Possessive {Oneshot} {Capítulo único}

possessive

Autora: CeCe
Título: Possessive
Género: Erótica.
Categoría: Yaoi
Grupo: U-Kiss
Couple: AJ & Dongho – AJ & Eli
Disclaimer: U-Kiss no me pertenece, la historia fue idea de Isa quien hizo el pedido.
Nota de autora: Espero les guste.


—Espero no aburrirme—comentó Dongho mientras bajaba del auto. Se volvió a acomodar su saco, esperando que no hubiera quedado muy arrugado.

Se había quedado dormido unos minutos, ya que el trayecto fue bastante lento, por lo cual, prefirió dormir la mitad del tiempo para no aburrirse más de lo que ya estaba. El lugar era completamente nuevo, pero no tenía ánimos para convivir con gente desconocida.

—Tranquilo, te ves bien—comentó Kiseop mientras se ponían en marcha al lugar.

Soohyun entró junto con el manager, presentando a cada uno de sus compañeros y amigos. Hoon y Kiseop de inmediato empezaron a conversar sobre la música de fondo, la clásica no era muy su estilo.

Habían sido invitados para un evento formal que era llevado acabo en Alemania, un evento en donde incluían a otros grupos de Kpop. El propósito de todo eso era, difundir aquellos grupos y hacer nuevos contratos.

Saludaban por aquí y por allá, tratando de ser lo más amables posibles, e intentando hacer más contactos para que su carrera fuera mucho mejor de lo que ya era. AJ saludó a unos productores que ya había conocido días atrás.

La brisa le llegó al rostro, era obvio que se sintiera la frescura del aire al estar en un lugar abierto. La inmensa carpa blanca sólo los cubría del sol que ya estaba por ocultarse. Situados cerca de un lago artificial, hecho semanas antes para aquel evento.

Aparte del fresco, AJ podía percibir calor. Un calor atrayente que emanaba del menor del grupo. Sabía él sentía atracción por él, lo cual acrecentaba su ego. Su vanidad. Aunque debía confesar que él también sentía cierta atracción.

—Vuelvo en un momento, creo que me falta saludar por ahí—comentó AJ después de unos minutos.

Lo estaba siguiendo. A una distancia considerable, muy considerable, lo seguía. Nadie les ponía obstáculos, nadie los estaba viendo. Ni siquiera podían imaginar lo que ellos dos deseaban. Poco a poco fueron alejándose más de la carpa.

Nadie se percataba de ello, estaban más preocupados y entretenidos en sus platicas tan amenas y en los próximos contratos millonarios que podían firmar en esos momentos que, ni siquiera notaban que pasaban a sus lados.

Al menos eso esperaban ellos, pero realmente había alguien más que observaba al menor, alguien más que cuidaba cada movimiento.

Dongho volteó de reojo, pero no se detuvo. No hasta llegar hasta un roble que estaba alejado de la carpa, el lago les quedaba a solo unos cuantos metros de distancia, un lugar perfecto. El menor se escondió detrás del árbol, tapándolo de miradas no deseadas.

—¿Crees que podrás esconderte de mí?—preguntó AJ en casi un susurró al encontrarse del otro lado del árbol. No recibió respuesta alguna, lo cual lo hizo sonreír de lado. Lentamente fue rodeando el árbol hasta encontrarse con Dongho, quien lo miraba sin reacción alguna.

—¿Esconderme de ti?—su voz tan gutural simplemente lo atraía más. A veces no podía creer que el menor fuera tan sensual, que fuera tan diferente cuando estaban solos.

Sus conversaciones en público no duraban más un minuto o menos, debido a la tensión que existía entre ellos. Pero no era una tensión que provocara riñas, en realidad, provocaba atracción, deseo y seducción.

A veces les costaba controlar sus impulsivos deseos.

—¿Estás seguro de que no te escondes de mí?—AJ se acercó más al menor, quien se incorporó y trató de acercarse a él, pero AJ no lo dejó.

Lo empujó contra el árbol, haciendo que gimiera por el golpe. Y antes de que pudiera hacer algo, sujetó las muñecas de Dongho con fuerza; ambos se miraban fijamente a los ojos. AJ se acercó sólo un poco, hasta sentir su aliento sobre sus labios.

Adoraba tener el control total de la situación, era más que una fantasía, más que cualquier placer insano, simplemente era así. El sentirse dueño absoluto le producía excitación, más fuerza.

Pero algo que le encantaba aún más, era que lo viesen tomando el control. Al principio AJ creía que era algo malo, que era realmente algo pervertido, pero después… descubrió que era otro placer insano que le fascinaba, y no iba a dejarlo por nada.

Podía sentir la mirada de alguien más en ése momento, pero aún no sabía de quién, no podía detenerse y empezar a buscar con la mirada a quien los estaba observando con detalle.

Lentamente se acercó a Dongho, pegando su cuerpo con el de él, sintiendo como la ropa les estorbaba en esos momentos. Podía sentir aquel calor que emanaba de ambos, envolviéndolos en aquella preciada seducción que los enloquecía lentamente.

—Hazlo—pidió Dongho en casi un susurró.

AJ pegó sus labios con los de él, sintiendo el calor de su cavidad, la sedosidad de su lengua y el sabor de él. Mordió suavemente su labio inferior, podía sentir como el menor tenía la necesidad de tocar y ser tocado, y AJ lo sabía perfectamente, lo podía ver en sus ojos. Lo percibía en aquel brillo.

Su excitación crecía aún más al sentir aquella mirada desconocida. No podía creer su suerte, pero tenía que aprovechar, no importaba quien fuera, lo descubriría después y lo sabía. Lentamente bajó hasta el cuello del menor, mordiendo suavemente su piel, intentando no dejar marcas. Como pudo, desabotonó el saco, bajando hasta sus pantalones, deslizando el cierre, liberando un poco de presión.

—No podemos hacer mucho…—susurró AJ mientras introducía su mano dentro del pantalón, tocando por encima de la tela de la ropa interior, provocando que el menor gimiera de placer ante aquel roce—. Pero sí puedo darte un poco de placer…

Presionó un poco, solo un poco, haciendo que Dongho se encorvara al sentir el agarre, suspiró pesadamente mientras la respiración empezaba a entrecortarse. AJ se apresuró a levantar el rostro para que lo viera a los ojos, mientras que el menos, se apoyaba en él, tomándolo por los hombros, sintiendo como la presión disminuía lentamente, para convertirse en un suave masaje.

Dongho empezó a suspirar; AJ volvió a deslizar su mano, esta vez dentro del boxer, tomando el sexo del menor, liberándolo de la presión de la ropa. Moviendo su mano lentamente, presionando de vez en vez. Dongho no podía creer lo que estaba pasando, creía que era un sueño, un muy buen sueño, pero era real.

Estaba siendo masturbado por AJ, por su fantasía más escondida. Sintiendo como lo estaba llenando de placer, al principio creía que se vendría con el sólo roce de su cuerpo, pero la ropa les estorbaba, era ahora cuando se maldecía por escoger aquel lugar tan abierto y lleno de gente.

Pudiendo escoger otro lugar más oscuro, más cerrado y sólo para ellos dos. Pero ya no importaba, ahora estaba ahí, con él, siendo tocado tan perfectamente por él. Estaba siendo estimulado por AJ. Podía sentir como presionaba cada vez más, provocándole placer lentamente, tanto que en cierto punto dolía.

—AJ…

—Calla—ordenó él mientras presionaba un poco más, sintiendo como Dongho presionaba sus hombros con fuerza. Fue entonces cuando aprovechó… Discretamente buscó con la mirada hasta que dio con el intruso.

Su suerte era aún mejor, él estaba siendo presente. Se lo estaba arrebatando justo frente a sus ojos. Su excitación creció aún más. Dongho empezó a bajar su manos, quería sentir el cuerpo de AJ aunque la ropa estuviera de por medio, quería darle placer como él se lo estaba dando.

Llegó hasta el pantalón, desabrochando y metiendo su mano. Podía sentir la piel arder a su toque, lo cual le agradaba de sobremanera. AJ sonría maliciosamente, el momento era más que perfecto. Sintiendo como el menor tocaba su intimidad poco a poco.

Su respiración empezó a acelerarse lentamente, presionó un poco más, haciendo que el menor gimiera un poco más fuerte, por lo cual, AJ lo volvió a empujar contra el árbol y, pegando sus labios contra los de él sin dejar de estimular su sexo. Quería que llegara al final, pero Dongho era ruidoso, sobre todo, porque AJ lo estaba estimulando demasiado.

Entonces pasó. Dongho se corrió e instintivamente AJ se movió un poco, no quería mancharse, ya que no quería dar pie a nadie. El menor suspiró, podía sentir como el orgasmo lo invadía tan placidamente.

Y después de que hubiese recuperado parte de su cordura, continuó con lo que estaba haciendo: estimulando a su mayor. AJ empezaba a respirar con dificultad, le costaba concentrarse al sentir como el menor lo tocaba.

Todo se había acumulado, todas aquellas fantasías se estaban haciendo realidad en ése momento. No tardó en venirse y sentir la liberación absoluta. Sentía que su corazón saldría disparado del pecho. AJ volvió a besar a Dongho con aquel arrebato, mordiendo su labio nuevamente.
—Tenemos que irnos o empezarán a preguntar—dijo AJ mientras se incorporaba lentamente.

Dongho asintió, suspirando profundamente. Arreglándose la ropa, cuidando cada detalle.

—Ve tú primero, yo te alcanzo enseguida—ordenó AJ mientras terminaba de acomodarse el pantalón. Dongho no hizo nada, simplemente obedeció a su mayor, empezando a caminar con paso lento.

Después de unos minutos salió detrás del árbol, empezando su trayecto de vuelta a la carpa. Realmente nadie más había visto lo que habían hecho allá atrás, sólo él, pero seguro lo arreglaría.

Pronto se encontró sumergido en una conversación muy amena, dejando en el pasado su encuentro con el menor. Pronto, sintió nuevamente aquella mirada, volteó la vista para mirarlo fijamente a los ojos, segundos después cada uno volvía la vista.

—El manager dice que ya es hora de partir—comentó Soohyun. Eli asintió, bebiendo rápidamente lo que quedaba de su bebida.

Seguía sumergido en sus pensamiento, las imágenes pasaban una y otra, y otra vez por su cabeza. No podía sacárselo de su mente. Estaba tan absorto. Dejó su vaso para después empezar a despedirse, mirando cada vez que podía a AJ, observando cada movimiento.

:heartie: :heartie: :heartie:

Estaban agotados, habían estado muy activos durante todo el evento. Kiseop y Kevin fueron los primeros en desaparecer, encerrándose en su habitación. Dongho y Soohyun seguían con algo de energía, por lo cual optaron en jugar unos minutos más. Hoon revisaba su teléfono móvil.

—Me voy a descansar—anunció AJ mientras se encaminaba a su habitación. Podía sentir como Eli lo seguía con la mirada, y sabía que en algún momento tendría que enfrentarlo.

—AJ…—Escuchó a Eli, pero decidió que era mejor que la conversación fuera dentro del cuarto que en el pasillo, no quería que nadie más aparte de él, supiera lo que había pasado—. ¡Hey!

Eli entró casi corriendo al cuarto, pues creía que AJ cerraría la puerta antes de que él llegara. Cerró la puerta y puso seguro.

—Necesitamos hablar.

—¿Sobre?—AJ se hizo el que no sabía, sentándose en la orilla de la cama.

—Sabes bien a lo que me refiero, los ví…

—¿Y? Nos viste y ya… eso qué cambia—AJ se levantó de golpe y se paró frente a Eli.

—Mucho—comentó Eli mientras miraba fijamente a AJ. No podía negarlo, lo deseaba… deseaba tener a AJ. Pero no sabía la reacción de él si daba el siguiente paso.

—¿Cómo qué?—preguntó AJ enarcando una ceja y acercándose más a él—dime Eli… cómo qué—susurró suavemente acercándose aún más. Podía sentir la intención de Eli, y para que negarlo, tenía la tentación de tenerlo.
Eli no dijo nada; miró los labios de AJ y no dudo más, simplemente lo besó. AJ contestó el beso de igual manera. Por instinto pegaron sus cuerpos, empezando a tocarse sin pudor. AJ empujó a Eli en dirección a la cama.

Ambos podían sentir la excitación del momento, ya que ambos deseaban tener el control y ninguno cedería tan fácilmente.

Eli se dejó caer en la cama, mientras AJ se colocaba sobre él. Besando su cuello, repartiendo leves mordidas por su piel, haciendo que suspirara del placer y del dolor que eso provocaba. Entonces dio vuelta, quedando él sobre AJ.

—Es mi turno—dijo firmemente mientras le quitaba la playera a AJ, para después quitársela él.
Acarició su pecho, bajando hasta su pantalón y deshaciéndose de él.

Besó su pecho lánguidamente, acariciando su entrepierna, sintiendo como empezaba a endurecerse lentamente. Podía sentir el mismo deseo de AJ como propio. Sus respiración empezaban a agitarse, cada segundo que pasaba era vital.

AJ acarició las piernas de Eli, quitándole el pantalón lentamente. En ése momento pudo sentir cada músculo bien marcado gracias al constante ejercicio que hacía Eli. Fue entonces cuando pensó que no sería malo hacer un poco de ejercicio a la par que Eli, ya que tenía muy buenos resultados.

Tanto uno como otro se moría por obtener el control de la situación. Necesitaban tener las riendas del momento. Eli bajó lentamente, volviendo a pegar sus labios con los de AJ, aprovechando el momento para tocar su cuerpo.

—Apuesto a que quieres ser primero—comentó AJ entre gemidos.

—Sí—contestó Eli mientras besaba su cuello—. Y luego sigues tú.

No dijo nada, simplemente dejó que lo tocara a su gusto. Después de todo ya había tenido parte de lo que buscaba. Eli pegó más su cuerpo, sus intimidades se rozaban, provocando que ambos suspiraran.

AJ empezó a tocar su espalda, bajando hasta su abdomen. Hasta que encontró lo que estaba buscando. Sujetó con un poco de fuerza el miembro de Eli, provocando que gimiera fuertemente. Seguro los escucharían, pero no importaba, no cuando podían tener todo.

Eli besó nuevamente su cuello, bajando su mano hasta llegar al punto. AJ respingó al sentir su tacto, no era la primera vez que alguien lo tocaba en aquel sitio sensible, pero sí la primera vez que alguien lo hacía con fuerza y con delicadeza a la vez.

Tenía que estimularlo, no quería entrar así, pues sabía que podía lastimarlo. Podían aprovechar tocándose, recorriendo ambos cuerpos hasta aprender cada camino de memoria. Eli introdujo un dedo tan suavemente como pudo, sin dejar de besarlo. Estimulándolo.

—Hazlo—susurró AJ mientras se acomodaba para él—Recuerda que después me toca a mí—le advirtió mientras Eli volvía a acomodarse.

Se fundieron en un beso desesperado. En un beso de arrebato al mismo tiempo que Eli entraba en él. AJ podía sentir aquella sensación de placer y dolor tan mezclado que era tan adictivo. Moviéndose lentamente, mientras seguían repartiendo caricias por todo el cuerpo.

El placer lo inundaba aún más, AJ era suyo en ese momento, simplemente era algo embriagante. Acelerando su ritmo, sintiendo como sus corazones latían al mismo ritmo, acelerándose rápidamente. Sus respiraciones agitadas y al borde de la hiperventilación. Pudo sentir como AJ presionaba su espalda cuando sintió que aceleraba.

AJ sintió aún más placer, cuando Eli empezó a masturbarlo, podía sentir que se venía en cualquier momento. Aferró más sus manos a los costados de Eli, quien gimió al sentir la presión, pero no se detuvo.

Podía sentir como las sensaciones adictivas empezaban a invadir su cuerpo, como el estimulo de él estaba surtiendo efecto. Hasta que lo hizo. Podía sentir como nuevamente el orgasmo invadía sus sistema nervioso, liberándolo nuevamente. Y unos instantes después, sintió como el calor lo invadía, mientras que Eli gemía a su oído.

Eli se desplomó a lado de AJ, tratando de normalizar su respiración.

—La noche será larga—dijo AJ mientras volteaba a verlo.

—Lo soportaré…

CeCe

 

Anuncios

19 comentarios en “Possessive {Oneshot} {Capítulo único}

  1. quede como a medias, da ganas de saber la continuación de eli y aj……………………
    y que hubiera una continuación con dongho que pues si hablamos de lemon se quedo como iniciado, yo que se, pero aun así estuvo genial en muchas maneras gracias.

    Me gusta

¡Gracias por comentar! ♥

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s