¿Te cuento un secreto? – Cap4

Image

 

Disclaimer – Ukiss no me pertenece, ya saben que todo lo qui escrito es por simple diversión mía y el lector.

Nota de la Autora – Ninguna en particular, solo dissfrutenlo y dejen comentarios

Cap4

Domingo por la mañana…

El manager había llegado muy temprano con un folder en mano, subiendo hasta el departamento de U-kiss y abriendo con su propia llave; el lugar estaba en completo silencio.

-¡Todos despierten!, ¡Arriba!- Pero tan pronto como cierra la puerta comienza a llamarlos pegando en las puertas de sus habitaciones saliendo todos de inmediato, o por lo menos casi todos.

-¿Qué pasa quien hace tanto ruido?- Se asoma Soohyun, quien al ver al manager se apresura a despertar a AJ que estaba en la cama al lado de la suya. –Oye, levántate, el manager ha venido a vernos-

-Uhmm, si ya voy…- Se giro sin muchos ánimos y con un punzante dolor de cabeza, se quedo boca arriba mirando el techo, apenas había dormido con seguridad alrededor de un par de horas desde que regreso de esa fiesta que por más que lo deseara, no iba a poder olvidar nunca; aun habiendo bebido e ingerido alguna sustancia extraña su mente había estado demasiado lucida y cada recuerdo demasiado nítido en su cabeza, sabía perfectamente lo que había hecho… si él lo atrapo contra la pared, el lo toco primero, el lo beso primero, lo deseo tanto…  ¡se acostó con Kiseop! Y lo lamentaba y se detestaba… se detestaba porque no pudo resistirse, porque nunca lo habría hecho de estar en sus cinco sentidos… y se odiaba aun mas porque… no había sido la persona que el amaba… y a todo esto ¿Por qué Kiseop no lo había detenido?, le había hecho tan “fácil” las cosas, ¿a caso estaba aun mas ebrio que él?… no encontraba explicación coherente a eso, hasta que recordó a Dong Woo y como habían bailado esa noche,  y esa sola imagen le hizo apretar los puños con fuerza; luego esas chicas acercándosele como un imán que los atraía y seducía… era su culpa.

-Es su culpa…-

-¿De qué hablas AJ?- Soohyun sale del baño. –Si te refieres a que es culpa del manager no poder dormir mas el día de hoy, si lo es pero aun así levántate o vendrá el personalmente a sacarte de aquí-

-Sí, si ya te escuche ya voy- Aun sin deseos de levantarse se miro al espejo y se dio cuenta que a pesar de todo no se veía tan mal, y de no ser por el dolor de cabeza y esos recuerdos de la noche anterior todo sería perfecto. Salió de la habitación y vio pasar a un somnoliento Dongho que se rascaba la cabeza, seguido de Hoon que aun se frotaba los ojos cansados; miro detrás de ellos e instantáneamente el rostro se le ilumino al verlo.

-Kevin…- Pero la sonrisa de sus labios se borro por completo al verlo a “el” salir de la misma habitación. –Eli…-

-Hola…- respondieron ambos chicos al mismo tiempo con una amplia sonrisa.

-¿Durmieron en el mismo cuarto?- Se atrevió a preguntar.

-Claro…- respondió Eli de lo mas quitado de la pena colocándole un brazo a Kevin por encima de los hombros y bostezando tranquilamente, cosa que hizo a AJ sentirse aun mas irritado de lo que estaba solo de pensar en las cosas que pudieron haber pasado ahí dentro, y justo entonces volvían a su mente esas imágenes, esas “malditas imágenes” en esa cama de hotel, pero no, eso no pasaría con Kevin, el no era “fácil”, y mucho menos quería pensar que fuera Eli quien lo tocase; para él, Kevin era simplemente perfecto.

-¿Por qué?- Volvió a interrogar.

-Fue idea de mi mamá- Respondió Kevin sonriente. –Como Eli se enfermo por cuidarme, dijo que entonces yo también debía cuidarlo, además de que quedarnos juntos sería lo mejor para evitar que alguien más se contagiara-

-Ah, ya veo- Era una idea lógica pero en ese momento para AJ carecía totalmente de coherencia.

-Así es, y ya estoy casi totalmente recuperado, tuve una encantadora enfermera conmigo toda la noche- Decía Eli moviéndole divertido las cejas a Kevin haciéndolo reír.

-Jaja, Eli no lo digas, además solo te traje un jugo de naranja de la cocina-

-Y me diste mi medicina-

-Y tú la mía… ah y me diste de comer también-

-Ah porque no querías comer y lo que preparo tu mamá estaba delicioso, no iba a desperdiciarse-

-¡Oh es cierto!, mamá dejo dos recipientes con comida para que todos la probaran, vamos a calentarla-

-Genial idea bonito- Y sin decir más se alejaron por el pasillo, cuando comenzaban a hablar entre ellos era como si se sumergieran en su propio mundo porque se olvidaban de todos los que estaban a su alrededor y no prestaban atención a nada más. AJ no soportaba eso, como deseaba ser Eli en esos momentos y ser al que Kevin observara y escuchara siempre tan atentamente.

Poco a poco se reunían en la sala, la comida recién calentada llamaba su atención y todos se servían su parte.

-Oye, oye ya te serviste demasiado- Soohyun interrumpe a Dongho quitándole el plato.

-¿Y eso qué?-

-Se supone que es para todos y Kiseop aun no ha venido-

-¡Esa es cosa suya!- Y sin más explicación volvió a llevarse su plato comiendo a toda prisa en el camino hacia la sala.

-¡Oye!- Intenta reclamarle Soohyun pero ya no iba a servir de mucho.

-Hablando de Kiseop- Dijo el manager ya con una taza de café en la mano y sentándose en el sillón individual. –Llámenlo…- Ordeno de inmediato, definitivamente no estaba de muy buen humor. Todos se miraron sin saber porque Kiseop no estaba ahí si siempre era puntual en todo.

-Dongho, ve a despertarlo- Le dice Soohyun.

-No, ve tu…- Respondió igualmente irritado dejando a todos aun con más dudas, generalmente era el primero en ir a buscarlo y seguramente estaría comiéndose su comida, cosa que hacia efectivamente en ese momento, pero sin Kiseop.

-¡Tienen que estar los siete aquí ahora!- Ordeno el manager cada vez de peor humor. -¿Alguno de ustedes piensa ir o no?- Decía mientras revisaba los papeles que traía.

– Yo, yo voy a despertarlo- Se ofreció a ir Eli, después de todo era su compañero de cuarto.

AJ lo siguió con la mirada, no quería verlo pero al mismo tiempo no se imaginaba como se encontraba, simplemente no pensó en eso cuando el efecto de la bebida paso y se levanto de la cama; solo lo miro dormido profundamente, como caía suavemente un brazo sobre la cama y el otro sobre su vientre; su piel aun brillaba de sudor, sus piernas aun estaban ligeramente flexionadas y abiertas, sus ojos lo recorrieron de arriba a abajo inevitablemente; era casi irreal, perfecto e irreal, tanto que le asustaba, tanto que termino por darle la espalda para acabar de vestirse y salir de ahí de inmediato sin mirar atrás.

-Kiseop…- Eli toco la puerta y luego decidió entrar.

-Eli… buen día…- Le saludo sentado en la orilla de su cama con una leve sonrisa aunque tenía la mirada cansada y con un gran dolor de cabeza; se había acabado de bañar y ahora terminaba de vestirse con un pantalón de mezclilla con las rodillas rotas, un suéter con un cuello grande y abultado y sus lentes.

-Vaya… que fiesta tuvieron anoche- Eli entre cerró la puerta y fue a sentarse a un lado suyo. –¿Fue una buena noche?- Lo miro curioso y le dio una pequeña palmada en los hombros, cosa que lo hizo encogerse de dolor. -¿Qué te pasa?-

-Ah, no es nada, déjalo, anoche solo llegue y me deje caer en la cama, seguro dormí mal-

Pero la realidad es que no había dormido absolutamente nada después de que despertó en el hotel completamente solo, su primera reacción fue levantarse y buscar su ropa, pero el cuerpo le dolía tanto que no creía que pudiera caminar, pensó en buscar ayuda pero su celular ya no estaba en su pantalón, pero si no funcionaba ¿de qué servía?, daba lo mismo; entonces vio el teléfono de la habitación y llamo al primer número que le vino a la cabeza… Dongho.

Sin embargo.

“No iré, no quiero, es tu problema…”

Colgó y no volvió a contestarle, y el no volvió a insistir, Dongho tenía un carácter caprichoso y si le pedían hacer algo que no quisiera o le causara problemas simplemente no lo hacía, ¿a quién mas podía llamar?, no sabría que decirles de cualquier manera y explicar que se encontrara en esas condiciones y al manager mucho menos; tendría que salir y volver a casa él solo.

Cuando salió del hotel no sabía ni siquiera que hora era, no tenía fuerzas ni para estar en pie, solo camino a la esquina más cercana y tomo el primer taxi que paso para que lo llevara de regreso al departamento. A su llegada todo fue como estar en un lugar completamente vacío, o nadie mas había regresado o todos se habían ido a dormir; cuando entro a su habitación Eli no estaba en su cama, no le preocupo porque seguramente estaría con Kevin, eso le alegraba porque estaban juntos y al mismo tiempo porque no quería hablar con nadie.

Se sentó en su cama y se dejo caer en ella, le dolían mucho las piernas y la espalda baja, se encogió intentando dormir, pero era imposible, aun sentía en su piel el aroma de AJ; le dolió y amo cada momento, AJ lo había tocado de una manera tan apasionada, había sido casi salvaje, dolorosamente salvaje, nunca pensó que su primera vez sería así, lo había disfrutado como jamás creyó que sería capaz… su cuerpo temblaba, temblaba y no sabía si era de dolor o solo de recordar cuanto había amado haberse entregado a AJ… aunque si él se había ido sin decir una sola palabra, significaba que AJ se arrepentía de todo o que lo odiaba… el sueño se había acabado.

-Si te duele la cabeza o algo deberías tomar alguna medicina, no es bueno que tu también te enfermes y ya vamos que el manager no está de buenas- Eli le dio un último apretón en el hombro y tomándolo del brazo lo puso de pie y regreso a la sala. –Ya estamos aquí-

Todos voltearon a verlo enseguida, Kiseop se sintió terriblemente incomodo, era como si intentaran saber lo que pensaba, pronto su atención cambio hacia el manager que aunque había solicitado su presencia no había vuelto a mirarlo ni a pronunciar una sola palabra, al igual que Dongho que ahora estaba semi abrazado a un cojín viendo hacia la pared; solo AJ lo miraba fijamente, sintiendo sus ojos penetrantes casi como si le perforaran el pecho… prefirió bajar la mirada al piso.

-Ya que finalmente te has aparecido Kiseop, tu conducta de anoche a sido ¡reprobable!- El y AJ voltearon a verlo enseguida ¿acaso el sabia?. -¿No tienes nada que decir?-

Aunque quisiera decir algo no sabía qué.

-Se que bebiste más de la cuenta, Dongho me dijo que saliste ebrio-

-Ah sí bueno yo-

-Sabes perfectamente que no se les está permitido beber en exceso, si fueron invitados a esa fiesta fue solo como una formalidad pero aun así no dejaba de ser por cuestiones de trabajo y ¡son idols! No pueden perder esa imagen-

-Si lo sé, lo lamento-

-Ah, señor no creo que sea para tanto, nosotros también bebimos- Intervino Soohyun.

-Existe una gran diferencia en beber con moderación y otra salir ebrio de una fiesta a quien sabe donde, por lo menos Kiseop debió tomarse la molestia de llamarme ¡soy responsable de ustedes!-

-Señor yo… perdí mi celular-

-¡Encima de todo lo perdiste!, en tu estado pudo haberte ocurrido algo y no tendríamos modo de localizarte, podrías haber sido más responsable como AJ que me llamo para decirme que volvería el solo porque estaba cansado… ¿tienes la mas mínima idea de lo que me preocupe cuando te buscamos y no te encontramos?, envié a Soohyun, a Hoon y a Dogho de regreso al departamento solos para continuar buscándote sin armar un escándalo hasta que Dongho me llamo para decirme que habías vuelto a las cuatro de la mañana-

Así que Dongho si lo había visto cuando llego, pero ¿Por qué no le dijo nada si estaba despierto?

-¡¿Qué no tienes nada que decirme?!- Le dijo el hombre mirándolo fijamente.

-No… lo lamento, me disculpo de verdad, no volverá a ocurrir- ¿Qué más podía decir?, ¿la verdad?; AJ no había dicho nada, era obvio que quería fingir que nada había pasado, no tenía otra excusa para disculparse.

-Claro que no ocurrirá de nuevo, si se realiza otra fiesta en agradecimiento después del desfile, ten por seguro que tu no iras y tendrás que esforzarte el doble por compensar esta falta- Le extendió una hoja de papel esperando a que se acercara a tomarla y luego continuo hablando. –Tienes suerte que hayas sido elegido como uno de los tres modelos principales-

-¿Yo?- Miro la hoja y vio la lista de los diseñadores que también lo solicitaban el día de la pasarela aparte del diseñador que originalmente había invitado al grupo. –Gracias…-

-No fue cosa mía, te eligieron con tan solo verte en las fotos promocionales de U-kiss y tu experiencia previa, por esa razón debes esforzarte mas con esta oportunidad-

-Sí, si… lo hare-

-Eso espero… los demás, tomen- Les entrego unas hojas similares a cada uno. –Son las marcas de ropa con las que modelaran, en todas vienen los horarios para las sesiones de fotos y los días de ensayo, afortunadamente ninguno choca con los ensayos del grupo y presentaciones, pero por hoy si tenían planes personales de descanso o salir olvídenlos, hoy es la primer prueba de vestuario y partimos en dos horas así que dense prisa en bañarse o comer algo. Kevin, Eli ya sé que aun están enfermos pero tendrán que ir por lo menos unas horas-

-Ya estamos mejor iremos- Afirmo Kevin después de mirar a Eli que asentía diciéndole que no había problema.

-Siendo así, ¡dense prisa!- Y todos corrieron inmediatamente a terminar de comer y luego a sus habitaciones a arreglarse para salir, menos Kiseop que ya estaba listo, así que al ver un lugar disponible se sentó al lado de Dongho como siempre.

-Sera… un día ocupado ¿verdad?- Intento iniciar conversación pero Dongho solo dejo el plato vacio frente a él y se levanto para volver a su cuarto e ignorándolo por completo dejando a Kiseop confundido, ¿Qué le había hecho?

-¿Dormiste bien?- Volvió a sentir esa mirada penetrante sobre él, AJ estaba sentado justo en el sillón de al lado, no entendía porque le hablaba de ese modo tan cortante, acaso ¿podría estar tan molesto?, ¿debería responderle?, sus mejillas se sonrojaron inevitablemente, su reacción inmediata fue girar el rostro y cubrirse disimuladamente con la mano y la larga manga de su suéter. AJ no pudo evitar soltar una especie de risa entrecortada, Kiseop no sabía si era de burla por haberse avergonzado por la pregunta, y AJ no sabía porque había hecho eso, simplemente no pensó lo que dijo y su risa fue más como un gesto de… “satisfacción”; se levanto del sillón sin volverle a dirigir la palabra, iría a desayunar algo, el día apenas comenzaba y seguro sería muy largo.

El viaje hacia el estudio donde se realizaría la prueba de vestuario no resulto menos tenso; en la camioneta reinaba un extraño silencio que rara vez ocurría y los únicos que parecían no notarlo eran Eli y Kevin que platicaban y susurraban el uno al otro; AJ sentado atrás de ellos intentaba oírlos disimuladamente, Dongho que había terminado sentándose al lado de Kiseop al ver los demás asientos ocupados no le dirigió la palabra, seguía sin comprender que había hecho para que se enfadara con él; siendo sincero habría preferido no salir ese día, físicamente se sentía mal y el dolor de cabeza no desaparecía y no pudo desayunar nada tampoco.

Al llegar se encontraron con que no eran los únicos que tendrían prueba ese día porque los miembros de Super Junior ya estaban presentes y las risas llenaban el lugar, ese grupo resultaba impresionante como podían alegrar el ambiente sin importar la situación siempre iluminaban todo con su presencia.

-¡¡Bienvenidos!!- Gritaron todos al unisonó al ver a los chicos de U-kiss entrar y quienes hicieron una respetuosa reverencia ante el inesperado saludo.

-Bienvenidos…- Se acerco a saludarles personalmente el siempre sonriente líder de Super Junior, Leeteuk. –Al fin tenemos una oportunidad de trabajar juntos-

-Así es estamos muy emocionados y nerviosos por esto hyung- Le saludaba Soohyun.

-Ahhh solo llámenme Leeteuk, ah por cierto supe que uno de ustedes será uno de los modelos principales-

-Oh es verdad- Kevin toma a Kiseop del brazo para llevarlo al frente.

-Ah sí que es un chico atractivo- Opino Shindong.

-Pero no tanto como Kyu…- Intervino Sungmin llevando de la mano a Kyuhyun quien solo reía apenado por el cumplido.

-¡Y como Siwon!- El resto de sus compañeros lo animaron a ponerse de pie porque aunque no lo aparentara, solía ser algo tímido y no quería cobrar mucho protagonismo, aunque era tan popular  por sus actuaciones en dramas, su personalidad tan educada y poseedor de un físico tan envidiable, que no fijarse en el era imposible.

-Ja ja no les hagas caso- Le dijo Siwon estrechándole la mano. –Sera un gusto trabajar contigo-

-También para mí- Le saludo Kyuhyun amablemente.

-Igual para mi, muchas gracias…- Kiseop agradeció el recibimiento, se podría decir que todos los integrantes de Super Junior eran algo “escandalosos” pero sin duda muy unidos como una familia.

-¡Hey “kiss Kisiopi”!- Llega corriendo a toda prisa dejando su mochila a medio camino solo para atravesar el lugar y abrazarlo.

-¡Dong Woo!- Cerro los ojos con fuerza al sentir sus pies despegarse del piso.

-¿“Kiss Kisiopi”?- Dijo Shindong justo antes de estallar en risas seguido de todo el resto de Super Junior y U-kiss, a excepción de Dongho y AJ; a ninguno de los dos le agradaba del todo ese chico tan impulsivo.

-¡Ya Dong Woo!- Llega Woo Hyun vocalista principal de Infinite. –Deja de hacernos pasar vergüenzas con nuestros hyung- Pero en vez de lograr que lo bajara, Dong Woo lo abraza mas fuerte dando vueltas con el causando aun más risas.

-Awww Dong Woo por favor, me duele… todo…- Kiseop casi le suplicaba, pero fue suficiente para que lo dejara de nuevo con los pies en la tierra.

-¿Doler, donde?, ¡dime!- Casi sacudiéndolo por los hombros.

-Si lo sacudes así ¿Cómo no le va a doler?- Woo Hyun hace que lo suelte.

-Si algo le duele a “kiss kisiopi” debo saberlo, es mi amigo- Lo mira. -¿Qué es?-

-Solo… la cabeza-

-La cabeza ¡ahhh ya sé que lo arreglara!- Y dicho esto lo tomo del rostro, Kiseop abrió los ojos intentando soltarse y con suerte salir corriendo, no quería saber que haría, todos reían y sonreían esperando a ver qué pasaría; menos Dongho que había preferido darse la vuelta.

-¡Beso!- Grito Soohyun en broma seguido de Shindong y los demás miembros de Super Junior, incluso los de Infinite se habían unido.

-¡Beso, beso, beso!- Gritaban todos

-¡No, no, no hagas eso!- Si iba en serio.

Incluso Kevin y Eli reían aunque querían sacar a su amigo de ese dilema, pero AJ comenzaba a irritarse, ¿Cómo ese chico podía ser tan increíblemente molesto?, le ponía a alguien un apodo tan estúpidamente ridículo, y que ese alguien dejara que lo llamaran de ese modo.

¿En serio Dong Woo era tan insoportable, o era que nunca dejaba de acercarse a Kiseop?

“¿Eso que tiene que ver?”- Se preguntaba así mismo; no tenía porque importarle Kiseop más allá de cuestiones de trabajo. –“no significa nada para mi”-

-¡Wooooo!- gritaron todos haciendo un enorme escándalo al ver la escena; algunos reían, Kevin se había tapado la cara apenado, Eli lo abrazaba intentando contener la risa, Dongho prefirió irse a los vestidores sin decir nada; AJ no pudo resistirlo y miro… era un beso, un simple beso en la frente, Kiseop había cerrado fuertemente los ojos al ver que no iba a detenerlo.

-“Es un beso cualquiera”- Aun así no dejaba de sentirse molesto.- “Dong Woo jamás sabrá lo que es besar a Kiseop de verdad”- Si, podía darse el lujo de pensar eso, porque el si sabía lo que era besarlo. -¡Ja!, que estupidez- No quería seguir viendo mas y se fue tras Dongho sin decir una palabra.

-¡Ya es suficiente!- Grito Kiseop finalmente. –Así solo me duele más la cabeza-

-En eso tiene razón- Opina Sungmin. –Los besos son buenos, pero a veces es mejor tomar medicina más convencional-

-Oye y tu ¿qué tanto sabes de curar con besos?- Eunhyuk lo mira intrigado pero con una sonrisa.

-Pues fácil, así curo a Kyu cada vez que regresa estresado a casa-

-Shh cállate “minnie”- Kyuhyun le pone una mano en la boca para evitar que siguiera contando “intimidades”, cosa que termino en un estallido de risas generales.

-Bueno siendo así- Dong Woo le paso un brazo a Kiseop por los hombros quien se encogió un poco por el dolor pero no dijo nada. –Ya veré donde conseguirte alguna medicina, chicos…- Dirigiéndose a sus compañeros de grupo. –Iré con Kiseop…-

-No es necesario…-

-Nada de eso…- Lo abrazo aun más. –Prometo alcanzarlos no me tardo…- A los demás no les quedaba más remedio que aceptar, cuando a Dong Woo se le metía algo en la cabeza lo hacía hasta el final. Y así después de despedirse siguió a U-kiss hasta sus vestidores.

Sin embargo ahí dentro no había mucha tranquilidad; AJ había llegado a sentarse directamente frente al espejo, se sentía irritable, quería olvidar y no podía, no quería ver a Kiseop pero sino sabia donde estaba le molestaba y más si era con Dong Woo con quien se encontraba, ¿Qué tal si le contaba lo que había pasado entre ellos?, no lo creía capaz pero aun así se sentía inquieto por algo.

Dongho por su parte estaba sentado en un sillón pegado a una esquina, con las rodillas flexionadas sobre el asiento y entre sus manos el celular de Kiseop; había pasado horas revisándolo y dejando de lado su agenda de contactos, lo que más le había llamado la atención era esa extensa colección de fotografías que había tomado; Kiseop tenía un gran talento para la fotografía, hacía notar detalles que otros no veían, su colección de fotos del grupo era grande, aunque no tanta como la de fotos de AJ, algunas en grupo, algunas él solo, otras tomadas sin que se diera cuenta, pero en todas era evidente que él era el centro de atención; después de verlas Dongho pudo comprender todos los archivos de texto que tenia guardados, entendió incluso el porqué de ese “café amargo y espantoso” de todas las mañanas y se sintió herido y traicionado, ¿Por qué tenía que haberse enamorado de alguien?, alguien que ni siquiera le hacía caso; siempre que quería podía acercarse a Kiseop, jugar con él, hablar, le dejaba tomar su cámara y fotografiar lo que quisiera, tomar de su comida era algo de diario, siempre lo tenía cerca para un abrazo, una sonrisa o un apapacho, ¿Qué eso no era perfecto?, ¿para qué quería a alguien mas entonces y hacia que se alejara de el poco a poco?.

Anoche sabia que algo había ocurrido entre ellos dos, no sabía qué, pero sí de hablar y beber como los mejores amigos del mundo acabaron separándose y regresado cada uno por su lado seguro se habían enojado, quizás Kiseop le había dicho lo que sentía y AJ lo rechazo y por eso una hora después de que vio a AJ irse, Kiseop lo llamo, pero si quería consuelo por un amor no correspondido el no iba a dárselo, Dongho no iba a ayudarlo o darle alas con AJ, al contrario, quería que entendiera que no debía haber nada entre ellos y el buscaría como impedirlo de ser necesario.

Afuera del vestidor en un sillón cercano en el pasillo Kiseop estaba sentado esperando a Dong Woo que acababa de regresar con una botella de agua y una caja de analgésicos.

-Bien aquí tienes- Le dice Dong Woo entregándole el agua y la caja de pastillas-

-Gracias…- Tomando un poco de agua.

-Bien ahora cuéntamelo todo…- Sentándose cómodamente a su lado.

-Dong Woo… no tengo nada que contarte- Pero por su expresión entre cansada y distante era evidente que eso no era cierto.

-¿AJ te dijo que le gustas?-

-No, no imagines cosas, fue una noche… algo pesada- Sacando un par de pastillas para el dolor de cabeza.

-Vaya entonces no te lo dijo-

-Eso nunca va a pasar Dong Woo, a él le gusta otra persona-

-Pero te gusta a ti ¿no es cierto? Y se llevan bien, podría surgir algo-

-No…- Dijo Kiseop en voz baja mirando discretamente a su alrededor y a la puerta del vestidor frente a ellos. –No creo que deba saberlo nunca-

-Viniendo eso de ti, suena demasiado pesimista…- Le pasa un brazo por los hombros para abrazarlo.

-Dong Woo, no tan fuerte, me duele… la espalda-

-Si te paso algo ¿Por qué no me lo dices?, sabes que siempre voy a ayudarte-

-Saberlo… para mi es suficiente…- Pocas veces dejaba que alguien lo abrazara, por el contrario era Kiseop quien abrazaba a otros para animarlos, como agradecimiento o gesto amistoso, pero recibirlos de vez en cuando no estaba tan mal y era tan agradable que podría quedarse dormido en un instante.

-Ehh… hola- Kiseop abre los ojos y ve a Kevin.

-Si necesitas a Kisiopi… por ahora es mío y no está disponible- Le dice Dong Woo con una amplia sonrisa.

-Por lo menos hasta que se me quite el dolor de cabeza- Responde acomodándose en el hombro de su amigo.

-Ahh no, no quería interrumpirte es que estoy buscando… – Sosteniendo un par de vasos con te.

-Uhmmmm- Responde Kiseop con expresión pensativa. –Si buscas a cierto chico alto, de amplia espalda, fuerte y simpático…- Mira a Kevin que lo observa atentamente esperando respuesta y de solo ver su expresión de ansiedad, no lo resiste y termina sonriendo. –Esa palomita, paso volando hacia allá…- Señalándole el final del pasillo. –Y si no me equivoco debe estar  por ahí dormido justo sobre esas cajas-

-¡Gracias!- Y solo eso basto para que se le iluminara el rostro y casi saliera corriendo en su búsqueda, y de no haber sido por los vasos de té caliente que traía en las manos seguro lo habría hecho.

-Jaja… ¿“palomita”?- Rio divertido Dong Woo.

-Algún día entenderás… y ¡no te quejes que tus sobre nombres tampoco son muy buenos que digamos!-

-¡Jajaja ok! Kiss Kisiopi-

Kevin llego lo más rápido que pudo hasta el final del pasillo y encontró a Eli recostado sobre unas cajas, se sentó en el piso y dejo el té a un lado, lo miro y lo primero que pensó fue en darle un beso ¿Por qué últimamente siempre que se trataba de Eli lo primero que pensaba era en besarlo?, era como si no existiera otra cosa en su cabeza en esos momentos, realmente era como una especie de adicción, le gustaban sus caricias y su presencia, eso lo hacía feliz… siguió mirándolo y comenzó a pensar desde cuando se sentía así por su compañero, la respuesta era siempre; pero solo hasta hace poco tiempo, hace apenas un par de noches, en que un dulce beso había despertado en el toda clase de emociones… y debía admitir que algunas ideas no tan inocentes también… eso si era vergonzoso de admitir, ¡pero era humano! El también pensaba en “eso” de vez en cuando.

-Eli…- Finalmente no se atrevió a besarlo y solo lo movió un poco, pero al no obtener repuesta se acerco a susurrarle al oído. –Eli…-

-No estoy dormido…- Le susurro de igual modo y abrió un ojo para mirarlo y sacarle la lengua.

-¡Eli!, ¿porque si me escuchaste llegar no me dijiste nada?- Pegándole en el brazo.

-Jajaja iba a hacerlo, pero te me quedaste mirando y no me resistí…- Se sienta finalmente. –Es agradable saber que alguien te mira tan atentamente-

-¿Te gusta que todos te miren así?- Pregunta Kevin aun sin levantarse del piso pero apoyando los brazos en las piernas de Eli.

-No… me incomoda, solo quiero que lo hagas tu- Se quedaron así mirándose a los ojos, segundos que parecían eternos, de nuevo las palabras sobraban, sus labios se estaban llamando el uno al otro…

-Dejen esos materiales ahí…-

Se alejaron de inmediato… ¿de nuevo alguien tenía que llegar a interrumpir?, y no era precisamente la mamá de Kevin.

-Como diga señorita Lee.- Sino una de las ayudantes del diseñador dueño del edificio, seguida de unos hombres que cargaban unos largos y pesados rollos de tela; los vieron y solo les saludaron con un leve movimiento de cabeza mientras la chica muy apurada sacaba un enorme conjunto de llaves, abría una puerta y dejaba que los cargadores dejaran la tela y otros materiales dentro para luego retirarse a toda prisa.

Tanto Kevin como Eli aguantaron la respiración de la sorpresa y no volvieron a respirar tranquilos hasta que los vieron alejarse de nuevo.

-Yo… venia…- Kevin buscaba alguna excusa para volver a hablar y tomo los vasos de té. -¿ya tomaste tu medicina?- Ese era un buen pretexto.

-Ahora que lo dices no…- Dejo que Kevin se sentara a un lado y saco de su chamarra un frasco pequeño, saco una pastilla pequeña y se la tomo. –Ahhh por eso odio enfermarme, nunca me acuerdo de los horarios en que debo tomarme estas cosas-

-Pero, tienes una enfermera personal ¿Cuál es el problema?- Comento Kevin refiriéndose obviamente a el mismo y eso le arranco a Eli una enorme sonrisa.

-Viéndolo así, no es tan malo enfermarme si alguien va a cuidarme- Volvieron a mirarse y a reír disfrutando del te dulce y caliente hasta que volvieron a quedar en completo silencio.

-Es la tercera vez que casi nos descubren- Comenta Kevin de pronto jugueteando con su vaso vacio.

-Uhmm… si… tu mamá casi me mata del susto dos veces-

-Ah sí… lo siento… ayer casi quería esconderme bajo el sillón, ¿Por qué nunca llama a la puerta? Siempre llega de sorpresa-

-Jaja así son las mamás…- Y aunque intentaran sacar algún tema de conversación,  volvieron a quedarse nuevamente en un inmenso silencio.

-Quiero besarte…- Kevin bajo la mirada hacia el piso apenado por no haber podido resistirse a decirlo. Eli lo miro algo sorprendido, Kevin no era de los que decía esas cosas de la nada y sin pensar, había sido un acto impulsivo… igual que lo que habían estado haciendo últimamente a escondidas.

Miro por el pasillo, aun había gente ocupada caminando apresurada de un lado a otro, alcanzaba a ver más allá a Kiseop sentado en el sillón con su amigo, a su alrededor no había nadie más, pero no quería arriesgarse a otra interrupción sorpresiva… hasta que vio algo que era perfecto.

-¿Quieres cinco minutos?- Le dijo tomándole la mano; Kevin lo miro sin entender muy bien a qué se refería, hasta que Eli se puso de pie y sin soltarlo lo llevo hasta la puerta a la que hace unos minutos habían entrado a toda prisa para dejar materiales; giro la perilla con mucho cuidado de no hacer ruido y de un “click” abrió…

Sin esperar más entro y cerró colocándole el seguro, todo estaba casi en total oscuridad a excepción de la luz filtrada de las cortinas.

-Es… un taller…- Dijo Kevin mientras caminaba saltando por entre rollos de tela y sobrantes tirados por todas partes, un par de maniquíes, maquinas de coser y una enorme mesa de corte con cajas de botones y piedras de cristales de colores que seguramente serian bordados en las prendas.

-Bueno, es mejor que una bodega… y la mesa es cómoda- Sentándose en la orilla.

-Mmm ¿por eso dijiste lo de los cinco minutos?- Kevin lo mira y se acerca con una sonrisa traviesa.

-Podría ser… ¿tú qué crees?- Tomándole la barbilla para acercarlo.

-Creo que…- Dándole un diminuto beso en los labios. –Quiero más de cinco minutos…-

Y Eli estuvo de acuerdo… sus labios se unieron en un contacto suave, lento… estaban solos finalmente y nadie a varios metros de distancia; Kevin rodeo su cuello, se acerco a Eli hasta topar con la mesa, lo abrazo aun mas mientras el beso se intensificaba, ya conocían tan bien sus labios, el ritmo de sus bocas al moverse y al buscar el control de la situación que todo era tan natural como respirar. Eli siempre ganaba el control, pero era Kevin el que lo invitaba.

En ese momento la mesa era casi un obstáculo que les impedía acercarse más; entonces Eli tomo a Kevin con firmeza por la cintura y lo subió a sus piernas, era una suerte que fuera tan ligero, además que no hacía falta explicar lo que buscaba.

Kevin acomodo las piernas a los lados de la cadera de Eli, se miraron sonriéndose el uno al otro y dieron inicio nuevamente a un beso lento y profundo, sus lenguas se tocaron, recorrieron sus bocas con calma, disfrutando simplemente el momento, las manos de Eli bajaron hasta la cadera de Kevin acercándolo más a él, quería tanto abrazarlo, así como volver a recorrer esas hermosas y suaves piernas, ¿pero si lo hacía podría detenerse esta vez?; y como si supiera lo que pensaba, Kevin detuvo el beso alejándose solo unos centímetros para verlo a los ojos aun susurrándole sobre sus labios.

-¿Quieres hacer… algo más que solo besarme?- Dijo suavemente mientras tomaba las manos sobre sus caderas y las hacia bajar lentamente hasta las rodillas para luego subir presionando levemente el interior de sus muslos haciéndolo suspirar; Eli solo siguió el camino de sus manos con la mirada, ya lo había dicho una vez, pero esto solo comprobaba que era verdad; Kevin era quien lo invitaba, pero el control terminaba siendo solo suyo. Levanto la mirada tan solo para darse cuenta que aunque sus delicadas mejillas se habían teñido de rojo, en sus ojos había un innegable destello de deseo… se lamio los labios con la punta de la lengua y luego recorrió los de Kevin dándole con eso un “si”.

Kevin lo rodeo por el cuello y Eli lo tomo de la cabeza con la mano izquierda profundizando el beso, quitándole el aire hasta arrancarle un dulce suspiro; muy despacio se dio la vuelta para dejar caer con suavidad a Kevin sobre la mesa, con una mano detrás de su cuello para detener su nuca y la otra en su cadera como si se tratara de un objeto hermoso y frágil que debía proteger. Las piernas de Kevin quedaron levemente flexionadas, separadas y Eli entre ellas dejando caer su peso poco a poco hasta que el espacio entre ellos desapareciera únicamente dejándoles como obstáculo la ropa que traían puesta.

Volvieron a besarse entre pequeñas mordidas y ansiosos jaloneos en los labios mientras las manos de Eli se metían por debajo de la sudadera y playera de Kevin hasta rozar directamente su piel que se erizaba al contacto del frio de sus dedos, por su parte Kevin abrió el cierre de la chamarra de Eli para quitársela y cuando esta cayó sobre la mesa, metió las manos por los costados de su playera sintiendo ese abdomen duro y perfecto, la lengua de Eli volvió a tomar control de la boca de Kevin, sus manos subían por los costados hasta llegar a su pecho, tocando sus pezones con las puntas de sus dedos.

-Uhmmm- Gimió Kevin ante el toque dándole a entender un “me gusta”, volvió a repetir el toque con un poco mas de fuerza haciendo que esos pequeños trozos de piel sensible se endurecieran y Kevin rasguñara a Eli en los costados, lo abrazo para volver a sentir el contacto de sus cuerpos sin imaginar que otra parte de ellos ya comenzaba a despertar.

-¡Ahh!- Gimieron al mismo tiempo cuando sus miembros se tocaron, y aun cuando la tela de los pantalones los cubría una sensación cosquillosa y calurosa recorrió sus cuerpos, volvieron a besarse apasionadamente, Kevin abrazo a Eli levantando la playera de su espalda y la acaricio y recorrió de arriba abajo hasta tocar el límite que era la orilla de sus pantalones. Eli continuo el beso a un ritmo ansioso, tan ansioso como su mano que bajaba por la espalda de Kevin y empujaba su cadera hacia arriba para volver a recibir ese ansiado contacto.

-¡Uumgh! Eli…- Rompió el beso solo para soltar repetidos y entrecortados gemidos con el roce de ambas caderas. Eli solo sonreía complacido al ver la sensibilidad con la que respondía el cuerpo bajo el; bajo a sus labios y los mordió desesperadamente recibiendo a cambio pequeños gemidos de dolor y placer, mordió, jalo y succiono de ellos casi hasta hacerlos sangrar dejándolos de nuevo enrojecidos como aquella noche de su primer beso.

-¡Aaaahhh! Eli… Eli- Sintió su cuerpo estremecerse y un calor incontrolable surgir desde su vientre y llegar a su miembro haciéndolo despertar por completo cuando Eli froto sus caderas en un movimiento certero, Eli estaba excitándose por completo tan solo con oírlo.

-¿Tan sensible eres bonito?- Gimió contra su cuello, levanto levemente las piernas de Kevin y volvió a empujarse contra él; la erección en sus pantalones era más que evidente y lo estaba matando.

-¡Ah!, ah… ah… Eli… mas…- Su cuerpo comenzaba a temblar y sus piernas se apretaron en las caderas de Eli como si con eso le indicara que no lo dejaría ir, que lo necesitaba en ese momento tal y como había dicho. Haciendo caso a esa desesperada petición, Eli retiro la mano que tenia tras la cabeza de Kevin y con ella le desabrocho los pantalones y apenas  metía una mano para tomar con ella su erección, cuando Kevin apoyándose en un brazo lo suficiente para incorporarse un poco, volvía a atacar su boca desesperadamente y una mano de largos y delicados dedos era la que ahora desabrochaba el cinturón, el botón y le bajaba el cierre de su pantalón.

-¡Auuugh! Ke… Kevin- Respiro profundamente al sentir sus mano rodear su miembro sin pudor alguno. –Eso… eso es trampa bonito…-

-No lo es…- Ahora era él quien le mordía y succionaba los labios a Eli. –Porque quiero que sientas exactamente lo mismo que yo…-

Se miraron fijamente, entrecerraron los ojos y se dejaron caer sobre la mesa, comiéndose los labios, Eli no dejaba ni un instante de acariciar el miembro de Kevin que ya movía sus caderas desesperadamente… dejo sus labios y bajo hasta su pecho, le subió la ropa hasta dejarlo al descubierto, lo beso y lo lamio por todas partes, Kevin era perfecto, jamás quería volver a tocar a alguien más en su vida.

-Me gustas… me gustas tanto…- Recorrió con besos húmedos y pequeñas mordidas hasta llegar a su abdomen provocándole escalofríos al llegar un poco más allá, debajo de la cadera, retirando parte del pantalón y la ropa interior dejando al descubierto esa dulce piel que seguía recorriendo con los labios sin detenerse.

-Eli… te quiero…- Dijo Kevin con la respiración entrecortada y nublada de deseo haciendo que Eli se detuviera y lo observara atentamente, ¿acaso Kevin le estaba diciendo que lo quería?, pero eso era ¿quererlo más que un amigo?… una sensación de miedo y felicidad lo invadió al mismo tiempo, sentía algo por Kevin es cierto, pero no sabía en ese momento si era por ese secreto que ahora los unía o había realmente algo más profundo.

Sus manos le recorrieron las piernas quitando el pantalón y la ropa interior quedando ambos por debajo de las rodillas y así poder acomodarse entre ellas, Kevin acerco sus manos y sin esperar mas también le bajo la ropa para quedar en iguales condiciones; siempre creyó que el cuerpo de Eli era perfecto, ahora sabia más que nunca que no se había equivocado.

-También te quiero Kevin…- Le dijo antes de volver a recostarse sobre él, apoyándose en uno de sus brazos para no lastimarlo con todo su peso y dejarle respirar; aun así sus miembros se tocaban y sus caderas volvían a moverse por instinto produciéndoles un roce y una sensación deliciosa.

-Uhmm Eli mas… muévete más…- Le pedía Kevin empujándose el mismo a lo que Eli respondió moviéndose también rodeándolo por la cintura con un brazo mientras su otra mano bajaba por entre sus cuerpos tomando el miembro de Kevin y el suyo generando aun mas placer.

-¡Ahh! Más, no te detengas…-

-Uhmm, no, no me detendré…- Volvió a recorrer el pecho de Kevin con su boca, se detuvo en sus pezones y los lamio despacio, muy cuidadosamente a diferencia del ritmo de su mano y el resto de sus cuerpos.

-E… Eli…- Enredo los dedos entre su cabello obligándolo a mirarlo. –Eli… yo uhmmm yo quiero… ahhh…-

-¿Qué?- Besándole el cuello y la barbilla. –Dímelo…-

-Te necesito… te quiero en mi…- Contuvo la respiración mientras Eli lo veía sin creer lo que había escuchado; ¿Cuánto hay que querer a una persona para estar dispuesta a entregársele por completo? –Dentro de mi Eli…-

Solo quien ama está dispuesto a hacerlo…

-Kevin… bonito, te quiero…- Besándolo dulcemente. –Pero no…-

-Eli… Eli por favor…- Respondiéndole el beso. –De verdad yo…-

-Lo sé, lo sé y… y yo muero por hacerlo-

-¿Entonces?-

-No es el momento, aquí no…-

Pero… ¡uhmmm!- Eli no lo dejo continuar y aumento los movimientos de sus caderas, en un ritmo constante. -¡Ahhh!, ah Eli… ¡Eli!- Lentos y con fuerza a la vez era como si realmente lo estuviera penetrando.

-Escúchame… – Le dijo buscando sus labios. –Abrázame… ahhh… abrázame y créeme, ese momento llegara-

-Pero… ahora…- Kevin intentaba insistir.

-Aquí no… porque debe ser perfecto…- Le decía sin dejar de moverse. –Mas… más perfecto que esto…-

-¡Auummgh!- Finalmente Kevin se abrazo a su espalda, su cuerpo estaba estremeciéndose sin control, seguramente terminaría pronto.

-¡Mas!… mas perfecto que esto- El también lo abrazo con fuerza.

-¡Eli!- No resistiría más tiempo.

-Te…. ¡lo prometo!- Y ambos terminaron… abrazándose fuertemente, ahogando los gemidos entre sus labios… un orgasmo tan largo y placentero como nunca antes habían sentido y al mismo tiempo testigo de una promesa.

Se quedaron así unos minutos que casi parecieron eternos hasta que sus respiraciones se normalizaran, el cabello de ambos estaba húmedo por el sudor, comenzaron a sentir frio pero no dejaban de abrazarse, querían conservar ese calor y esa sensación de pertenecerse el uno al otro aunque aun no fuera físicamente pero si sus corazones, aunque aun no lo supieran.

-Eli… ese momento… ¿me lo prometes?- Acurrucándose cerca sin dejar de verlo a los ojos; Eli lo miro con dulzura y asintió dándole un beso en la frente.

-Te lo prometo…-

Y  aunque se tratara de una hermosa promesa, no era la única que se hacía en ese momento.

-Ya te dije, te lo prometo Kisiopi-

-Dong Woo gracias…-

-Cuando quieras decirme todo lo que te pase, estaré ahí para ayudarte- Dándole un firme abrazo como amigos, a lo que Kiseop respondió de la misma manera.

-Te creo Dong Woo-

-¡Hey Kiseop!- Sale Soohyun del vestidor para buscarlo viéndolos abrazados al igual que AJ que salía tras él. –Oye ¿has visto a Kevin y a Eli?-

-Ahh… no… es decir si, los vi hace un rato pero no sé donde se encuentren- AJ no había dicho nada solo lo veía fijamente; Kiseop lo soltó pero Dong Woo no lo hizo.

-Voy a buscarlos… mientras tanto ya puedes entrar Kiseop, quieren hacerte pruebas a ti primero-

-Si… iré ahora mismo…- Se despidió brevemente de Dong Woo y entro al vestidor seguido de AJ.

-¿Tienes mucho tiempo libre no te parece?…- Le dijo AJ al oído justo antes de cerrar la puerta; Kiseop lo miro con sorpresa, su voz tenía una especie de molestia al igual que su mirada era casi posesiva. AJ se alejo pero seguía sin quitarle la vista de encima, siguiéndolo atreves del reflejo de cada espejo del lugar.

Kiseop miro a su alrededor hasta que vio a una chica encargada del vestuario que lo llamaba para que se acercara y comenzar las pruebas a un espejo justo entre AJ y Dongho que también lo miraba pero con una especie de rencor que seguía sin comprender. Se quito el suéter dejándolo en una silla, el dolor de cabeza seguía sin disminuir, como deseaba ir a casa y no pensar en nada…

-¡Aaahh!- Grito la chica de pronto y todos voltearon a mirarla sin comprender hasta que también vieron el motivo de su sorpresa. Kiseop volteo hacia ella dándose cuenta que el motivo era él, Hoon se había quedado con la boca abierta, Dongho lo veía con horror y AJ lo veía casi asustado; la chica se disculpo y salió enseguida.

-”¡No puede ser!”- Pensó al girarse hacia el espejo y vio en su cuello una enorme mancha morada del lado izquierdo seguida de un camino de marchas más pequeñas en dirección a su pecho que afortunadamente cubría la camiseta de cuello en “v” que tria puesta, había sido tan estúpido que por pensar en el dolor de cabeza se le había olvidado por completo. Cerró los ojos culpándose por su descuido… de verdad ya no quería estar ahí.

-Lo… lo siento- Se puso la mano en el cuello intentando ocultar esa marca justo cuando Soohyun venia entrando seguido de Eli y Kevin.

-Kiseop…- Soohyun se acerco queriendo ver si sus ojos no le engañaban; de algún modo eso alerto a AJ, pero Kiseop no se dejo tocar y en su lugar tomo su suéter y salió corriendo.

-¡Hey! Kiseop- Soohyun corrió tras él y aunque lo dudo un poco AJ también salió para alcanzarlo con una especie de pánico por dentro; él había sido el responsable de esas marcas y debía detenerlo antes de que alguien lo supiera.

-¡¡¡Lee Kiseop, vuelve aquí enseguida!!!- Escucharon gritar al manager y corrieron hacia la salida, en su camino vieron a la chica que estaba con ellos en el vestidor murmurando algo con otra chica, seguramente su amiga, ¿acaso el manager se había dado cuenta?

Cuando finalmente los vieron entrando al estacionamiento, aquel hombre jalaba a Kiseop del brazo y hasta hacerlo quedar contra una columna y gritarle toda una serie de reclamos e insultos, que incluso Soohyun y AJ dudaron en acercarse.

-¡¡¡Pero qué clase de maldito eres!!!, idiota irresponsable, ¡responde quien te hizo eso y que hiciste anoche!, ¡dilo! ¿Quién fue?-

AJ retrocedió un paso solo de oír aquellos gritos retumbar y hacer eco en todo el lugar, Kiseop los había visto, lo vio a él directamente, pero solo se mordió los labios y se limito a dejar que le siguiera gritando hasta cansarse.

-Fui yo…- Una voz se escucho a sus espaldas y voltearon al ver de quien se trataba, incluso Kiseop no podía creer quien se había atrevido a hablar.

-¿Dong Woo?- Dijo Soohyun completamente impactado al igual que AJ que se había quedado con la boca abierta, al igual que dos chicos amigos y compañeros de Dong Woo que lo habían seguido.

-Así que… ¿realmente fuiste tú?- El manager lo mira furioso.

-Do… Dong Woo- Intenta acercarse Kiseop hacia él para callarlo ¿Por qué se estaba echando él la culpa?.

-¡¡¡Kiseop!!!-  Lo detiene y lo hace retroceder y luego vuelve a dirigirse a Dong Woo. -¡¿Qué tienes que decir sobre esto?!-

-Pues…- Respiro hondo y luego suspiro. –Nada… ya sabe uno se pone a tomar, se pone a jugar pesado con los amigos, y ya…- Respondió tan tranquilamente como si no tuviera la mas mínima importancia.

-¿Hablas en serio?- Le pregunta su amigo Sungjong sin poder creerlo.

-Claro…- Continuo Dong Woo sin inmutarse siquiera. –Bueno si se me paso un poco la mano, viéndolo bien, cuando uno se aburre en una fiesta hace casi lo que sea por matar el tiempo, estábamos jugando, lo mordí como broma y…- Rascándose la cabeza como si no supiera para que tiene que explicar algo tan “simple”. –Y pues ya…-

Kiseop casi quería morir, dejarse car ahí mismo y quizás los punzantes latidos en su cabeza harían el trabajo, pero en su lugar el manager finalmente hablo.

-Siendo así…- Señalando a Dong Woo. –Tengo algo que discutir contigo y el representante de su grupo- Dong Woo simplemente movió la cabeza indicando que no había ningún problema a diferencia de sus amigos que suspiraban frustrados al ver posibles problemas. –Ustedes…- Dirigiéndose a Soohyun y AJ. –No tienen nada que hacer aquí, regresen ahora mismo… y tu Kiseop- Mirándolo aun evidentemente molesto. –Vuelves al departamento ahora mismo, no hemos terminado…-

Soohyun bajo la cabeza sabiendo que no había modo de decir algo en defensa de Kiseop por más que quisiera, AJ le dio la espalda y emprendió el regreso siguiendo a Soohyun y a los demás; podría parecer un acto cobarde no haber intervenido y dicho que él había sido, pero ya era tarde y además ¿de qué habría servido? Una confesión vendría después de otra y solo empeoraría las cosas… decir la verdad no era nada fácil… a diferencia de Dong Woo que había mentido por alguien que le importaba a pesar de las consecuencias; para los demás podría significar estupidez, pero Dong Woo estaba satisfecho, tanto que incluso le sonrió a Kiseop antes de irse en un silencioso “todo estará bien”.

Pero… ¿realmente seria así?.

Continuara…

Image

Licencia de Creative Commons
¿Te cuento un secreto? by Niikiss (Eurídice M. Lozano A.) is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://utopiakfiction.wordpress.com/2012/05/09/te-cuento-un-secreto/.

Anuncios

3 comentarios en “¿Te cuento un secreto? – Cap4

  1. ¡Estoy odiando a AJ! es que es tan…

    ¡Noooooooooooooooooooo! realmente no puedo, es que el capítulo estuvo muy intenso, todo está muy intenso, y lo sabía, AJ no siente nada por Kiseop, tal vez ya como que se está fijando en él, pero sigue amando a Kevin y luego no puedo, Kiseop está en problemas u.u me siento tan mal como él.

    Kevin y Eli ya están llegando a la última base (?) ¿no? jajaja
    Está muy genial y no tengo nada más que decir de eso, con Dongho…
    No me lo imaginaba, bueno, tal vez un poco pero que llegue a esto me quedé con cara de “No lo puedo creer”. Seguiré leyendo!

    Me gusta

¡Gracias por comentar! ♥

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s