¿Te cuento un secreto? – Cap3

Image

 

Disclaimer – Ukiss no me pertenece, ya saben que todo lo qui escrito es por simple diversión mía y el lector.

Nota de la Autora – Advierto que hay lemon, asi que si son menores de edad no deberían leerlo, pero si va a hacerlo de todas formas ustedes son responsables por hacerlo ¿ok?

Cap3

¿Qué hora era?

El sol se filtraba atreves de las cortinas, era cálido, quizás demasiado, sentía aun el cuerpo cansado pero al mismo tiempo extrañamente relajado; estaba despertando aun cuando deseaba seguir durmiendo, se sentía tan bien… respiro profundamente intentando acomodarse y un embriagante aroma invadió sus sentidos… ya sabía dónde estaba… sonrío ampliamente.

Se había quedado dormido boca abajo, abrió los ojos pero el lugar estaba demasiado iluminado para su gusto, se movió lo suficiente para tallarse los ojos y miro a un lado de la cama su playera y pantalón; ¿Qué había hecho anoche?… este simple pensamiento le quito el sueño que le quedaba de inmediato y se giro dejándose caer boca arriba de golpe.

-¡Ah!… auch-

-Ke… Kevin- Voltea rápidamente a su derecha, donde una dulce mirada lo esperaba aun a pesar del rudo recibimiento.

-Me pegaste en la nariz- Le reclama cubriéndose la parte herida con la mano y frotándose suavemente.

-Agh… lo siento, lo siento- Se incorporo de inmediato apoyando un brazo sobre la cama. -¿Te duele… mucho?- Retiro la mano de Kevin y no encontró nada en su nariz… sin embargo si en su  boca; esos preciosos labios siempre de un suave rosa pálido estaban ahora enrojecidos y el lado izquierdo del labio inferior inflamado; no podía hacer otra cosa que quedársele mirando, dejando que volviera a su mente todo lo ocurrido en la noche anterior…

Aun con sus dudas y temores, solo había bastado esa palabra mágica “secreto” para ceder desesperadamente al impulso de besarse con desesperación, como si el oxigeno en el aire se acabara y solo pudieran obtenerlo de la boca del otro; Eli abrazo a Kevin con fuerza, su cuerpo se agitaba y estaba húmedo por el sudor causado por la fiebre, deslizo las manos por su espalda, arrugo la tela entre sus manos y al llegar a su cadera solo pensó en arrancarle esa camisa tan incómoda, cosa que en segundos ya estaba hecho, junto con su propia camiseta que Kevin ya se había encargado de levantar. Sus pechos se rozaban, se golpeaban entre si cada vez que se abrazaban, las caricias seguían, la piel de Eli se sentía tan suave y fresca, que para el calor que tenia, a Kevin le encantaba esa sensación de recorrer su espalda, sus brazos, volver hacia sus amplios hombros y bajar hacia su pecho y como se erizaba cada poro de su piel bajo sus manos. Para Eli era algo parecido, poder recorrer ese cuerpo tan delgadito y caliente estremecerse entre sus manos, llegar a sus piernas y recorrerlas de arriba abajo y luego…

-¿Eli?…- La voz de Kevin lo trajo de vuelta a esa mañana y a la realidad.

-Ah lo siento… me quede… pensando- “Y vaya que lo hice”. Se decía mientras volvía a recostarse.

-Gracias por quedarte- Se acomodaba de costado abrazando a Eli y acomodando la cabeza cerca de su pecho.

-Je, de nada bonito- Le acaricio suavemente la cabeza; para que negarlo había pasado una buena noche realmente, le encanto la sensación de besar a Kevin hasta el cansancio y de no haber sido por estar enfermo quien sabe hasta donde habrían llegado; si volvería a hacerlo tenía que aceptarlo… mientras aun fuera un secreto.

Y Kevin parecía pensar lo mismo porque apenas se  separo unos centímetros para poder mirarlo y sus labios parecían llamarse el uno al otro. Kevin se acerco primero, toco su rostro con la punta de sus dedos, lo recorría con la mirada con tanta atención como si fuese lo más increíble que hubiese visto en su vida, ¿realmente así de especial le parecía?; se le acerco hasta rozar sus labios en un beso dulce, suave y lento, apenas y sentía el rose de su lengua; que diferente a todos sus besos anteriores, lo hacía con una calma infinita que disfrutaba como si el mundo del otro lado de la puerta no existiera, pero…

-Buen día Kevin…- Alguien abrió la puerta y se separaron de inmediato.

-¡¡¡Ma… mamá!!!- Y Eli resbalo cayendo de la cama de espaldas.

-¡E…Eli!- Kevin casi salta para ver como se encontraba pero afortunadamente había caído encima del oso que había quedado en el piso.

-Eli, ¿Cómo fuiste a caerte de la cama?- Se asoma la encantadora mujer con una enorme sonrisa.

-¿Señora Woo?- Si esa encantadora mujer que ahora lo saludaba de pie junto a la cama era la madre de Kevin, ¡que por poco y los descube besándose!, pero eso no había ocurrido afortunadamente, porque de ser así no lo estaría saludando ¿Verdad?.

-Mamá… ¿Qué haces aquí?, ¿Cuándo llegaste?- La mira curioso mientras ella se acerca a darle la mano  a Eli y ponerlo de pie.

-Muy temprano; su manager me llamo anoche para decirme que te habías enfermado aunque no era algo tan grave y como hoy es su día de descanso, aproveche para venir y cuidarte-

-Gracias mamá- La abraza. –No debiste preocuparte-

-Claro que me preocupo, si en sus descansos apenas logras tomarte unas horas para visitarme en casa, enfermo menos ibas a poder, y yo extraño ver a mi pequeño-

-Awwww gracias- En realidad si la extrañaba.

-Aunque creo que no debí preocuparme tanto, veo que Eli te cuido toda la noche tal y como me dijeron-

-Ah no fue nada- Finalmente se había puesto de pie apenado. –Como tenía fiebre y escalofríos…-

-Como sea te lo agradezco- Sonriente se acerca para darle un fuerte abrazo, era una mujer tan cariñosa. –Ohh vaya Eli no me había dado cuenta pero has crecido bastante… creo que a ti no puedo llamarte pequeño-

-Ajaja señora, no me diga esas cosas…-

-Hey buen día…- Saluda Soohyun desde la puerta. –Están despiertos, Kevin tu mamá nos hizo de desayunar a todos, espero puedas venir… mmm- Mira a Eli y le termina sonriendo de forma extraña. -¿Qué tal dormiste?- Y sin esperar respuesta se va con una risilla burlona justo cuando Kiseop iba entrando.

-Kevin ¿Qué tal te encuentras?-

-Ahh bien… gracias- Respondió tímidamente cubriéndose con las sabanas; se alegraba de las visitas, pero su madre siempre tenía la costumbre de dejar la puerta abierta.

-Se ve que ya está mucho mejor, gracias a Eli- Responde la señora Woo mientras toma la ropa tirada en el piso para llevársela a lavar, -Bueno niños…- Refiriéndose a Kevin y a Eli. –Los esperamos. –Kiseop ¿me ayudas a poner la mesa?-

-Sí, iré enseguida- Espera a que la señora Woo salga de la habitación para volver a dirigirse a ambos- El manager quiere hablar con todos, parece que tiene algunos planes que comunicarnos-

-Y ¿no está enojado?- Pregunta Eli bostezando y rascándose la cabeza perezosamente.

-Uhm no lo creo, así que haya los espero… ah por cierto…- Se le acerca- Volviste a quitarte los pantalones en la noche… deberías ponerte algo…- Mira a Kevin de reojo y sale.

-¡Ah! Mi ropa…- Voltea para buscarla de inmediato pero esta ya había desaparecido y Kevin no pudo evitar reír un poco por la reacción de Eli.

-Jaja mi mamá la recogió, ya sabes que si una mamá ve algo tirado, lo levanta y se lo lleva-

Pero decidió que era mejor ayudarlo un poco y de un salto se levanto de la cama echándole encima la sabana completa cubriéndolos a ambos, cosa que aprovecho para robarle un beso en “privado” y sin visitas inesperadas; cosa que Eli pareció adivinar porque aun cubiertos con la sabana avanzo hasta la puerta sin soltar a Kevin, empujarla y volverla a cerrar, esperando a que nadie pensara en interrumpir, por lo menos en los siguientes cinco minutos el desayuno aun podría esperar.

Más tarde ya estando todos presentes y desayunando, el manager  les informa que la agencia tiene algunas actividades planeadas para ellos en las siguientes semanas como asistir a programas de variedades, algunas entrevistas en radio y televisión y quizás una pasarela en la que un popular y joven diseñador los solicitaba para una exhibición cosa que a todos les emocionaba, y para cerrar los tratos esa noche estaban todos invitados a una recepción donde también podrían saludar a otros modelos y artistas conocidos que estarían en la pasarela, así que podrían tomarlo como una noche de fiesta donde los gastos corrían a cargo de la empresa y nadie tenía permitido negase a ir; a excepción de Kevin por supuesto y Eli, que “extrañamente” había comenzado con síntomas de cuerpo cortado y fiebre durante la mañana.

Ya pasadas las 6:30 pm

-Ojojojo, miren nada mas quienes se perderán la fiesta de esta noche- Se acerca Soohyun portando un pantalón negro ligeramente ajustado, camisa negra, una corbata color vino y zapatos de vestir.

-Uhmmm… yo…- Responde un desanimado y pálido Eli desde el sillón acurrucado con una manta.

-Y yo…- Agrega Kevin desde el sillón de al lado también cubierto hasta el cuello. –Lo siento mucho Eli…- Dice apenado.

-Ohhh si, deberías lamentarlo mucho Kevin, no siempre se pueden tener esta clase de fiestas sin gastar un solo won de tu propia cartera y por cuidarte harás que Eli se la pierda, tsk, tsk… que mal-

-Awww perdón, perdón…- Se esconde bajo su manta.

-Soohyun ya deja de hacerlo sentir mal que no ayuda en nada- Llega Kiseop vistiendo un pantalón ajustado de piel con un par de cierres debajo de la rodilla y otro par a la altura de los muslos, una playera con cuello de tortuga negra igualmente ajustada de mangas cortas, zapatos de vestir, una chamarra de piel morada y para completar unos lentes oscuros en degradado haciendo juego del mismo color.

-Uuy… ¿a quién quieres seducir esta noche Kiseop?- Mirándolo de pies a cabeza.

-¡A nadie!- Y era la verdad. –Compre esta ropa y esperaba tener oportunidad de usarla en la primer oportunidad que tuviera.

-Seguro y va a seducir a la personita que le gusta- Llega Dongho dándole una certera nalgada a Kiseop.

-¡Dongho, no hagas eso!- Se aleja de inmediato casi escondiéndose tras Soohyun.

-Ay ¿Qué tiene? Si no lo hacía yo seguro a alguien más le iban a dar ganas de hacerlo-

-Agh ¿Por qué siempre sales con esas cosas?- Se quejaba Kiseop cuando Soohyun ya empieza a analizarlo detenidamente.

-Pues igual y Dongho tiene razón, esos pantalones me dan mucho en que pensar-

-¡No empieces tu también!- Ya mirándolo con cara de horror. –Se acabo, iré a cambiarme- Camina decidido de regreso a su habitación cuando se topa con AJ.

-Te vez bien…-

-Ah…- Levanta la mirada sorprendido al ver de quien venían esas palabras. –AJ… tu… gracias

-¿En serio vas a cambiarte?-

-Sí, bueno creo que ambos tienen razón, quizás no se me vea tan bien como creí- Entra a su habitación seguido de AJ.

-Al contrario, luces diferente pero te vez bien…- Se quedo de pie frente  él, traía un pantalón negro, una playera negra de cuello redondo y un saco de corte casual color azul marino; se metió las manos a los bolsillos aparentemente nervioso o dudando por algo.

-Gracias- Kiseop noto su comportamiento y eso también lo hizo sentir extraño así que se giro a mirarse al espejo como si intentara encontrar algún defecto en el ligero maquillaje que se había aplicado en su rostro o su cabello. -¿Pasa algo?-

-Sí, bueno nada realmente solo me preguntaba si esta noche en la fiesta…- Dudo un momento y termino riendo nervioso. –¿Podríamos pasar la noche juntos?…-

-…- Se quedo quieto, casi en shock sin poder creer lo que había oído, seguro escucho mal. -¿Cómo?, ¿Dónde?- Aparento no haber escuchado bien y en su lugar tomo nerviosamente unos guantes de piel sin las puntas de los dedos y su celular apagado de una pequeña mesa fingiendo ver la hora y guardándoselo en el pantalón.

-Sí, tu sabes, no se quienes serán los demás invitados y sinceramente no tenía muchas ganas de ir, así que preferiría pasar la noche con alguien conocido, agradable y podemos, beber, platicar, incluso bailar-

-¿Seguro?- No quería sonar cortante o pesimista pero nunca se había esperado esa propuesta. –Creí que Soohyun era más divertido-

-Ahh si hyung, lo es y mucho pero, pensaba en una compañía un tanto diferente… aunque si prefieres pasar la noche hablando con tus amigos y conocidos, por mi no hay…-

-Me quedare…- Maldición, eso no sonó muy desesperado, ¿o sí?. –Seguro me encontrare con algunos conocidos, pero solo los saludare, platicar para mí está bien-

-¡Perfecto!, en ese caso ya que seremos algo así como pareja esta noche- Le extiende la mano esperando le diera la suya, pero Kiseop solo lo miro aun mas extrañado dudando en dársela; ¿Qué le pasaba al mundo que de pronto parecía que este quería cumplirle todas sus ilusiones?

-…- Acerco la mano lentamente sin saber si dársela o no; finalmente es AJ quien se la toma primero sonriéndole ampliamente y salen de la habitación donde los demás ya los esperaban para partir.

-Bien niños- Les despedía la madre de Kevin. –Cuídense mucho, no beban demasiado-

-¡Prometido!- Gritaron todos a la vez aunque sabían perfectamente que iban a intentar desobedecer un poco, aunque el manager los vigilaría seguramente, y así partieron jurando contarles todo sobre la fiesta a su regreso.

-Ahora ustedes par de niños enfermos- Mirado a Kevin y a Eli. –Hoy descansaran, verán tele todo lo que queda del día y esperaran sin moverse de esos sillones en lo que yo voy al súper mercado por algo de cenar.- Les decía mientras tomaba su bolsa y las llaves para salir a toda prisa; y pasando apenas unos segundos en silencio.

-Eli…- Se asoma Kevin de debajo de su manta. –Eli…-

-Mmm…- Responde mirando distraídamente la televisión.

-¿Me perdonas? Te enfermaste por mi culpa- Se voltea un poco hasta poder mirarlo.

-En verdad odio enfermarme- Suspiro un poco frustrado.

-Perdona…-

-Oye…- Se acomoda lo mejor que puede y estira un brazo hasta poder rozarle la cabeza con los dedos. –No me gusta enfermarme, pero… lo que pasó anoche y hoy en la mañana no lo cambiaria-

-¿En serio?- Se levanta lo suficiente para apoyarse en el brazo del sillón y mirar a Eli directamente.

-Si…- Eli lo imito y se acerco a él aun a pesar del dolor y malestar general. –Si he de culparte de algo… es de que me encante besarte-

-Uhmm… ¿aunque esté enfermo?- Intentando acercarse un poco más.

-Pues…- Terminando de acortar la distancia. –Yo también lo estoy ¿Qué puede pasar?- Justo estaban por dejar que sus labios se unieran nuevamente cuando un portazo los hace saltar asustados.

-¡Oigan!-

-¡Mamá!- Ahora era Kevin el que casi cae al piso. –Nos asustaste-

-¿Asustarlos?- Se les queda viendo. -¿Pues que estarían haciendo? Yo regrese porque se me olvido mi celular y que tal si necesitan algo mientras no estoy, y recuerdo haberles dicho quédense acostados, miren tele y no se muevan, ¿A dónde iban?-

-Ah…- Kevin voltea a ver a Eli en busca de ayuda para una excusa.

-Íbamos… el control de la tele… si buscamos el control de la tele- Sacándolo de debajo de su manta. –Y ya lo encontré-

-Bueno, ahora si espero me hagan caso y se acuesten a descansar-

-Si mamá…- Dijeron los dos al mismo tiempo, causando que tanto ella como Kevin soltaran una pequeña risilla por el error de Eli.

-Ash… digo, señora Woo-

-Jaja, Eli- Volviendo a cubrir a ambos con sus respectivas mantas. –Si tu quieres, puedes llamarme mamá; es más agradable que oír el “señora” todo el tiempo- Les revuelve el cabello cariñosamente a ambos- Vuelvo en un par de horas.

Y el silencio se volvió a hacer presente entre ambos únicamente roto por las voces de la televisión y de algún drama que estaba en ese momento y al cual no ponían ni la más mínima atención.

-Uhmm, tengo frio- Dijo Eli de pronto buscando el modo de acurrucarse más en búsqueda de calor.

-¿Mucho?- Pregunta Kevin volviendo a mirarlo.

-Sí, creo que necesito ir a buscar otra cosa para taparme…- Pero justo en ese momento, el peso de otra manta cae suavemente sobre él y al darse cuenta es Kevin colocándole la suya encima.

-Dijiste que tenías frio-

-Lo sé pero ¿y tú?-

-Voy por otra a mi cuarto-

-Na… ven aquí- Levanta un lado de las mantas recorriéndose todo lo que puede para hacerle espacio. –Vamos o me dará frio otra vez- lo toma de la muñeca y lo jala un poco para que se acueste de una vez.

-Mamá dijo que no nos moviéramos- Se acurruca contra el pecho de Eli.

-Tu desobedeciste primero…- Lo rodea pasándole un brazo encima. –Pero así, dormiremos mejor un rato hasta que ella regrese-

Sin darse cuenta, ambos necesitaban descansar tanto realmente que no notaron cuando se quedaron profundamente dormidos, abrazados y arrullados por la televisión y sus dramas llenos de diálogos con promesas y frases románticas. Pronto la señora Woo regresaba, y ni con todo el ruido de la puerta y las bolsas de compras logro despertarlos; los miro descansando y finalmente se alegro de que hubieran encontrado el modo de quedarse tranquilos durmiendo juntos como si cuidaran el uno del otro, incluso en sueños.

Y mientras ellos descansaban quienes apenas parecía que iniciaban la noche eran los demás chicos del grupo que apenas a su llegada al hotel donde la fiesta se llevaría a cabo eran conducidos al salón principal que había sido adaptado con una pista de baile, luces, mesas de bocadillos y una barra; el ruido de la música era en ocasiones ensordecedor mientras chicos y chicas bailan.

Soohyun iba de un lado a otro saludando a todos los que encontraba acompañado de Hoon y Dongho, aunque el parecía más distraído mirando a todas partes hasta encontrar algo que le despertara su interés, como por ejemplo Kiseop y AJ que habían pasado todo el rato sentados en la barra platicando animadamente, si ese era un objetivo de mas interés para Dongho.

-Oiiigan ¿Qué toman?- Llega de improviso para sentarse a un lado.

-Jaja solo cerveza, ¿quieres?- Kiseop lo invita.

-Mmm naaa… ¿y tu AJ?-

-Lo mismo… ¿seguro no quieres?-

-Naaa no me gusta mucho… ¿Por qué no toman alguna otra como esas de colores? Se ven más interesantes- Señalando a una chica que lleva unas hacia una mesa.

-Tal vez al rato- le dice Kiseop. -¿Y tú? Creí que estabas con Soohyun-

-Sí pero ya me aburrí; ustedes han estado aquí desde que llegamos ¿no quieren hacer otra cosa?-

-Podríamos… Kiseop ¿bailamos?- Poniéndose de pie para llevarlo.

-Los… ¿los dos?- Siguiéndolo a la pista con una sonrisa nerviosa.

-Bueno… no se jaja…- Quedándose ambos de pie frente a frente sin saber qué hacer. -¿Conoces a alguna chica por aquí?-

-Ahm… no en esta ocasión- Y solo se quedaron ahí entre la multitud de gente sin saber qué hacer. A Kiseop no le molestaba, después de todo había pasado unas horas geniales platicando con AJ; en ese tiempo había descubierto que tenían cosas en común y algunas otras diferencias pero terminaban compartiendo sus puntos de vista, nunca habían hablado tanto, y sobre todo de temas que no tuvieran que ver con el trabajo.

-Bueno… si a la cuenta de tres no encontramos a una chica, bailamos juntos  ¿de acuerdo?, uno…-

-Dos…- Por favor que ninguna chica aparezca.

-¡¡¡Heeey!!!- Toman a Kiseop del brazo girándolo para quedar de frente.

-Tu…- Mirando al chico alto y de enorme sonrisa. –Dong… Dong Woo-

-¡¡¡Finalmente me saludas Kiseop!!!, hola AJ- Saludándolo efusivamente con un abrazo, cosa que a AJ le sorprendió un poco, Kiseop solo le sonrió dándole a entender que lo perdonara, que así era con todos cuando se emocionaba.

-Ah, gusto en verte Dong Woo- AJ le corresponde el abrazo pero separándose casi de inmediato en búsqueda de oxigeno.

-Para mí también es una sorpresa verlos, ah por cierto…- Sujetando a Kiseop de los hombros. -¿Te molesta si te lo robo unos minutos?-

-¡AJ!- Pero ni tiempo dio de que respondiera cuando ya era arrastrado prácticamente por Dong Woo hasta en medio de la pista de baile para tomarlo de la cintura y bailar “Electricity (220v mix) de 2PM”. –Espera ¿Qué haces?, esta canción no es un poco…-

-¿Atrevida?- Sonriéndole maliciosamente. –No… atrevido seria si bajara más la mano de donde la tengo ahora-

-¡No, no, no te atrevas a hacer eso!-

-¡Jaja broma!- Así era Dong Woo siempre que se encontraban; él era el rapero principal del grupo Infinite y se conocieron casualmente en una sesión de modelaje y desde entonces se habían llevado bien y mantenían contacto, en general era un chico amable y divertido pero tenía ese gran “defecto” de emocionarse fácilmente. –Se que vienes de pareja con AJ- Vuelve a sonreír  triunfante como si hubiese descubierto un secreto. –Los vi desde que llegaron y no se habían separado ni un minuto, hasta ahora, parece que le gustas mucho-

-¿Qué?, ah yo no…- Por mas que le gustara la idea, no debía hacerse ilusiones.-No, solo venimos como amigos, el… no podía venir con quien quería realmente-

-No digas tonterías, no es posible que no le gustes ni un poco, te ha mirado y sonreído todo el tiempo-

-Si… bueno tal vez un poco- ¿Acaso seria que AJ estaba tomándolo en cuenta realmente?, ¿no era muy rápido para que sus sentimientos cambiaran?-

-Y si no se da cuenta de lo que se pierde- Acercando sus rostros peligrosamente. –Sabes que yo si-

AJ por su parte prefirió regresar a su sitio en la barra y observar a Kiseop y a Dong Woo sin perderlos de vista.

-Creí que ibas a bailar- Lo mira Dongho con cara de aburrimiento.

-Algo así, pero me dejaron sin pareja- Los señala y Dongho voltea a ver.

-Ahh el… creo que le gusta Kiseop desde hace mucho o algo así- Sin darle mucha importancia. –No creo que sea su tipo, son solo amigos-

-¿Si?, pues por su forma de bailar no parece- Mirando el instante en que Dong Woo acerca su rostro al de Kiseop. Extrañamente los acercamientos de ese chico le incomodaban y aunque Kiseop mantenía cierta distancia había terminado por ceder a bailar con él y de un modo bastante provocativo debía admitir. –No sabía que bailara tan bien-

-Sabe bailar más cosas que solo las coreografías del grupo- Finalmente se asoma a ver más detenidamente. –Uhhh que ninguno de los managers lo vea- Viendo como incluso un par de chicas se acercan a bailar con ellos y aunque les bailan de manera insinuante, más que nada a Kiseop, el parece más concentrado en la música y en seguir el ritmo. –Ahh… esa casi quiere meterle la mano en el pantalón, ¡oye! Ve por el- Le ordena a Aj.

-¿Yo?- No sabía si era buena idea, bueno por un lado si, si quería evitar que alguna de esas dos casi lo violara en plena pista pero por otro, tenía que reconocer que le gustaba verlo bailar; tanto que de solo verlo ya le había dado sed y eso que no había hecho nada, así que sin pensarlo se termino su segunda cerveza de la noche y ahora pediría la tercera.

-AJ te dije que fueras por el…- Dongho mirándolo con cara de “te lo estoy ordenando”; pero justo en ese momento la música termina y Kiseop vuelve a la barra junto con Dong Woo.

-Ajaja AJ debiste acompañarnos- Llega Dong Woo a beber directamente la cerveza que era de Kiseop; parecía que aparte de Dongho el también se tomaba cierta confianza sabiendo que nunca se enojaba con ellos.

-Quizás pero, me divertí viendo también, no habría bailado tan bien como ustedes, en especial tu Kiseop-

-Ah yo…- Se sonrojo irremediablemente. –No fui yo… la música era buena-

-Como sea, los tengo que dejar por ahora, pero espero que la próxima vez no dudes tanto y bailes con el AJ- Lo miro Dong Woo aparentemente serio apuntándole con un dedo.

-Después de verlo, lo prometo- Miro a Kiseop dedicándole una sonrisa.

-¡¡¡Así se habla!!!- Dándoles a ambos unas fuertes palmadas, abraza a AJ para decirle algo al oído. –Más vale que cuides bien de él, o alguien más se lo va a robar, y no te pedirá permiso- Dicho esto último AJ lo miro sin saber que responder pero Dong Woo solo sonrió complacido. –Nos vemos después Dongho- Y se marcho sin más desapareciendo de nuevo entre la gente.

-Adiós…- Respondió bebiendo una limonada con la misma expresión aburrida.

-Disculpen- Llegan de pronto el mismo par de chicas que se acercaron a bailar; ambas de cabello largo ligeramente ondulado, una con un vestido rosa pastel y la otra uno azul, ambos igualmente cortos. –Esperamos no molestarles, pero creo que se te cayó esto- Mostrándole a Kiseop su celular.

-Mi teléfono, ah gracias- lo toma de inmediato, seguía apagado pero de cualquier modo era más seguro que lo tuviera el.

-No es nada- Se acerco con más confianza una de ellas. –No queremos parecer atrevidas…-

“Pero lo son”. No dejaba de pensar Dongho mientras veía sentarse una al lado de AJ y la otra quedarse al lado de Kiseop; seguro todo había sido un truco y cuando alcanzo a ver que metía la mano a su pantalón seguro fue para sacarle el celular y tener una excusa para acercase, a el no lo engañaban fácilmente.

-Pero verán, los reconocimos y no podíamos evitarlo, las dos somos admiradoras de U-kiss; me nombre es Jinli- Saludo coquetamente la chica de vestido azul al lado de Kiseop.

-Y yo soy Ji Eun- Se presento la otra.

-Verán, somos modelos y fuimos invitadas a participar, y si no les molesta ¿podemos quedarnos un rato con ustedes? como venimos de fuera no conocemos aun a muchas personas-

“A mi si me molestan” Pensaba Dongho. –Como quieran- Continuo en lo suyo con su limonada-

-Claro, adelante- AJ y Kiseop se miraron y aceptaron; ambas chicas evidentemente coqueteaban con ellos, en algún punto de la plática les dijeron que venían de otra ciudad y que la agencia les había reservado una habitación en ese mismo hotel,  pero aunque eran amables ninguno de los dos mostraba mucho interés en sus palabras, por su parte Dongho prefirió no hacerles caso y se puso a jugar con su vaso hasta que vio pasar a Soohyun y decidió ir tras él.

-Oigan, ¿qué les parecería beber algo?- Sugirio Jinli.

-No sé, creo que ya bebí demasiado- Dijo AJ recordando que esa era su tercera cerveza.

-Yo, estoy bien así gracias- Agrego Kiseop.

-Vamos anímense, después de todo las bebidas son gratis esta noche, les traeremos algo muy ligero y dulce- Dijo Ji Eun ya levantándose para ir a ordenarlas.

-A mi no me gusta mucho lo dulce- Intento decir AJ pero la chica ya se había alejado alegando que no había ningún problema.

-Se cuidan de beber demasiado- Comento Jinli sonriente.

-Bueno, no me gustaría causarle problemas a alguien si termino ebrio- Dijo AJ mirando a Kiseop.

-Si eso pasa, me quedare cerca- Sonrió  Kiseop y AJ le correspondió; ni siquiera notaron que la otra chica se había levantado de la barra, pero pronto regresaba con su amiga y cuatro bebidas en las manos.

-Aquí están chicos, vamos tomen la que quieran- Pidió Jinli tomando ella primero una copa pequeña con un liquido de color amarillo casi fosforescente. Ambos chicos se miraron dudosos pero finalmente se decidieron; AJ tomo un vaso con una cuba, y Kiseop que después de estarlo pensando mucho eligió un coctel de cereza y fresa que en apariencia parecía más una malteada espumosa, por último la otra chica tomo un coctel parecido a su amiga pero de color naranja.

La plática continua, ambos chicos bebían poco intentando mantener la conversación con las chicas pero no tenían ningún tema en común hasta que aparentemente dándose por vencidas se despiden y deciden irse.

-Ahhh finalmente se fueron- Suspira Kiseop. –No quería ser grosero pero no sabía que decirles- Tomando ya más tranquilamente de su bebida rosa.

-Jaja no te preocupes, yo pensaba lo mismo- Ya mas animadamente AJ se bebe casi la mitad del contenido de su vaso, se sintió tan refrescante que pensó que realmente no había bebido tanto como había creído en un principio y siguió tomando.

-¿Siguen aquí?- Vuelve a aparecerse Dongho. –Bueno de menos esas chicas molestas ya no están- Volviendo a sentarse a un lado de Kiseop y viendo curiosamente su vaso. –Dame…- Kiseop acepta y aunque Dongho lo prueba al no estar muy acostumbrado al sabor del alcohol mejor la deja y mira a AJ que se ha quedado con los ojos cerrados frotándose las sienes. -¿Te sientes mal?-

-AJ…- Voltea Kiseop preocupado a verlo pero inesperadamente no logra enfocarlo bien. –Estoy… mareado…-

-Mi cabeza… hay mucho ruido aquí… debo ir al baño- AJ intenta levantarse pero casi se resbala de su banco, Kiseop alcanza a detenerlo.

-Dongho saldré con AJ a tomar aire-

-Como quieran, ninguno se ve nada bien- Kiseop se acomoda el brazo de AJ sobre el hombro y al levantarse se le vuelve a caer el celular del pantalón; Dongho se agacha a recogerlo y se da cuenta que del golpe este volvió a encender la pantalla. –Oye Kiseop, tu celular si funciona…- Pero al mirar a su alrededor ya no los ve por ninguna parte. Se quedo mirando la pequeña pantalla en su mano recordando su curiosidad por saber lo que había en esa pequeña memoria, y si Kiseop no se daba cuenta, no habría problema y tendría en algo en que entretenerse las próximas horas.

Kiseop llevaba a AJ intentando enfocar a su alrededor, apenas lograron salir del salón sin tropezar cuando se toparon con las mismas chicas.

-Oh pero que les ha pasado, no lucen muy bien, en especial el- Señalando a AJ.

-Si necesitamos ir al baño…- Kiseop comienza a perder el equilibrio.

-Oh no yo más bien creo que necesitan descansar en alguna parte-

-Si… tal vez…- A pesar del mareo Kiseop no dejaba de preocuparse por AJ que apenas podía mantenerse en pie.

-¡Ya se!- Dijo Jinli sacando una tarjeta de su bolsa. -¿Por qué no van a nuestra habitación?-

-No, no gracias, debo avisarle a alguien- Pensando en regresar a buscar al manager.

-¿Vas a regresar a buscarlo cargándolo?, ¿Por qué no lo dejas conmigo?- le sugiere Ji Eun tratando de quitárselo pero Kiseop no la deja.

-Sí, si es necesario lo hare…-

Las chicas se miran entre si y antes de que Kiseop vuelva a entrar al salón lo alcanzan.

-Espera, espera- Lo detienen y le ofrecen de nuevo la tarjeta. –Toma, tómala y vayan a nuestra habitación y nosotras le avisaremos a sus amigos- De haber estado completamente consiente Kiseop sabría que ir a una habitación de hotel en esas condiciones no era una idea muy coherente, sin embargo quería atender a AJ y la acepto.

-Iré…-

-¡Perfecto!- Ji Eun los guía hasta la recepción para que tomen el elevador. –Suban vamos- Presiona el botón para esperar a que bajara. –Tercer piso, primera puerta a la derecha- Espera a que la puerta se abre y corre de regreso con su amiga que la espera cerca de la entrada al salón.

La puerta se abre pero Kiseop luce hasta inseguro de caminar que se queda ahí de pie hasta que la recepcionista se acerca.

-Disculpe ¿puedo ayudarle?-

-Sí, vamos al tercer piso…-

La mujer amablemente los ayuda a entrar.

-¿Necesitan algo más antes de que me retire?-

-No… ah espere si…- La detuvo recordando que estaban en un lugar público.

-Dígame…-

-No deje pasar a nadie, a menos que sean del grupo o del staff de U-kiss por favor-

-Entendido, nadie más pasara…-

Y mientras ellos subían un par de chicas se reunían para discutir sus planes.

-¡Ay pero que chicos tan difíciles!- Se quejaba Jinli.

-Pero valdrá la pena, ellos son muy famosos, solo habrá que tomarnos unas fotos con ellos y filtramos las fotos por algún foro en internet y en poco tiempo la atención del país entero estará en nosotras-

-Está bien, pero ese chico AJ ¿no crees que se veía muy mal?, creo que se te paso un poco la “medicina”-

-Ay bueno si, un poquito, pero mientras el efecto dure, él y nosotras lo disfrutaremos bastante jajaja-

Lo único que no imaginaban era que cuando intentaran subir, la entrada les estaría prohibida.

Al salir del elevador, Kiseop no dejaba de sudar y solo pensaba en sacarse esa chamarra que se le hacía tan pesada.

-AJ, ¿estás despierto?, espera, espera un poco- Abrazo a AJ para poder usar la tarjeta.

-Uhmmm…  Ki…eop…- Estaba volviendo a reaccionar, respiro profundamente y se abrazo a su cintura enterrando el rostro entre la curva de su cuello.

-Ah… AJ… espera no hagas eso- Sintió escalofrió y se aferro a su espalda en un intento por no soltarlo, deslizo la tarjeta en la cerradura electrónica de la puerta y esta abrió de inmediato; ambos entraron casi tropezándose, pero su peso cerro de golpe la puerta haciendo que la luz de la entrada se encendiera automáticamente. –A… AJ- Intento llamar su atención agitándolo un poco pero en cuanto levanto el rostro y este quedo casi pegado al suyo deseo no haberlo hecho.

-Je… Kiseop… eres tu…- Sonrió extrañamente y se acerco mas a él. -¿Cómo eres capaz de moverte de esa forma frente a los demás?-

-¿Cómo?- Abrió los ojos enormemente sorprendido, no entendía a que se refería.

-Sabes de lo que hablo…- Lo miro fijamente a los ojos, casi como si viera todo de él en un instante. –¿Bailas así con todos?-

-Ah… no, no, Dong Woo es mi amigo, el solo quería bailar, era un juego, el siempre es así- ¿Qué eran esas preguntas? Tenía que alejarlo y alejarse de AJ, jamás creyó pensar eso pero sabía que había bebido y esas preguntas eran extrañas. –Vamos, descansa un rato te traeré agua…- Lo separo de el de un leve empujón para respirar, el tampoco estaba muy bien todavía, pero de un empujón mucho mas fuerte AJ termino casi estrellando a Kiseop de frente contra la pared en medio de la oscuridad de la habitación, y estaba por reclamar cuando sintió que su compañero tomaba sus caderas con fuerza pegándolas contra las suyas. -¡Ah!, espe… espera-

-¿Esperar que?- De un movimiento rápido le dio la vuelta aun teniéndolo acorralado entre su cuerpo y la pared. –No he dejado de mirarte toda la noche, ¿así juegas con tus amigos?, ¿los provocas?- Estaba mal, estaba más que seguro que esas bebidas tenían algo extraño y jamás debieron tomarlas pero ¿Por qué AJ le decía esas cosas?.

-No, no hago eso AJ de verdad déjame… ¡Ah!-

-Entonces solo buscabas provocarme a mi- Lo tomo con fuerza de las muñecas, restregó su entrepierna con la de Kiseop y sonrió casi descaradamente.

-Aaah… no AJ de verdad yo no uhmm- Por Dios que sentía una enorme vergüenza dejar que de sus labios salieran esas respuestas acompañadas de gemidos, su cuerpo respondía tan fácilmente, era a causa de esa bebida pero… -No sigas yo ah, ah…-

-Realmente es una lástima porque yo si quiero…- Continúo moviéndose contra sus caderas sin soltarlo. Kiseop cerró los ojos con fuerza al sentir la entrepierna de AJ excitarse en cada roce, no debían ser así las cosas pero, ¿Por qué se sentía tan terriblemente bien?.

AJ lo presiono mas contra la pared hasta que un nuevo gemido salió de sus labios, le soltó las muñecas para tomarlo de la cintura; Kiseop no podía hacer más que soltar suspiros y gemidos entrecortados de sus labios; AJ respiro contra ellos, su propio cuerpo ardía, casi podía oír los latidos de su corazón en su cabeza, no podía sacarse de la mente la imagen de Kiseop moviéndose con la música y ahora podía sentirlo también en sus manos y su cuerpo, pero no era suficiente, quería ese cuerpo moverse, con él, al ritmo que le impusiera.

Bajo las manos por sus piernas pasándolas por atrás de sus muslos y lo levanto, por instinto Kiseop lo rodeo con las piernas y se tomo de sus hombros para evitar caer; no se miraron a los ojos más que segundos, Kiseop no sabía qué hacer, todo iba demasiado rápido, pero AJ sabía lo que quería; lo tomo de la nuca y lo beso… pasión, lujuria, desesperación, toda clase de sensaciones estaban en ese contacto; Kiseop no podía creer esto, su cabeza aun daba vueltas, no quería recordar que todo era por esas bebidas, no quería pensar en lo mal que sería cuando todo eso terminara, solo estaba en la cabeza a la persona que lo tenía en sus brazos y lo hacía suspirar.

AJ camino sin dirección alguna, sus piernas chocaron con la cama dejándose caer sobre ella sin soltarse; AJ lo tomo de los hombros, agarro fuertemente entre sus manos la chamarra y la quito de los hombros de Kiseop con brusquedad, sus bocas aun peleaban en un beso apasionado pero lento y profundo, mientras sus cuerpos buscaban contacto el uno con el otro de manera desesperada.

-AJ…- Kiseop ahora era quien obtenía algo de control y lo tomaba del cuello para besarlo como siempre había deseado, a pesar de todo quería transmitirle lo que sentía; lentamente se deshizo de su saco dejándolo caer, puso las manos en su espalda y levanto su playera hasta quitársela, le recorrió el pecho con las manos, lo escucho respirar agitadamente cuando sus dedos  rozaron sus pezones oportunidad que tomo para empujarlo y dejarlo de espaldas a la cama; AJ no opuso resistencia, era evidente que disfrutaba las caricias de las manos de Kiseop en su pecho y cuando este se sentó sobre él, termino por dejar caer de la cama la chamarra que ya le colgaba de los brazos, se inclino para besarlo solo un poco y de inmediato bajo por su cuello, lo escucho reprimir un gemido y el mismo se reprimió el deseo de morderle el cuello, AJ le encantaba y aunque en ese momento ambos desearan eso, el cuerpo el uno del otro… era eso… solo eso…

Sexo….

Si… eso era… Kiseop quería dejarle marcas de ese momento pero no con marcas sobre su cuerpo sino algo que permaneciera por más tiempo… algo que no se pudiera ver y tocar… sino sentir en lo más profundo de su corazón, aunque fuese solo como un recuerdo.

Sus labios bajaron de su cuello a su pecho lamiendo muy despacio el pezón izquierdo, lo mordió un poco tirando de esa piel suave y sensible hasta escuchar un gemido de dolor de parte de AJ para “curarlo” de inmediato con pequeños besos y lamidas como si se tratara realmente de un gatito cariñoso y complaciente.  AJ sentía perderse por completo, casi podría decir que no sentía el resto de su cuerpo hasta que rozo su miembro con su trasero, empujo las caderas hacia él y Kiseop gimió ante el contacto.

-Uhmmm… AJ… espera ¡ah!- Pero por el contrario sus movimientos se hacían más insistentes.

-No… no voy a esperar- Se sentó sujetándolo de las piernas, busco sus labios y en un par de jaloneos le arranco la playera dejando expuesta toda esa hermosa piel pálida de su cuello y pecho, no perdió tiempo en atacarla sujetándolo de la nuca con una mano, mordiéndolo como un vampiro hambriento dejando marcas que se enrojecían de inmediato en tanto que la otra mano lo detenía de la cadera y lo presionaba contra su entrepierna en un ritmo constante.

-Ughmmm me duele…  AJ- Intentaba decirle sobre esa primer mordida pero en vez de detenerse eso parecía excitarlo más porque volvió a morderle en el otro lado del cuello y después en los hombros, bajo por su pecho, lo mordió, lo beso y lamio sin detenerse, llevo sus manos hasta su cinturón desabrochándolo de inmediato, paso una mano por encima del pantalón y Kiseop gimió involuntariamente al recibir ese contacto en su miembro.

-También lo deseas, puedo sentirlo…- Deslizo una mano dentro y lo tomo firmemente en ella.

-Si…- Suspiro Kiseop sin poder evitarlo, puso sus manos sobre los hombros de AJ presionándolas pero aun así no se atrevía a dejarle las marcas de sus uñas, a pesar de que el movimiento de la mano de AJ lo hacía moverse de arriba hacia abajo cada vez más rápido; había logrado quitarle nuevamente el control. –Ah, ahhh AJ, si sigues… ¡ahhh!-

-Eso quiero… quiero que termines en mi mano- Volvió a recorrer su pecho con los dientes, su mano y sus caderas no dejaban de marcarle un ritmo insistentemente, Kiseop se aferraba más a su cuello, su respiración se hacía más irregular, no tardaría más tiempo.

-¡Aaaauhmmm ahh!! Ah…- Sintió pena al haber tenido un orgasmo frente a alguien más por primera vez en su vida y se mordió los labios, cerró los ojos con fuerza, quería esconder el rostro en el cuello de AJ pero él se lo impidió, no dejaba de verlo atentamente; saco la mano de su pantalón totalmente impregnada se semen sujetándole la barbilla, manchándole hasta los labios; lo beso y lamio de ellos cada rastro de esa sustancia blanquecina; su reparación comenzaba a normalizarse, pero AJ tenía pensado seguir; le bajo los pantalones junto a la ropa interior, Kiseop sintió un leve escalofrió al saber como el resto de su cuerpo quedaba al descubierto y una mano recorría el interior de sus muslos.

-AJ… no todavía…- Intenta detener su mano, pero AJ no deja de moverla dejando el resto del semen derramado entre ellas. –Ah… es… espera-

-No, no voy a hacerlo ahora, no vas a detenerme- Le aseguro mordiéndole debajo del lóbulo de la oreja.

-No, no pienso… eso… solo- Puso directamente una mano sobre el miembro de AJ, presionando con sus dedos, ya estaba completamente duro. –Por favor…- Rozándole la mejilla con la nariz y luego lamiéndosela dulcemente bajando hacia su pecho y abdomen, realmente parecía un gatito demostrándole todo su cariño a su dueño… “su dueño”, que estremecedora resultaba esa idea para AJ, no era momento para pensar detenidamente en el significado de esas palabras, solo los hechos… seria su dueño.

Suspiro satisfecho al notar como Kiseop lamia por encima de sus pantalones, los desabrochaba y quitaba dejándolos caer al piso, su erección agradecía infinitamente el ser liberada de esa prisión de tela irguiéndose por completo para recibir la atención de la boca de Kiseop que tímidamente se acercaba para cubrirlo de saliva. El momento se acercaba cada vez más, le temía al dolor de ese momento, pero al mismo tiempo deseaba que AJ lo disfrutara tanto como fuera posible, y por su respiración agitada y los movimientos inquietos de su cadera sin duda así era.

-Kiseop es mejor… uhmm… es mejor que te detengas ahora-

-Solo… un poco mas-

-No… basta…- Lo toma del brazo para empujarlo de espaldas a la cama y sujetarle las muñecas. -¿Quieres desesperarme aun más?-

-Mmm no… yo solo…- Alejo la mirada y se mordió los labios nervioso; AJ noto esto y le sujeto el mentón para hacer que lo mirara a los ojos.

-¿Crees que dolerá mucho verdad?- Hizo que le sostuviera la mirada y aun cuando Kiseop no dijo nada el leve temblor de sus labios le indico que tenía razón. –Es eso…- Miro a su alrededor, aun entre la semi oscuridad del cuarto solo iluminado apenas por la luz de la entrada hasta que encontró lo que buscaba, justo en la cómoda al lado de la cama.

Kiseop lo miro alcanzar una botella blanca y volver a dejarlo inmóvil nuevamente poniéndole una mano en el pecho, abrió la botella con la otra y ni tiempo le dio de preguntar cuando AJ ya derramaba sobre su cuerpo todo el contenido de crema liquida de la botella.

-Ahhhh, esta… esta fría…- Trato de mover las piernas al sentir como ese liquido blanco, frio y de aroma dulce resbalaba por sus muslos.

-Quizás… pero volverás a sentir calor en un momento- Y sin previo aviso deslizo su mano entre sus piernas, buscando su entrada y metiendo un par de dedos.

-¡AJ!- Apretó la cubierta de la cama fuertemente entre sus manos. -¡Aahh!- Sus dedos no dolían tanto, pensó Kiseop, y quizás se debía a la enorme cantidad de crema era que sus dedos entraban y salían con gran facilidad de su interior, pronto AJ agrego uno más y los movió aun mas rápido, miro a Kiseop de arriba abajo; como se agitaba su respiración, como arqueaba la espalda de placer, se mordía los labios reprimiendo las ganas de gemir y de gritar cuando finalmente encontró ese punto en su interior; no tenia palabras exactas para describir ese cuerpo que lucía tan perfecto perlado por el sudor, ese pecho subiendo y bajando buscando respirar, ese liquido blanco derramado desde su abdomen, entre sus piernas y manchando la superficie de la cama regalándole una imagen completamente erótica… podría venirse ahí mismo tan solo con seguirlo observando.

-A… AJ…- Lo miro con la respiración entre cortada. –Esta… está bien…- Tenía los ojos entrecerrados en una mezcla de deseo y temor. –Si lo haces ahora…- Estiro y separo un poco las piernas. –Si lo haces ahora, está bien…-

Volvió a mirarlo directo a los ojos y le pareció aun mas indescifrable, como ese rostro que lucía temeroso contrastaba con la dulce petición de su voz y el evidente deseo de su cuerpo invitándolo a perder el control dentro de el…

Saco los dedos de inmediato y se coloco entre sus piernas separándolas aun mas, sosteniendo su cadera con una mano, sin apartar la mirada; no iba a preguntarle si estaba seguro cuando el mismo ya no podía soportar más espera… Lo beso desesperadamente, en los labios, en el cuello, en el hombro y lo penetro de un solo movimiento.

-¡Ughmm!- El dolor se hizo presente pero desaprecio casi en un instante, AJ respiraba profundamente una y otra vez, una parte de su mente no creía lo que estaba haciendo, pero la otra solo le repetía la deliciosa sensación del cuerpo de Kiseop rodeando su miembro y sus brazos rodeando su cuello en un abrazo cálido, salió lentamente un poco y dio el primer empujón. -¡Aaahh!- Y solo eso basto para dar el siguiente, y el siguiente.

-Aaah, ahhh  AJ, sigue… aaahhhh- Y como si de una orden se tratara las penetraciones aumentaron de ritmo; lo tomo de la cadera con ambas manos y siguió embistiéndolo sin piedad alguna.

-Agh… Kise… Kiseop- A cada movimiento sus caderas chocaban, ese simple roce de pieles era insoportable y sus cuerpos se buscaban el uno al otro como si fuera cosa de vida o muerte; el miembro de Kiseop era presionado por el cuerpo de AJ que prácticamente había dejado caer todo su peso sobre él, ese roce fue suficiente para hacerlo terminar nuevamente esta vez salpicando el pecho de ambos; Kiseop contuvo la respiración y cuando el aire dejo sus pulmones en un suspiro de satisfacción un punzante dolor se hacía presente en la parte baja de su espalda que se sintió aliviada segundos después al sentir por primera vez el semen caliente de AJ derramado en su interior, el cuerpo comenzaba a pesarle pero lejos de obtener un respiro cuando AJ salió de el, se dio cuenta que en sus ojos aun había un deseo incontrolable de seguir.

-Aun te necesito…- Le dijo sobre sus labios, AJ lo tomo de la cintura y lo levanto, haciéndolo volver a separar las piernas, una de cada lado de su cadera y sentarlo sobre su miembro que lucía tan firme como antes.

-¡¡¡AAAH!!!- Grito Kiseop al sentir a AJ de nuevo dentro de el, ya había tenido dos orgasmos y su cuerpo le pedía un respiro, pero las embestidas comenzaron nuevamente que gracias a la posición en la que se encontraban eran mucho más profundas y certeras haciendo gritar a ambos descontroladamente. Kiseop apenas si podía seguirle el ritmo, no podía más, si buscar apoyo en la cama o en sus propias piernas, fue entonces que AJ lo abrazo por la espalda, atrayéndolo hacia el haciendo que sus rostro se encontraran.

-Abrázame…- AJ lo miro a los ojos y casi vio dolor en el hermoso rostro frente a el que hacia un esfuerzo por mantenerse consiente. –Abrázame también…- Le dijo suavizando el tono de su voz, ya no como una orden desesperada, sino como una petición, a lo que Kiseop asintió con la respiración entrecortada, subió pesadamente sus brazos hasta sus hombros y lo abrazo débilmente; se dio cuenta por primera vez que no estaba siendo nada amable con Kiseop, porque mientras AJ únicamente quería satisfacer su propio placer, Kiseop se estaba esforzando por continuar aun cuando físicamente ya no podía más.

-Déjame seguir…- Le dijo AJ besándolo lenta y profundamente sin esperar respuesta, lo abrazo firmemente de la cintura e hizo el esfuerzo de apoyar las rodillas en la cama sin soltar a Kiseop y cuando finalmente lo hizo volvió a embestirlo con desesperación, sus labios se separaron en busca de aire.

-¡¡AARGHH!!- Grito AJ una última vez antes de que una corriente eléctrica recorriera su espalda de arriba hacia abajo culminando en un intenso orgasmo totalmente placentero dejándose caer a la cama sobre el agotado cuerpo de Kiseop que ya no había sido capaz de gritar y solo salió de sus labios un pequeño grito ahogado, sus cuerpos aun no se recuperaban de los espasmos y no dejaban de abrazarse aunque a ninguno de los dos les quedaran fuerzas.

-Ja.. Jae…- Salio de los labios de Kiseop con esfuerzo. – Jaeseop… yo… te…- Pero la frase se perdió en un suave suspiro dejándolo caer en un profundo sueño.

¿Cuánto tiempo paso?… no podía estar seguro, pero cuando despertó se sintió incapaz de moverse, su cuerpo dolía, pero tenía tanto frio en medio de ese abrumador silencio que hizo un esfuerzo por sentarse sintiendo una textura pegajosa sobre la cama al apoyar las manos en ellas, igual que en su piel… el calor de su cuerpo había desaparecido… igual que AJ… se había ido.

Continuara…

Image

Licencia de Creative Commons
¿Te cuento un secreto? by Niikiss (Eurídice M. Lozano A.) is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://utopiakfiction.wordpress.com/2012/05/09/te-cuento-un-secreto/.

Anuncios

3 comentarios en “¿Te cuento un secreto? – Cap3

  1. Dos palabras, Impre-sionante… omg, casi no puedo creer q no haya ningún comentario en este capitulo, una vergüenza porq el capitulo no tiene desperdicio, q imaginación chica… ufff
    Mira q no soy fan de U-kiss, pero la historia me atrapó… voy a seguir leyendo xD

    Me gusta

  2. Ha sido el mejor lemon yaoi que he leído en mi vida, en serio.
    ¡Dios mío! ¿por dónde empiezo? Bueno, de primera la escena de Eli y Kevin fue romántica, me gustó como los dos la pasan juntos. Y el proble de Eli se enfermó por pasar la noche a lado de Kevin, pero es que era obvio que si pasaba tiempo con él se iba a enfermar y luego su mamá ¡Dios! fue tan graciosos y luego como Eli le dice mamá.

    Se perdieron la fiesta, y luego como AJ habla con Kiseop ¿qué le pasa? primero Kevin era todo y ahora hablaba bien con Kiseop como si nada. Raro, AJ es raro.

    Y luego en la fiesta, Dongho metiche y bueno, es Dongho… y luego estando ahí cuando Kiseop baila ya me imaginaba a AJ y me daba risa, bien de película.

    Odio a las tipejas esas, queriendo lastimarlos, buscando sólo su fama. Desgraciadas, por perras no tuvieron nada ¿o sí? Dios mío, no aguanto en cuanto acabe de comentarte voy a leer el siguiente capítulo, quiero saber qué más sigue con ellas o si fue debút y despedida.

    Luego esa escena con AJ y Kiseop, de verdad que no entiendo a AJ, pero sí, yo también creo que sólo fue sexo y aparte estaban drogados -desgraciadas tipas-, pero de verdad que ha sido de lo mejor, me imaginé todo tan perfectamente y bueno, realmente está muy genial, demasiado genial ha sido perfecto y de verdad me encanta la historia como va y todo.

    Sólo espero que lo que les hayan dado a tomar no tenga como efectos secundarios o algo así porque si los tienen seguro iré con pala en mano a buscar a las tipas esas. Corajes.

    Me encantó, y voy a seguir leyendo rogando porque mi madre no empiece a leerme sus cosas o que mi padre quiera quitarme.

    Me gusta

¡Gracias por comentar! ♥

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s