada mientras masticaba la comida.

— ¿Y si esperamos hasta llegar a casa?-

— Mmm… Esta bien, lo-lo siento…-

— Tienes miedo… ¿Verdad?- Se acerco hasta el punto en que sus labios fueron capaces de rozar la oreja de Hoon.

— Claro que no.- Susurro al mismo tiempo que cubría con su mano la oreja.

— Hoonie tonto…- Sonriendo complacido regreso la atención a la pantalla; Que ganas tenía de abrazarlo, de besarlo en ese mismo instante.

En esa misma sala de cine, alguien mas también tenía algo mejor que hace que solo ver la película…

Eli movió la separación que había entre su asiento y el de Kevin para poder abrazarlo, paso su brazo por esa delgada cintura y lo atrajo hacia su cuerpo.

— ¿Por qué escogiste esta película Kevin?-

— Creí que todos estarían distraídos y así… nosotros…- Sonriendo traviesamente. — Ya sabes Eli…-

— Jajaja… Eres un ángel travieso…- Acerco su rostro hasta juntar sus frentes. — Me encantas Kevin.-

— Y tu a mi…- Sus mejillas se tiñeron rosadas.

No fue necesaria ninguna otra palabra, sin siquiera pensarlo dos veces Eli hizo que sus labios tocaran los de Kevin, que se unieran en un beso suave, despacio, disfrutando de ese sabor que le había encantado ya una vez y lo había atrapado hasta el punto del delirio, se estaba muriendo por tocarlos nuevamente, por sentir nuevamente esos perfectos labios rosados.

Kevin por su parte lo deseaba del mismo modo, quería sentir la calidez de los labios de su chico, de sus abrazos, de sus manos tomando su rostro, le fascinaba la forma en que lo besaba, en como lo atrapaba entre sus brazos, la sincronía de sus labios, como jalaba despacio de los suyos y como poco a poco transformaba el beso en algo mucho más apasionado. Se abrazo a su cuello, para continuar con ese beso, lo disfruto tanto como pudo, ¿Qué acaso se estaba convirtiendo eso en una necesidad?

¿Cuánto tiempo paso? Ni ellos estaban seguros. La pantalla se oscureció por completo y eso los obligo a separar sus labios, los créditos comenzaron a aparecer y entonces supieron que era momento de irse. Kevin le acomodo un poco la chamarra a Eli y después se acomodo el cabello.

— Es hora de irnos ¿Verdad?- Kevin le hizo un tierno puchero mientras se arreglaba también la chamarra.

— Eso creo jeje…- Se levanto y le extendió la mano para que la tomara. — Ven, vamos…- Kevin entrelazo sus dedos con los de Eli y se puso de pie para seguirlo.

La luz de la sala se encendió y bajaron hasta donde estaban los demás. AJ ya estaba de pie y se notaba algo impaciente, Hoon y SooHyun se levantaron enseguida de sus asientos, pero alguien estaba fuera de este planeta en ese momento.

— DongHo… jajaja ¿Es enserio?- Eli rio fuertemente pero ni eso fue suficiente para que el oso dormilón despertara.

— ¿Por qué se quedo dormido?- Pregunto Kevin curioso.

— ¿DongHo?…- SooHyun se acerco y le pico una de sus mejillas.

— Mmmg…- Movió su mano tratando de alejar aquello que perturbaba su sueño.

— ¡DONGHO!- Le grito. Tenía que hacerlo, era la única forma de que DongHo despertará de forma rápida y sin tener que rogarle que abriera los ojos.

— ¡YO NO FUI HYUNG! ¡¡¡¡¡¡YO NO FUI!!!!!!- Salto en su asiento.

Todos estallaron en risas, realmente era como perder a DongHo cada vez que dormía.

— Aish… los odio.- Hizo cara de fastidio y se tapo el rostro con las manos.

— ¿Para eso querías venir al cine?- SooHyun se cruza de brazos frente a él.

— Yaaaaa hyung… es que… esa película… agh, vámonos.-  Se levanto de su asiento y comenzó a caminar hacia la puerta.

Ya estando fuera del cine caminaron hasta la entrada del lugar, recorriendo el largo camino de las escaleras y las muchísimas tiendas que había ahí.

— Uh… aun llueve y creo que mas fuerte que antes.- Hoon se acerca hasta el cristal de la puerta para ver mejor.

— Wow… esta todo inundado…- DongHo pego su rostro al cristal.

— ¿Puedes conducir así?- SooHyun toma a Hoon por el hombro y esté salta a su contacto.

— Ahhh… me asustaste.- Sonríe un poco. — Yo creo que sí, aparte, mira el cielo…- Señalando a través del cristal. — Parece que la lluvia será peor en un rato, no quieres que nos quedemos aquí toda la noche ¿Verdad?-

— Entonces, vámonos ya.- Llega AJ diciendo por detrás de SooHyun.

— Espérenme aquí, voy a acercar el auto lo más que pueda a la entrada.- Hoon sale corriendo por la puerta hasta el auto mientras todos se quedan esperando en la puerta.

Hoon entro en el auto y lo encendió para acercarse a la entrada del lugar y ya que estuvo ahí bajo un poco la ventana del copiloto para hacerles una señal indicándoles que se acercaran.

Todos corrieron hasta el auto pero a pesar de lo rápido que lo hicieron las gotas de lluvia eran grandes y caían una tras otra rápidamente, empapando su cabello y sus chamarras, haciendo que el llegar hasta el auto fuera difícil.

Y sin más, empapados por el agua fría entraron en el auto para recorrer nuevamente el camino hasta el apartamento entre todas las personas que van de regreso a sus hogares al finalizar un día pesado de trabajo y el agua que cae del cielo que esta por oscurecer.

1separador

— ¿Puedo…?- Pregunto KiSeop señalando el piano que estaba en la esquina de la sala.

— Ay KiSeopie… Sabes que si, adelante…- Sonrió mientras tomaba una posición mas cómoda en el sofá — Será un placer escucharte…-

Habían ya pasado unas horas desde que KiSeop llego a la casa de Xander,  tenían tanto que contarse, tantas cosas en las que ponerse al día, no cabía duda de todo lo que se habían extrañado.

De cualquier forma, a Xander le gustaba escuchar a KiSeop cuando tocaba el piano o cuando cantaba, después de todo siempre lograba relajarlo, le hacía sentir una paz inmensa. Disfrutaba tanto el poder sentarse ahí y recibir esas notas musicales solo para él.

— KiSeop ¿Quieres que prepare ya la cena?- Alexander interrumpió una de sus melodías.

— ¡Yo te ayudo hyung!- Se levanto de inmediato y camino a la cocina.

— ¿Seguro?- Camino tras él y también Mongo fue con ellos.

— Claro que si jeje…- Abrió el refrigerador y se agacho un poco para echar un vistazo — ¿Qué prepararemos?

— Pues… creo que tengo pulpo y las verduras que envió la señora Kang.- Se recargo en la estufa mientras veía a KiSeop seguir buscando en el refrigerador. — Podemos preparar bibimbap…-

— Ohhh bibimbap… si hyung, eso estará bien.- Cerro la puerta del refrigerador y camino hasta el comedor para llevarse con él la cesta de verduras a la cocina.

Alexander saco el pulpo del refrigerador y comenzó a limpiarlo y prepararlo mientras que KiSeop cortaba las verduras lentamente y con movimientos finos.

— Aun sigues siendo algo torpe para eso… ¿Verdad?- Alexander río en voz baja.

— Tonto…- Le lanzo una mirada desaprobatoria. — La verdad sí, pero estoy esforzándome hyung… no salgas con tus cosas.- Regreso su atención a las zanahorias que estaban bajo su mano y el cuchillo.

— KiSeopie…- Su tono de voz era de curiosidad, como si quiera preguntar algo.

— ¿Mmmh?- KiSeop estaba mas concentrado en las zanahorias que en cualquier otra cosa en el mundo.

— Quien… ¿Quien respondió tu teléfono hoy?- Dejo de cortar el pulpo en trocitos para voltear a verlo.

KiSeop sintió como si un baño de agua fría le hubiese caído encima… ¿Qué era lo que tenía que responder? Obviamente no iba a mentirle a su mejor amigo, pero sabía que incomodo podría ser todo cuando se lo dijera.

— Ah…- Dejo el cuchillo de lado y coloco los trocitos de zanahoria en un bol de plástico. — Fue AJ…

— Ohhhh…- puso una cara pensativa. — Que serio es…

— Umm… tal vez, es muy reservado pero es buena persona y un gran amigo y compañero.- Termino su frase con una gran sonrisa.

— Ahh… ¿Así que ya te llevas mejor con él?- Sonrío y camino hasta el otro lado de la cocina para tomar un sartén grande.

— Pues si… Ha estado mejorando esa relación en este tiempo.- Se giro y se recargo sobre la cubierta de la cocina. — En realidad… Creo que todo mejoro desde ayer.- Sonrío al darse cuenta de lo tonto que se escuchaba eso.

— ¿Desde ayer?- Pregunto curioso Alexander.

— Ayer fui a cenar con él… Hyung, por eso olvide marcarte cuando regrese a casa, perdóname.- Le hizo un tierno puchero.

— Jaja tonto, no te preocupes… Después de todo, eso sirvió para que tu arrepentimiento te trajera hasta aquí ¿No?- Le guiño un ojo.

— No digas eso Alexander… me haces sentir mal…- Volvió a poner cara de niño regañado.

— Ay KiSeopie… Vez, te dije que no ibas a poder aferrarte a que mi lugar no fuera ocupado por nadie.- Coloco el sartén sobre el fuego de la estufa. — Hace mucho tiempo que debiste haber mejorado esa relación…- Por alguna extraña razón le dolía decir esas palabras.

— Alexander…- Se sorprendió un poco de las palabras que su amigo le acababa de decir. — Si, ya lo sé… Pobre AJ, siempre que me buscaba o trataba de hablar conmigo yo huía, que tonto soy.

— Después de todo, sabes bien que en un grupo los otros miembros no son simplemente amigos, juntos son una familia… Te lo he dicho muchas veces.- Comenzó a cocinar las verduras al mismo tiempo que le hablaba a KiSeop.

— Ya ya… ya no me regañes, ya sé que fui tonto, pero ya lo estoy solucionando…-

— Esta bien, esta bien… Yo creo que ya te quedo claro que aunque me haya ido del grupo nosotros seguiremos siendo amigos ¿No?- Volteo a verlo de reojo.

— Si hyung… De eso nunca he tenido duda.- Camino hasta él y le dio un gran abrazo por la espalda.

La razón de que KiSeop no pudiera convivir con AJ no era su miedo a perder la amistad de Alexander, simplemente era el enojo que tenía dentro, toda esa frustración que había dejado en el cambio de miembros, que la presencia de AJ le recordará a cada segundo, a cada minuto, en cualquier momento que Alexander ya no estaba más en el grupo. No era culpa de AJ, no era culpa de ninguno de los chicos…

Tal vez sí, tenía un poco de tristeza al ver como alguien más ocupaba el lugar de su amigo, pero eso no quería decir nada, que alguien ocupara su lugar en el grupo no significaba que podría reemplazar el lugar que Alexander ocupaba en su corazón. Le había costado trabajo, había sido difícil darse cuenta de eso… Pero en el momento en que pudo hacerlo no encontró la forma de remediar todo y mucho menos encontró la forma de acercase a AJ.

Pero AJ insistió hasta lograr acercase a él, realmente al fin lo había logrado después de muchos intentos… y valla que había sido difícil. Resultaba gracioso para KiSeop como no tuvo que hacer absolutamente nada para solucionar todo, pareciese que el destino estaba a favor de que su relación con AJ mejorara.

1separador

Después de casi treinta minutos atrapados entre el enorme trafico de la ciudad a causa de la lluvia los chicos llegaron a casa. Hoon bajo hasta el estacionamiento y en ese instante todos pudieron sentir la paz de al fin estar en casa. Bajaron uno a uno del auto, Kevin estaba cansado y Eli casi lo llevaba arrastrando hasta el apartamento. DongHo aun tenía sueño y ahora también sentía mucho frío y estaba temblando bastante, con pasos cortos y deteniéndose de cualquier cosa avanzo hasta el elevador, cosa que no paso desapercibida para su líder. Hoon también lo noto, pero cuando vio que SooHyun ya caminaba tras él se quedo junto al auto para bajar las bolsas de comida y otras cosas que habían comprado para el apartamento.

AJ bajo rápidamente y vio que el auto de KiSeop ya estaba estacionado en su lugar.

“Ahh… por lo menos ya regreso a casa”.–  Pensó y sintió tranquilidad de que no estuviera aun en la calle. El clima realmente había cambiado, el cielo hacia un ruido estruendoso, el viento era muy fuerte y la lluvia inundaba todo, caía rápidamente mojando cualquier cosa que estuviera afuera, ningún lugar parecía suficiente para refugiarse de ella.

Al llegar SooHyun abrió la puerta y las luces del departamento aun estaban apagadas, las encendió y se hizo a un lado para dejar pasar a todos. DongHo camino hasta el sofá mas cercano y se recostó, mientras que Kevin se sentó en el sofá de al lado.

— Pense que KiSeop ya estaría aquí, creí haber visto su auto allá abajo…- SooHyun se cruzo de brazos y dirigió su mirada hasta la puerta de su dormitorio.

— Voy a revisar en su habitación hyung.- AJ no lo pensó dos veces, después de decir eso corrió por el pasillo y las escaleras hasta llegar a la puerta de la habitación de KiSeop.

Toco varías veces y no recibió respuesta así que decidió entrar. Las luces estaban apagadas, la cama hecha, la cortina de la ventana cerrada, todo perfectamente acomodado y ni un solo rastro de KiSeop.

­— ¿Dónde te metiste?- Dijo para si mismo mientras cerraba la puerta nuevamente y caminaba de regreso a la sala.

— KiSeop aun no regresa.- Anunció AJ y se sentó junto a Kevin. — ¿Se sienten bien?- Volteo a ver primero a Kevin que estaba a su lado y luego a DongHo que no dejaba de temblar en el sillón de al lado.

— Me siento cansado, me duelen todo el cuerpo, creó que preparé un poco de té…- Dijo mientras se levantaba pero alguien se lo impidió jalándolo del brazo.

— Quédate aquí, yo iré a prepararlo.- Eli lo soltó, le sonrío unos cuantos segundos y luego corrió hasta la cocina.

— ¿Y tu DongHo? No te ves nada bien…- AJ se levanto y camino hasta donde estaba el pequeño DongHo para colocarle una mano en la frente. — Tienes fiebre…

— Creó que voy a morir…- Dijo DongHo mientras cerraba los ojos y recargaba su cabeza en uno de los cojines del sofá.

— ¿Debería llamar al manager?- El rostro de SooHyun realmente era de preocupación.

— Claro que no hyung tonto…- La voz de DongHo era débil. — No puedes llamarlo, KiSeop aun no regresa.-

— Ya intente llamar a KiSeopie pero no responde.- Hoon se acerca desde el pasillo.

“¿Dónde carajos te metiste?”.– AJ solo los observaba.

— Voy por una toalla y agua fría para DongHo…- Hoon corrió hasta el baño.

Hoon regreso con un bol lleno de agua helada y una toalla que sumergió ahí y después coloco en la frente de DongHo. Eli también volvió con el té para Kevin, quien lo bebió y después de unos cuantos sorbos se quedo dormido en su hombro. SooHyun se quedo sentado junto a DongHo cuidando de él, viendo si la fiebre disminuía un poco mientras mas pasaba el tiempo.

AJ por su parte se quedo de pie junto al ventanal, por el cual escurrían grandes chorros de agua y no se podía apreciar absolutamente nada. Habían pasado ya casi cuarenta minutos desde que llegaron a casa y KiSeop aun no se aparecía por ahí, el cielo ya estaba oscuro y la lluvia seguía cayendo con la misma intensidad, realmente se sentía preocupado. SooHyun y Hoon habían estado llamando a su celular pero nunca respondió, incluso el seguía marcando cada cinco minutos pero cada intento parecía ser inútil.

El ambiente se sentía tenso, todos estaban preocupados tanto por DongHo que no mejoraba, como por KiSeop que no tenían ni la mas mínima idea de donde se encontraba.

10:30 P.M… Un celular suena y todos voltean la mirada a AJ que aun sigue junto al ventanal.

— ¿Si?- Nuevamente respondió el celular sin revisar el número del que provenía la llamada.

— JaeSeop… ¿Me estab…- La otra persona del lado del teléfono se escuchaba tranquila.

— ¿Dónde demonios estas?- Dijo interrumpiéndolo casi en un susurro, girándose hacia la pared para que nadie pudiera leer sus labios o escuchar mucho de la conversación. — Todos estamos preocupados… ¿No piensas volver hoy? DongHo está enfermo y no podemos llamar al manager si tú no estás aquí.

— ¿DongHo? ¿Qué le paso?- KiSeop sonaba preocupado. — AJ… no tengo mi auto conmigo, la lluvia es muy fuerte, no voy a encontrar un taxi para regresar a casa.-

— Él tiene mucha fiebre, parece que ya mejoro un poco pero aun así es peligroso.- Ambos se quedaron en silencio unos cuantos segundos. — Voy a ir por ti… Dime donde estas.

— Claro que no AJ, es peligroso ¿Qué no ves como está el clima?- Del otro lado del teléfono, KiSeop se sentía nervioso, caminaba de un lado a otro mientras Alexander lo observaba sentado a la mesa.

— No puedes quedarte ahí… Mañana tenemos trabajo temprano ¿Recuerdas lo que dijo el manager?-

— Maldición…- KiSeop se sentía mal por causar problemas. — Esta bien… Te diré a que lugar venir, busca donde anotar.- Comenzó a dictarle la dirección mientras AJ apuntaba en un trozo de papel.

— Llego en un rato…-

— ¡AJ!- KiSeop grito desde el otro lado del teléfono. — No le digas a nadie en donde estoy, solo díselo a hyung… por favor.-

— Si, como quieras… Te veo en un momento.-

AJ camino hasta la sala nuevamente y le hizo una seña a SooHyun para que se acercara hasta donde estaba él.

— Hyung, voy a ir por KiSeop…- Lo miró fijamente y le entrego el papel donde había anotado la dirección. — Él esta ahí.

— ¿Aquí?- Observo fijamente la dirección, le parecía tan familiar y rápidamente pudo recordar de donde era; Después de que Alexander y KiBum se fueron, también él fue a visitar a Alexander a su nuevo apartamento en secreto unas cuantas veces. — ¿Seguro que está aquí?- Volteo a verlo y arqueo una de sus cejas.

— Si, él me lo dijo.

— Bien… entonces, por favor conduce con cuidado y regresen de inmediato.

— Si hyung.-

Después de decir eso, regreso a su habitación para colocarse un abrigo y tomar las llaves de su auto. Bajo tan rápido como pudo hasta el primer piso, se despidió de todos con un “Regreso en un momento” y sin esperar respuesta salió del apartamento. Corrió hasta el elevador y entro en él presiono el botón del estacionamiento, le parecía una eternidad el tiempo que tardaba en llegar hasta ahí. Cuando al fin puso un pie fuera del elevador se apresuro a subir al auto, lo encendió y se coloco el cinturón de seguridad para comenzar su camino.

1separador

En casa, la fiebre de DongHo estaba bajando, su temperatura corporal comenzaba a normalizarse y había dejado ya de temblar.

— Creo que esto paso por habernos mojado tanto.- Le dijo SooHyun a un DongHo que estaba mas dormido que despierto acorrucado en su regazo.

— Pero ya me siento mejor hyung, gracias a ti…- Le sonrió tiernamente y SooHyun casi podría jurar que sus mejillas se tiñeron rosadas. — Y también a Hoon… Gracias.

— Descansa DongHo…- Tampoco para Hoon había pasado desapercibido eso. — Yo… yo iré… iré a mi habitación.- Dijo al mismo tiempo que movía las manos nerviosamente y luego se alejo por el pasillo. ¿Cuándo sería el momento adecuando para hablar con SooHyun? Por que definitivamente ese no lo era…

— También Kevin debería ir a su cama…- Eli movió un poco a Kevin para que abriera los ojos, aun estaba dormido profundamente a su lado.

— ¿Qué pasa?- Kevin se incorporo lentamente y se froto los ojos con los puños cerrados.

— ¿Ya te sientes mejor? Ve a dormir a tu habitación…- SooHyun le dijo desde el sofá de enfrente.

— Sí, creo que si… ¿Ya regreso KiSeop?-

— AJ fue a buscarlo, regresaran en un rato… Pero no te preocupes, yo me quedaré a esperarlos, vayan a descansar.-

— ¿Estas seguro hyung?- Eli se levanto del sofá.

— Si si, ya váyanse…-

— Hasta mañana hyung, hasta mañana DongHo…- Dijeron los dos al mismo tiempo pero DongHo ya estaba profundamente dormido nuevamente.

Se alejaron por el pasillo y Eli paso su brazo por los hombros de Kevin y este rodeo con su brazo la cintura de Eli para apoyarse en él, subieron las escaleras y cuando estuvieron frente a la puerta de la habitación de Kevin ninguno de los dos quería separarse el uno del otro.

— No te vayas…- Kevin hizo un puchero y se abrazo a él.

— Pero necesitas descansar Kevin…- Tomo su rostro entre sus manos y acaricio suavemente su mejilla con el dorso de su mano.

— ¿Y si me siento mal en la noche?- Nuevamente hizo un puchero y luego hundió su cabeza en el cuello de Eli.

— Eso es un chantaje… Tramposo…- Sonrió y lo abrazo más fuerte, recargando su cabeza sobre la de él, su cabello aun olía a shampoo a pesar de todo lo que se habían mojado.

Se estiro un poco hasta tocar la manija de la puerta y la giro para abrirla, entraron en la habitación aun a oscuras y Kevin camino hasta la cama para sentarse en la orilla y encender solamente la luz de la lámpara que estaba sobre la mesa de noche junto a su cama.

— ¿No vamos a encender mas luz?- Pregunto Eli mientras señalaba al foco que colgaba del techo.

— ¿No la necesitamos? ¿O si?- Kevin sonrío y le hizo una señal para que se acercará.

— Mi niño travieso…- Se sentó a su lado y lo abrazo fuerte, acomodándolo entre sus grandes brazos.

— Te quiero Eli…- Kevin suspiro y levanto su rostro para poder verle a los ojos.

Eli se acerco hasta su rostro y se apodero rápidamente de sus labios… Que gratificante era poder sentir su cálido aliento, su respiración. Sus lenguas se movían con tanta facilidad, como si se conocieran desde siempre. Un beso lento, suave, trataba de demostrarle también cuanto lo quería, cuanto lo amaba. Bajo hasta su cuello y Kevin suspiro al sentir sus labios sobre esa nueva parte de su piel.

Eli lo tomo por la cintura y lo recostó de espaldas a la cama, volvió a apoderarse nuevamente de sus labios. Kevin lo abrazaba, y lentamente recorría su espalda bien definida por encima de la playera.  Poco a poco las caricias entre ambos fueron aumentando, Eli introdujo sus manos por debajo de la playera y el suéter de Kevin, recorriendo sus costados, de arriba abajo hasta tocar el borde de su pantalón.

Kevin llevo una de sus manos hasta el cierre de su propio suéter y comenzó a deslizarlo hasta que se abrió por completo, oportunidad que Eli aprovecho para deshacerse de esa prenda incomoda, lo levanto un poco hasta que ambos quedaron sentados sobre la cama y Kevin comenzó a levantar la playera de Eli hasta sacarla por completo de su cuerpo, dejando a la vista su torso desnudo, realmente le encantaba lo que veía.

— Que hermoso eres…- Eli recostó nuevamente a Kevin y se coloco sobre él para besarlo, apoderándose por completo de su boca, jalando de sus labios, necesitando su sabor, ese delicioso sabor que lo enloquecía por completo.  Paso de sus labios nuevamente hasta su cuello, dejando huellas con su lengua por donde quiera que tocara, avanzo hasta su hombro, saboreando lentamente el sabor de su dulce piel.

— Ahh… Eli…. Ahhh…- Se estremeció al sentir como la boca de Eli iba recorriendo nuevos lugares de su cuerpo, era perfecto, le encantaba sentirlo. — Uhmmm…- Un gemido salió de sus labios al sentir como Eli acariciaba con sus dedos uno de sus pezones mientras lamia y jalaba despacio del otro con sus labios.

— Me encantas.-  Bajo lentamente por todo su abdomen, hasta llegar a sus caderas. — Me vuelves loco angelito…- Le dijo mientras besaba su pelvis, haciendo que Kevin arqueara sus caderas por la sensación.

Con un movimiento rápido, Kevin hizo que Eli se girará quedando sobre la cama, se sentó sobré él y sin querer provoco ese contacto, haciendo que sus miembros se rozarán, haciendo que una corriente eléctrica los recorriera a ambos. Se inclino para besarlo en los labios y tomándolo por los hombros lo levanto para incorporarlo y que ambos quedaran sentados. Aun sobre él, con sus piernas una a cada lado de sus costados, le recorrió  con sus delgadas y finas manos la espalda, su pecho, el abdomen, los brazos, acaricio cada parte del cuerpo de su chico hasta posarse sobre el botón del pantalón. Lentamente y con torpeza por el nerviosismo que sentía logro desabrochar el pantalón de Eli.

— Kevin… Tranquilo…- Eli noto su nerviosísimo, lo tomo de la barbilla y le dio un pequeño beso en los labios. — Si no te sientes listo aún, no es necesario que hagamos esto…- Le sonrío tiernamente y volvió a besarlo despacio.

— Eli… yo… yo quiero estar contigo…- Se abrazo a su cuello y lo tumbo nuevamente de espaldas a la cama.

Se besaron otra vez, un beso profundo, con mucha fuerza y pasión, un beso prácticamente enloquecido, lleno de deseo, deseo puro que sentían el uno por el otro. Kevin bajo el cierre del pantalón de Eli, rozando sin querer con sus delgados dedos la hombría de su chico que ya estaba lo suficientemente despierta.

— Ahhh… Kevin…- Dejo caer su cabeza hacia atrás por la sensación. Le volvía loco cada toque de su ángel, cada uno de sus besos y cada caricia por mas mínima que fuera estaban por llevarlo al borde de la locura.

Eli abrazo a Kevin, lo acerco a su cuerpo y giro lentamente hasta lograr colocarlo nuevamente bajo él. Cada una de las prendas restantes fueron cayendo por si solas, rápidamente una tras otra, dejando sus cuerpos desnudos por completo a la vista del otro. Eli con su cuerpo entre las piernas de Kevin empujo sus caderas contra las de él, haciendo gemir a ambos por el contacto tan placentero.

Sin más, Eli tomo el miembro de Kevin entre su mano, acariciándolo despacio, haciendo que su respiración se entrecortara y pequeños gemidos salieran de sus labios.

— Eli… Eli…- Kevin repetía el nombre de su chico mientras el movimiento de la mano que sostenía su miembro se hacía cada vez más rápido. — Mas… Ahhh… no te detengas Eli…-

— No lo haré…- Se acerco para besar sus labios e incrementar el movimiento de su mano, acariciaba la punta de su miembro haciéndolo disfrutar por completo, Kevin no sabía cuánto tiempo más iba a resistir. Eli estaba extasiado completamente de escuchar a Kevin, de verlo así… Su perfección, su voz, todo en él lo excitaba por completo.

— Ahh… Uhmmm…- Se aferro a su espalda con fuerza, como si deseara que ese momento no acabara nunca. Pronto Kevin había terminado en la mano de su chico, estaba respirando agitadamente y tenía los ojos cerrados.  — Umm, creo que necesitas ayuda con eso…- Sonrío traviesamente cuando abrió los ojos y se dio cuenta que el miembro de Eli pedía atención a gritos.

— Puede ser…- Con una sonrisa, lo incito a cambiar de lugares. Eli se recargo en la cabecera de la cama y Kevin comenzó a bajar en dirección a su miembro, besando lentamente cada parte de su abdomen.

Comenzó a jugar con su lengua, con su mano haciendo movimientos lentos a lo largo de todo su miembro, luego aumentando la velocidad de cada movimiento, haciendo que Eli se llenara de placer a cada contacto que tenía con su sexo.

— Uhmmmm…- Eli gimió y se aferro a las sabanas debajo de él cuando sintió como Kevin tocaba la punta de su miembro con su lengua, presionando suavemente y después introduciéndolo en su boca, estimulándolo con fuerza, haciéndolo llegar al clímax en poco tiempo, lo hacía enloquecerse completamente. — Mmmmm… Kevin… Ahhhh…- Lo que Kevin le hacía sentir no se comparaba con ninguna de las cosas que había vivido antes, nadie, absolutamente nadie le había hecho sentir lo que Kevin en ese momento.

— Kevin… ahhh… detente, yo voy a…-

— ¿Terminar?- Kevin quito la atención del miembro de Eli en un instante para responderle.

— ¡¡¡Ahhhhhh!!! Keviiiiiiin….- Tomo el miembro de Eli nuevamente entre su mano, haciendo un movimiento rápido a lo que Eli respondió  con un movimiento de sus caderas al mismo tiempo que su mano, no tardo mucho tiempo mas, sintió como su vientre se contraía cada vez más rápido y finalmente al mismo tiempo que una corriente eléctrica le recorría la espalda, libero aquella esencia que era solo suya acompañada de un placentero orgasmo.

— Eli…- Le hablo mientras se acercaba para besarlo. — Te necesito…-

Eli se sorprendió de las palabras que Kevin ¿Qué era lo que le estaba tratando de decir?

— Kevin, yo también quiero… Yo también te necesito.- Le sonrío y lo beso en la frente. — Pero no aquí… Tal vez me podrás decir que cual es la diferencia, si de cualquier modo ya iniciamos esto…- Le hizo una seña indicándole que viera la posición en la que se encontraban.  — Pero aquí están los demás… ¿No crees que eso debería ser algo mucho más lindo que esto?- Lo beso en los labios por unos segundos lentamente.

Era cierto… No podían estar seguros cuando sus amigos rondaban por la casa, con lo que ya había pasado no estaban seguros si los habrían escuchado o no y Eli creía que no debían arriesgarse más. Definitivamente ellos necesitaban mas privacidad, un lugar que fuera solo para ellos.

— Es verdad…- Hizo un puchero y se acomodo debajo del brazo de Eli. — Pronto… pronto voy a ser tuyo Eli…- Lo abrazo fuertemente y sus mejillas se sonrojaron.

— Si mi ángel, pronto seremos uno solo…-

1separador

AJ llevaba un buen rato conduciendo y cuando creía que el clima no se podía poner peor, paso. Parecía que el cielo se iba a caer, jamás había visto tanta lluvia en su vida, incluso llego a preguntarse si eso era simple lluvia o ya era un diluvio. Después de manejar despacio y recorrer muchísimas calles encontró el lugar donde estaba KiSeop, se estaciono frente al edificio que parecía ser el lugar de la dirección y saco su celular para mandar un mensaje.

Dentro del edificio KiSeop estaba sentado en el piso jugando con Mongo cuando su celular vibro en el bolsillo de su pantalón.  Lo saco de ahí y dio click sobre la panta para leer el mensaje.

De: JaeSeop

“Estoy afuera. Sal ahora, tenemos que irnos rápido.”

— Alexander, AJ llego. Tengo que irme…- Se levanto del piso y camino hasta donde estaba Alexander para darle un abrazo.

— ¡Claro que no! ¿Ya viste como empeoro el clima? No pueden regresar así, podrían tener un accidente.- Se puso a gritar, cosa que hacia siempre que se estresaba.

— Pero Xander… No puedo quedarme aquí, AJ esta abajo.

— Dile que entre… ¿Cuál es el problema KiSeop?- Se cruzo de brazos.

— ¿Estás seguro?- No creía lo que escuchaba, era como una broma de mal gusto.

— Claro que sí, yo no tengo ningún problema. ¿O acaso él lo tendrá? ¿Va a preferir quedarse afuera en la lluvia?- Arqueo una de sus cejas. — Porque tú no te vas a ir de este lugar hasta que el clima haya mejorado ¿Entendiste?-

— Xander… No sé que me vaya a decir, voy a bajar para decirle que entre.- Camino hasta la puerta y se puso los zapatos.

— Toma.- Le entrego un paraguas grande con rombos de color café y azul.

Ambos salieron del apartamento y entraron en el elevador, bajaron en silencio hasta la planta baja y KiSeop se acerco a la puerta de cristal buscando el auto de AJ.

— Ya lo vi… Ya regreso Alexander.- Abrió el paraguas y salió por la puerta giratoria.

Alexander se quedo dentro del edificio viendo como KiSeop corría bajo la lluvia hasta el auto que estaba estacionado ahí afuera. KiSeop a travesó todo el camino lluvioso hasta llegar al auto, eran gotas muy grandes y se estaba empapando aun con esa “protección” que se suponía le debía brindarle el paraguas. Cuando llego hasta el auto, toco en la ventana y AJ se estiro hasta abrir la puerta.

— ¿Qué pasa? ¿Por qué te quedas ahí de pie? Sube ahora… ¿Qué no ves que te estás empapando?- Su tono de voz era de preocupación, realmente le preocupaba lo que le sucediera a KiSeop.

— AJ… No iremos a ningún lado, entra conmigo al edificio por favor…- Era como si le suplicara.

— ¿Qué? ¡Claro que no!- Su voz ahora se escuchaba alterada ¿Qué era lo que pretendía KiSeop? — Entra ahora al auto, de verdad tenemos que irnos.

— No lo haré… No vamos a ir a ningún lado, podríamos tener un accidente.- Se sacudió un poco el cabello que comenzaba a mojarse. — Entra conmigo, o te culparé si atrapo un resfriado.- Hizo un puchero, uno muy tierno.

— Agh…- Se recargo en el asiento. — “¿Siempre convence a la gente con esas lindas expresiones?”– Pensó para sí mismo.  — Esta bien, esta bien…- Con cara de fastidio, AJ se quito el cinturón de seguridad y abrió la puerta para salir, rodeo el auto y se metió debajo del paraguas de KiSeop. Coloco la alarma al auto y juntos regresaron corriendo hasta la puerta del edificio.

— JaeSeop…- Lo detuvo del brazo. — No te vayas a sentir incomodo por favor, solo estaremos aquí por esta noche y si la lluvia cesa temprano, regresamos a casa hoy mismo.- Se sentía nervioso, quien no lo haría en su lugar, era extraño y podía sentir como su estomago resentía todos su nerviosismo.

— ¿De qué hablas KiSeop? ¿Quién…? ¿Quién vive aquí?- AJ hacia muchas preguntas al mismo tiempo.

— Ven…- Lo tomo de la mano y cruzaron la puerta giratoria.

Alexander estaba sentado en uno de los sillones de la recepción, tenía los codos sobre sus piernas y con su cuerpo un poco inclinado hacia el frente se cubría el rostro con ambas manos. KiSeop y AJ caminaron hasta donde estaba el chico y el primero se acerco para tomarlo por el hombro.

— Ya estamos aquí hyung…- Le dio unas palmaditas y Alexander levanto su rostro al sentir el contacto.

— Ahh…- Sonrío amablemente para ambos.  — Hola…- Volteo a ver a AJ y luego a KiSeop. — ¿Subimos ya?

— Sí.- Ambos caminaron hasta el elevador y AJ los siguió.

El ambiente se sentía tenso, AJ no hablo ni una sola palabra en todo el camino. Salieron del elevador y recorrieron en silencio el pasillo. Cuando llegaron al apartamento, Xander abrió la puerta y entro primero, seguido de KiSeop y AJ nuevamente detrás de él. Se quitaron los zapatos y los colocaron en la repisa junto a la puerta. Caminaron hasta la sala y Mongo que estaba sentado sobre uno de los sofás se bajo inmediatamente para acercarse a AJ.

— Woooof…- Le lanzo un ladrido para llamar su atención al mismo tiempo que movía su colita.

— Ah… Hola perrito.- Se agacho para acariciarle la cabecita.

— Se llama Mongo…- Alexander se acerco hasta AJ. — ¿Quieres un poco de té?-

— ¿Ahh…? ¿Yo?- AJ volteo a verle confundido.

— Jaja… Sí, relájate… ¿Así eres de serio?- Le dio unas palmadas en el hombro. — Voy por el té a la cocina, ya regreso.

Alexander se alejo por el pasillo que llevaba hasta la cocina y Mongo fue tras él.

— ¿Estás bien JaeSeop?- KiSeop le hablo desde uno de los sofás de la sala.

— Amm si…- Camino hasta la puerta de cristal que llevaba a la pequeña terraza y KiSeop se levanto del sofá para ir con él. — Es incomodo…- Estaba observando la lluvia que seguía cayendo con fuerza y golpeaba el cristal.

— Es tu culpa… Te dije que no era necesario que vinieras por mi.- Lo imito, adoptando su misma pose, observando el cristal de la puerta.

— Esta-Estaba preocupado…- Frunció los labios y cerró los ojos dejando salir un suspiro pesado.

1080706_394537760668686_491447939_n

Anuncios

28 comentarios en “Compartimos una locura {Capítulo 3}

  1. Santo señor casi me muero aqui por leer!

    Hay estoy que me invade un nerviosismo…Ya esperaba a que actualizaras ya que me encanto mucho tu fic!

    Hay ese maknae tan tragón >uuuuu<….

    Hay espero leer mas muy pronto… Te felicito me encanta tu historia!!
    Bye bye Saludos!

    Me gusta

  2. Wow, si que te demoraste mucho en actualizar XS, pero valio la espera, me gusto mucho el capitulo en es pecial la parte del Elvin XP…Na…. estuvo hermosa y tambien amo como se preocupa AJ Por KiSeop, AMO el 2Seop, espero el siguiente capitulo :D

    Me gusta

  3. Ow me encanta ver a un Aj gruñon pero tierno al mismo tiempo, esos momentos elvin que te dejan sin palabras x3 muy bueno valio la espera :$ pero me dejaste con ganas de soohoon :( pero esperare aver que pasa :3 muy buen fanfic, esperare la continuacion n.n

    Me gusta

    • kjdajhsdgd waaa es que en este momento tengo mil cosas que hacer (por eso tampoco había visto sus comentarios) ando vuelta loca con unos asuntos de U-KISS xD pero el siguiente capitulo ya esta empezado, así que paciencia ^^ gracias por leerlo bonita :)

      Me gusta

  4. yuuuuuuuu!!!! me gusto mucho! pero aish no se porque Dongho me cae tan pesado! >< deb dejar en paz al SOOHOON je y-y-y tan lindos ELVIN <3 … awww lo sabia el gato estaba muerto de la preocupacion <3 No tardes mucho unnieeee ^__^

    Me gusta

  5. Jajajajaja ese maknae como siempre duermiendose en cualquier sitio jajajaj bueno unnie espero k no tardes mas por que u historia esta buenisima no me hagas morir por FA unnie actualiza pronto felicides!!!! :)

    Me gusta

    • Haha gracias por leerlo ^^ y sabes… Que bueno que dejas tu comentario, para mi es importante saber lo que ustedes piensan, te agradezco el tiempo que tomaste para escribirme este mensaje, pronto estará el capitulo siguiente ^^

      Me gusta

    • Muchas gracias linda <3 Ya estoy trabajando en el capitulo siguiente y espero que pronto pueda terminarlo.

      Gracias también por dejarme tu comentario, a mi en lo personal como autora me gusta que mis lector@s me escriban y así poder saber que piensan… ¡Gracias por NO ser una lectora fantasma! ^^ Y pues… nos vemos en el próximo capitulo ^^

      Me gusta

¡Gracias por comentar! ♥

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s